Municipalities

ISABA

Municipio navarro situado al E. de Navarra, en el Valle de Roncal (Erronkari). Se halla en la zona más montañosa del País Vasco, a 813 metros de altitud. Asentado en la horquilla del Ezka y el Belabarze, comprende los barrios de Garagardoya, Bormapea, Izarjentea, Mendigatxa, Barrikata y Burgiberría, agrupados en un conjunto armónico cuyas construcciones ascienden desde las proximidades de Uturrotz hasta la derruida iglesia de San Julián y Santa Basilisa. La basílica de San Cipriano, la Casa de la Villa y el frontón forman un conjunto a dos niveles, donde confluyen todos los barrios excepto Burgiberría y las nuevas construcciones hacia Lanondoa y Pekuetxe, con algunos chalets y el Hotel Isaba. Superficie total: 14.522,70 hectáreas. Limita al N. con Larrau y Santa Engracia en Zuberoa, y Arette -Areta-, en Bearne, Estado francés. Al S. con Urzainki, al O. con Uztárroz y Ronkal, al E. con Lescún, Francia, y Ansó, Huesca.

Hidrografía. Está regado por los ríos Belabarze, Belagua y Uztárroz que al reunirse en el mismo pueblo forman el Ezka. Tras un recorrido de 33 kilómetros desemboca en el pantano de Yesa -río Aragón-, en Karrika, provincia de Zaragoza. La cuenca alta del Ezka abarca fundamentalmente los llanos de Belabarze con el río colector del mismo nombre que recoge la regata de Esandi, la de Retola, la que baja de Ezkaurre y los barrancos de Berroeta y Eizeluzea, ya cerca del núcleo urbano de Isaba. El llano de Belagua, con los aportes de Artaparreta, Dronda, Arrakogoiti y Lapatía. La rinconada de Maze aporta sus aguas a la altura de Onzibieta. El llano de Mintxate, con los riachuelos Roizu, Inzaga y Arakongatxa, que forman el Mintxate. Los pequeños arroyos de Laza y demás montes de Ustárroz con el Amuko forman el Uztarroz que en Isaba desemboca en el Ezka. Aguas abajo de Isaba, siempre en su término municipal, recibe al Beluzkarre, Kakueta y Txorrota. El macizo kárstico de Larra, 50 km2. de complicada y conflictiva hidrografía subterránea, vierte sus aguas, o la mayoría de ellas, hacia el Cantábrico, por Zuberoa y Bearn (Francia). Hasta la fecha se pueden incluir en la geografía izabarra parte de sus ríos como el San Martín, su afluente el Larumbe, cuenca alta del río San Jorge del que alguna de sus corrientes pasa a Zuberoa a través del macizo Lakora Larragorri. Algunos derrames del San Jorge parecen llegar al Rincón de Betitxoza -Belagua-. Pero la coloración efectuada por el espeleólogo navarro Isaac Santesteban, con fecha 23-7-1970, dio resultado positivo surgiendo en Lik, Zuberoa, a los siete días de efectuada.

Orografía. La villa de Isaba está asentada en el centro de un circo de elevados montes cubiertos de bosques y coronados por crestas rocosas: Oxanea y su cumbre de Ardiobidepikua que sobrepasa los 1.700 m.; Ezeiluzea y, rebasándolo, la crestería de Arrigorrieta, 1.758 m.; peña de Ezkaurre, cuya tercera cumbre alcanza 2.047 m.; Seisa, Ardibidegainea, Izalzu, Txorimila, Seisaderra y Kakueta o Santa Bárbara, de 1 .578, la cumbre más alta de Navarra y aun de Euskalerría; Iror Errege Maia o Mesa de los Tres Reyes, se sitúa también en el término municipal de Isaba con sus 2.434 m. Todos los montes del Pirineo roncalés que sobrepasan los dos mil metros se encuentran en la zona que bordea Aragón y Bearne desde Ezkaurre, 2.047 m., por Budoguía, Mesa de los Tres Reyes y Ukerdi, que los sobrepasan, hasta Arlas con 2.062. La zona de Larra contiene diversas cotas de más de 2.000 m. El macizo kárstico de Larra comprende 50 km.cuadrados. Allí se da la más alta densidad pluviométrica de Navarra, rebasando los 2.000 litros por metro cuadrado. La sima de San Martín, descubierta por G. Lépineux el año 1950, tiene su acceso en término de Isaba, a 1 .717 m., próxima a Ernaz. La vertical es de 321 m. Y el desnivel de 1.321 hasta la Sala la Verna. En estos 34 años los espeleólogos han explorado los ríos caudalosos de San Martín y San Jorge que vierten sus aguas en Zuberoa, al otro lado de la muga. Las cabeceras colectores de estos enormes caudales están enclavadas en terrenos de Isaba, Areta y parte de Ansó. Las últimas exploraciones han relegado a San Martín al tercer puesto mundial en profundidad, pasando la BU 56 al segundo con sus 1.338 m., año 1981.
Las dos vías clásicas, vitales para la vida de Isaba y el valle Roncal entero, la Cañada Real para la trashumancia ovina y el curso del Ezka con su sistema de embalses y presas para exportar la madera en forma de almadías, desaparecieron al irrumpir los camiones y mejorar las carreteras. La distancia por carretera a Pamplona es de 94 km. A Aoiz, cabeza del partido judicial, 86 km. Estación de ferrocarril más próxima en Jaca (Huesca) a 77 km. Carretera comarcal que atraviesa el valle y enlaza, por Belagua, con la internacional hasta Areta y Bearn e interior de Francia. La comarcal de Pamplona continúa por Uztárroz y puerto de Latza con el valle de Salazar y la internacional que por Ori penetra en Zuberoa y red europea de carreteras. Existe comunicación con Ansó (Huesca) por la llanada de Belabarze y collado de Zuriza. La distancia a la piedra de San Martín, frontera con Arette, es de 20 km.

Población, 1960-70-81: véase tabla imágenes.

Hombre Mujeres Total
250 260 510

Fuente: Censo de población 2001

Evolución de la población del municipio en los siglos XIX-XXI

Año Población
de Hecho
Población
de Derecho
Población
1800
1857
1860
1877
1887
1897
1900
1910
1920
1930
1940
1950
1960
1970
1975
1981
1986
1991
1996
1998
1999
2000
2001
2002
2003
865
1.102
973
964
996
982
992
1.008
1.000
925
795
914
806
664
642
558
499
551



1.152
1.205
1.193
1.179
1.183
1.157
1.085
938
900
848
725
681
652
605
586
562
538
533
525
535
529
500

Distribución de la población según estado civil y año. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

  Hombres Mujeres Total
En este municipio
En otro municipio de Navarra
En una de las CCAA limítrofes
En otra CCAA no limítrofe
En el extranjero
141
67
16
18
8
135
87
14
11
13
276
154
30
29
21

Fuente: Censo de población 2001

Movimiento natural de la población. Finales del siglo XX y principios del XXI

  Nacimientos Defunciones Matrimonios Crecimiento natural
1980
1990
2000
6
5
2
5
10
6
3
1
2
1
-5
-4
Acumulados cada 8 años
1979-1986
1987-1994
1995-2002
39
22
39
55
47
47
19
17
11
-16
-25
-8

Fuente: Instituto de Estadística de Navarra e INE. Movimiento Natural de la Población

Indicadores demográficos. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

  1975 1981 1986 1991 1996 2001
Densidad de la población
Edad media
Tasa Bruta de Natalidad
Tasa Bruta de Mortalidad
Tasa Bruta de Nupcialidad
5
39
11,75
4,41
7,34
4
40
7,67
10,74
2,30
4
43
8,26
15,70
3,31
4
44
5,97
14,51
3,41
4
45
9,79
8,90
2,67
3
45
8,82
10,78
7,84

Fuente: Censos y Padrones de población.


Censo de edificios. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

Edificios destinados a
vivienda familiar
Edificios y complejos de edificios no
destinados a vivienda familiar
Exclusivamente Principalmente Destinados a
vivienda colectiva
No destinados
a vivienda
1 vivienda 2
o más
1 vivienda
uso agrario
Total Total
146 39 1 12 18

Fuente: I.E.N. Censo de edificios 1990

Censo de Viviendas durante los siglos XX y comienzos del XXI

Población Total Viviendas Colectivas Viviendas familiares
Número Población Vacías Habitadas Población Tamaño medio (1)
562 3 0 144 193 562 2,9119170984456

(1) Población en viviendas familiares/nº de viviendas familiares habitadas
Fuente: I.E.N. Censos y Padrones de población y viviendas

Castellano. En 1869, L. L. Bonaparte clasificó a su euskera en el dialecto suletino y, dentro del mismo, en el subdialecto roncalés y variedad de Uztárroz. Sobre esta clasificación ha habido diversas propuestas de correcciones (P. de Y.: "Los D. y V.", sep. "B. R. siglo V. A. P.", 1973, pp. 68-72). En el primer tercio del siglo XX el uskara se oía en las calles, en los hornos vecinales, en las tiendas, etc. Nos referimos a personas de 40-50 para arriba. Con el buen tiempo se animaban las tertulias en la calle. La de la esquina de Matias Andi animada por la soltura y viveza de la "tía Carolina". Por este tiempo recogíamos hierbas diversas con objeto de averiguar sus nombres en euskara. A instancias de Bernardo Estornés Lasa las amanderias de Bidart y Baixtero daban los nombres euskéricos que Bernardo Estornés Lasa enviaba a don Telesforo de Aranzadi. (RIEV, XXI, 1930, pp. 449, 450, 451). En 1935, Irigaray incluyó el euskara en su grupo VI, es decir, los de 50 años y más sabían el euskera, pero no lo usaban. En 1963 quedaban 12 euskaldunes de avanzada edad (M. Estornés Lasa: "Los últimos euskaldunes de Isaba (Roncal)", "B. R. siglo V. A. P.", 1963, 19, pp. 93-94). En 1970 solamente quedaba una anciana euskalduna (Sánchez Carrión: "El E.A. del V.", Pampl., 1972, p. 181), Antonia Anaut, que falleció en 1976.

A finales del siglo XX

El municipio se encuentra incluido en la Zona Lingüística (según el artículo 5.º de la ley foral 18/86, de 15 de diciembre que divide a la comunidad foral en tres zonas): Mixta.

Población de 2 o más años clasificada según nivel de euskera (competencia lingüística) y año de referencia

  Hombres Mujeres Total
Euskera
Castellano
Las dos
Otra lengua
Entiende:
- Con dificultad
- Bien
Habla:
- Con dificultad
- Bien
Lee:
- Con dificultad
- Bien
Escribe:
- Con dificultad
- Bien
13
225
3
5

15
33

15
33

16
30

16
30
5
241
5
5

23
44

27
40

25
34

25
34
18
466
8
10

38
77

42
73

41
64

41
64

Fuente: Censo de población 2001.

Txún-txún, danza popular de Isaba (Danzas e indumentaria de Navarra, pp. 58-59, Fco. Arrarás), Bat xardina (Azkue n.° 482), Ai Mariá gairon gairona (Cancionero Popular Vasco, J. Mª de Arratia, pp. 39-40), Goazen aingurieki arkazelieki, villancico; Mánzana, ságarra, canción de ronda de San Nicolás; Botto nina, cunera. En su órgano, conocido ya por los organistas europeos, se han dado conciertos de música del siglo XVII a causa de sus especiales características. Lo construyó Don Silvestre Thomas de Rocaverti, el año 1751, organero de Zaragoza, siendo abad don Miguel Francisco Ros. Costó 660 escudos y la caja 130 ducados. Hecha ésta por Miguel de Ayerdi, vecino de Isaba. Pertenece a la serie de órganos que llevan un juego de tubos horizontales.
En el curso 1970-1971 tenía tres unidades escolares, las tres públicas. Asistieron a las mismas 48 niñas y 42 niños.
Instituciones. El 21 de mayo de 1914 se crea la Cooperativa de Consumo, no profesional, que desaparece en 1936.

Servicios. Camping municipal de Asolaze. Situación: 6 km. de Isaba, carretera a Francia. Propietario, Ayuntamiento de Isaba. Abierto, de 1.° de julio a 15 de septiembre. Superficie, 60.000 m2. Altitud, 900 metros. Capacidad actual, 480 personas. Distancia a gasolinera próxima, 6 km. Distancia a taller de reparaciones, 6 km. Distancia a aeródromo, 100 km. Distancia a centro de culto, 6 km.; Teléfono, a 6 km. Accesible a automóviles, autocares y caravanas; cuenta con bar, bosque, orilla de río; grupo electrógeno; servicios higiénicos; evacuatorios, lavabos, duchas, fregaderos, basureros. Edificio con bar y tienda. Tarifas: niños hasta 10 años gratis; persona, 150 ptas; tienda individual, 100; tienda familiar, 100; automóvil, 100; caravana, 150; coche-cama, 150; motos y bicicletas, gratis; edificios, 2. El primer año, 1984, funcionó en tercera clase con 480 plazas. Al construirse otra unidad sanitaria para 1985 se amplía la capacidad a 700 plazas y en 2.ª categoría. El plan sería alcanzar a las 900 plazas y refugio con literas en el desván. Servicios municipales. Recogida de basuras a domicilio, central eléctrica, agua corriente, piscina, servicio de fotocopias gratis, secretariado, alguacil, locales para 3 grupos escolares, servicios de aseo, frontones, guarda montero. Otros servicios. Parroquia, con párroco y dos organistas, casa abacial. Hogar infantil, museo parroquial y cine, campo de fútbol. Misas en la parroquia de San Cipriano, basílica de Idoia y Arrako en su fiesta del 26 de julio. Visita de Semana Santa a la ermita de Belén. Centro rural de higiene, médico, practicante, ambulancia, farmacia, veterinario, servicio de semental caballar. Centralita de teléfonos y 63 abonados. Dos Bancos, gasolinera, taxi, cuatro residencias de C. A. de N. Aduana al pie de Lakora.

Infraestructura Turística a 1/1/2002

  Unidades %
Ruidos
Contaminación
Poca limpieza en las calles
Malas comunicaciones
Pocas zonas verdes
Delincuencia en la zona
Falta de servicios
12
5
38
18
23
2
0
6
2
18
9
11
1
0

Fuente: I.E.N. Censo de viviendas 2001.

Celebra fiestas el 25 de julio, Santiago. 16 de septiembre, San Cipriano, fiesta patronal. 2.° día de Pentecostés, Ntra. Sra. de Idoia y primer domingo de julio fiesta de las Idoias. 13 de julio, fiesta de Ernaz, por el Tributo de las tres vacas. A Arrako se acude el día de Santa Ana, 26 de julio.
Según el censo agrícola de 1972 hay en este ayuntamiento 164 explotaciones agrícolas, 4 de menos de una Ha, 25 de 1 a 5 Has, 88 de 5 a 20 Has, 39 de 20 a 100 Has y I de 300 y más Has. Todo ello hace una superficie censada de 3.705 Has, 125 de las cuales son de tierra labrada y 3.580 sin trabajar. El régimen de tenencia es el siguiente: Propiedad, 3.677; Arrendamiento, 21; Aparcería, 1; Otros, 6. Cultivos de secano: 7 Has de trigo y 2 de cebada. Hay 3 tractores de petróleo y 9 de gasoil. La comunidad cuenta con 9.884 Has de tierras comunales, lo que constituye un 67,94 % del total y un 13,80 de comunal por habitante. Las superficies en Has ocupadas por diversos cultivos agrícolas en 1977-1980 eran las siguientes: (Fuente: D.F.N., S.Estad. ) véase tabla. El censo ganadero de 1977 arroja las siguientes cabezas (A = años, M = meses):

Cabal. 3A labor
Mular 3A labor
Asnal 6M labor
Yeguas 3A cría
Vacuno de granja
Cabal. 6M granja
Vacas país 3A G
Vaca leche 3A E
Lanar Churro 6M
Cabrío 6M
Cerda Cast. 3M
Cerda cría 3M
4
23
5
168
171
58
374
10
2.932
70
53
24

(Fuente: D.F.N., Serv. Cat.).

Agricultura y ganadería a finales del siglo XX

Principales resultados del censo agrario 1989 y 1999

Principales resultados del censo agrario 1989 y 1999
  Censo 1989 Censo 1999
Número de Explotaciones
Superficie total (ST)
Superficie agrícola utilizada (SAU)
- Tierras labradas (TL)
- Herbáceos y barbechos
- Frutales
- Olivar
- Viñedo
- Otros leñosos
- Pastos permanentes
171
18886
7938
161
161
0



7777
79
19656
7188
21
21




7167

Agricultura a 31/12/1999 (hectáreas)
Tierras labradas en secano
Tierras labradas en regadío
Superficie forestal
20,54
0,79
10.759

Fuente: Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación. Censo Agrario

En los años anteriores a 1936 la cabaña de ganado lanar, raza roncalesa, se mantenía lozana, oscilando entre 18 y 20.000 cabezas. La guerra y la postguerra trajo consigo la decadencia, liquidándose casi todos los grandes rebaños y la cabrería vecinal. El censo ganadero de 1983 da las siguientes cifras: Vacuno, de 6 meses a tres años, 135. Vacas, 494. Leche, 10. Total, 639. Ovino. Raza churra, 3.543. Raza lacha, 327. Total, 3.870. Cabrío, 77. Yeguas de cría, 175. Caballar y mular de trabajo, 14; Mular 6 a 3 años, 8. Cerda, de 3 meses en adelante, 16. Serrería. Producción de tablones y piecería de haya.Carpintería. Reparación de vehículos. Producción de energía eléctrica.En cuanto a su comercio, pertenece al área comercial de Pamplona y cuenta con 35 licencias comerciales propias (1963).

Mancomunidad. Las vigentes ordenanzas del Valle declaran en su capítulo 1.°: Que la Mancomunidad de las siete villas que constituyen el Valle del Roncal, que son Uztárroz, Isaba, Urzainqui, Roncal, Garde, Bidangoz y Burgui, consiste en que todos los vecinos de las mismas tienen el disfrute de pastos y yerbas con toda clase de ganados propios del mismo Valle, leña, maderamen y demás productos naturales, libre y gratuitamente, en todos los terrenos o montes comunes existentes en las jurisdicciones de las siete villas, así como el derecho de roturar y sembrar indistintamente en cualquiera de dichos terrenos o montes comunes aunque con limitaciones y reglas que establecen estas Ordenanzas. Y en las heredades de propiedad y dominio particular, levantados que sean los frutos, los pastos de las mismas son también de aprovechamiento común y gratuito de todos los vecinos del Valle, sin que nadie pueda cerrarlas ni acotarlas, por hallarse sujetas a la servidumbre y gravamen de pastos. La alarmante disminución del ganado ovino, el alza de la madera y otros factores de la vida actual han determinado cierto deterioro en la aplicación de estas ordenanzas, principalmente en lo relativo al cierre de las propiedades particulares.

El total de la población considerada activa en 1975 es de 193 personas, 174 varones y 19 mujeres. De éstos, 75 varones trabajan en el sector primario, 33 varones y 3 mujeres en el sector secundario, 66 varones y 16 mujeres en el sector terciario. El total de inactivos es de 449 personas, 134 varones y 315 mujeres. La distribución de la población activa en las 4 actividades principales es: 53 varones en la explotación agraria, 13 varones en industrias de la madera y productos de madera y de corcho, excepto muebles, 7 varones y 7 mujeres en el comercio al por menor, 27 varones en administración pública y defensa.

Distribución de la población según la relación con la actividad económica

    Hombres Mujeres Total
Agricultura
Energía


Industria













Construcción
Servicios
Agricultura, ganadería y selvicultura
Extracción de productos energéticos y refino
Producción energética
Alimentación, bebidas y tabaco
Textil, cuero y calzado
Madera y corcho, excepto muebles
Papel y artes gráfica
Química
Caucho y plástico
Otros minerales no metálicos
Metalurgia y productos metálicos
Maquinaria y equipo
Maquinaria, equipos informáticos y material eléctrico
Material de transporte
Muebles, reciclaje y otras industrias manufactureras
Construcción
Comercio y reparación
Hostelería
Transporte y comunicaciones
Banca, finanzas y seguros
Servicios a empresas e inmobiliarias
Administración Pública
Educación, sanidad y servicios sociales
Actividades recreativas, culturales y otros servicios
22
0

0
3
1
3
2
2
0
0
2
0
0

6
3

19
11
15
9
3
4
16
7
2
4
0

0
4
1
0
1
1
0
0
0
0
0

1
0

1
15
34
1
2
1
8
15
5
26
0

0
7
2
3
3
3
0
0
2
0
0

7
3

20
26
49
10
5
5
24
22
7

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001

Población ocupada según sectores económicos. Años 1975-1996

  1975 1981 1986 1991 1996
Primario
Secundario
Construcción
Terciario
38
24
88
11
77
28
85
13
63
30
111
13
44
38
118
16
33
27
131
10

Fuente: Censos y padrones homogeneizados. I.E.N.

Tasa de actividad según sexo y grupo de edad en 2001

TOTAL
H 16-24
H 25-44
H 45-64
H 65 o más
M 16-24
M 25-44
M 45-64
M 65 o más
53
39
96
86
0
35
78
54
6

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001

Evolución del paro registrado en el mes de marzo. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
19
17
18
21
8
5
9
5
6
3
6
3
3
4
3

Fuente: I.N.E.M.

Isaba tiene el mayor núcleo urbano en el conjunto de las villas roncalesas. Situada sobre el río Esca, por su lado oriental y sobre un bucle que hace el río, su situación es la típica de conjunto urbano en el que se combinan puentes, templo y restos de un castillo que da cuenta de un antiguo asentamiento defensivo, en el que dicho castillo ha perdido toda significación cuando antiguamente debía ser el elemento más importante. La villa es muy extensa y su silueta se puede descomponer en los elementos siguientes.

En primer lugar el "alto monte suelto" que tiene en su cúspide la ermita de los santos Julián y Basilisa. A este monte se le llama también del Castillo ya que, según la tradición, hubo allí un fuerte. La existencia del castillo está documentada.

En segundo lugar se localiza la zona de la iglesia parroquial, dedicada a San Cipriano, algo más arriba del medio de la población entre Este y Oeste, muy espaciosa y con una torre muy alta. En tercer lugar, siguiendo por el sur, se encuentra el ayuntamiento, la carnicería y la herrería. Además, se localiza una zona, en el curso del río Esca, un molino harinero y un batán. Aparte de casas, bordas, ermitas y santuarios se tiene constancia de la antigua existencia de un hospital. Sus calles empedradas conforman un entramado de fuerte pendiente.

Se distinguen varios barrios, en primer lugar el de Garagardoya con casas de sillarejo y sillar en las esquinas y vanos, con chimeneas del país. Luego los barrios de Izarjentea y de Bornapea, ambos con ejemplos de construcciones del siglo XVIII. Por último, al otro lado de la carretera se encuentra el barrio de Mendigacha y descendiendo hacia el río los de Barricata y de Burguiberria.

La historia de Isaba, arquitectónicamente hablando, es muy movida. En primer lugar, en 1427 fue destruida por un incendio y para 1429 se habían levantado cuarenta casas. Sufre otro incendio en 1665. En Isaba se ven en proporción sensible arcos de entrada góticos, con la piedra de clave tallada con el IHS que encontramos en muchos pueblos de la Montaña y que fueron construidos después del incendio. También blasones con la cabeza del rey moro, con su nombre y peñas. Además de inscripciones con fechas como 1674 u otras más cercanas a nuestros días como 1773, 1815, 1865. Ya en la década de 1920-1930 se construyen algunas casas de "estilo vasco", es decir casas tipo a la zona húmeda. Las casas de aspecto más llamativo son las que tienen tejados muy empinados, enormes chimeneas redondas, con su tejadillo propio y aberturas laterales, arcos de entrada góticos o de medio punto y paredes de piedra sin pintar. Con frecuencia los arcos tenían algo de cal alrededor. Muchas de estas casas son de una altura o dos más desván, con balconcillo o balcón arriba. Algunas fueron ya reformadas en lo que al tejado se refiere. Generalmente en casas sencillas, la planta es rectangular pero con poca diferencia entre los lados más cortos y más largos. En la fachada se abre una puerta que no está en el centro y que da a un zaguán. Una pequeña ventana se abre a la fachada y da a una cuadra lateral, menos ancha que el zaguán y la parte del fondo la ocupa otra cuadra. El desarrollo en altura se observa en casas más modernas. En otras casas, el empinamiento del tejado es menor, pero ostentan elementos similares en el resto que tienen un tejaroz sobre el balcón. En las construcciones del siglo XVIII se aprecian, a veces, buenos elementos de cantería, como es el caso de la casa fechada en 1733 que posee un vestíbulo con la escalera y puertas a un dormitorio mayor, que queda sobre la fachada a la que da otro dormitorio, situándose en la parte de atrás otros dos y convirtiéndose en la planta segunda un dormitorio en cocina.

En su término se localizan las ermitas de la Virgen de Idoia y de Nuestra Señora de Arraco, ambas en pie todavía hoy en día y las ya desaparecidas ermitas de la Virgen de Belén, pequeña capilla en el camino a Belabarce, San Joaquín y Santa Ana y la de San Julián y la de San Marcos que se situó a la entrada del pueblo junto al actual hotel. Nuestra señora del Camino se situó a la izquierda de la carretera de Uztarroz.

La primera de ellas, la de Nuestra Señora de Idoia, de gran devoción popular, se encuentra en pleno campo, al Oeste del casco urbano, a 900 m. del puente de Lanondoa, al pie del Txorimila. Toma su nombre del lugar de aparición, una balsa remansada, al otro lazo del Esca.

Se presenta como un núcleo medieval recrecido con cubiertas de bóvedas de tercelete de nervios rectos propias del siglo XVI y obras de reforma del XVIII. Su planta es de una nave de tres tramos con sendas capillas a la altura del crucero y cabecera recta. El coro se coloca a los pies con vigas decoradas con motivos geométricos manieristas a base de óvalos y rectángulos. La sacristía, de planta rectangular, se encuentra en el lado de la epístola y se accede a ella por una puerta adintelada desde el presbiterio. Esta estancia se cubre con una bóveda de lunetos barroca.

Al exterior, la ermita se presenta como un gran bloque rectangular, con muros de sillar de tamaño mediano bien labrado con tres contrafuertes prismáticos marcando los tramos y otros diagonales en las esquinas de la cabecera, todos ellos recrecidos para alcanzar el tejado. La puerta de acceso se sitúa en el lado de la Epístola y se forma con un arco apuntado con dos arquivoltas de arista achaflanada la interior y curva la exterior y un arco externo de guarda lluvias. Sobre el muro testero se localiza una pequeña espadaña de piedra. La casa de la cofradía o casa del ermitaño se adosa a los pies de la ermita; su puerta de acceso lleva la inscripción de 1800.

El interior de la ermita está presidido por un hermoso retablo mayor barroco realizado hacia 1700, que está estilísticamente relacionado con el de la parroquia de Santiago de Garde, realizado hacia 1697 por Juan Baines, escultor natural de Isaba establecido en Zaragoza. Sin embargo, este retablo de Idoia denota una calidad superior en cuanto a su talla decorativa por lo que se puede poner en relación, también, con talleres tudelanos o aragoneses de la época. Presenta estructura vertical de banco, cuerpo con tres calles articuladas por columnas salomónicas y ático con calle central con hornacina plana entre estípites flanqueado por dos gigantescos aletones curvos con roleos vegetales. El programa iconográfico se reduce a las imágenes barrocas de San Vicente y San Joaquín de las calles laterales y el bulto redondo de San Cipriano en el ático, todas ellas de la época del retablo, barrocas, salvo la talla de la titular, Nuestra Señora de Idoia, de época gótica del siglo XIII que sigue tipología de Virgen sedente con el Niño Jesús sobre la rodilla izquierda. Su aspecto ha sido transformado por una restauración que transformó su rostro, la indumentaria y la corona.

En el interior destaca la verja de hierro que separa la nave del presbiterio y que está fechada en la primera mitad del siglo XVI. La tradición dice que esta verja fue traída por las mozas roncalesas desde el monasterio de Igal en Salazar. Está compuesta por barrotes lisos y helicoidales y rematada por flores de lis y puntas de lanza. La tradición dice que se trajo del monasterio de Igal. Un Crucificado barroco de madera policromada cuelga en estas paredes. Esta figura presenta una actitud agonizante con la cabeza ladeada y que se puede fechar a mediados del siglo XVII. En la sacristía se guarda un cáliz de plata de la primera mitad del siglo XVII de estructura lisa, con el punzón, en el reverso de la base, con la marca león y CES de la ciudad de Zaragoza.

La segunda de las ermitas que se conserva en pie es la de Nuestra Señora de Arrako, ermita y venta, al pie del Bimbalet, en Belagua, a unos 10 kilómetros del casco urbano. Es un edificio de planta rectangular con cubierta dispuesta en tres tramos de bóvedas de arista entre fajones que apoyan sobre pilastras. Un sencillo coro de madera se alza a los pies. Al exterior se presenta muros de sillarejo en parte revocado con sillar en los vanos y esquinas y acceso de arco rebajado en el lado de la Epístola. En este mismo se localiza otro vano con el mismo tipo de arco para la campana y una saetera. La cubierta es a cuatro aguas con teja plana moderna sobre alero moldurado de piedra del siglo XVI.

Su interior está presidido por un pequeño retablo rococó compuesto por un banco, un cuerpo articulado por columnas externas y un ático entre aletones con las imágenes de la titular y de un santo con libro en el ático. La titular, Nuestra Señora de Arrako, es una talla sedente gótica del siglo XIV que luce túnica manto, recogido por cordón en punta o fiador sobre el pecho y el velo quebrado, indumentaria ésta propia de las Andra Mari. Sostiene al Niño en el regazo sobre la rodilla izquierda.

La parroquia de San Cipriano es una gran iglesia-fortaleza gótica de nave única muy elevada, reconstruida en la fecha bastante temprana del siglo XVI, aunque quedan todavía algunas partes de la primitiva fábrica medieval. Son muchas las iglesias levantadas durante esta centuria en la merindad de Sangüesa, llamando especialmente la atención las del valle del Roncal. La renovación de la mayor parte de los templos parroquiales de la zona en este siglo es consecuencia de la riqueza económica de los valles pirenaicos fruto de la explotación de la madera y del ganado. Generalmente responden a un único modelo de una sola nave, sin capillas y cabecera pentagonal, como es el caso de esta parroquia que presenta una hermosa nave de cuatro tramos.

Llama la atención la enorme altura de la nave en comparación con su anchura con lo que crea un espacio grandioso. Aquí se añadieron pequeñas capillas en el tercer y cuarto tramo, así como un coro en alto a los pies y que apoya en un gran arco escarzano. En el alzado, ningún elemento altera los macizos muros de sillar enlucido. Sobre ellos, las cubiertas son en la nave central bóvedas estrelladas con nervios rectos. Todo el perímetro de la iglesia está recorrido por una línea de impostas lisa. A ambos lados del coro se sitúan dos tribunas laterales barrocas. Entre las estancias añadidas a la fábrica primitiva destaca un vestíbulo junto a la puerta de ingreso cubierta con bóveda de medio punto y la sacristía que presenta dos tramos en planta, cubierta por bóvedas de lunetos de decoración geométrica propia del siglo XVII. El resultado de todo el interior es un espacio de empaque casi catedralicio, tan solo comparable en Navarra con ejemplos como las parroquias de Andosilla y Lodosa.

Al exterior presenta una recia apariencia como corresponde a su carácter de fortaleza, a lo que contribuye, además de su altura, la escasez de vanos y una excelente sillería, además de los potentes contrafuertes prismáticos que no llegan al tejaroz. Las adicciones posteriores no le restan para nada este carácter. Su volumen prismático poligonal recio y de gran altura se ve solo superado por la gran torre situada a los pies, dentro de la tradición de las fábricas medievales. Un pasadizo barroco cubierto que sirve de lonja y que contiene una portada del mismo estilo. La puerta de ingreso de medio punto con tres arquivoltas de arista viva lisa sobre ménsulas corrida y pies derechos, más un guarda lluvia, se abre por el lado de la Epístola. Tanto el lado del Evangelio como el de la Epístola presentan dos niveles escalonados, el del cuerpo de las capillas y el de la nave, este último con sus correspondientes contrafuertes.
Arte, II. Son varias las piezas conservadas en el interior de la iglesia como retablos, tallas, una rica colección de orfebrería, entre otras piezas que a continuación se describen.

El retablo mayor dedicado a San Cipriano que preside el templo, es uno de los más espectaculares del renacimiento navarro. Fue contratado al entallador pamplonés Miguel de Gárriz en 1555 con la condición de terminarlo en cinco años. Lleva una fecha en el sotabanco de 1576 y 1577. Su monumental arquitectura está formada por banco con veneras, dos cuerpos formados por columnas y balaustres guarnecidos por guardapolvos de tradición gótica y ático decreciente. La escultura del retablo se halla dentro de la corriente expresivista, algo tosca, imperante en el segundo tercio del siglo XVI con algunas influencias flamencas y de filiación aragonesa patentes en cabezas, peinados y tocados. Todo él está decorado con grutescos a base de niños, cintas, calaveras, águilas y otros motivos. El banco está ocupado por grupos escultóricos dedicados a la Pasión, como la Oración en el Huerto, Prendimiento, Flagelación y Coronación de Espinas, todos ellos con abundante número de personajes, detalles y ejecución algo tosca. El primer cuerpo está presidido por una talla del titular, San Pedro, San Gregorio Papa, un santo obispo y San Marcos y el segundo cuerpo se dedica a la Infancia de Cristo y como ocurre en el banco, por grupos escultóricos, como la Virgen, la Anunciación y Visitación, entre otros. En el ático están las tallas de Santa Engracia sedente, un santo mártir guerrero y Santa Quiteria rematado todo ello por un Crucificado expresivista. Pudo trabajar en el retablo algún escultor de Sangüesa que se refleja en la patente filiación aragonesa de los grupos escultóricos del banco y del segundo cuerpo. La pintura es posterior, de 1586 según figura en la cartela y es obra del pintor palentino, natural de Campos, Simón Pérez de Cisneros. La condición impuesta a los maestros es la traza del retablo de San Felipe Neri de Zaragoza. Se les impone, por lo tanto un modelo aragonés obra de Juan de Moreto y Juan Picart. No falta el óculo de la calle central destinado a la reserva eucarística según el privilegio aragonés pero que en Navarra pierde esta función y se reserva a la escultura del Ecce Homo. Entre todas las tallas destaca la imagen de María Magdalena y la elegante figura de San Cipriano.

En el lado del Evangelio se aloja el retablo rococó dedicado a San José fechado en la década de 1770 y que presenta estructura de un pequeño banco, un único cuerpo con tres calles y ático subdividido en tres calles y rematado por trozos de entablamentos y remates mixtilíneos con rocallas. Todo ello dotado de un gran movimiento. La imaginería es de distintas épocas. Por ejemplo, el titular es moderno. Además, una talla de gran naturalismo de San Antonio es de la segunda mitad del siglo XVII y otra de Santiago, de la misma época que el retablo se inspira en modelos académicos.

En las dos capillas del lado de la Epístola se encuentran los retablos de San Francisco Javier y del Sagrado Corazón. El primero de ellos es barroco, realizado a finales del siglo XVII y presenta una estructura de banco, un único cuerpo con columnas salomónicas colocadas a distintas profundidades con racimos y tallos vegetales en sus fustes y rematado todo por un ático entre aletones todo ello entre una gran profusión de decoración. Su único cuerpo lo ocupa un lienzo de San Francisco Javier predicando, barroco, de la misma época que el retablo. Con una técnica algo seca sigue modelos que el pintor Vicente Berdusán realiza para el lienzo con el mismo tema. Delante se encuentra una talla barroca de la Virgen del Carmen de estilo barroco popular del siglo XVII, de la misma época que el San Estaban colocado en el ático donde se encuentran también las tallas de san Miguel y Santa Catalina ya del siglo XVIII.

El retablo del Sagrado Corazón es muy similar en disposición, arquitectura y decoración a su colateral simétrico de San José. Su iconografía la componen tallas de distintas épocas y estilos. El titular es moderno, las imágenes de Santo Domingo y San Pablo son del siglo XVII, barrocas, al igual que la talla de San Ramón Nonato de la calle central del ático, un santo diácono sedente con libro es del segundo tercio del siglo XVI en relación estilística con la escultura del retablo mayor.

Además de estos retablos son varias las piezas interesantes que conviene destacar, como es el caso de un Crucificado renacentista fechado hacia 1570 que cuelga en el primer tramo del lado del Evangelio. Es de tamaño natural y representa a Cristo muerto con una gran precisión anatómica, especialmente en las venas de los brazos y el tratamiento del torso marcando la cintura. Su cabeza cuelga hacia delante, con la boca entreabierta y mechones largos que caen por delante del pecho. El paño de pureza es de plegado menudo y ajustado a la cadera con gran nudo rizado, característica arcaizante de estas imágenes expresivistas.

En este mismo lado se encuentra la pila bautismal medieval de piedra que presenta basa circular, fuste cilíndrico corto, taza con subcopa semiesférica y copa cilíndrica lisa. Además un púlpito de finales del siglo XVI se localiza, al igual que su simétrico en el muro de separación de las capillas; consta de una base piramidal invertida y cuerpo poligonal de cuatro lados con tableros pintados en el siglo XVIII que representan a los Evangelistas, en este caso y a los Padres de la Iglesia en el del lado opuesto. Los guardavoces son añadidos en el barroco. Una excelente reja del siglo XVI de tradición gótica separa la nave del presbiterio propiamente dicho en el que se localiza el gran retablo mayor. Está estructurada en una parte central de dos hojas y tres registros que se rematan por flores de lis a diferentes alturas.

En el lado de la Epístola el coro cuenta con una sillería barroca de la segunda mitad del siglo XVII con diecisiete sitiales y tableros decorados con cabezas de reyes y personajes en todos lisos o con guirnaldas y otros motivos que recuerdan modelos renacentistas del siglo XVI, a base de roleos, composiciones simétricas y bustos querubines. Llaman la atención las representaciones de danza, faenas agrícolas y personajes mitológicos. El sitial que preside lleva representado el relieve de San Cipriano bendiciendo y con báculo y en los de los extremos el martirio de un santo y la escenificación del Tributo de las Tres Vacas. Las misericordias se decoran con cabezas, mascarones, cartelas vegetales, ángeles, pájaros, parejas de niños y hombre fumando en pipa. El órgano se encuentra en una pequeña tribuna que se prolonga desde el coro por la nave del Evangelio. Su caja es obra del maestro Miguel de Ayerdi, vecino de esta localidad, en 1751 y consta de cinco calles cilíndricas de distinto tamaño donde se alojan los tubos en siete campos o cuerpos.

En la sacristía se conserva una cajonera de tres cuerpos de taracea y sendos armarios barrocos, uno con puerta de casetones y cruz inscrita y otro de taraceas, ambos del siglo XVIII. Sobre estos muebles se alza un retablo de dos cuerpos, con hornacina en el inferior que contiene una imagen barroca del siglo XVIII de la Dolorosa y en el superior un Crucificado de buena factura del mismo estilo y cronología. Junto a este retablo cuelgan dos espejos barrocos del siglo XVIII con remate y colgantes de follaje. Se conserva además cuatro mazas de madera dorada del siglo XVI cuyo remate tiene forma de capitelillos con torreones y volutas exteriores, seis grandes cantorales de pergamino del siglo XIX, otros cuatro de menor tamaño y una imagen de San Sebastián barroca.

Varias piezas de plata que abarcan desde los siglos XVI al XIX completan el ajuar parroquial, entre ellos dos atriles del siglo XIX de plata parcialmente dorada de estilo neoclásico adornados con guirnaldas y querubines. La pieza más antigua es un cáliz de segunda mitad del siglo XVI, con la marca de Sangüesa. Mantiene una estructura con resabios góticos. Otro cáliz de esta colección es ya del siglo XVII de estructura lisa burilada y con la marca de Pamplona e inscripción. Completan la colección de cálices uno de plata dorada de estilo rococó de segunda mitad del siglo XVIII con las marcas de Pamplona y la del platero Iriarte y otro de estilo neoclásico del siglo XIX decorado con temas de la Pasión en la base y en la copa y con la marca de una balanza, una L y un busto. Se conserva una pareja de crismeras de plata barrocas con forma de arqueta sobre patas de garra y cubierta a cuatro aguas rematada por prisma liso que sirve de pedestal a una cruz de sección romboidal.

Entre las piezas de la colección destaca la cruz parroquial de plata realizada en 1553 por el platero residente en Sangüesa Gaspar de León, natural de Valencia. Esta cruz sigue esquema de tradición gótica, con brazos florenzados, cuadrilóbulos interiores rematados en vasos y crucero cuadrado, con una crestería que orla todo el perímetro de la pieza. Su decoración es algo más avanzada al incorporar temas vegetales y ángeles en composición "a candilieri". Figura en el anverso un Crucificado de anatomía expresivista rodeado de los medallones de dos evangelistas y la Asunción. En el reverso está la Virgen en pie y coronada sosteniendo al Niño, los relieves de otros dos evangelistas y la Asunción. La marca es SANG con caracteres góticos con escudo sobre barras de Sangüesa, ciudad de donde salieron también las cruces de Bagüés, Petilla de Aragón y San Gregorio Ostiense y la desaparecida de Gallipienzo que contó con un esquema muy similar a esta de Isaba.

Varias piezas de distintas épocas completan la colección de orfebrería, como cuatro relicarios con alma de madera y perfil curvilíneo del siglo XIX, más otros dos del siglo XVIII de tipo ostensorio con alto astil, nudo periforme y sol, además de un incensario del siglo XIX con brasero liso reforzado y tapa calada, una naveta barroca de la segunda mitad del siglo XVII con un esquema purista con algo de decoración que le dan el toque barroco. Esta pieza ha sufrido arreglos en la base y en el fuste.

Por último, como piezas de ornamento se conservan en la iglesia una capa pluvial del siglo XVIII y dos casullas negras el siglo XVII con decoración de cartelas y tiara y calavera de tradición manierista realizadas por el bordador Juan González de Ezquerra antes de 1658.

Carmina RIUS SALETA
Actividad cultural. Clases de "uskara roncalés" en las escuelas subvencionadas por la Diputación de Navarra, a instancias de José Estornés Lasa. Suprimida la ayuda siguieron en casa de los Estornés Lasa. La fiesta de las Idoias o Idoiako izenekoen xeiak se instauran en 1974, por iniciativa del párroco D. Jesús Arbeloa, Mariano Estornés y un grupo de jóvenes. Se caracteriza por su carácter folklórico, trajes y danzas autóctonas. Al mismo tiempo el párroco pone a punto el gran órgano barroco de la parroquia y se suceden los conciertos con el organista Esteban Elizondo, el trompetista Gómez de Edeta, cantante Idoia Garmendia y otros solistas. Se edita un disco LP con E. Elizondo. Idoia Garmendia graba Erronkari Kantari. Funciona una biblioteca pública. Pintores como Basiano, Briñol, Ortega y Labayen llevan al lienzo la belleza del lugar. Anotamos varios pintores autóctonos: Sagrario Garcés, premio CCC, Inma Ansó, J. Santa María y J. Estornés. La talla popular de cucharas y otros objetos de boj es cultivada por J. Manuel Marco.

Jornadas espeleológicas de 1982. Celebradas en el Hotel Isaba, Cine Parroquial y Casa de la Villa, contaron con la asistencia de especialistas como López Martínez, Richard Maire, A. Bayó, Z. Krulc, M. Bakalowicz, A. Granda, A. Maugun, etc. que dan relieve mundial a los estudios sobre Larra. Estas actividades son el resultado de las expediciones de pioneros espeleólogos navarros y franceses. Labor que ha producido obras como Larra, sima de San Martín, por G. Esp. Príncipe de Viana: 20 años de Espeleología, coordinada por el pionero Isaac Santesteban; Larra, cabeceras del río San Jorge, por Club Montañero de Estella, de I. P. de Viana. Asociación Valle de Roncal, formada por jóvenes de las siete villas, instituyó la fiesta cultural Erronkari Eguna o Día del valle Roncal. El 7.° celebrado fue en 1984, en Isaba. Misa con los trajes típicos, banderas del Valle, exposición de libros sobre temas locales, de etnografía, corte y preparación de madera, almadías, elaboración de queso, danzas y deportes autóctonos, banquete y baile.

En marzo de 1997 el retablo mayor de la iglesia de San Cipriano de Isaba (1555) es declarado por el Gobierno de Navarra bien de interés cultural. Museo Etnográfico, inaugurado en junio de 1998. En septiembre de 2003 se declara Bien de Interés Cultural el órgano de la parroquia de San Cipriano.

Población de 16 y más años que no estudia, según los estudios realizados, a finales del siglo XX

HombreMujerTotal
No sabe leer o escribir
Sabe leer o escribir (fue menos de 5 años a la escuela)
Sin completar EGB, ESO o Bachiller elemental
Bachiller Elemental, EGB, ESO completa (graduado)
Bachiller superior, BUP, Bachiller, LOGSE, COU, PREU
FP1, FP grado medio, Oficialía Industrial o equivalente
FP2, FP grado superior, Maestría Industrial o equivalente
Diplomatura, Arquitectura, o Ingeniería Técnica, 3 cursos
de Licenciatura, Ingeniería o Arquitectura
Arquitectura, Ingeniería, Licenciatura o equivalente
Doctorado
0
2
10
124
23
19
15

12
15
0
0
2
10
117
23
7
14

30
21
1
0
4
20
241
46
26
29

42
36
1

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001.
Municipio, partido judicial de Aoiz, Navarra.

Presupuestos Municipales del municipio en 2002

Ingresos (en euros)
Gastos (en euros)
0
0

Fuente: Departamento de Administración Local de Navarra.
Villa del valle del Roncal, 2.° part. de la merindad de Sangüesa, Navarra. Al final de la época foral se gobernaba por medio del alcalde nombrado por el virrey a proposición de la villa, con los regidores elegidos por el pueblo entre sus vecinos. "La defensa del Valle o tierra de Roncal, está encomendada a los alcaldes de los tres castillos que la cubren por la parte de Francia y Aragón, los de Isaba, Burgui y Pintano, este último en la parte de Sos. Del primero hay noticias de obras ya en 1258 ("F. Idoate, La Comunidad del Valle de Roncal", p. 24).
Juan Martín Hualde, escribano real en 1390. Durante varios años lo fue de la villa de Isaba. En su tiempo se quemó el archivo del Valle -1427-. Gracias a documentos que guardaba y a su manuscrito "Val de Roncal", se conoció el origen del Tributo de las Tres Vacas. Marcos de Isaba. Capitán del siglo XVI que interviene en la batalla de Lepanto. Sus hazañas fueron celebradas en la Austriada del Regidor de Córdoba. Coronel Isaba. En diciembre de 1818 Bolívar desembarcaba en la parte oriental de Venezuela, procedente de Haití. Entre sus fieles se contaba al coronel Isaba que salva la vida de Simón Bolívar en un motín. Vasco Jimenes. Defensor de la Monarquía de Navarra contra la invasión castellana. Fue condenado a muerte por Carlos V por su lealtad a los reyes legítimos. Fermín Conjet. Coronel, diputado y gobernador de laca. Cipriano Barace. Nacido en Isaba en 1641. Murió martirizado por los indios Baures en los límites de Bolivia y Brasil. Mariano Eufrasio Lasa. Nacido y fallecido en Isaba, 1902. Artífice herrero, autor de hermosos balcones, cerraduras artísticas y obras de ingenio. Angel Galé. Benefactor de su pueblo. Trabajó por engrandecerlo consiguiendo la traída de agua a domicilio a principios de siglo, construcción de matadero y lavadero municipales, teléfono entre los pueblos del Valle. Construyó el primer Hotel Pirineos, línea de autobuses de Uztárroz a Liédena, arrinconando a los antiguos coches. Construyó la fuente de Uturrotz trayéndola desde Oxanea. Dotó al pueblo de alcantarillado, servicios públicos y otras mejoras, siendo el pionero del turismo. En estas mejoras gastó una ingente fortuna. El ayuntamiento, siendo alcalde Bernardo Estornés Anaut, colaborador suyo, le nombró hijo predilecto y dio su nombre a una plaza. Bernardo Estornés Lasa, 1907. Historiador y promotor cultural. Obras relativas a Isaba: Erronkari, 1927; Artistas anónimos, Nuestros pastores, RIEV, 1930; Cuentos roncaleses, 1980. Mariano Estornés Lasa, 1909. Oro del Ezka, novela, 1959. José Estornés Lasa, 1911 . Erronkariko Uskara 1968; Nuestro Pirineo y la defensa de la naturaleza: Belagua, 1973. Martina Lasa, 1891. En su vejez publica tres tomitos de Coplas roncalesas de la tía Martina, 1968, 1971 y 1980. Pilar Estornés Lasa, cantante y compositora, pertenece a la Coral de Cámara de San Sebastián. Felicidad Estornés Lasa, Isaba 1905, S.S. 1984. En 1942 el "C.D. Amaikak Bat" le impuso la medalla de los 15.000 m. por su actividad montañera. Pedro Miguel Etxenike, Consejero de Cultura del Gobierno Vasco bajo el Lehendakari Carlos Garaicoechea hasta 1984. Hermanas Elena, Martina y Amaya Zalguizuri, creadoras del Grupo de Dantzas de Isaba y del Ballet Isaba. Isaba, Aznar de, "Cirúrgico real" que cuidaba a Carlos III el Noble de Navarra y a su familia en 1412. Isaba, Aznariz de. Procurador en la confirmación de los Privilegios del Valle de Roncal por Carlos III, en 1412. Isaba, Pedro de. Originario del Valle Roncal, vecino de Villafranca, Navarra, prueba su hidalguía de origen en 1489, otorgada por el gobernador de Navarra, señor de Avenas, dada en la ciudad de Olite a 20 de noviembre de 1489.

Sobre la gente de Isaba. Juan Chugurt, natural de Santa Engracia, Zuberoa, que había sido rapatán en Uztárroz, nos dice lo siguiente en 1639: "Que los vecinos de esta villa de Isaba han sido y son muy trabajadores, y aun hasta las mujeres, y cuidadosos. Y como tales, han mirado y miran la conservación de la hacienda sin que jamás haya visto que haya habido descuido ni floxedad alguna, sino que trabajan de día y de noche." (F. Idoate, La comunidad del Valle de Roncal, p-51).
HISTORIA. La crónica de Val-de-Ilzarbe. Atribuye al rey Eneko Garseanes Arista el haber ennoblecido la villa de Isaba. Una tradición habla de una coronación del primer rey vascón en la cueva de la peña de Ezkaurre. Un monte de Isaba se llama Nebarroa.
Tributo de las tres vacas. Aunque puede ser un tributo de facería, se atribuye su origen a la invasión conjunta de cimbrios y baretonenses del valle bearnés de Baretons -por los puertos de Isaba- del año 125. Los vencidos baretonenses se comprometieron a pagar, a perpetuidad, un tributo anual de tres caballos con las patas blancas y mancha blanca en la frente. En 1373 se había dejado de pagar. Las malas relaciones entre las dos comunidades contribuyeron a la grave reyerta entre pastores. Por el derecho a abrevar el ganado en la fuente de Pescamon fue la más grave. Y Pedro Carrica, de Isaba, mató a Pierre Sansoler, de Areta, Baretous. La guerra entre roncaleses y baretoneses, de emboscadas y expediciones, fue sangrienta. Los pueblos de Uztárroz, Garde y Urzainqui fueron en socorro de Isaba. Esto duró hasta 1375. El arbitraje de Ansó (Huesca), logró la paz. Se obligaba a los bearneses a seguir pagando el tributo de tres vacas al Valle de Roncal. Se determina su exacto cumplimiento el 13 de julio de cada año, en Ernaz. Dos vacas son para Isaba y una para las otras villas que intervinieron al lado de Isaba. No se sabe cuándo se trocaron los caballos por vacas.
Castillo de Isaba. Del castillo de Isaba nos da fe Pedro Madrazo en su obra (tomo t.I, pág. 522) al decirnos «ocupa Isaba la parte inferior de la vertiente de un monte alto y escarpado, cuya cúspide lleva el nombre de S. Julián y Sta. Basilisa por una ermita que hay en ella, llamada también «El Castillo» por uno muy fuerte que la enseñoreó y que lo domina todo...» Los alcaides que gobernaron esta fortaleza, según antecedentes tomados en años precedentes en el Archivo navarro por Altadill, son: año 1265, Mesire Odón de Merry; en 1320 figura otra vez el mismo alcaide; 1300, Mesire Paul de Bechavena (más tarde merino del Reino); 1304, D. Martín Ximenez de Sotes; 1305, D. Pedro Aznariz de Ezcurra; 1307 a 1309, Jean Lópiz de Urroz; 1313, D. Pedro Lópiz de Olloqui; 1318, Mesire Odón de Miriaco, retribución anual V libras; 1329 al 1341, sin interrupción D. Martín García de Leguín. Con fecha 1294 encuentro también entre los alcaides de este castillo a Beltrán Jordán que anteriormente había pasado por las Alcaidias de Burgi y Castelnovo.
Incendio de 1427. Isaba baja muchísimo a consecuencia del incendio de 27 de septiembre de 1427 que destruyó la villa, incluida la iglesia y los preciados documentos originales que guardaban los privilegios más antiguos. Los comisarios reales, con miras fiscales, realizan una encuesta, que consta en el Libro de Fuegos de 1428. En Isaba, que era la villa más populosa de la zona, con 297 casas, se salvaron del incendio sólo 27. Se cogía trigo para medio año y carecía de viñas. Sus numerosas cargas se repartían de esta forma: «a) 20 libras, pagadas a los 40 ballesteros que defendían los límites de la tierra» (F. Idoate, La Comunidad del Valle de Roncal). Con motivo de este incendio de 1427 se le perdonan los 45 florines que pagaba por Navidad y otras contribuciones. Reinaba en Navarra Don Carlos II el Noble. Su situación fronteriza obligaba a Isaba a tener recaudadores de peajes. En 1356 lo llevaban dos personas de Isaba y dos de Uztárroz-Goyena, por 40 libras para la Hacienda Real.
Conquista de Navarra. Tomada la Baja Navarra o VI Merindad y garantizado su paso a Francia, Fernando el Católico, a partir de 1512, mandó fortificar varias ciudades navarras con el objeto de prevenir una nueva revancha de la dinastía de Albret apoyada por Francia. Y resolvió «montar en otros pasos pirenaicos dos fortalezas más: una en Ochagabía, mirando a la vertiente francesa y otra en la villa roncalesa de Isaba, vigilando la navarra». (Boissonnade, (La conquista de Navarra, vol. III, Ekin) lo toma de Zurita, cap. XLIII, Fº 332.) Isaba, como todo el Valle de Roncal tomó parte con sus reyes legítimos, en la lucha contra la invasión castellana. En 1516 las fuerzas del mariscal don Pedro de Navarra junto a las tropas navarras, bearneses y vascos de Ultrapuertos, reforzados con 200 roncaleses, pasan los puertos de Isaba nevados y caen en una emboscada del coronel Villalba, jefe de las tropas castellanas. Se cree que la sorpresa fue en las Ateas de Belagoa. Cayeron prisioneros el mariscal de Navarra, otros dignatarios del reino y Petri Sanz de Bereterra, jefe de los roncaleses.
Intento secesionista de Isaba. En 1665, ante la desastrosa situación de la Hacienda Real, el virrey, Duque de San Germán, recibió instrucciones de repartir mercedes a cambio de entregas en dinero, tanto de particulares como de pueblos o de corporaciones. Isaba solicitó y logró fácilmente la gracia de la separación del Valle ofreciendo 3.000 ducados, valor aproximado entonces de unos 4.000 robos de trigo. El Valle reaccionó ofreciendo a la Hacienda 1 .600 ducados por la gracia de no separarse de la Unión de la villa de Isaba. La Hacienda recibió los dineros de ambas procedencias, aunque no en su totalidad. Y todo quedó igual. En su instancia manifestaba la villa (Isaba) que estaba unida al valle desde muy antiguo, formando «una comunidad y hermanable compañía en el gozo de todas las yerbas y aguas de la circunferencia de la valle, de suerte que, como si fueran todos los términos de la dicha valle uno, todas las villas los gozan sin ninguna diferencia». Además los vecinos de unas podían sembrar en los términos de las otras. Y sigue: «Y aunque esto es en cuanto al gozo no por eso dexa de tener la villa en su territorio y dezmario -término municipal amojonado en función de los diezmos- separado con su jurisdicción privativa, que la ejerce en cada villa el alcalde que hay y se sortea todos los años». (F. Idoate, La comunidad). Lo único que logró Isaba fue que se limitase el número de ganados a pacer en sus términos. Isaba expone antecedentes de su situación... «que hacía un siglo tenía 280 vecinos, y el término más extenso, pero, con ocasión de la unión había quedado reducido a 220, habiendo muchas casas vacías y aun arruinadas». Tan alarmantes síntomas de decadencia, le había movido a pleitear con el valle aunque con resultado negativo.
Guerra de la Convención. En el mes de marzo de 1793 la Convención francesa declaró la guerra a España. Durante el verano del mismo año, tuvieron lugar algunas escaramuzas en el valle del Roncal, según refiere Idoate en Rincones... (t. I, págs. 135-140). El 7 de octubre los convencionales atacaron de nuevo por la parte de Isaba y ocuparon las trincheras del puerto, pero el capitán Amatria los rechazó, restableciendo la situación. Los revolucionarios en su retirada quemaron cincuenta bordas. Fueron perseguidos por los roncaleses y una compañía de milicianos hasta Sainte Engrace, quemando los navarros unas 40 casas del lado francés como represalia y causando 30 muertos al enemigo. El 22 de junio de 1793, los naturales del valle del Roncal ayudan a guarnecer los puestos de Isaba, Navascués, Salazar, Lumbier, Sangüesa y Salvatierra de Ezka, consiguiendo rechazar un ataque de las tropas francesas.
Guerra napoleónica. El doce de mayo del año 1813, el segundo batallón de la división de guerrilleros de don Francisco Espoz y Mina se situó en las alturas próximas a Isaba, mientras que los batallones primero, cuarto y sexto se colocaban en las alturas de Santa Bárbara y Urzainqui. Al mismo tiempo una fuerte columna francesa, mandada por el general Abbé, se situó en Uztárroz. Al día siguiente los franceses avanzaron a Isaba y según llegaban vieron a la gente del pueblo huir a los montes, llevándose guerrilleros heridos. Ciegos de furor los franceses entraron en Isaba, encontrando la villa vacía y cogiendo a dos labradores en el campo los fusilaron. A continuación dieron fuego a todas las casas del pueblo, permaneciendo allí hasta que las llamas invadieron todo Isaba.En este incendio se perdieron 153 edificios. Después Abbé atacó a los guerrilleros, manteniéndose la acción hasta las tres de la tarde sin que ninguno de los bandos obtuviera ventaja, pero como comenzara a flaquear su flanco derecho, Espoz se vio obligado a retirarse a las alturas, donde siguió la batalla hasta la noche. Durante ésta Espoz marchó con su gente a pernoctar a Garde y al día siguiente siguió camino hacia el alto Aragón, siendo perseguido por los franceses. Abbé, tras este combate, marchó a Lumbier y después a Pamplona. Al final de la guerra napoleónica, en el año 1813, había en Isaba un hospital para el cuidado de los numerosos heridos de los ejércitos aliados y de los guerrilleros de la división de don Francisco Espoz y Mina.
Desamortización. En cumplimiento de la ley de desamortización del 1 de mayo de 1855 se vendieron en esta localidad en 1870, un edificio y tres heredades (Ref. R. G. CH. «La D. C. en N.»).
Elecciones en el siglo XIX.
Resultados de la elección de diputados a Cortes del 5-III-1893. CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSAlejandro San MartínFusionista128Javier Los ArcosConservador Silv.10Mariano Bayona ArtetaIntegrista3Bartolomé Feliú PérezCarlista-[Ref. "B.O.N.", 8-III-1891. Filiaciones en "La Epoca", 6-III-1893].

Resultados de la elección de diputados a Cortes del 12-IV-1896.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSValentín Gayarre ArreguiFusionista218Bartolomé Feliú y PérezCarlista1[Ref. "B.O.N.", 15-IV-1896. Filiaicones en "El Imparcial", 17-IV-1896].
Elecciones 1900-1923.
Resultados de la elección de diputados en Cortes de 24-I-1904. Pedro García GaramendiConservador202Juan Vázquez de MellaCarlista2Arturo Campión JaimebónIntegrista-[Ref. "B.O.N.", 27-I-1904. Filiaciones en "El Imparcial", 25-I-1904].

Resultado de la elección de diputado a Cortes de 10-IX-1905.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSValentín Gayarre y ArreguiCanalejista216Tomás Dguez, C. de RodeznoCarlista1[Ref. "B.O.N.", 13-IX-1905. Filiaciones en "D. de N." 8-IX-1905].

Resultado de la elección de diputado a Cortes de 8-V-1910.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSManuel Becerro y CarrascoCanalejista220Tomás Dguez., C. de RodeznoCarlista18[Ref. "B.O.N.", 11-V-1910. Filiaciones en "D. de N.", 10-V-1910].

Resultado de la elección de diputado a Cortes de 9-IV-1916.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSLorenzo Orez y UrnizaIndependiente99Tomás Domínguez ArévaloJaimista48[Ref. "B.O.N.", 12-IV-1916. Filiaciones en "El Imparcial", 3-IV-1916].

Resultado de las elecciones para diputados a Cortes de 24-II-1918.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSSantiago Cunchillos y ManterolaP.N.V.127Tomás Domínguez ArévaloJaimista (1)27[Ref. "B.O.N.", 27-II-1918. (1) Con apoyo maurista. Filiaciones en "D. de N.", 4 y 11-II-1918].

Resultado de las elecciones para diputados a Cortes del 1-VI-1919.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCándido Barricart ErdozainMaurista79Tomás Domínguez ArévaloJaimista17[Ref. "B.O.N.", 4-VI-1919. Filiaciones en "La V. de G.", 2-VI-1919].

Resultado de las elecciones para diputados a Cortes del 19-XII-1920.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSCándido Barricart ErdozainConservador204Luis Hernando de LarramendiJaimista3[Ref. "B.O.N.", 22-XII-1920. Filiaciones en "La V. de G.", 24-XII-1920].
Elecciones de 1931.
Resultado de las elecciones municipales del 31-V-1931 (1).
Concejales electos:Independiente6Republicanos3[Ref. "D. de N." del 2-VI-1931. (1) Fueron anuladas las elecciones del 12-VI-1931].

Resultado de las elecciones a Cortes de 28-VI-1931.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSMariano Ansó ZunzarrenRepublic.-Socialista151Emilio Azarola GresillónRepublic.-Socialista151Aquiles Cuadra de MiguelRepublic.-Socialista151Mariano Sáez MorillaRepublic.-Socialista151Tiburcio Osácar EchalecuRepublic.-Socialista150Joaquín Beunza RedínCatólico-Fuerista37Tomás Domínguez ArévaloCatólico-Fuerista37Miguel Gortari ErreaCatólico-Fuerista37Rafael Aizpún SantaféCatólico-Fuerista37José A. Aguirre Lecube (1)Católico-Fuerista37[Ref. "B.O.N." del 1-VII-1931. (1) Nacionalistas].
No al estatuto. El día 19 de junio de 1932 este ayuntamiento votó en contra del Estatuto Vasco-Navarro, por medio de su representante D. Mariano Mayo Pérez.
Elecciones 1933-1936.
Elecciones del 19-XI-1933.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSAizpúnDerechas202ArellanoDerechas202Martínez de MorentinDerechas202Domínguez ArévaloDerechas201GarcíaDerechas199J. AlvarezP.S.O.E.182ZabalzaP.S.O.E.181OsacarP.S.O.E.173AnguloP.S.O.E.167GoñiP.S.O.E.167IrujoP.N.V.18J.A. AguirreP.N.V.14OliverRepublicano-Radic.14EsparzaP.N.V.13EchaideP.N.V.13IzcoP.N.V.13CristobalenaRepublicano-Radic13Martínez de UbagoRepublicano-Radic13RomeroRepublicano-Radic13YanguasRepublicano-Radic13ArancetaP.C.E.12ZozayaP.C.E.10UrabayenP.C.E.4GafoDerechas1MendiolaP.C.E.1SáezP.C.E.1[Ref. "B.O.N." del 22-XI-1933].

Elecciones del 16 de febrero de 1936. (1.ª y única vuelta).CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSAizpún (Unión Navarra)Derechas230GortariDerechas229ElizaldeDerechas225ArellanoDerechas225R. GarcíaDerechas225BengarayFrente Popular147CuadraFrente Popular147SalinasFrente Popular146MonzónFrente Popular146BasterraFrente Popular146IrujoP.N.V.9Martínez de MorentinDerechas4Domínguez ArévaloDerechas4[Ref. "B.O.N." del 17 de febrero . Filiaciones en el "D. de N.".
El tradicional de Isaba y de todas las villas del Roncal: Cuartelado: 1.°, de azul, un puente de tres arcos, de oro, surmontado de la cabeza de un moro coronada; 2.°, de rojo, un lebrel de plata; 3.°, de rojo, un castillo de plata; 4.°, de azul, tres rocas de oro. El moderno: de azul, un puente de oro de tres arcos, surmontado de la cabeza de un rey moro, chorreando sangre y un alfanje, ambos en su color.
Las primeras votaciones del postfranquismo.
Elecciones 15-VI-1977.UCD111FDI14PSOE61UAN13AFN43PSP7FNI43AET7UNAI29AM4PCE20FUT3APN15Nulos: 2. El referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978. Dio el siguiente resultado sobre un censo de 525 electores:Votos:366Abst.:159 (30,28%)Sí:300 (57,14%)No:48 (9,14%)Blanco:18Abs. y No:39,42%Elecciones generales del 1-III-1979. (Censo electoral: 526).UCD150UPN21PSOE65UNAI11HB42EKA9PCE34EMK4NV23LKI2
Abstenciones: 31,4%

[Ref. "D. de N." del 3-111-1979].

Elecciones municipales del 3 de abril de 1979.
Para cubrir las 7 concejalías de este ayuntamiento se presentaron dos candidaturas: Agrupación Electoral "Grupo Independiente de Isaba" y Agrupación Electoral "Democrática Ezkaurre". Los votos y concejales elegidos sobre un censo de 526, fueron: A. E. Democrática Ezkaurre con 242 votos: Miguel Ignacio Garcés Pilart, Iluminada Zalguizuri Belio, Angel María Barace Garcés y Vicente Nicolao Ezquer; A. E. Independientes con 203: Macario Anaut Anaut, Valeriano Ederra Pérez y Emilio Garde Pérez. Alcalde: Miguel Ignacio Garcés Pilart de Democrática Ezkaurre.

Elecciones Generales del 28 de octubre de 1982. PSOE105PCE25UPN99PNV21UCD64EE13HB52CDS8Otros partidos: 2; Blancos: 3; Nulos: 7; Totales: 399.

Elecciones municipales del 8 de mayo de 1983. Concejales: Agrupación Ezkaurre: Carlos Anaut Abadia, Angel M.ª Pérez Labairu, Miguel Ignacio Garcés Pilart, Soledad Marcilla Garde. Independientes de Isaba: Benigno Ansó Mainz, Carlos Marco Landa, Valentín Urzainqui Ansó. Resultó elegido alcalde el primero.
Parroquia dedicada a San Cipriano, arciprestazgo de Roncal-Salazar, obispado de Pamplona.

Mariano ESTORNES LASA.