Mendia

OIARZABAL URTEAGA, Juan Eusebio

Juanito. Deportista alavés nacido el 30 de marzo de 1956 en Vitoria-Gasteiz. Sexto montañero del mundo que ha conseguido coronar las cumbres más altas de la tierra: culminó los catorce ochomiles el 29 de abril de 1999 en la cima del Annapurna. Es guía de montaña de profesión y el único de todo el territorio español que ha coronado las catorce cimas de más de ocho mil metros.

Desde muy joven se volcó con los deportes de riesgo. Su afición se centró en la espeleología y, cómo no, en el montañismo, por la influencia directa de su hermano y amigos. Ha participado en 23 expediciones al Himalaya. Pero como él mismo dice, "yo antes de intentar un ochomil me curtí en los Alpes, los Andes y un montón de montañas más". De adolescente descubrió Egino, la primera escuela de escalada de Álava, y quedó hechizado. Desde entonces no abandonó lo que sería su manera de ver la vida, adoptando un estilo de vida siempre muy unido a la montaña. En los Alpes, que son referencia obligada para el montañismo más exigente, Juanito cuenta con las ascensiones más reconocidas por su gran dificultad.

En el Himalaya es donde se desenvuelve con mayor soltura, pero también ha escalado cumbres de África, América del Sur y Norteamérica. A pesar de que le gustan todas las disciplinas que se realizan en montaña, sin lugar a dudas, lo que más le gusta es escalar en roca. Toda su progresión en montaña se ha fundado en la escalada en roca. Así pues, empieza en Egino a los 14 años con su hermano. Pronto recorre el Pirineo con Atxo Apellániz. A los 18 años hace la Brenva al Mont Blanc. Su primera expedición es al Kangchutse (1982), donde alcanza los 7.300 m. En 1983 hace la invernal al Aconcagua y en 1984 el Denali con Julio Alberdi y Mikel Ruiz de Apodaca por la West Buttress. En 1985 hizo su primera expedición al Himalaya, concretamente al Cho Oyu. Por lo tanto, sus hazañas de los ochomiles comenzaron en 1985 al conquistar el Cho Oyu en el Tibet de 8.201 m. Le siguieron en 1987, el Gasherbrun II de 8.035 m.; en 1992 el Nanga Parbat de 8.125 m.; en 1993 el Everest de 8.848 m.; en 1994 el K2 Chogori de 8.611 m.; en 1995 el Lhotse de 8.516 m., el Makalu de 8.465 m. y el Broad Peak de 8.047 m.; en 1996 el Kangchengjunga de 8.586 m.; en 1997 el Manaslu de 8.163 m. y el Hidden Peak de 8.068 m.; en 1998 el Dhaulagiri" de 8.167 m., el Shisha Pangma de 8.046 m. Y en 1999, el Annapurna de 8.091 m., es el fin de un ciclo de una parte de su vida dedicada a la alta montaña.

Para completar esta gran gesta deportiva ha necesitado 14 años, y señala que ha vivido de todo, aunque él confía plenamente en la montaña y frente a los extraordinarios momentos que pudo gozar, también ha vivido más de una situación extrema. El 7 de octubre de 1993 es una fecha que no olvida. El mismo día que coronó el Everest en compañía de un sherpa, murió su amigo y compañero de expedición Antonio Miranda, que sufrió un accidente al tropezar cuando bajaba de la cima. También en el Shisha Pagma, tuvo un accidente que le dejó serias lesiones y su compañero Zuloaga falleció, quedó enterrado en la nieve. Pero Juanito no descansa y prepara sus próximos proyectos. Su decimocuarto ochomil lo filma el programa "Al filo de lo imposible", lo retransmite en directo Radio Vitoria y conoce gran eco en los medios de comunicación.

Anton ANASAGASTI ARANA
Everest sin oxígeno. El sexto hombre en conseguir los catorce ochomiles sube al Everest sin oxígeno. Escalar el Everest sin oxígeno es una prueba para montañeros excepcionales; sólo un 7% de los montañeros que han subido hasta el pico del Everest lo ha hecho sin botellas de oxígeno. A partir de los 8.000 metros, la proporción de este elemento en el aire se reduce a un 10%, el organismo pierde reservas continuamente. La comida no sabe a nada, resulta muy difícil hidratarse en condiciones y en las últimas jornadas previas a la cumbre los escaladores apenas enlazan unas horas seguidas de sueño. Son cuerpos al borde del agotamiento.

Desde que el 7 de octubre de 1993 Juanito Oiarzabal visitara la cumbre del Everest, en el que usó aire embotellado para subir, tuvo intenciones de hacerlo a pulmón libre. El Everest, el pico más alto de la tierra, era el único con más de 8.000 metros que le quedaba por subir sin la ayuda de oxígeno artificial. El 23 de mayo de 2001 hace cumbre. Juan Vallejo hollaba la cumbre primero, y una hora mas tarde Juanito Oiarzabal alcanzaba los 8.848 metros del techo de la tierra por su cara norte, siguiendo el mismo camino que trazaron Mallory e Irvine en 1924, y Oiarzabal se convertía de este modo en el cuarto hombre que alcanzaba los catorce ochomiles sin oxígeno.

En la cumbre Juanito se cruzó con una expedición de Castilla y León en la que se encontraba la montañera vasca Edurne Pasaban. En realidad, fueron cinco vascos los que alcanzaron esos días la cima del mundo en tres expediciones diferentes: Juanito Oiarzabal, Juan Vallejo, Edurne Pasabán, Patxi Goñi y Julen Reketa, lo cual nos demuestra el gran nivel alcanzado por el montañismo vasco. No obstante, recordemos que el objetivo de la expedición liderada por Juanito era muy ambicioso, porque al hecho de subir sin oxígeno por la cara norte, siguiendo la ruta tibetana de la arista nordeste, se le añadía la pretensión del equipo del programa de TVE "Al filo de lo imposible" de retransmitir la ascensión en directo por televisión.

Anton ANASAGASTI ARANA
El proyecto de las siete cumbres. En 1982 subió hasta los 7.400 m. del Kangchuntse (7.640 m.). En 1983 ascendió al Aconcagua (6.957 m.). En 1984 el McKinley (6.194 m.). En 1985, su primer ochomil, el Cho-Oyu (8.201 m.). En 1987, su segundo ochomil, el Gasherbrun II (8.035 m). En 1987 subió hasta los 6.800 m. del Hidden Peak (8.068 m.). En 1988 el Monte Kenia. En 1988 por la Cara Norte hasta los 8.000 m. del Kangchenjunga (8.598 m.). En 1989 subió por el Pilar Oeste hasta los 8.350 m. del Makalu (8.465 m.). En 1990 por la Cara Suroeste hasta los 8300 m. del Everest (8.848 m.). En 1991 por la Cara Norte hasta los 8300 m. del Kangchenjunga (8.598 m.). Y desde 1992 hasta 1999 ascendió los ochomiles restantes.

Alcanzados los 14 ochomiles, uno de los próximos objetivos de Oiarzabal es coronar de forma consecutiva las siete montañas más altas de los siete continentes: Mt. Windsor (Antártida), Aconcagua (América del Sur), Elbruz (Europa), Mc Kinley (América del Norte), Everest (Asia), Carstensz (Oceanía) y Kilimanjaro (Africa). Este gran montañero vasco cree que, después de tanta hazaña aún hay muchísimas montañas para subir, en Mali, en Patagonia. Le gustaría subir también al Capitán y a una montaña tan carismática como es el Ama Dablan. Otro de sus proyectos es atacar al Pilar Este del Makalu en el 2002.

El Everest que hollaron los alpinistas alaveses Juanito y Juan Vallejo, en mayo del 2001, formaba parte del proyecto de las siete cumbres que ambos habían emprendido. En febrero ya ascendieron al Elbrus de 5.642 metros, la cima más alta de Europa. En mayo la más alta de Asia. Pero, Oiarzabal renuncia a su proyecto de ascender las siete cumbres más altas durante esta temporada del 2001. Las leves congelaciones que el alpinista vitoriano sufrió en los pies tras hollar el Everest le impiden intentar seguidamente el Mckinley, y a partir de agosto acometer el ascenso del Kilimanjaro, el Carstensz y el Mount Windsor.

El Everest sin oxígeno le ha marcado, cree que ha sido la ascensión más fuerte que podía realizar: subir por la cara Norte y sin botellas.

Anton ANASAGASTI ARANA
Sus ascensiones más significativas: Resumen del historial ochomilista. Con una escueta reseña editada en la revista "Pyrenaica" pasó a la historia la primera aventura en el Himalaya de Juanito y aparentemente no resultó un gran éxito la experiencia; se pudo leer lo siguiente: "Kangchungtse. Intento, abril 1982: Una expedición formada por los guipuzcoanos Iñigo Barandiarán, Imanol Ollakindia y Carlos Otxoa, con los alaveses Juanito Oiarzabal y Atxo Apellániz, intenta sin éxito la cima del Kangchungtse o Makalu II (7.678 m. ). El 21 de abril abandonan a 7.350 m.". Sin embargo, Atxo y Juan tuvieron que pedir un préstamo personal que estuvieron pagando después durante cinco largos años.

Otra expedición al Himalaya con anécdotas rocambolescas es la del Cho-Oyu, después de que dos tibetanos les robasen las tiendas, se encontraron en la base de la montaña, sin apenas tiempo ni tiendas, para probar hacer cumbre de acuerdo con los planes previamente estudiados. La solución era hacer un intento en alpino llevando todo hacia arriba. Este sistema que hoy parece natural, no lo era tanto para ellos en aquellos días. Más tarde se constató que el nivel de hematocrito en la sangre de los que habían estado arriba, era el mismo que tenían quienes prácticamente no se habían movido del Campamento Base. Estaban experimentando realmente como se suben las grandes montañas. Hubo intentos a grandes cumbres rechazados por el mal tiempo. El veintitrés de Septiembre de 1991 estuvo al borde de la tragedia con su compañero de cordada Mari. Utilizó todos los resortes de que uno dispone para mantenerse con vida en el Kangchenjunga, una placa de nieve cedió bajo sus pies. En esta ocasión su inquebrantable moral resultó bastante vapuleada y sintió la necesidad de buscar un objetivo más asequible para 1992. Necesitaba comprobar después de cuatro años que podía subir un ocho mil y cerrar así su segundo ciclo de cinco años, esta vez sin préstamo de dinero por medio. El Nanga Parbat fue perfecto, fue una expedición feliz, no hubo retiradas ni errores, la montaña estaba en condiciones bastante buenas y necesitaron cinco semanas y media para subir. Al Everest se acercó en 1993, durante el descenso ocurrió la caída de Antonio Miranda. Y en 1994, el K2, La Gran Montaña. Entre las vivencias mas hermosas recuerda en especial la del K-2, con los Iñurrategi y con Kike De Pablo, una ascensión perfecta y en unas condiciones ideales. Tras el K2 todo le parecía posible, presentó el proyecto de los catorce ochomiles a la Caja Vital que aceptó de inmediato. Al Makalu, dos veces rechazado por el mal tiempo, pudo subir al tercer intento. El Lhotse hizo cumbre en 1995 en excelentes condiciones de la nieve, culminó una bellísima ascensión. No obstante, el año 1996 es un año de infausto recuerdo. Si hay que resaltar otra situación personal muy crítica que le sucedió en la montaña debemos referirnos al Kangchenjunga, a pesar de que no hubo ningún accidente mortal. Cuando llegó a la cima de esta montaña tuvo una taquicardia, y bajo una tormenta horrorosa Félix y Alberto Iñurrategui le ayudaron aún poniendo en peligro sus propias vidas. Juanito Oiarzabal, en el Annapurna completó los 14 ochomiles, el 29 de abril de 1999, a las 8 de la mañana en Euskadi, 11,45 en Nepal, con su inseparable amigo Juan Vallejo alcanzan la cima del Annapurna (8.091 m.). Juanito pudo así brindar su gesta a los tres amigos que tuvo en mente cuyos cuerpos reposan en las faldas del Himalaya, y que los ha perdido durante los 14 años de escaladas a los colosos blancos.

Anton ANASAGASTI ARANA
Distinciones. Este aventurero ha sido reconocido por sus méritos en numerosas ocasiones. Es miembro de honor de diferentes clubes de montaña, miembro de la Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña y miembro de honor de la Sociedad Geográfica Española. Además, posee una Medalla al Mérito Deportivo, la Insignia de oro de la Federación Vasca de Montaña-Euskal Mendizale Federakundea y la medalla de oro de la Diputación Foral de Álava, entre otras distinciones.

Anton ANASAGASTI ARANA
Orden cronológico de la conquista de los 14 ochomiles por Juanito Oiarzabal.

1 Cho Oyu de 8.201 m. (15-5-1985)
2 Gasherbrum. II de 8.035 m. (16-8-1987)
3 Nanga Parbat de 8.125 m. (12-7-1992)
4 Everest de 8.848 m. (7-10-1993), con un intento en 1990 (altura alcanzada 8.300 m). Hizo también cumbre en el Everest sin oxigeno en el año 2001.
5 K2 Chogori de 8.611 m. (23-6-1994)
6 Makalu de 8.465 m. (8-5-1995), lo intentó también en 1989 (altura alcanzada 8.350 m.)
7 Broad Peak de 8.047 m. (12-7-1995)
8 Lhotse de 8.516 m. (2-10-1995)
9 Kangchenjunga de 8586 m. (6-5-1996); intentos en 1988 ( altura alcanzada 8.000 m.) y el año 1991 (hasta los 8.400 m.)
10 Gasherburm I de 8.068 m. (9-7-1997)
11 Manaslu de 8.163 m. (9-10-1997)
12 Dhaulagiri de 8.167 m. (22-5-1998), con un intento en 1997
13 Shisha Pangma de 8.046 m. (10-10-1998), con un intento en 1996.
14 Annapurna de 8.091 m. (29-4-1999).

Anton ANASAGASTI ARANA