Lexikoa

MAKETO

El apelativo "maketo" se dice que proviene de Somorrostro, y es derivación de la palabra o voz vizcaína "makutua", que significa envoltorio. Arana Goiri dice (Obras Completas, p. 1 .168) que estaba en uso antes de la segunda carlistada, restringido a la zona "desde Galdácano hasta Portugalete y desde Munguía hasta Valmaseda". Los obreros mineros naturales del País Vasco llamaban "makutuak" a los extraños al mismo, que en avalancha hicieron irrupción al explotar la zona minera de Vizcaya, queriendo significar con la citada palabra "los del envoltorio", o los de la casa a cuestas, por traer todos ellos su "pardel" al hombro. Esta versión, bastante popular en Vizcaya, recuerda por cierto el proceso de acepción traslaticia por el cual en la República Argentina, se llama también "lingieras" a los vagabundos o "sin-trabajo", por efecto del hato de ropas o "lingiera", que llevan los inmigrantes italianos. La cosa y su portador acaban confundiéndose en muchos casos; y bien pudo suceder esto también con el "maketo", según la versión vizcaína, pasando luego la palabra a Guipúzcoa, como ha sucedido con tantos términos: jebo, chirene, sinsorgo... Otros establecen la identidad conceptual, dentro de la chocante similitud fonética, entre el "meteco" de Atenas y el "maketo" de Vasconia. El término, en uso aún hoy en Torrelavega para designar a los castellanos, puede tener algún parentesco con la voz "regional del Noroeste de origen desconocido, probablemente prerromano" magüeto, a tenor del razonamiento de Corominas en su "Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana", vol. III, L-RE, Madrid, 1954, 191 . El significado andaría cerca de un sentido despectivo: "bruto", "estúpido".

Ainhoa AROZAMENA AYALA