Municipios

Ziga

Lugar agregado al municipio de Baztan, partido judicial de Pamplona, Navarra.

Situado a la izquierda del río principal del valle, el Bidasoa, a los 43° 07' latitud norte y 2° 06' 50" longitud este. Limita al noreste con Arraioz y al suroeste con Aniz. Altitud 364 m. Dista de Elizondo, capital del municipio, 5,5 km. Está formado por dos barrios, Egozkue y Zurraure.

1800: 355 h.; 1960: 270.
1986: 225; 2002: 211

AAA

1800: 56; 1960: 270.
En 1981: 34 en el núcleo de población y 19 en diseminado. (cifras correspondientes al pueblo de Ziga, no al lugar).

AAA


Población de 2 o más años clasificada según nivel de euskera en 1996 (competencia lingüística)

VarónMujerTotal
Euskaldun
Cuasi euskaldun
Erdaldun (castellano-parlante)
113
1
0
93
1
0
206
2
0

AAA

N-121. Desvío hacia Berroeta. 48 km a Pamplona.

AAA

Lugar del valle de Baztán, merindad de Pamplona, reino de Navarra.

AAA

En 1850 cuenta con una escuela dotada con 790 reales al año. En el curso 2001-2002, un colegio público de educación infantil y primaria con un total de 10 alumnos, tres de Educación Infantil y 7 de primaria.

AAA

Canciones populares: Mutildantza (VI); Leiorik leio; Nere kristautxo maitea.Resurrección María de Azkue, «Cancionero Popular Vasco» (núms. 333, 710, 783).

AAA

Creencias y ritos funerarios «Anuario de la Sociedad de Eusko-Folklore», 1923, p. 129.

AAA

Fiestas patronales en honor de San Lorenzo, que se celebran del 10 al 14 de agosto.

AAA

Consta en el Libro del Rediezmo de 1268 con 18 dineros. En el siglo XIX cuenta con un molino harinero. A comienzos del siglo XXI hay un frontón y 7 casas rurales.

AAA

El caserío de Ciga se extiende en dos núcleos claramente diferenciados. El principal, de mayor envergadura, se sitúa entorno a la parroquia de San Lorenzo. Un segundo núcleo lo compone el barrio de Zuraurre y está situado a dos kilómetros de Ciga, dirección Irurita. Las viviendas de Ciga, al igual que en otros lugares del valle, configuran bloques individuales adaptados a la propia irregularidad del terreno. Cronológicamente predominan las realizadas entre los siglo XVII y XIX. Las de mayor antigüedad corresponden a un tipo de vivienda con una fachada organizada en torno a tres niveles y ático. La cubierta es generalmente a dos aguas sobre sencillo alero de madera. La piedra rojiza del Baztán aparece en el enmarque de vanos y esquinas. El resto de superficie de la fachada aparece enlucido. Tanto la portada de ingreso como las ventanas suelen ser adinteladas. En algunos ejemplos, se localiza un balcón corrido a la altura del nivel noble y un escudo con las armas del Baztán. Correspondientes a la tipología descrita destacan las casas Marinea y Goienechea. Ya en el siglo XIX, emerge un modelo de vivienda que repite el esquema anterior pero con mayor solemnidad y envergadura. Se trata de bloques cúbicos aislados que presentan una fachada dividida en tres niveles y ático. La cubierta suele ser a cuatro aguas sobre robusto alero de madera. La característica piedra del valle aparece en el refuerce de vanos y esquinas y a modo de zócalo en el nivel inferior. La portada suele ser rebajada o recta y sobre la misma suele alzarse un balcón. La mayoría de las viviendas que repiten estas características se sitúan en el amplio espacio urbano que forma la plaza de la localidad. Entre las mismas destacan las casas Berecoechea e Iringoa. La segunda destaca por la mansarda que se abre sobre la cubierta. Aproximadamente a dos kilómetros de Ciga se ubica el barrio de Zuraurre. Está compuesto por una docena de viviendas y por la ermita de San Andrés. El caserío de este núcleo aparece adaptado a la sinuosidad del emplazamiento. Frente a la ermita, en el número 12, se ubica la vivienda Soldaduenea. De gran envergadura y cubierta a dos aguas, data del siglo XVII. Presenta una fachada dividida en tres niveles. En el inferior, aparece descentrada la portada recta. Entre el segundo y el tercer nivel discurre un sencillo balcón de madera. La piedra rojiza aparece en vanos y esquinas. Se ubica un escudo con las armas del valle entre las cuatro ventanas adinteladas del segundo nivel. Del mismo periodo destaca la casa Indartea, mientras que del siglo XIX sobresalen Echaundia y Miguelena. Estas dos últimas presentan cubierta a cuatro aguas.

Palacio de Egozcue. Se trata de un palacio de cabo de armería alejado del núcleo de la población. Su fachada presenta una estructura horizontal organizada en tres niveles. Todos los vanos del edificio son adintelados. La piedra del Baztán aparece reforzando esquinas y en el enmarque de las ventanas. En la parte central de la tercera altura, se abre un sencillo torreón cúbico con cubierta a cuatro vertientes. Aparece flanqueado por sendas balconadas de madera. Todas las ventanas aparecen protegidas por contraventanas de madera. Un sencillo escudo armero barroco situado en la parte central del segundo nivel decora la fachada principal.

FGN

Parroquia de San Lorenzo. Situada en la plaza de la localidad, su monumentalidad sorprende en un entorno rural. Data del siglo XVI, si bien el proceso constructivo se alargó hasta el siglo XIX con la conclusión de la torre. Presenta una tradicional planta de cruz latina, crucero no desarrollado y cabecera recta. Para el sistema de cubiertas se utiliza de medió cañón para la nave, estrellada para el crucero y una gran venera sobre pechinas para la zona del ábside. Dichas cubiertas descansan sobre una cornisa moldurada, de tono rojizo, que recorre todo el perímetro interior parroquial. A los pies, sobre un arco rebajado se alza el coro. Al exterior, se presenta como un bloque rojizo desproporcionado para el lugar en el que se localiza. Sirve de acceso al templo una amplia escalinata que salva la irregularidad del terreno. Un amplio procesionario recorre el perímetro del templo desde la zona de los pies. La fachada data del siglo XVII. Evoluciona de un originario estilo renacentista hacia un orden gigante. Presenta cinco calles articuladas mediante arcos de medio punto que se abren en la zona porticada. Dos columnas y dos pilastras laterales remarcan el cuerpo central. Sobre los capiteles dóricos se emplaza un sobrio entablamento rematado mediante un frontón recto. Del complejo externo destaca la torre parroquial que otorga verticalidad al conjunto. Data del siglo XIX. Se alza sobre la calle central y presenta una base ochavada en la que aparece un reloj. Sobre la misma, se eleva el cuerpo de campanas con cuatro arcos de medio punto entre pilastras jónicas. Remata el conjunto una cúpula de paños. En el interior, en la zona del Presbiterio, se guarda el retablo mayor dedicado a San Lorenzo. De estilo barroco, data de la primera mitad del siglo XVIII. Presenta un banco sobre el que se eleva un cuerpo de triple calle organizado en torno a columnas salomónicas. El conjunto se remata mediante un poderoso ático con aletones. En la hornacina central del ático, se halla una imagen del siglo XX del titular parroquial. En el lado de la Epístola se sitúan dos retablos. El dedicado a la Virgen de Lourdes y el de San José. El primero de ellos data del siglo XIX, mientras que el segundo corresponde al siglo XVIII. Otros retablos, también menores, se encuentran en la zona del Evangelio. El del Corazón de Jesús es de traza similar y contemporánea al de la Virgen de Lourdes. El retablo de la Virgen del Rosario culmina la retablística parroquial. De estilo barroco, data del siglo XVIII.

Ermita de San Andrés. Situada en el barrio de Zuraurre, se trata de un sencillo templo resuelto mediante arquitectura de tipo popular. Presenta una nave de doble tramo y cabecera recta. En el exterior, mantiene la piedra rojiza del Baztán en vanos, zócalos y esquinas. El resto de superficie de la fachada aparece enlucido. En la fachada principal aparecen dos contrafuertes salientes. Entre los mismos, se abren la portada recta y dos ventanas adinteladas. Sobre la portada se abre un discreto vano de medio punto. La cubierta es a dos aguas. Sobre ella se eleva una sencilla espadaña campanario de medio punto.

Ermita de San Marcos. Se localiza en el término de Ziga sobre una zona elevada. De carácter rural mantiene una sola nave con cabecera recta. La cubierta es a dos aguas. En su interior se guarda un sencillo retablo barroco del siglo XVIII.

FGN

Durante los acontecimientos que alteraron la tranquila vida de los baztaneses a comienzos del s. XVII sobre supuestos casos de brujería, de 110 personas testificadas en Arráyoz y Ciga, 19 reconocieron sólo la existencia de un akelarre. Una mujer de 40 años, Graciana de Serorena, de Ciga, fue torturada durante 15 días hasta que se le hizo confesar que era bruja y cuáles eran sus cómplices. En julio de 1611 se retractó de todo ante el inquisidor Salazar y Frías. Anteriormente, en 1576, ya había habido una redada de supuestas brujas en el lugar pero su causa fue suspendida por la Inquisición. Por el año 1635 dos vecinos de Ciga, Miguel de Egozcue, dueño del palacio de Egozcue, y Juanes de Mayora y Soraburu, discutían acaloradamente por la cuestión de ocupar el puesto más preeminente en la iglesia, según refiere Idoate en Rincones... [t. III, pp. 257-261]. Téngase en cuenta que en aquel tiempo el ocupar en la iglesia un sitio destacado era uno de los mayores honores que se podían gozar en los pueblos. El catorce de marzo del año 1813, D. Martín Saldías, comandante destacado en el Baztán, acompañado de un grupo de guerrilleros, atacó entre los pueblos de Ciga e Irurita a la escolta de un correo militar francés fuerte, de 76 hombres, de los cuales dejó muertos en el campo 37 y cogió 35 prisioneros.

AAA

Parroquia dedicada a San Lorenzo, arciprestazgo de Baztán, diócesis de Pamplona.

AAA