Monarchy and Nobility

Luis I de Navarra y X de Francia Hutin

Rey titular de Navarra. Hijo primogénito de Juana I de Navarra y Felipe IV "el Hermoso" de Francia, nacido en París el 4 de octubre de 1291. Al morir su madre, el 4 de abril de 1305, las buenas villas del reino se apresurarán a reconocer como señor natural y rey de Navarra al príncipe Luis.

Reunidos los diputados de las ciudades y villas de Pamplona, Estella, Tudela, Sangüesa, Olite, Puente La Reina, Monreal, Los Arcos, Laguardia, San Vicente, Aguilar, Villafranca, Lumbier, Roncesvalles, Corella, Larrasoaña y Villava, otorgan la tradicional carta de unidad "e jura", cuyo principio y contenido consigna Yanguas de esta manera:

"En nómine de Dios, é de Santa María, é de toda la cort celestial. Esta es la carta de unidat, é jura, que han feito los homes bonos de las comunidades de las buenas villas de Navarra, por eillos é por lures comunidades, por los que hoy son é serán daqui adelant, todas vegadas salvando la fe de la seinoría mayor de Navarra en todo é por todo; eso mesmo los de Pamplona salvando la fe de lur seinor obispo é del arcediano de la Tabla".

Acordaron y juraron que si algún poderoso viniese al reino para hacerles mal, se ayudasen los unos a los otros con todo su poder a defender el reino como fieles vasallos deben facer a su seinor, y a mantener los fueros, privilegios y franquezas, según que cada uno de Nos (decían) somos aforados, costumpnados é privilegiados é afranquidos; y lo mismo si se hiciere fuerza a alguno, dando fiador de cumplir según su alcalde, fuero o la Cort general de Navarra mandare; que cada 4 meses se reuniesen en Olite dos diputados de cada pueblo para tratar de lo acordado y de lo demás que fuere menester; que si alguno faltare a lo pactado pagase 100 sueldos; que si estando reunida la hermandad en cort, algún señor demandare algo, no se le respondiese sin comunicarlo con todos y que la unión durase veinte años".

En junio del mismo año de 1305, las Cortes se dirigen al príncipe, informándole de la difícil situación del reino desde la muerte (1274) de su abuelo Enrique I; le apremian a acudir a Navarra, donde será recibido como rey. La nobleza, encabezada por Fortún Almoravid, alférez del reino, y por Martín Ximenénxiz de Aibar, reúnen a infanzones y villas en Estella el 11 de octubre de 1306, decidiendo guardarle el trono y requerir su venida en el plazo por él prometido, que expiraba el 3 de abril siguiente, bajo la amenaza de que, de no comparecer, "no obedezcan ni consientan en gobernar ninguno, ni en su logarteniente" hasta que el rey jurase los Fueros.

Luis anuncia, por documento expedido en Toulouse el 24 de agosto de 1307, a los caballeros, barones y universidades, su próxima llegada y el envío de gobernador y oficiales, esperando los acataran. El primero de septiembre se reúnen Cortes en Pamplona rechazando al gobernador Guillen de Chaudenay y las cartas que éste traía del rey, y redactando la siguiente acta:

"Sepan cuantos esta present carta veran, é hodran, que anno Domini M.CCC septimo, viernes primero día del mes de setiembre, en el capitol de la eglesia de Sancta María de Pamplona, seyendo plegados prelados, nombradament el prior de Sancta María de Pamplona vicario general sede vacante, el prior de Ronzasvaylles, é arcidiagnos, é otros procuradores de prelados del regno de Navarra, é D. Fortuin Almoravit, é D. Martin Semeniz de Ayvarr, ricos homes, D. Rodrigo de Biurrun, é otros sobrejunteros de los infanzones de la junta de Obanos, é los hombres buenos de las buenas villas del regno de Navarra, que fueron plegados en el dicho capitol por lur hunidat, por ante mí Simon Martiniz de Gallipienzo notario público, é jurado en la cort de Navarra, é por ante los testigos de yuso escriptos, D. Ferran Gil de Sarassa cabaillero é D. Pedro de Larriba, alcalde en la cort de Navarra, presentaron cuatro cartas del noble varón D. Guillen de Chaudenay, gobernador de Navarra, en presencia del dicho comun, la una al prior de Sancta María de Pamplona, en voz é en nombre de todos los prelados, la otra á D. Fortuin Almoravit, é á D. Martin Semeniz de Ayvarr, la otra al dicho D. Rodrigo de Biurrun sobrejuntero, por sí é por los otros sobrejunteros de los infanzones de la junta de Obanos: la cuarta á los hombres buenos de las buenas villas que fueron ailli plegados. Et seyendo asi presentadas, las dichas cartas, fueron leidas públicament las dos letras, es á saber la de los prelados é la de los ricos hombres; é leidas asi, los dichos ricos hombres la su carta, é los sobrejunteros la suya, é los hombres buenos de las buenas villas la suya, rendieronlas á los dichos D. Ferran Gil, é D. Pedro de Larriba, diciendo, que non las querian recebir por cuanto se clamaba gobernador el dicho D. Guillen de Chaudenay, en las sus cartas, é verdaderament eil que es buen cabaillero é sabio, é que se tenian por pagados deil; mas, despues que pasó la fiesta de Sancta María de mes agosto, que eil non era gobernador, que con tal condicion que lo recebieron.

Et esto asi fecho los dichos D. Ferrant Gil, ó D. Pedro de Larriba, en presencia del dicho comun, presentaron cuatro cartas del seinor rey D. Loys nuestro seinor natural, la una á los dichos prelados, la otra á los dichos ricos hombres, la tercera á los sobrejunteros sobredichos, la cuarta á los hombres buenos de las bonas villas, que fueron ailli plegados; é fueron leidas públicament por mí Simon Martiniz de Gallipienzo, notario sobredicho, é fueron romanzadas las dos cartas, es á saber la de los dos prelados é la de los ricos hombres, é salvo de las salutaciones, todas cuatro de una forma; la tenor de la cual carta de los ricos hombres es esta.=Ludovicus regis Franciae primogenitus, Dei gratia rex Navarrae, Campaniae, Brieque, comes Palatinus, dilectis é fidelibus nostris universis baronibus, militibus, é aliis nobilibus regni nostri Navarra; saluten é dilectionem: Non latet nos sinceritatis afectio cum celo devotionis et fidei ad nostrom habetis adventum et accedit quod Nos qui ad predicti regni partes arreptum jam iter atentius speramus, universitati vestra tenore presentium... quod ad partes illas in brevi dante domino veniemus, é jam proculdubio venisemus nisi non ullarum gentium nostrarum infirmitas obstitisset.

Quo circa vobis omnibus, et singulis, mandamus quatenus gubernatori nostro et ceteris oficialibus nostris dictae terrae in comissis et officüs et ea tangentibus usque ad predictum adventum nostrum tam propinquum more solito pareatis, quantum quod devotioni vestrx recomendare perinde ac merito debeamus. Datum Tholose die XXIII augusti anno Domini MCCC septimo... Et sobre esto los dichos prelados digeron, que non era ailli presentes todos los prelados del regno de Navarra, é que habian á seer todos en semble, plegados en Pamplona, domingo secundo del mes de setiembre sobre este fecho, é que mostrarian la dicha carta á todos los prelados, pues que á todos venia é que, habido conseio entre sí, que darian respuesta al dicho domingo, é si mas ante podian mas ante, tal que fuese á servicio é honra de D. Loys nuestro seinor natural. Et empues esto los dichos ticos hombres, sobrejunteros é los hombres buenos de las bonas villas, que fueron ailli plegados, saylleron apart á consejo é habida deliberacion entresi, digeron que las cartas sobredichas del dicho seinor Don Loys que eillos non las recebian en voz del rey, mas que las recebian en voz é en nombre de D. Loys seynor natural, é que requerian á mi Simon Martiniz de Gallipienzo, notario sobredicho, que desta protestacion que eillos facian que les ficiese público instrument; et que recebian las dichas cartas del mensagero de D. Loys nuestro seinor natural, é non deillos.

Et sobre esto los dichos D. Ferrant Gil, é D. Pedro de Larriba, requirieronlos que les diesen respuesta de las cartas del sobredicho seinor rey del mandamiento que les facia por eillas, et los dichos ricos hombres, sobrejunteros é los hombres buenos de las buenas villas, que fueron ailli plegados, respondieron é dijieron, todos concordadament á una voz, que eillos darian la respuesta á D. Loys lur seinor natural, é non á otro ninguno. Et empues de todo esto los dichos D. Ferran Gil é D. Pedro de Larriba requirieron á los ricos hombres, á los sobrejunteros de los infanzones é á los hombres buenos de las buenas villas, que fueron ailli plegados, que pues todos los ricos hombres, é todos los infanzones é los hombres buenos de todas las villas del regno de Navarra, non eran todos ailli, nin dun acuerdo, que tomasen traslat de las dichas cartas é les rendiesen los originales porque podiesen mostrarlas á los otros que no eran presentes. Et los dichos ricos hombres rendieron luego lur carta; é los dichos sobrejunteros, é los hombres buenos de las villas, dijeron, que pues las cartas venian á eillos que non las rendrian é que las retenian, é asi las retuvieron.

Et sobre esto los dichos D. Ferrant Gil, é D. Pedro de Larriba, requirieron á mí Simon Martiniz, notario sobredicho, que de todas Las cosas sobredichas, é de cada una de eillas, yo les ficiese público instrument. Esto fue fecho ainno... sobre dichos: testigos que fueron presentes en logar los honrados é relligiosos D. Andres por la gracia de Dios prior del hospital de Ronzasvalles, D. Sancho Martiniz de Guerguetiain hospitalero... María de Pamplona é D. Johan Periz de Esteilla arcidiagno de Sant Pedro de Osun, Don Lope Gil de Sarasa clérigo, Semen Martiniz de Vaillariain, é Martin Ferrandiz, fijo de D. Ferrant Gil de Sarasa... bailleros, é otros muchos. Et yo Simon Martiniz de Gallipienzo, notario público é jurado en la cort de Navarra, á todas las cosas devan dichas presente fú, é á rogarias é requisicion de los dichos D. Ferrant Gil é D. Pedro de Larriba... carta pública con mi mano propia escribí é fiz en eilla este mio signo ( no acostumbrado, en testimonio de todas las cosas sobredichas".

Se presenta al fin el Hutin en Navarra, acompañado del condestable de Francia, Galcherus de Castillione, jurando los Fueros y siendo proclamado en octubre de 1307; realiza un rápido recorrido por el reino, haciendo etapas en Estella, Olite, Tudela y Sangüesa, confirmando los fueros y privilegios de numerosos lugares, y regresando a la capital. Sale de Navarra el 15 de diciembre, por San Juan de Pie de Puerto, para no volver nunca, dejando por gobernadores a Chaudenay y a Hugo de Visac.

A los gobernadores se les unen los "inquisidores y reformadores" Pierre de Condet, Raul Rosselet, Esteban Borret, Pedro de Santa Cruz y García Arnalt, señor de Noailles y Salt. Comienza una dura represión de los elementos descontentos; las villas y concejos sufren grandes penas dinerarias, se realizan deportaciones en masa de clérigos, caballeros e infanzones. Almoravid -quien morirá en el exilio, siendo sustituido por Ojer de Mauleón- y Ximeniz de Aibar, son encarcelados en Toulouse. Asimismo, siguiendo servilmente la política de su padre, suprime los templarios de Navarra y les incauta sus bienes en octubre de 1307; deja las manos libres a los reformadores respecto a la administración de los patronatos eclesiásticos, beneficiando abusivamente a los extranjeros.

A los citados gobernadores, les sucederán Engerran de Villers (1310-1317) y Alfonso de Roubray (1315-1316). Se desbarata todo conato de rehacer las Juntas; en 1313, el nuevo inquisidor Milon de Noyers, recorre la merindad de La Ribera, la más inquieta contra el dominio francés, amenazando a la población a dejar las Juntas, reprimiendo a la de Obanos en duras condiciones. En política exterior, el mayor peligro se situaba en la frontera con Guipúzcoa, aquejada de permanente bandidaje; en este terreno, durante el reinado de Luis I, se acordaron paces entre la villa de Huici y el bando de Oñaz, y se fortificó Echarri-Aranaz (1312). En el límite con Aragón, las tropas de Jaime II realizan algunas incursiones por el sector de Sangüesa y Sos, sitiando Petilla (1312), y siendo rechazadas. En lo social, entre 1307 y 1309, se dictaron disposiciones protegiendo a las poblaciones judía y "sarracena", a las que se confirman sus fueros y costumbres.

A la muerte de Felipe el Hermoso, 29 de noviembre de 1314, accede Luis Hutin ("Testarudo") al trono de Francia, del que disfrutó poco tiempo, pues murió en Vincennes el 5 de junio de 1316. Había casado en 1305 con Margarita de Borgoña, de quien nació Juana II, reina de Navarra de 1328 a 1349, tras los reinados de sus tíos Felipe II el Luengo (1316-1321) y Carlos I el Calvo (1321-1328), usurpadores de la corona. De su segundo matrimonio con Clemencia de Hungría (1315), nació en noviembre de 1316 Juan I "el Póstumo", que vivió tan sólo cinco días. Ref. J. M. L.: "Historia Política del Reino de Navarra", Pamplona, 1973, t. II.