Political Parties

Enbata

Movimiento político con sede en Bayona (Lab.) creado en la festividad de Aberri Eguna de 1963 por un grupo de patriotas de Euskadi Norte aglutinados por la publicación del mismo nombre que venía editándose desde setiembre de 1960.

Es en Itxassou donde este grupo de militantes y simpatizantes constituyó oficialmente el movimiento tomando como base lo que se ha dado en denominar Carta de Itxassou. Destacaban, dentro del grupo fundador, Ximun Haran (farmacéutico), Jacques Abeberri, director del grupo de danzas "Oldarra", el ingeniero J. Louis Davant, Michel Labéguerie, poeta, médico y alcalde de Cambo, y Pierre Larzábal, escritor euskérico y sacerdote. En una de sus publicaciones fundacionales (Pourquoi Enbata?, Bayonne, s/f), Enbata se define como un movimiento abierto a todos los vascos y amigos del País Vasco, sea cual sea su opinión filosófica. Sus dos objetivos primordiales son:

"a) En una primera fase, y dentro del respeto de la Constitución y de las leyes que rigen la República francesa, la creación de un departamento vasco que comprenda las tres provincias de: Zuberoa, Baja Navarra y Laburdi, departamento que gozará de un estatuto para la lengua vasca. b) En una segunda fase y dentro de la Comunidad de una Europa unida, la formación de una región política, administrativa y culturalmente autónoma que reúna las siete provincias vascas, federada al resto de las entidades europeas".

El marco político de la aparición de Enbata presenta estas tres coordenadas: 1. Francia procede a ultimar el proceso descolonizador (tras el tratado de Evian). 2. Europa da los primeros pasos concretos para la constitución de una comunidad europea unida. 3. Inicio y expansión del fenómeno ETA. Llegan los primeros refugiados de esta organización los cuales ejercerán una indudable influencia sobre la dinámica del nuevo grupo. Este último punto es tal vez el que más ha marcado a Enbata imprimiéndole una mayor radicalización y restringiendo su poder de captación en una población reacia y envejecida por la emigración rural, muy volcada en los módulos franceses.

Su ayuda a Txillardegi, Irigaray, Madariaga y Benito del Valle, líderes de ETA expulsados del territorio francés en 1964-1965, le enajenó parte del público que había mirado con simpatía al grupo viendo en él a una formación semifolklórica más. Tal popularidad fácil desciende aún más al ser detenida por la policía española la ciudadana francesa militante de Enbata Kristian Etxaluz, acusada de introducir dinamita en territorio español. La primera manifestación callejera del movimiento tiene lugar debido a esta detención, en el verano de 1965, en el puente de Hendaya.

Dinámico pero falto de base sociológica, el movimiento se verá fuertemente decepcionado en la primera confrontación electoral a la que se presenta. Tal es así que, si en las elecciones para consejeros generales de 1964, Jean Etcheverry- Ainchart del grupo Enbata es elegido por el cantón de Saint-Etienne de Baigorry, en las primeras elecciones generales, Michel Labeguérie, elegido, se desliga del grupo para arroparse en siglas centristas (Centre Democrate) y, más tarde, gaullistas.

En las siguientes (1967), el movimiento presentará como candidatos propios a Ximun Haran y a Kristian Etxaluz con los siguientes parcos resultados en tantos por ciento por cantón: Baiona: 3,89 %; Biarritz: 4,1 %; Bidache: 2,7 %; Espelette: 3,1 %; Hasparren: 2,3 %; Iholdy: 2,8 %; Labastide-Clairence: 3,1 %; Mauleón: 9,3 %; Baigorry: 6,1 %; San Juan de Luz: 6,3 %; San Juan de Pie de Puerto: 2,5 %; Saint-Palais: 4,3 %; Tardets: 10,5 %; Ustaritz: 7,1 %. En total, Enbata obtuvo en esta primera confrontación electoral un 5 % de los sufragios lo cual produjo una crisis en el seno del movimiento que se tradujo en el cambio de jefatura -Michel Burucoa en vez de S. Haran- y en el abandono de las siglas por parte de los elementos más exaltados.

Incide en esta crisis, asimismo, el mayo del 68 francés que desvía a parte de la militancia hacia derroteros gauchistas mientras otro sector tiende a dedicarse a tareas de tipo puramente cultural. En julio de 1968 se celebra una asamblea general en la que queda de manifiesto esta situación y Enbata decide dejar el movimiento a la expectativa -sin proceder a su disolución-, falto de perspectivas en el inmediato futuro. Un grupo se responsabiliza de la continuación de la publicación que, de mensual, pasará a ser semanal.

Es en el verano de 1970 cuando parece salirse del impasse de 1968; tanto los jóvenes culturalistas como los influidos por el mayo francés parecen reconocer que pueden volver a convivir en el seno del movimiento. La movilización suscitada por el juicio de Burgos (dic. de 1970) dará el impulso necesario para una nueva etapa de actividad a favor de los trabajadores de Louhossoa (1971), contra el exterminio de ovinos en la frontera (1972), organización de la Semana Grande de San Juan de Luz, huelgas de hambre de 1970, 1971 y 1971 a favor de los refugiados expulsados de los Bajos Pirineos, Aberri Egunas de San Juan de Luz, Mauleón y San Juan de Pie de Puerto (1971, 1972 y 1973), manifestación ante el Ayuntamiento de Baiona (23 de enero de 1972) bajo el lema de Euskal Herrian bizi nahi dugu, etc.

En el Congreso Nacional de 1972 (16 de enero) Enbata adopta nuevas bases que son publicadas en un folleto denominado Objetivos et strategie du Mouvement Enbata-Enbata Oldearen Xedeak eta Jokabideak, en los cuales federalismo y socialismo son presentados como inseparables. El Congreso de Mendiodo (1973) designa a 13 personas que lleven adelante el periódico.

El 30 de enero de 1974 -por la fecha, la medida parece ser un gesto de buena voluntad hacia el Gobierno español tras la muerte de Carrero Blanco- el Consejo de Ministros francés, prohibe cuatro movimientos nacionalitarios: dos bretones, uno corso y Enbata. Este es el desenlace de una larga serie de atropellos judiciales de los que ha sido objeto el movimiento desde su nacimiento y, en especial, el responsable de la publicación semanal Dr. Michel Burucoa. El primer proceso fue en 1965 debido a que la revista reprodujo la célebre foto de la entrevista de Hendaya (1940) entre Franco y Hitler, con ocasión de la manifestación a favor de Kristian Etxaluz. El 24 de mayo de 1973, Burucoa es multado con 32.200 francos y tres meses de arresto por culpársele de difamación pública contra la policía francesa debido a cinco artículos denunciados entre setiembre y noviembre de 1972. El 28 de junio del mismo año la acusación era de propaganda ilegal. El 13 de enero de 1977 "incitación al crimen".

En el transcurso de estos años y, pese al escaso reflejo electoral achacable a los motivos ya citados y a la existencia de un elevado tanto por ciento de población no vasca (turismo, retirados, comercio de lujo, personal administrativo fronterizo, propietarios parisinos de villas), es innegable que la presencia de este núcleo abertzale ha vigorizado la vida cultural y política de esta comarca vasca. La introducción de un euskera unificado -J. Louis Davant, entonces militante de Enbata, es miembro de Euskaltzaindia-, el renacimiento de la canción, pastorales, ikastolas, festivales, grupos sociales, rotulación bilingüe, etc., atestiguan el alcance de lo trabajado. En el terreno económico los intentos de revitalizar el campo y los contactos con la industria de Euskadi Sur, en especial cooperativas de Mondragón, son también exponentes válidos de esta renovación y reconversión hacia el destino natural de complementariedad con el área industrial de ultrabidasoa.