Politikariak eta Kargu publikoak

Álvarez Resano, Julia

Destacadísima personalidad política pionera navarra, olvidada a partir de la finalización de la guerra civil de 1936-1939. Fue maestra y abogada. Nacida en Villafranca en 1904, muere en México en 1948.

Perteneció, en un primer momento al Partido Radical Socialista y luego al Partido Socialista Obrero Español y a la Unión General de Trabajadores, destacando como una activa militante en ambas. Fue presidenta de la Agrupación Socialista de Villafranca y secretaria del Centro Republicano Socialista de dicha localidad (1931-32), activa feminista, participante en la campaña de información y divulgación del socialismo junto a otros dirigentes navarros (Ricardo Zabalza, Tiburcio Osácar, Úriz, Goñi, etc.) en 12 de las 23 localidades riberas seleccionadas, vicepresidenta de la Agrupación en 1932, miembro de la Asamblea Provincial de Trabajadores de la Enseñanza de Navarra, y colaboradora del semanario Trabajadores, órgano de la Unión General de Trabajadores de Navarra . Allí hizo sus primeras armas en el tradicional feudo de la derecha regido por Domínguez Arévalo, conde de Rodezno.

En las elecciones a Cortes de 1933 se presentó por Navarra y por Guipúzcoa, por el Partido Socialista Obrero Español. Fue una destacada participante en la organización Mujeres contra la Guerra y el Fascismo -más tarde, en la guerra civil, Agrupación de Mujeres Antifascistas- que, a partir de 1933, fue surgiendo en varias provincias de España. Compatibilizaba todas estas tareas con las de la asesoría jurídica de la Federación de Unión General de Trabajadores, defendiendo a numerosos socialistas navarros, hasta su traslado a Madrid, en 1934, como Directora del Grupo Escolar "Rosario de Acuña", en Aluche.

Su valía en el mundo político y sindical y su lucha a favor de la igualdad de derechos de la mujer, hicieron que su partido la incluyese, otra vez, en las listas del Frente Popular en 1936, esta vez por la provincia de Madrid, resultando por fin elegida. En los meses previos al conflicto se halla inmersa en la actividad política, formando parte de varios Comités dedicados a frenar el fascismo a escala internacional.

La guerra supone para Julia Álvarez, un revulsivo en su diaria actuación, acentuando, más aún, su labor y su militancia. Organiza en el Partido Socialista Obrero Español una secretaría de mujeres, sin perjuicio de su trabajo en la Agrupación de Mujeres Antifascistas. El 3 de septiembre de 1936 es nombrada inspectora interina de primera enseñanza, en la provincia de Madrid.

Pero su actuación más importante durante la guerra, fue el desempeño del Gobierno Civil de Ciudad Real por nombramiento del 13 de julio de 1937, primera mujer titular de un gobierno civil en España desde 1833 a 1982.

Su carácter se pone de manifiesto en su primer saludo a la provincia desde el Boletín Oficial de la Provincia:

"Cumplo un mandato del gobierno y otro más imperativo de mi conciencia antifascista; pero si obstinadamente se pretendiese por alguien, seguir obstruyendo la labor de depuración de la retaguardia, estoy dispuesta a obrar con toda energía contra los obstruccionistas y recomendantes."

Será la titular nº 13 -como escribe Juan Luis Peñafiel Ramón, gran investigador y divulgador de esta figura- de los 15 gobernadores civiles de la II República en una provincia difícil y derrotada, y su mandato sería el tercero en mayor duración (8 meses y 14 días) frente a una duración media de 3-5 meses. En sus circulares del Boletín Oficial de la Provincia, se revela su carácter, enérgico y resolutivo, propio, efectivamente, de las circunstancias y la situación de la provincia. Sus enfrentamientos con la Federación Provincial dieron lugar a que nuestra gobernadora, presentase su dimisión, que le fue aceptada.

Tras su estancia en Ciudad Real, pasa a ocupar los puestos de juez interino de 1ª instancia e instrucción en Alberique (Valencia), y del 3 de agosto de 1938 al 3 de septiembre de 1938, es magistrada interina del Tribunal Central de Espionaje y Alta Traición, tarea que interrumpirá durante los meses de septiembre y octubre de 1938, a causa de la grave enfermedad de su esposo, al que acompañó hasta su fallecimiento, en el sanatorio de Nuria (Gerona) el 4 de octubre de 1938. Sustituye el l de octubre de 1938 a éste, Amancio Muñoz Zafra, diputado socialista por Murcia, abogado, ex alcalde de Cartagena, enfermo de gravedad, en la Diputación Permanente.

El exilio le supuso un nuevo aliciente, redoblando su afán combativo, en defensa de sus valores. Primero en el apoyo a los refugiados, en Francia, en la organización de evacuaciones a América, en labores de tipo guerrillero en territorio francés, culminando con su participación en la Junta de Unión Nacional Española (UNE) donde coincidió con su paisano comunista Jesús Monzón. En el período 1944-46, dentro de las fracciones exiliadas del Partido Socialista Obrero Español, y frente a la postura mayoritaria contraria a la UNE, Álvarez trabaja en el grupo exiliado de Ramón Lamoneda, dirigente socialista en México, dirigiendo una versión de El Socialista, editada en Toulouse, de octubre de 1944 a julio de 1945 y formando parte de la Secretaria de la UNE en la organización de la conferencia celebrada en Toulouse del 2 al 5 de noviembre de 1944. Ya con anterioridad, a ella y a otro grupo de socialistas, les había sido prohibida la entrada en el Congreso de Toulouse (24-25 de septiembre de 1944). A fines de 1944, se constituye una Comisión Ejecutiva para Francia del grupo de Lamoneda, bajo la presidencia de Enrique de Santiago y en la que Julia ocupa la Secretaría General abandonando la UNE, en el verano de 1945.

Los problemas económicos en Francia la empujaron a reunirse en México con unos parientes, falleciendo allí, a los 44 años.

  • CARCÍA-SANZ MARCOTEGUI, Ángel (coord.). El exilio republicano navarro de 1939, Gobierno de Navarra, Pamplona, 2001.

Y, además:

  • COLEMAN, C. "La Guerra Civil de las mujeres", en CAPA, R., Cara a cara. Fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil española, Madrid, 1999.
  • MAJUELO GIL, E. Luchas de clases en Navarra (1931-1936), Pamplona, 1989, p. 196.
  • PEÑAFIEL Ramón, J. L. "El señor gobernador: Aves de paso". La tribuna Ciudad Real 23-4-1997.
  • PEÑAFIEL Ramón, J. L. "Doña Julia Álvarez Resano: Primera mujer gobernadora civil de España". Cuadernos Republicanos, 33 (1998), pp. 55-57.
  • UGALDE, Mercedes. Mujeres y nacionalismo vasco, Universidad del País Vasco-EHU y Emakunde, Bilbao, 1993.
  • VILLALAIN García, P. "Mujeres en las candidaturas electorales (1931-1936)", Cuadernos Republicanos, 37 (1999), pp. 13-25.
  • VIRTO IBÁÑEZ, J. J. "Partidos republicanos en Navarra", Navarra, 1986, p. 21. La Voz, Madrid, 30-4-1936.