Sin Asignar

AGRAMONT, Señores de

Casa noble de la merindad de Ultrapuertos (Navarra). La casa de Agramont y la de Luxe fueron cabezas de bando durante las guerras civiles que comenzaron en el siglo XIV en la merindad de Ultrapuertos para extenderse más tarde a Zuberoa y transpasar los Pirineos. La familia de los Agramont dio su nombre al bando de los agramonteses que encabezaban en la Navarra transpirenaica los señores de la casa de Navarra y Peralta, en lucha abierta contra la de Beaumont, cuya correspondiente en Ultrapuertos era la casa de Luxe. En 1203, Vibiano, señor de Agramont, se hizo vasallo del rey D. Sancho el Fuerte de Navarra, jurando hacer guerra y paz, Vibiano y todo su linaje, contra todos los hombres del mundo que el rey les mandare, bajo pena de quedar por traidores y que no pudieran salvarse en parte alguna del mundo, ni por sus manos ni por ajenas. Que si Vibiano hiciere daño a alguno de los vasallos del rey de Navarra, debería someterse a lo que fuere de derecho y se declarase en la curia o corte del mismo rey, quien por su parte se obligó a defender a Vibiano contra todo hombre del mundo, y éste, en señal de vasallaje, puso la bandera del rey de Navarra en el castillo de Agramont. Veintisiete caballeros más juraron con Vibiano, sobre el libro y la cruz, que obligarían a éste al cumplimiento del pacto. En 1237, Arnal Guillén de Agramont, señor del castillo de Agramont, reconoció que era hombre lige del rey de Navarra en la forma que sigue. In Dei nomine. Sepan todos aqueillos qui son é qui son por venir que yo D. Arnalt Guillem d'Agramont só hombre lige, ante todos ommes, de meo seynnor D. Thibalt, por la gracia de Dios rey de Navarra comde palazino é de Champaña, é de Bria, é tiengo d'eil ligement et castieillo d'Agramont, con todas sus pertinencias, é viengo de conoscido é de manifest, qui io, é todos aqueillos qui sierán sennores del castiello d'Agramont, por vos nuestro sennor D. Thibalt, por la gracia de Dios rey de Navarra, é por todos aqueillios qui regnarán enpues vos en el regno de Navarra é por todo vuestro mandamiento; et es á saber, que si, por aventura vos el devant dito D. Thibalt, o aqueillos qui regnarán enpues vos, oviertes guerra con vuestra vezindat, io el devant dito D. Arnalt Guillem d'Agramont, ho qui sea sennor del castiello d'Agramont, debemos a vos D. Thibalt, é á todos aqueillos que empues vos regnaran, ó á todo vuestro mandamiento, render el castiello d'Agramont por facer del castiello guerra é paz á vuestra voluntad, en esta convenencia, que dentro quaranta días finida la guerra, el castiello d'Agramont, deve ser rendido á qui que sea sennor d'Agramont, con cuanto de conduito de garnimiento é bastido de todas cosas, como será recibido, por facer dent guerra é paz. Et si io el devan dito D. Arnalt Guillem d'Agramont hé feito homenage de manos é de boca a bona fé senes engaynno, á vos nuestro sennor D. Thibalt, rei de Navarra, que tienga todas las convenienzas, como escriptas son en esta carta, é si non las tenia que sea tal traidor que no me pueda salvar por mis armas, ni por allenas: et todo sennor d'Agramont debe tener, é catar estas convenienzas, á todo rei qui regnará en Navarra á bona fé senes engaynno es á saber que qualque hora el rey de Navarra oviese mester el castiello d'Agramont, por fer guerra, io, ó qui sea sennor d'Agramont, devemos render al rei de Navarra, ó á su mandamiento, el castiello d'Agramont, él dando un caballero iurado sobre su ánima, á qui que sea sennor d'Agramont, quel rienda el castiello d'Agramont, como escripto es en esta carta. Et yo, D. Arnalt Guillem d'Agramont, conviengo á bona fé, senes engaynno, á vos nuestro sennor D. Thibalt, rei de Navarra, que io, ni otro por mi, ni qui sea sennor d'Agramont, non devemos fer nin consentir mal, furto ni roberia nenguna en camino nenguno, ni en logar nenguno, que sea de la sennoria del rei de Navarra, si non fufsse á nuestro enemigo sabido, é si lo ficiessemos debemos ser en la merce de vos, é dagueill qui regnare en Navarra, del castiello d'Agramont et de todas las nuestras otras cosas; pero si la roberia, ho el mal feito, non fuesse manifesto, debemos fer é complir dreito como mandare la Cort del rei de Navarra. Testimonias son, qui esto vidieron é odieron, D. García Semenez Doarriz, Aznar Lopeiz de Caparroso, Guidon de Sotos, Lambert de Castellon, Johan de Molins, caberos, Helias David, Girart de Melarons, Leoynes, francos, Maestre Robert Delfin, abbat d'Aybar, Herbert prior de Caparoso clerigos. A mayor firmeza, de todas estas cosas, el rei de Navarra devandito, é io el devandito D. Arnalt Guillen d'Agra mont, pusimos nuestros saiellos en esta present carta. Esta carta fue feita en anno de la incarrration de nuestro Sennor mil é doscientos é treinta é siet, en el mes de Setembre en la era mil CC.LXX.V. En 1266, Arnalt, señor de Agramont, hizo homenaje al rey D. Teobaldo II, por el castillo de Agramont, reconociendo que lo tenía por el rey y que haría a su nombre guerra contra todos los hombres del mundo. Confesaba también que muriendo el rey de Navarra, o el señor de Agramont, debía éste o su sucesor repetir el homenaje dentro de treinta días: que todo señor de Agramont debía entregar el castillo al rey, siempre que se lo mandare, para hacer guerra o paz, devolviéndoselo dentro de cuarenta días, después de fenecida la guerra, con los aprestos que tenía cuando lo entregó: que ningún señor de Agramont pudiera hacer, ni aconsejar, se hiciese hurto o robo, desde dicho castillo, a ningún lugar del señorío de Navarra, sino de Navarra, sino fuese a su enemigo sabido: que si el mal hecho fuere manifiesto, el señor de Agramont quedase, así como su castillo, a merced del rey de Navarra, y no siéndolo, debería estar al juicio y derecho de su corte. Seguidamente a este homenaje asignó el rey a D. Arnalt diez caberías, guardando lo pactado en el homenaje, y haciéndole servicio como los otros ricoshombres de Navarra: que muerto D. Arnalt disfrutase su hijo don Arnalt Guillén de las mismas caberías, observando lo pactado con su padre; y que después todo señor de Agramont tuviese seis caberías. Arnalt Guillén señor de Agramont, y de Vidayson (Bidache), nieto del precedente, repitió el homenaje de su abuelo al rey D. Felipe III en 1329, incluyendo también el castillo de Vidayxon y dándole el rey 220 libras de sanchetes, sobre el peaje de Roncesvalles, durante la vida de Arnalt y la de su hijo primogénito; pero añadía, que si el castillo de Vidayxon no estuviese en el reino de Navarra y alguno pusiese mala voz cesase lo pactado en razón a él (José Yanguas y Miranda). El año 1334 se avisó a las villas y lugares de la frontera que estuviesen preparados con armas para la defensa del Reino porque el rey de Castilla pasaba cerca de ellas. Los bandos se hallaban en una tregua que debía de finalizar por Pascua de Resurrección de aquel año. El lugarteniente del castellano de San Juan de Pie de Puerto fue con cartas del gobernador para que se prorrogasen las treguas entre el señor de Agramont y los señores de Belzunce; el Rey les compelía con amenazas de penas corporales y pérdida de bienes para que se unieran ante el enemigo común. En 1342 Arnalt Guillén, señor de Agramont y de Vidayxon, hizo nuevamente homenaje a dicho rey por el castillo de Vidayxon (Bidache), obligándose a entregarlo cuando se le pidiere con todas sus guarniciones y armaduras, y a que no haría mudar los pendonciellos de las armas del rey puestos sobre el dicho castillo; el cual, como también el de Agramont y ciertos emolumentos, se los había quitado el rey por excesos que Arnalt, y sus compañeros, habían cometido en la tierra de Ultrapuertos, así contra el mismo rey como contra su jurisdicción y labradores, y se los había vuelto a súplica del conde de Fox. El año 1384 tuvo lugar por parte del rey D. Carlos un intento de reconciliación entre la familia de Agramont y la de Luxe, El rey les hizo jurar en la iglesia de Notre-Dame-du- Bout-Pont, una paz eterna... En 1385 D. Arnalt Arremont señor de Agramont, hijo del noble Mosen Arnalt Arremont señor que fue del castillo de Agra mont, hizo homenaje al rey D. Carlos II por dicho castillo, y por el de Vidaxen o Vidayxon, de servirle contra todos los hombres del mundo; y prestó juramento, para lo cual se espuilló (despojó) de su capirot que tenia vestido de la doylla, et echó aparte el dicho capirot, et se puso de rodieillas, fincadas en tierra ante el dicho señor rey, et puestas sus dos manos sobre la cruz, et los santos evangelios de nuestro Señor Jesucristo, el aqueillos corporalment et manualment tañendo, juró et fizo jura de tener, facer guardar et conservar, todas et cada una cosas en esta carta de homenage et artículos sobre dichos escritas... Luego en seguient, el dicho seinor rey de Navarra, en seinal de seinorio lo tomó al dicho D. Arnalt, por las dos manos, et aqueillas puso entre sus dos manos juntadas; et asi puestas recibió al dicho D. Arnalt por su nombre lige, diciendo: et Nos rey de Navarra sobrenombrado, ansi rescebimos de vos el dicho Mosen Arnalt el sobredicho homenage lige, et á vos por nuestro home Idge, segunt que dicho, et escripto es en esta present carta, salvo derecho ageno, si alguno lo ha en los dichos castiellos, et el nuestro en todo et por todo: et sobresto el dicho seinor d'Agramont, en seiñal del dicho homenage lige, al dicho señor rey le besó la mano, et de si, por mandamiento del dicho seinor rey, se levantó en pie. En 9 de junio de 1398, estando el rey D. Carlos III en París, le prestó homenaje Juan, señor de Agramont, por las tierras que heredaba, y le pertenecían en sucesión, de su padre Arnault Arremont difunto, obligándose a servirle con todo su poder, como buen vasallo y hombre lige. En 1429 Mosen ,Juan, señor de Agramont y de Vidaxen, prestó homenaje a los reyes D. Juan de Aragón y D.ª Blanca, por los castillos de Agramont y Vidaxen; y los reyes le confirmaron la signación que tenía de 220 libras de sanchetes. En 1434 Francés, señor de Agramont, hijo de Juan, hizo homenaje a la reina D.ª Blanca, como sigue: Yo Frances señor de Agramont, é de Vidaxen, fago omenage lige, segun soz tenido, de manos et de boca, á vos mi mui reductable seinora reina D.ª Blanca. reina de Navarra, por los castillos de Agramont, et de Vidaxen & Mosen Roger señor de Agramont, casado con Leonor de Bearn, y heredero de Agramont, era acreedor en el erario de Navarra. de 12.000 francos burdaleses, que el príncipe de Viana le mandó por sus agradables servicios para dicho matrimonio; y los reyes D. Juan de Labrit y D.ª Catalina le consignaron en 1486, para la satisfacción de aquella cantidad, la alcabala o veintena de la villa de Labastida de Clarenza y de la tierra de Osés (Baja Navarra), hasta que fuese pagado. Ver LABASTIDE CLAI RENCE.

Floristan de Agramont, casó con D.ª Leonor Franger, doncella de la cambra de la reina D.ª Blanca primera mujer del rey D. Juan II de Aragón y Navarra La reina la dio, en dote en 1429, toda la tierra blanca de los reyes en Cascante con todos los tributos, censos, cuartos quintos, y demás derechos, para hacer de ello a su libre voluntad. El rey D. Juan dio a Floristán de Agramont y a su hija Violante y de D.ª Leonor, en 1454, el lugar, y' castillo de Monteagudo, con todas las rentas ordinarias de dinero y pan. Violante de Agramont, hija de Floristán y de D.ª Leonor, casó con el bastardo Guillaumes de Beaumont. Parece que esta familia siguió el partido del príncipe de Viana; pues consta fueron comprendidos en la capitulación de paz entre el rey y el príncipe en 1460, y que el rey D. Juan debía consignar, a virtud de ella, 200 florines de oro que el príncipe ofreció de dote a Guillaumes y 100 a D.ª Leonor Franger y a su hija Violante. En 1466 la princesa D.ª Leonor, dio a Guillaumes de Beaumont, y a D.ª Violante de Agramont su mujer, durante sus vidas, toda la pecha ordinaria de la aljama de los judíos de Cascante, en pago de los 200 florines de dote que se les debía. Parece que Floristán de Agramont tuvo un hijo llamado Carlos, señor de Bardós, del cual nació Juana de Agramont, mujer de Sancho de Bergara, a quien el rey D. Juan II y la princesa D.ª Leonor, dieron el señorío de San Adrián.

-, Ogerot de: Señor de Lerga. Ver ARTAJO, ARTIEDA.

Mosén Gracián: Casó con Anglesa, o Anglesona, hija de Leonel hermano bastardo del rey D. Carlos III: Ver ANGLESA. Mosén Gracián de Agramont fue agraciado con el señorío de Beriain. Ver BERIAIN. Ref. José Yanguas y Miranda
  • Ramírez Vaquero, Eloísa: Solidaridades nobiliarias y conflictos políticos en Navarra. 1387-1464, Pamplona, 1990, Gobierno de Navarra.