Pintoreak

Cemillán, Alfredo Fermín

Mintxo.

Artista contemporáneo de talante pluridisciplinar, nace en Madrid el 14 de octubre de 1961.

Reside en Vitoria desde los cinco años. En 1985 obtiene la licenciatura en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco en la especialidad de pintura. No obstante, se desenvuelve con constantes idas y venidas en diferentes campos de la creación artística: como pintor, ilustrador, dibujante, cartelista, diseñador, decorador, escenógrafo, etcétera.

Como otros artistas del panorama plástico vitoriano, durante la primera mitad de los años ochenta participa en la Asociación de Artistas Alaveses. Ya en su etapa de estudiante universitario muestra unas dotes inquietas colaborando en varias exposiciones colectivas: "Alumnos de Bellas Artes", Caja Laboral, Bilbao, 1982; "Homenaje a Kafka", Casa de Cultura de Munguía, 1983; "Colectivo 10 pintores">, Casa del Cordón, Vitoria, 1983; "7 Pintores 7", Aula de Cultura de la Caja Municipal de Bilbao, 1983; "5º de Bellas Artes", Aula de Cultura de la Caja Municipal de Bilbao, 1984, y "Colectivo de Fotografías-retratos "Imágenes" con fotógrafos Ikatz", Sala Independencia de la Caja Provincial de Álava, 1985.

Realiza su primera exposición individual en la Casa del Cordón de Vitoria-Gasteiz en 1982. En mayo de 1985 es el más joven de los diez pintores alaveses seleccionados en el I Taller Abierto de Pintura que, organizado por el Ayuntamiento gasteiztarra, se celebra en el paraninfo de la Escuela de Artes y Oficios. En enero de 1986 expone en la Sala Luis de Ajuria en compañía de Alfredo Álvarez Plágaro. Ese mismo año, ambos creadores serán becados conjuntamente por el Instituto de la Juventud del Ministerio de Cultura para la propuesta artística en soportes no tradicionales titulada Actitudes. Diez proyectos de jóvenes creadores. El resultado de aquel trabajo compartido, al que se le dio el nombre específico de Tango: este corazón me suena, ensalzado por la crítica, se exhibió a finales de diciembre en el Palacio de Velázquez, en el Parque del Retiro de Madrid.

Los cuadros de Mintxo exhiben ya en estos años un detallado a la par que desenfadado estudio compositivo, con una cierta deformación visual del espacio pictórico, junto al aplique de una pincelada muy suelta y espontánea, y unos colores intensos. Las formas creadas se desenvuelven con sabiduría y dominio del espacio, adaptándose a él y dimensionándolo a su escala.

Presenta su obra una vocación clara hacia la figuración y dentro de ésta hacia la figura humana. Son composiciones realizadas libremente a base de amplias ráfagas multicolores, con un grafismo muy próximo o deudor del comic. La construcción y transformación de estas realidades pictóricas, generalmente satíricas, se han definido dentro de un estilo rayano con el expresionismo crítico.

Como el carácter del propio artista, es la suya una pintura, diríamos, de confluencias, abierta a diferentes posibilidades estilísticas. Como si los cuadros estuvieran articulados a un tiempo a partir de la convergencia de distintos ritmos, eso sí, tamizados desde una óptica enteramente personal.

Desde mediados de los ochenta son numerosas y de muy variada naturaleza las muestras colectivas en las que exhibe sus trabajos. A lo largo de 1987 concurre al Certamen itinerante de Artes Plásticas para Jóvenes auspiciado por el Gobierno Vasco y al Certamen Nacional de Artistas Jóvenes, Ministerio de Cultura, Valencia; figura también en "La Generación de los 80. Pintura del Museo de Bellas Artes de Álava", meses de julio y agosto, Museo San Telmo de San Sebastián, y en diciembre en el "Araba Gaztea-Álava Joven 1", Sala San Prudencio de Vitoria-Gasteiz. En este año expone individualmente en el Aula de Cultura de Elcano en Bilbao, y en la Sala Independencia de Vitoria.

Participa igualmente en las Bienales de San Sebastián, Pamplona y Vitoria, y en el Certamen Iberoamericano de Pintura, Huelva, en 1988. En mayo de 1989, bajo el título Orman, es uno de los artistas seleccionados con fondos del Museo de Álava para la inauguración de la Sala Amárica de la capital alavesa. En febrero de 1990 está presente con "Pintores alaveses" en la Casa de Cultura de Basauri, y posteriormente en la de "Artistas Vascos", Aula de Cultura de Elcano, en Bilbao. En junio de 1991 con "Desde la fragmentación" cuelga sus obras en el Centro de Recursos Culturales de la Comunidad de Madrid, en la Avenida de América. En aquella experiencia le acompañaron los artistas madrileños Fernando Díaz Ge y Chus Fraile. Expondrá de nuevo en este mismo espacio un año más tarde.

Con la colectiva 13 inaugura en 1992 la galería vitoriana CM2, situada en la calle de la Herrería. En este recinto, antes de terminar el año, en diciembre, realizará una muestra individual. Unos meses atrás había expuesto en la galería vitoriana Aitor, con Gustavo Almarcha y Pablo Milicua, y en la galería Capital de Bilbao, con el propio Milicua y Koko Rico. Asimismo remite obra a la LIII Exposición de Artes Plásticas de Valdepeñas, con nueva comparencia en la edición de 1995.

En 1994 es uno de los artistas incluidos para la II Anual Amárica. Participará dos años después en la itinerancia de "Pintores Vascos en las Colecciones de las Cajas de Ahorros" por las tres capitales de Euskadi. En 1997 expone en el Museo Gustavo de Maeztu, de Estella, dentro de la "Colección Pública. Visiones de Arte Contemporáneo navarro y vasco en el Museo de Bellas Artes de Álava", y en la propuesta de artistas vascos titulada "Prometeo encadenado" que se exhibió en el espacio Arsenal de Bilbao. Asimismo es seleccionado en la muestra de arte alavés que sirvió para inaugurar oficialmente el Centro Cultural Montehermoso del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. En 1998 acude a la llamada del proyecto "Mutantes del Paraíso", colectiva vanguardista que se exhibe en la Sala Amárica. En 1999 aparece representado en Arco con la colección de arte de los años 80 del Museo de Álava.

A mediados de la década de los noventa, Mintxo desarrolla una interesante serie de propuestas plásticas, basadas en la técnica ilusoria y ficticia del trampantojo consistente en pintar y dibujar paisajes imaginarios directamente sobre las paredes de determinados espacios arquitectónicos. Eran intervenciones pictóricas creadas "in situ", en el lugar, con objeto de simular sobre los propios paramentos unas ventanas imaginarias con la descripción de puntos de vista urbanos en clara perspectiva. De tal suerte que, describiendo estos espacios ilusorios sobre la pared, el espectador podía imaginarse los encuadres reales que se verían en caso de realizar un túnel (o vacío) desde la pared de la instalación y dirigiera los ojos en esa misma dirección.

Esta técnica simuladora, de conectar el interior del espacio expositivo con el exterior, pintando, en realidad, vistas ficticias, fue desarrollada por el autor en tres ocasiones. En el Antiguo Depósito de Aguas de Vitoria, actual Centro Cultural Montehermoso, en mayo de 1994, con el título Las raíces excavadas. En el Monte Poblado; en la Casa de Cultura de Okendo, en San Sebastián, en enero de 1997, colaborando en el proyecto Pablo Milicua, Paisajes y vistas de San Sebastián, así fue bautizado, y, por último, en el Horno de la Ciudadela de Pamplona, en julio de aquel mismo año de 1997. Para esta postrera intervención adoptó su creador el simbólico nombre de La ciudad cociente.

Como consecuencia de una trayectoria tan rica como versátil, Mintxo Cemillán no puede ser adscrito a una sola disciplina, a una sola técnica, a un solo género. Desde 1977 colabora como dibujante de ilustraciones, viñetas y caricaturas en varios periódicos locales y regionales (Norte Exprés, La Gaceta del Norte, El Correo, Deia, Egin, El Periódico de Álava...), y en revistas, comics y fancines; ha confeccionado más de sesenta pinturas murales en locales, oficinas, viviendas y espacios abiertos en Álava, Gipuzkoa, Bizkaia, Navarra, Burgos, Santander...; ha diseñado, asimismo, carteles para el Festival de Jazz de Vitoria, las Fiestas de la Virgen Blanca, Turismo del Ayuntamiento de Vitoria, Carnaval y para obras de teatro.

Como escenógrafo ha trabajado para los grupos Teatro Paraíso, Porpol, PantaRhei, Bekereke y Teatro del Zumbido, significándose también en las ilustraciones y portadas de casi una treintena de publicaciones. Ha ilustrado también el Tarot de Euskalherria para el Museo Fournier de Naipes, así como ediciones de grabado para empresas e instituciones, además de volcarse en el campo publicitario, en la organización de actividades culturales y en la elaboración de guiones.

De sus exposiciones individuales en los últimos tiempos, al margen de las citadas más arriba, cabe destacar la realizada en la galería vitoriana de Lourdes Ugarabe en 1995; en el Pabellón Universitario de Álava, en 1998; en la Galería Itinerante de Juan López de Ael, en Gasteiz, en 2001; en Felisa Navarro, también de Vitoria, en 2003 y en Valencia, en la galería Xerea, a principios de 2004.

  • ALDARONDO, Ricardo. "Donostia para turistas atípicos. Los alaveses Mintxo Cemillán y Pablo Milicua ofrecen su visión de la ciudad en Okendo". Diario Vasco, 16 de enero, 1997.
  • ALMAGIA, Karolina. " Mintxo Cemillán o el juego de la magia y la pintura". Egin, 11 de diciembre, 1992.
  • A.U. "Las vistas más originales de los paisajes donostiarras más típicos. La Casa de Cultura de Okendo presenta una original exposición". Deia, edición Gipuzkoa, 16 de enero, 1997.
  • CASTILLEJO, Daniel. "Realidad cociente". Catálogo La ciudad cociente, Intervención en el Horno de la Ciudadela de Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 2-27 Julio de 1997.
  • DÍAZ NOCI, Javie.: "Dos jóvenes vitorianos llevarán a cabo una original experiencia artística en Madrid". La Gaceta del Norte, edición Álava, 23 de marzo, 1986.
  • CEMILLÁN, Alfredo Fermín, Mintxo. Catálogo Las raíces excavadas. En el Monte Poblado, Antiguo Depósito de Aguas, Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, 13 Mayo-19 Junio de 1994.
  • G.E. "Mintxo Cemillán crea una "ciudad cociente" en "El Horno" de la Ciudadela pamplonica". El Periódico de Álava, 7 de julio, 1997.
  • MILICUA, Pablo. "La Vitoria ficticia de Cemillán". El Correo, 26 de mayo, 1994.
  • MILICUA, Pablo. Catálogo Paisajes y vistas de San Sebastián. Mintxo Cemillán-Pablo Milicua. Casa de Cultura Okendo, San Sebastián, 16 Enero-22 Febrero de 1997.
  • RUIZ DE ARCAUTE, Emilio. "Alfredo's". Deia, edición Álava, enero de 1986.
  • SAN MARTÍN, Francisco Javier. "Diez años de exposiciones 1980-1990". Pintores Vascos en las Colecciones de las Cajas de Ahorros Bilbao Bizkaia Kutxa, Gipuzkoa Donostia Kutxa y Vital Kutxa, Vol. 8, San Sebastián, 1996.