Instrumentalist

Aldeiturriaga Zabala, Maurizia

La panderetera Maurizia Aldeiturriaga nació el 22 de septiembre de 1904 en el barrio Egia de Zeberio (Bizkaia). Fue la mayor de seis hermanos. Zeberio, a la sazón, era totalmente rural. La mayoría de la población vivía del ganado y la agricultura aún cuando había personas que vivían de oficios tales como carpinteros, herreros, molineros, canteros, carreteros, costureros etc. existentes en núcleos rurales. Su madre fue, Madalena Zabala Artola, del citado caserío, y su padre, Frantzisko Aldeiturriaga Ateo, de Llodio, de oficio carpintero y cantero.

Al parecer en aquella época muchos niños debieron ir de criados. También en el caso de Maurizia, dado que ejerció como criada en Basurto con una hermana suya.

El talento para la música pronto se le despertó. Desde muy pequeña improvisaba versos, asimilando perfectamente las que escuchaba. Maurizia Aldeiturriaga es el exponente de la época en la que los pandereteros y músicos en general "nacían". No había profesores en dicha época. De ahí que su frescura y perfección se convirtieran en inimitables. Kalixto, el tío de Maurizia, tocaba la pandereta. Parece, aunque no sepamos de forma segura, que su padre también fuera panderetero. Maurizia con escasamente 12 años comenzó a tocar el pandero en las plazas con Joakin Goti, natural de Zeberio.

Maurizia trabajo en la "Fabrica de Hilados" de Miraballes. La ida y vuelta desde Zeberio al trabajo solía hacerla cantando. Como años más tarde reconocería, sin embargo, la técnica tenía que practicarla encerrada en su habitación, en secreto, los domingos por la tarde, porque eligió mala profesión para ser mujer.

Entretanto, el joven Benantzio Bernaola "Karakol" anduvo cuidando las cabras de su hermano mayor en Laureta, Artea, tocando la trikitixa. La familia no veía con agrado aquella carrera de músico, pero su hermano Juan le defendió diciéndoles "dejadle al muchacho en paz". Benantzio Bernaola se convirtió en un extraordinario trikitilari. En una ocasión en la que el muchacho fue a Zeberio se conocieron Benantzio y Maurizia. Maurizia tenía 23 años y Benantzio 24 el día de su boda. La boda tuvo lugar el día 5 de noviembre de 1927. La ceremonia se celebró en la iglesia de Santo Tomas de Zeberio, y la pareja se trasladó a la Elexabeitia de Artea, al caserío "Etxenagusia" situado frente a la iglesia de San Miguel. Es una vivienda doble: en una de ellas vivieron Maurizia, Benantzio y su único hijo Frantzizko.

El sonido de Benantzio y la pandereta de Maurizia no se separaron desde entonces, hasta que la salud se lo impidió a "Karakol". En aquellas épocas, sin micrófonos, había que esforzarse tocando la trikitixa, pandereta así como la voz. Tanto la trikitixa como los cascabeles de las panderetas, debido a la fuerza, se rompían con frecuencia. Son especialmente memorables las sesiones que celebraban muchos músicos de Bizkaia en el restaurante Mendigoikoa, en Aspe-Arrazola. Maurizia acudió a ellas hasta muy tarde. Aun cuando a su marido Benantzio no se lo permitía su delicado corazón, se acercaba con León Bilbao o con Fasio para deleite de celebraciones y bodas. Durante años Mendigoikoa fue su Meca. Era uno de los puntos culminantes del "territorio de la música "que describiera Ruper Ordorika. Ordorika en el CD Maurizia, Leon eta Basilio publicado por Elkar-Trikik en el año 1995 manifiesta: "Territorio pequeño pero al mismo tiempo interminable, delimitado por los siguientes puntos cardinales: Urbina (sur), Abadiño (este), Andraka (norte), Zeberio (oeste). El cantar de Maurizia personalizaba dicho mundo".

En 1937, huyendo de la guerra, Maurizia volvió al barrio Egia de Zeberio. Su marido actuó de intendente, y no pudo ir con su familia. Con los nacionales cada vez más cerca, Maurizia y los de casa fueron a Somorrostro. Allí estaba Kalixto, el tío, el panderetero que Maurizia admiraba de pequeña. De vuelta por los paisajes de Carranza, Arrigorriaga, Peña...llegaron a Basurto. Miles de familias vascas fueron hacia el oeste, hasta que encontraron un corto periodo de tiempo que tenía trazas de una vida más normal en la zona de Jibaja junto a Ramales en la zona de las Encartaciones.

Benantzio pronto lo apresaron. El barco para la evasión al otro lado de la frontera estaba casi dispuesto, pero no arrancaba. Benantzio entendía de motores y él fue quien lo puso en marcha. En el intento quedó aturdido y lo dejaron en tierra. Le imputaron tres años de cárcel: en el mismo Santoña, en Dueso, en Cádiz, en Cela Nova. A su regreso, no le permitieron a Benantzio entrar tan siquiera a su casa del barrio de Elexabeitia de Artea, y al principio tuvo cobijo en la casa de los vecinos. Maurizia continuaba en Egia.

A Benantzio no le permitieron, al menos al principio, retornar al su puesto de trabajo en la fábrica "Vasconia" en aplicación de la doctrina "Rojo separatista". Poco a poco consiguió nuevamente rehacer su vida, y volvieron a Elexabeitia de Arte. La guerra, como es sabido, cortó la andadura de plaza en plaza, pero pronto comenzó Maurizia a ir nuevamente a las Pascuas de Dima, Santa Lucia de Llodio etc.. Fue la época en la que a la pareja formada por Benantzio y Maurizia se unió León Bilbao. Benantzio falleció el 25 de enero de 1978, pero la trikitixa la había dejado ya tiempo atrás. Maurizia colaboró con muchos músicos, con los anteriores y con los nuevos que surgieron.

Su labor lo tomaba con mucho interés: Maurizia comenzaba a peinar su moño dos horas antes de que el taxi o coche viniera a recogerla. Muchas veces actuaba dos veces la misma tarde. Falleció el 19 de mayo de 1988 y tocó la pandereta casi hasta el final.

Ruper Ordorika había escrito en la hoja de presentación de las grabaciones de la editora Elkar: "Maurizia en el canto procedía como la alboka o, tal vez, la alboka de León actuaba como la voz de Maurizia". El salto de octava de Maurizia todavía nos parece increíble e inimitable.

Maurizia Aldeiturriaga actuó con muchos albokaris y trikitilaris: Joakin Goti de Zeberio, Benantzio su marido, el albokari León Bilbao. Cuando Benantzio lo dejó, continuó a partir de 1964 con el trikitilari de Igorre antes referido Fasio Arandia. Y con "Txiki" Basilio Undagoitia, cuando falleció Fasio. Colaboró también con Rufino Arrola "Andrakas". En su camino, sin embargo, vemos una constante: el mencionado albokari León Bilbao.

Formaba una unidad con la pandereta, unidad con sus cuerdas vocales, y unidad con el público que iba a verla. Cuanto más público la escuchaba al parecer mejor se sentía. Fue exponente del inmejorable equilibrio entre profesionalidad y naturalidad. No existe estilo alguno de Maurizia Aldeiturriaga: ella fue el estilo de la pandereta tradicional. Incluso hoy día se tiene como modelo la forma de tocar de Maurizia por parte de los estudiosos o estudiantes de la pandereta. Además, aquellos músicos fueron eslabón entre las viejas y nuevas generaciones, y sobre todo se hizo famoso el trío compuesto por Maurizia, León y Fasio. Lograron conservar en Arratia el sonido vasco de corte tradicional y ello fue muy importante dado que en el renacimiento posterior a la muerte de Franco hacían falta referentes en la revitalización de la música.

La revista "Begitu" de Arratia, Ubidea y Zeberio en octubre de 2005 dedicó un suplemento especial a Maurizia Aldeiturriaga. En dicha revista el trikitilari Joseba Tapia manifestaba lo siguiente:

"Al principio poco más sabíamos que el hecho de que eran vizcaínos. Antes que la trikitixa de Bizkaia estábamos fascinados con la de Gipuzkoa. Nos eran más conocidos los músicos de aquí, del valle de Urola, Oria. Los veíamos en los concursos, en las romerías de los pueblos pequeños, dando irrintziz, con vigor y humor. Atraídos por aquel mundo comenzamos a aprender aquel instrumento que parecía antiguo.(...)

Ahora, al referirme a Maurizia, necesariamente, nos viene su recuerdo. Como si aquellos tiempos fueron mejores. De todas maneras, Maurizia se ha convertido en la madrina de los trikitilaris. En su voz hemos conocido un mundo anterior, una forma de vida distinta. La lucha de la vida y la diversión. La razón de porqué la tradición no supone algo malo. Un nuevo valor de la hermosura."

En el mismo suplemento Kepa Junkera manifiesta también su opinión:

"Como tocaba la trikitixa, seguía lo que hacía Fasio. Fue un trío muy especial, cada uno era complemento de los otros. Maurizia derrochaba carisma y fuerza y sabía estar en los escenarios. Fasio realizaba poemas con la trikitixa y León fue con la alboka, antiguo instrumento, el contrapunto del trío. Al principio me animaron mucho, se mostraban a favor de la gente joven.

El disco que publicaron -Maurizia, León, Basilio y Fasio- incluso hoy día me emociona. Fueron los representantes de la trikitixa en Bizkaia."

Cuando en 1976 homenajearon a "Karakol" en Iurreta Maurizia le colocó la txapela a su marido en su testa. El día 1 de diciembre de 1982 le tocó el turno a Maurizia. El día 1 de diciembre de 1996, tuvo lugar un homenaje póstumo a Maurizia en Artea, descubriéndose junto al frontón, al lado del ayuntamiento una escultura en la que aparece juntamente con León. Al anochecer, subieron al escenario Mikel Laboa, Xabier Amuriza, Jon Sarasua, Ruper Ordorika, Tapia y Leturia, Maixa e Itziar, Hiru-Truku, Natxo de Felipe, Anton Latxa y Bixente Martinez, Xiradela, Ibon Koteron y Kepa Junkera, También Frantzisko Bernaola, el hijo de Maurizia y "Karakol", interpretando una pieza con el acordeón.

  • ARRATIA. Herri Musika Sorta 15. LP. Edigsa, 1976. Benantzio Bernaolaren bi joaldi barne: "Martxea" (Trad.) 1:51 eta "Porrue" (Trad) 1:42.
  • Herrikoa musika. LP Movie Play, 1977. Mauriziak Leonekin batera hiru korte: "Jotea" (Herr./Maurizia) 2'07; "Porrusaldea" (Herrik./Maurizia) 1'37 eta "Biribilketea" (Herr./Maurizia) 4'42.
  • Bai euskarari jaialdia. 1978-6-17 San Mames. Kasetea. Partaideak: Pantxoa eta Peio, Iriondo, J.M. Llona, Aita Villasante, J.L. Davant, Leon eta Maurizia, Dulzaineros de Alava.
  • Alboka eta Trikitixa. Leon Maurizia eta Fasio LP. - Xoxoa, 1979.
  • Euskal Herriko soinu-tresnak. LP eta kasetea, Kea, 1985. Mauriziak Leonekin batera aurkezpena eta bi korte ditu: "Porrusalda buelta bikoak" (herrikoia) eta "Martxea" (herrikoia). 1991n CDan berrargitaratu zuen Elkarrek.
  • Maurizia Leon eta Basilio LP. Elkar, 1988.
  • Maurizia, Leon eta Basilio CD Elkar-Triki 95 (1988 eta 1979ko diskoen berrargitalpena)
  • Zertu Kultur Elkartea (2005) "Mauriziaren mendea, gehigarri berezia". Artea, Begitu Aldizkaria.
  • Agurtzane Intxaurraga (2006) "Bidegileak: Maurizia Aldeiturriaga". Gasteiz, Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia.

En la colección Bidegileak editada por el Gobierno Vasco hay más información disponible sobre Maurizia Aldeiturriaga.