Politikariak eta Kargu publikoak

González Arnao, Vicente

Político, abogado e intelectual. Nacido en Madrid, el 27 de octubre de 1766, fallecido en Madrid, el 4 de marzo de 1845.

Nació en Madrid el 27 de octubre de 1766 en el seno del matrimonio del comerciante Antonio González Vázquez, natural de Santa Marina de Ribeira de Bendaña, y de María Arnao de Mendoza, nacida en Molina de Aragón.

Contrajo matrimonio con María del Carmen Elejalde Zubiaga el 31 de diciembre de 1802, de cuya unión nacieron varios hijos: María del Carmen (Madrid 28.01.1805); Manuel Silvestre (31.12.1807); María del Pilar (Madrid 9.10.1808), que contrajo matrimonio (Madrid, 1.03.1827) con Gerónimo del Campo y Roselló; Vicente Mariano (Madrid 9.09.1810 / París 2.04.1873); Antonia Ramona (Madrid 28.02.1813); y Jacobo (París 30.12.1815). María del Carmen había nacido en Madrid (28.10.1780), de padres emigrados desde la provincia de Bizkaia, en concreto de la ciudad de Orduña: Bartolomé Lejalde [sic] Larrieta (Orduña, Lendoño de Abajo 19.08.1734) y María Eugenia Lorenza Zubiaga Garbiras (Orduña, 6.09.1752).

Su hijo Vicente Mariano, estudió en el Colegio de San Clemente de Bolonia (1834), entró en la carrera diplomática y fue secretario de Embajada en Estocolmo (28.11.1837 / 10.09.1841); París (17.12.1843); Roma (4.08.1847 / 25.06.1851), en donde vivió todos los sucesos relacionadas con las sublevaciones de 1848-1849 y la huida del Papa; y posteriormente fue nombrado encargado de negocios y cónsul general en Montevideo, aunque finalmente fue enviado nuevamente a Roma como secretario de la Legación (1.04.1857 / 7.09.1859).

Su formación inicial la realizó en las Escuelas Pías y a continuación en los Estudios de San Isidro. Posteriormente cursó los estudios de Derecho en la Universidad de Alcalá, en la que obtuvo los títulos de bachiller en Cánones (21.06.1785), y en Derecho Civil (11.06.1786); licenciado en ambos derechos (24.06.1789) y doctor (28.06.1789) también en ambos derechos. Este último año obtuvo el título de abogado de los Reales Consejos (8.08.1789).

Pero sus intereses intelectuales no quedaban circunscritos al ámbito de las Humanidades, ya que estudió también materias científicas (Física experimental, Botánica, Química y Mineralogía).

No olvidó su formación en idiomas cursando dos años de griego y uno de árabe en los Estudios de San Isidro, así como francés, italiano, portugués e inglés, lo que le facilitó su trabajo en la Secretaría de Interpretación de Lenguas, de la Secretaría de Estado.

El 6 de marzo de 1792 tomó posesión de la Cátedra de Física Experimental en dicha Universidad. Dicho trabajo lo simultaneó con otros varios: abogado del Colegio de Madrid (1792); oficial único de la Cancillería de la Orden del Toisón de Oro (17.09.1797).

Durante los años 1803 y 1804 formó parte de la Junta de Gobierno del Banco de San Carlos. En 1804 renunció a su cátedra para dedicarse a cuestiones relacionadas con el ejercicio de la abogacía. En 1802 la Diputación vizcaína contrató sus servicios para asesorar a su comisionado en Madrid, Simón Bernardo de Zamacola, y posteriormente en todo lo relacionado con la cuestión del "puerto de la paz", para lo cual incluso asistió a las Juntas celebradas en Gernika en julio de 1804. Tales servicios le valieron el título de abogado y director perpetuo de los negocios de este Señorío en Madrid".

En el período final del Reinado de Carlos IV fue acumulando diversas responsabilidades: abogado de Cámara del infante Pedro Carlos, fiscal del Real Sitio del Buen Retiro y del Real Bosque de la Casa de Campo (23.10.1805), asesor del Tribunal de la Asamblea Cámara prioral y Capítulos Provinciales del Gran Priorato de la Orden de San Juan (17.09.1807). El 29 de diciembre de 1804 fue elegido síndico personero del Ayuntamiento de Madrid.

La fama adquirida en el ejercicio de estos encargos, y su cercanía Godoy le facilitaron el nombramiento de apoderado general de los bienes en España de la Reina de Etruria, la infanta Maria Luisa (2.10.1805). Su misión consistía en organizar dicha administración que se encontraba en una situación caótica, además acabar con las tensiones entre el personal que trabaja en ella.

En 1808 se produjo una acontamiento que marcó definitivamente su biografía. Arnao pertenecía a la intelectualidad que consideraba necesario un cambio de rumbo en la situación española, lo que no parecía poder esperarse de Fernando VII.

Tras la abdicación de los Borbones, Arnao fue designado por el Colegio de Abogados de la Madrid para que lo representase en la Asamblea que se celebró en Bayona a fin de elaborar un texto constitucional, reunión en la que tuvo un importante papel. Arnao regresó a Madrid y se mantuvo en la capital incluso durante las semanas en que José I se vio obligado a abandonarla. Restablecida la legalidad con Fernando VII como monarca, aunque éste se encontraba prisionero en Francia, fue objeto de persecuciones por su colaboracionismo como queda patente en su expulsión de la Real Academia de la Historia, y se defendió señalando que se le acusaba de "de haber articulado allí un despreciable y forzado juramento".

Con fecha 8 de marzo de 1809 José I nombró a los miembros del Consejo de Estado, y en la misma disposición González Arnao era designado para el puesto de secretario general del mismo. Un año más tarde (20.05.1810) pasó a consejero, reteniendo además el puesto de secretario. Además de otras misiones participó en las comisiones encargadas de examinar las obras de teatro que debía representarse en Madrid, la destinada a adoptar medidas contra el hambre que golpeó la capital en 1811, y la de preparar una convocatoria de Cortes. En las postrimerías del reinado (5.05.1813) fue nombrado prefecto en comisión en Madrid.

Durante estos años ingresó en la Masonería, Logia Estrella de Napoleón, figurando con el cargo de primer secretario y con el grado 18.

A mediados de 1813 se encontraba ya en Burdeos (Francia), y dada su jerarquía en el Gobierno josefino fue nombrado miembro de la Comisión que debía analizar los expedientes de los españoles que se internaban en Francia. Por mediación del Duque de Santa Fe, logró instalarse en París, a principios de 1814, lo que le permitió mejorar su situación personal con su trabajo de jurista. Sus inicios en el exilio fueron bastante duros. Los liberales tampoco perdonaron a los afrancesados su colaboracionismo y no les dieron facilidades para su regreso durante el Trienio.

Tras la reposición de Fernando VII como rey absoluto, continuó en París, pero empezó a ser objeto de la vigilancia de la Policía. A través de estos informes conocemos su vinculación con la élite intelectual parisina y su fama como uno de los abogados más importantes, que además se relacionaba con todos los españoles que llegaban (Pedro Pascual Uhagón, Manuel José Zabala, etc.) o se encontraban en aquella capital (Joaquín María Ferrer, Francisco de Goya, Leandro Fernández Moratín, etc.).

Desde 1821, pero sobre todo desde 1828 desempeñó un importante papel como asesor jurídico de la Embajada española en París.

Durante su exilio dedicó parte de su actividad a los trabajos relacionados con la literatura y la lengua española. Tradujo los 4 volúmenes de la obra de Humboldt sobre la Nueva España, realizó la edición de las obras de su amigo Leandro Fernández Moratín, quien le nombró para ser uno de sus testamentarios, y preparó una edición abreviada del diccionario de la Lengua española que había editado la Real Academia española.

A finales de 1831 regresó a España, consumando así la aspiración de volver a su tierra por la que sentía una gran nostalgia. En Madrid empezó a trabajar como jurista, pero le costaba ejercer nuevamente la abogacía. Uno de sus principales clientes fue el propio Gobierno que siguió contando con sus servicios en trabajos que exigían una alta cualificación.

Pero junto a los grandes problemas de estado, Arnao es el consultor de otros asuntos mucho más delicados. En 1831 el Gobierno le encarga un informe sobre el convenio realizado entre la Reina Viuda de Nápoles, madre de María Cristina la esposa de Fernando VII y hermana de éste último, y su hijo el nuevo Monarca napolitano.

En 1833 a propuesta del ministro de Fomento, conde de Ofalia, se amplía la composición de la Junta Suprema de Sanidad, integrando en ella a Francisco Javier de Burgos y a Vicente González Arnao.

Se trataba de un valor político en alza, hasta el punto que se mencionó su nombre entre los posibles candidatos de una cartera ministerial en el gobierno que presidió Francisco Martínez de la Rosa.

La renovación administrativa de España iniciada tras la muerte de Fernando VII, tuvo uno de sus episodios más importantes con la desaparición del llamado régimen polisinodial, que fue sustituido por un único consejo, el Consejo Real de España e Indias, y varios tribunales. Arnao fue nombrado (20.04.1834) ministro de la Sección de Fomento de dicho Consejo.

Tras la revolución de 1836 fue suprimido el Consejo y pasó a la situación de cesante. Un año más tarde el Gobierno presidido por Eusebio Bardají solicitó (16.11.1837) su ayuda para poner en marcha una operación secreta de desestabilización del Carlismo, basada sobre el principio de una transacción, en la que el componente foral tenía cierta relevancia, y con un presupuesto de dos millones de reales destinados a conquistar voluntades.

El 21 de noviembre de 1837, tras aceptar por escrito el encargo, abandonó Madrid camino de Francia. Su llegada a Bayona tuvo lugar el 5 de diciembre. Su misión fue conocida a los pocos días, especialmente tras iniciar una serie de entrevistas con diversas personalidades refugiadas en el sur de Francia, así como con autoridades francesas. De estas conversaciones sacó la conclusión inicial de que el factor foral había sido postergado en el bando carlista "confundiéndose en la más genérica e indeterminada del Altar y el Trono, bajo cuya dominación, dicen los mandones a los pueblos haberse al fin sostenido sus exenciones y libertades en los siglos anteriores"; y se mostraba partidario de una reforma de los fueros para adaptarlos al sistema constitucional.

En marzo de 1838, empieza a perfilarse la conexión con José Antonio Muñagorri, que acabó cristalizando en la sublevación llamada de Paz y Fueros, que tuvo lugar en Berástegui (18.04.1838). A pesar del fracaso inicial, Arnao estaba convencido de la necesidad de seguir con el plan previsto. Sin embargo el incremento del peso del factor foral en la operación provocó una dura oposición de los progresistas, así como la marginación del Ejército hizo que los militares pusiesen numerosos inconvenientes a la nueva vertiente de la operación, que parecía pasar por una vertiente militar.

Las críticas a Arnao, movieron al Gobierno a nombrar una Junta (28.07.1838), compuesta por notabilidades que representasen a los territorios forales, que le auxiliasen en su misión: Pedro Pascual de Uhagón (Bizkaia), José María Vidarte (Navarra), Íñigo Ortés de Velasco, marqués de la Alameda (Álava) y Manuel José de Zavala, conde de Villafuertes (Gipuzkoa).

A finales de año Muñagorri realizó un nuevo intento, que cosechó un nuevo fracaso, por lo que el Gobierno ordenó (22.12.1838) que la gestión de la empresa Paz y Fueros pasase a manos de Agustín Fernández de Gamboa, cónsul en Bayona. Arnao solicitó permiso para continuar en Francia, primero en Bayona y posteriormente en París.

Tras el final de guerra, Arnao se vio sometido a fuertes críticas por su actuación, tanto en el plano político como en el de la gestión de los fondos.

Tras su regreso parece que se reincorporó a su puesto universitario en la Facultad de Derecho, a mediados de noviembre de 1839. Poco después, con los moderados en poder, fue nombrado vocal de la Junta de Apelaciones de Créditos contra Francia (6.01.1840) y rector de la Universidad de Madrid (5 de enero a 29 de septiembre de 1840).

Arnao fue miembro de varias instituciones científicas de prestigio algunas de ellas extranjeras. Sorprende que a pesar de su larga estancia en Francia y de sus relaciones con científicos de dicho país no perteneciese a ninguna sociedad de dicho país.

En Italia fue elegido académico correspondiente de la especialidad de Ciencias Morales, Históricas y Filológicas de la Accademia delle Scienze de Turín, y de la Academia Imperial y Real Aretina de Ciencias, Letras y Artes.

En España fue nombrado académico profesor de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, y perteneció a la Real Academia de la Historia (10.09.1794), a la Real Academia Española (5.01.1802), y a la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País (9.02.1811). Tras su paso por Bayona fue expulsado de la ambas Academias y posteriormente bajo el reinado de José I fue nombrado director de la R.A.H. (26.04.1811), al regresar de su exilio secretario perpetuo (11.06.1834).

Estaba en posesión del título de Caballero de la Orden Real de España, y de la Legión de Honor.

Sin duda alguna Arnao es uno de los principales intelectuales de su tiempo. Polifacético, cultivó diversas especialidades, y políglota, nos ha dejado una interesante obra publicada.

Según el embajador francés en Madrid, conde de La Forest, Arnao es el autor de una traducción del Código de Napoleón, edición que está anotada. A pesar de que a partir de los anuncios de la Gaceta de Madrid, puede parecer que existen dos ediciones diferentes, en las bibliotecas españolas sólo hay noticia de la mencionada en el primer anuncio. En la Biblioteca Nacional de España hay dos ejemplares de una misma edición, que carece de notas, y en la que no consta tampoco la identidad del traductor. Existen además en otras bibliotecas ejemplares del editado en Valencia el año 1812.

Uno de los aspectos que es necesario mencionar es que Arnao en ningún momento participó en la literatura justificativa de su actuación en Bayona o a favor de José I. En el exilio se publicaron diversas obras justificativas (Amorós, Llorente, etc.), pero hay algunas ausencias muy significativas como las de Mariano Luis de Urquijo y la del propio Arnao, quien durante su estancia en Francia publicó un Diccionario de la Lengua Española y la traducción de una obra de Humboldt.

Fue el autor de todas las voces relativas a Bizkaia en el Diccionario que en 1804 publicó la Real Academia de la Historia.

  1. Alegación por los curas párrocos latinos del Arzobispado de Toledo en el pleito que siguen con la Real Cámara con la congregación de curas y beneficiados de las iglesias muzárabes [sic] de la ciudad: sobre reducción de estas iglesias, y arreglo en la distribución de diezmos delos llamados parroquianos muzárabes [sic] residentes en las feligresías de los latinos.- Madrid: En la Imprenta de la hija de don Joaquín Ibarra, 1805.
  2. Diccionario de la Academia Española / edición abreviada por D. ... de la última hecha en Madrid en 1822.- París: en la librería de Parmantier, 1826; 2 vols.
  3. Diccionario geográfico-histórico de España, por la Real Academia de la historia. Sección I: comprehende el reyno de Navarra, señorío de Bizkaia y provincias de Álava y Guipuzcoa [por Francisco Martínez Marina, Joaquín Traggia, Vicente González Arnao y Manuel Abella].- Madrid: imprenta de la Viuda de J. Ibarra, 1802; 2 vols.
  4. Discurso sobre las colecciones de cánones griegas y latinas, que se han formado hasta las que componen el cuerpo del Derecho Canónico, indagación de sus verdaderos autores, y examen crítico de la autoridad y circunstancias apreciables de cada una / asunto propuesto en la Cátedra de Historia Literaria de Madrid para los exercicios públicos del año de 1791, y desempeñado por. D.....- Madrid: en la Imprenta Real, 1793; 3 vols.
  5. Elogj storici del cardinale D. Fr. Francesco Ximenez di Cisneros e del Conte de Camponames / recitati nella R. Academia di Storia Madridense da D. Vincenzo Gonzalez Arnao, individuo di numero e tradotti dal castigliano da D. Antonio Conca ed Alcaraz, socio delle reali Accademie Florentina e de' Georgofili.- Genova: Stamperia Nazionale, 1805.
  6. Elogio del Exmo. Señor Conde de Campomanes / leído en Junta ordinaria de la Real Academia de la Historia.- Madrid: En la imprenta de Sancha, 1804. También en Memorias de las Real Academia de la Historia.- Madrid: Imprenta de Sancha, 1806; vol. V págs.1-35; y Rodríguez Campomanes, Pedro. Tratado de la regalía de amortización.- Gerona: Antonio Oliva impresor de S.M., 1821; págs. 1-40.
  7. Elogio histórico del Cardenal Don Frai Francisco Giménez de Cisneros: leído en Junta Pública que celebró la Real Academia de la Historia el día 21 de julio de 1802.- Madrid: Imprenta de Sancha, 1803. En la Biblioteca Nacional de España hay una nueva edición de 1805, que puede ser la separata de Memorias de las Real Academia de la Historia.- Madrid: Imprenta de Sancha, 1805; vol. IV págs.1-26.
  8. Ensayo de una historia civil de España.- Madrid: Don Benito Cano, 1794.
  9. Ex perutili juris publici materia, tum universalis, tum particularis romanorum, necnon Ecclesiae, et Hispaniae nostrae, excerpta theoremata, quae in publicum certamen offerunt D. Gabriel de San Pedro, et qui huic praesidis munus exhibebit D. Vincentius Gonzalez Arnao, juris utriusque bachalaureus, Regiae Immaculatae Conceptionis Canonico-civilis matritensis Academiae alumni.- [s.l.]: [s.i.], 1788.
  10. Exposiciones hechas a la Real Dirección de Abastos y al Consejo Real en el año de 1805 por el que era entonces síndico personero de Madrid sobra la libertad de los abastos que se administran por el Gobierno.- Madrid: en la imprenta de la hija de Ibarra, 1809.
  11. Fernández de Moratín, Leandro. Obras dramáticas y líricas de D. Leandro Fernández de Moratín, entre los Arcades de Roma Inarco Celenio. Única edición reconocida por el autor / Editor científico Vicente González Arnao.- Paris, impr. de A. Bobée, 1825. 3 vol.
  12. "Informe dado por la Sociedad Económica Matritense, y extendido a nombre suyo por los socios don Vicente González Arnao, y don Eusebio María del Valle, en respuesta de la consulta que le hizo el Ayuntamiento de Madrid sobre la conveniencia de establecer el libre panadeo".- En: Gaceta de Madrid 29.07.1839 págs. 2 y 3, y Diario de Avisos de Madrid 30.07.1839 págs. 3 y 4.
  13. "Informe emitido por el Sr. D. Vicente González Arnao, como individuo de la comisión creada con este intento por la Sociedad Económica Matritense acerca de una proposición hecha en 17 de enero de 1837 por el Sr. Olavarrieta sobre aprovechamiento general de aguas en la Península".- En: Revista de España y del Extranjero.- VIII (1844) págs. 297-318.
  14. "Noticia de las Bibliotecas antiguas con observaciones filosóficas sobre las causas de su fundación y de su destrucción".- En Ejercicios públicos de Historia Literaria que tendrán en los Estudios Reales de Madrid los señores...- Madrid: Oficina de don Benito Cano, 1790; p. 78-82.
  15. Opinión sobre la Constitución política de la Monarquía Española hecha en Cádiz a principios del año 1812 / escribíala un jurisconsulto español en Valencia en enero de 1813.- Madrid: Imprenta de Núñez, 1824 (2ª impresión). Reproducido parcialmente en: Ochoa, Eugenio. Apuntes para una biblioteca de escritores españoles contemporáneos en prosa y verso.- París: Baudry Librería europea, 1840; vol. I. págs. 62-73.
  16. "Preludios para la ciencia del Derecho".- En: Revista de España y del Extranjero.- VIII (1844) págs. 27-43, 77-92 y 155-177.
  17. "Sobre las colecciones de Cánones Griegos y Latinos que se han formado hasta las que componen el cuerpo del Derecho Canónico en el día; indagación de sus verdaderos AA. [autores]: y examen crítico de la autoridad y circunstancias apreciables de cada una".- En: Ejercicios públicos de Historia Literaria que han de tenerse en la Biblioteca de los Estudios Reales de Madrid, dedicados al Rey Nuestro Señor don Carlos IV, y en su real nombre presididos por el excelentísimo señor Conde de Floridablanca, defenderán las proposiciones los señores...- Madrid: Oficina de don Benito Cano, 1791; p. 50-67.
  18. Sainz de Baranda, Pedro. Colegio español de París, o casa de educación y estudios exclusivamente destinada para jóvenes y niños cuya lengua nativa sea la castellana, bajo la inmediata dirección de don Pedro Sainz de Baranda / Pedro Sainz de Baranda, Vicente González Arnao.- Paris: Imprenta de Gaultier-Laguionie, 1828.
  19. Humboldt, Alexander von. Ensayo político sobre el reino de la Nueva-España / traducido al español, por don Vicente González Arnao, con dos mapas.- París: en casa de Rosa, 1822; 4 vols.
  • A.C.D. Archivo del Congreso de los Diputados (Madrid)
  • A.G.I. Archivo General de Indias (Sevilla)
  • A.G.M.M. Archivo General Militar de Madrid (Madrid)
  • A.G.S. Archivo General de Simancas (Simancas, Valladolid).
  • A.M.A.E. Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores (Madrid)
  • A.M.N.C.N. Archivo del Museo Nacional de Ciencias Naturales (Madrid)
  • A.N.P. Archives Nationales (Paris)
  • S.H.A.T. Service Historique de l'Armèe de Terre (Vincennes, Francia)
  • Archives du Ministère des Affaires Étrangères et Européennes (Paris, Francia) C.P. Espagne 783
  • Archivio di Stato di Torino (Turín, Italia) Lettere Ministri Spagna legajo 115.
  • Archivo de Casa Zavala (San Sebastián) A.C.Z. Correspondencia 86, 2-3
  • Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares, Madrid) A.G.A. Ministerio de Hacienda legajo 20.051.
  • Archivo General de Palacio (Madrid) Fernando VII Papeles reservados tomo 5, 6, 7 y 10.
  • Archivo Histórico Foral de Bizkaia / Bizkaiko Foru Agiritegi Historikoa (Bilbao) A.H.F.B. A.H.F.B. legajo AJ 1.299/39. libro J-131
  • Archivo de la Real Academia Española (Madrid). Libro de acuerdos de la Real Academia Española 18-22. Expediente personal de Vicente González Arnao 18.4.
  • Archivo de la Real Academia de la Historia (Madrid). Actas libros 10-21. Expedientes de Antonio Campmany y de González Arnao. Libro 9/5.995. Legajo 9/6.764.
  • Archivo de la Real Chancillería de Valladolid (Valladolid) Sala de Hijosdalgo legajo 1.218
  • Archivo de la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. Actas años 1811-1845. legajo 214
  • Archivo Histórico Diocesano de Vitoria- Gasteizko Elizbarrutiaren Artxibo Historikoa (Vitoria) fichas informáticas 0383400201-0074; 0383400201-0075 y 0379800102-0022; 0379800102-0023.
  • Archivo Histórico Nacional (Madrid) Consejos legajo 12.148 y 51.960. Estado legajo 2.829, 3.003, 3.239, 3.668, 5.686, 8.143, 8.150 y 8.152. Fondos Contemporáneos Ministerio de Hacienda legajo 3.417. Órdenes Militares legajo 4.264. Universidades legajos 33, 411 y 465; libros 410 y 533.
  • Archivo Histórico de Protocolos (Madrid) legajo 25.559 pág. 202-203
  • Archivo de la Universidad Complutense de Madrid (Madrid). A.H. legajos D-1.781/3, 554, 555 y 560.
  • Archivo de la Villa de Madrid (Madrid) Secretaría 2/227/11 y 12. Actas vols. 235 y 236.
  • Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional (Toledo). S.N.A.H.N. Osuna legajo CT 482, D 57.
  • Le Commerce 8.12.1837
  • La Constitución de 1837 24.12.1837
  • Le Constitutionnel 17.12.1837
  • Courrier de Bordeaux 13.12.1837
  • Diario Constitucional 14.08.1839
  • Diario de Madrid 13.03.1809, 6.11.1809, 17.01.1811
  • Eco del Comercio 29.09.1838, 25.06.1839, 30.06.1839, 23.07.1839.
  • La Esperanza 19.07.1845
  • Gaceta de Madrid 12.03.1809, 27.10.1809, 22.05.1810, 1.01.1811
  • Le National 8.12.1837
  • La Quotidienne 21.12.1837
  • ANDIOC, René. "El primer testamento de Leandro Moratín y el último de Juan Antonio Melón".- En: De místicos y mágicos, clásicos y románticos.- Messina: Armando Siciliano Editore, 1993; págs.. 47-67. También consultable en Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes http://bib.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/46805085767357385754491/index.htm.
  • ASTORGANO ABAJO, Antonio. "Hervás y los apologistas vascoiberistas en 1803".- En: Revista Internacional de Estudios Vascos.- 48 (2003) nº 1, págs. 347-408.
  • AYMES, Jean-René. Españoles en París en la época romántica 1808-1848.- Madrid: Alianza, 2008.
  • BATICLE, Jeannine. Goya.- Barcelona: Crítica-Grijalbo-Mondadori, 1995.
  • BERAZALUCE, Ana María. Sebastián de Miñano y Bedoya (1779-1845).- Pamplona: EUNSA, 1983.
  • BUENDÍA, J. Rogelio. "Goya: dos nuevas obras y algún problema más".- Archivo Español de Arte.- 58: (1985:enero/marzo) nº 229 págs.3-9.
  • BUSAALL, Jean-Baptiste. "El reinado de José Bonaparte: nuevas perspectivas sobre la historia de las instituciones".- En: Historia Constitucional (revista electrónica).- n. 9 (2008), 10 págs. http://hc.rediris.es/09/index.html.
  • CAJAL VALERO, Arturo. "Paz y fueros", el Conde de Villafuertes: Guipúzcoa entre la "Constitución de Cádiz" y el Convenio de Vergara (1813-1839).- Madrid: Biblioteca Nueva, 2002.
  • CAMÓN AZNAR, José. Francisco de Goya.- Zaragoza: Instituto Camón Aznar; Caja de Ahorros de Zaragoza, 1982, vol. IV.
  • DELEITO Y PIÑUELA, José. "El regreso de los afrancesados a España en 1820".- En: Asociación Española para el Progreso de las Ciencias. Congreso de Cádiz.- Madrid: Talleres Poligráficos, 1927, pp. 125-138.
  • DEMERSON, George. "La Sociedad Económica Matritense en tiempo de José I".- En: Boletín de la Sociedad Bascongada de los Amigos del País.- (1969) XXV, págs. 43-64.
  • DOMÍNGUEZ AGUDO, María Reyes. El Estatuto de Bayona.- Tesis doctoral leída en la Universidad Complutense de Madrid. Consultable en http://cisne.sim.ucm.es/search~S6*spi?/Xdom{u00ED}nguez%20agudo&sort=D&SORT=D/Xdom{u00ED}nguez%20agudo&sort=D&SORT=D&SUBKEY=dom%C3%ADnguez%20agudo/1%2C14%2C14%2CB/frameset&FF=Xdom{u00ED}nguez%20agudo&sort=D&SORT=D&1%2C1%2C
  • DOMÍNGUEZ NAFRÍA, Juan Carlos. "La codificación del Derecho entre Bayona y Cádiz: el Código de Napoleón".- En: Anuario mexicano de Historia del Derecho.- (2010) nº 22 p. 149-174. El mismo texto en Biblioteca jurídica virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (www.juridicas.unam.mx; consultado el 22.04.2011).
  • DUFOUR, Gérard. Juan Antonio Llorente en France (1813-1822).- Genève: Droz, 1982.
  • ELÍAS DE TEJADA, Francisco. El Señorío de Bizkaia (hasta 1812).- Madrid: Minotauro, 1963.
  • Fausto Otazu a Íñigo Ortés de Velasco: Cartas (1834-1841) / Juan Vidal-Abarca, Federico de Verástegui, Alfonso de Otazu; prólogo de Miguel Herrero de Miñón.- Vitoria: Diputación Foral de Álava-ArabakoForu Aldundia, 1995; vol. II.
  • FERNÁNDEZ GARCÍA, Matías. Parroquia madrileña de San Sebastián. Algunos personajes de su archivo.- Madrid: Caparrós, 1995.
  • FERNÁNDEZ MORATÍN, Leandro. Diario (mayo 1780 - marzo 1808) / edición anotada por René y Mireille Andioc.- Madrid: Castalia, 1968.
  • FERNÁNDEZ MORATÍN, Leandro. Epistolario de Leandro Fernández Moratín / edición, introducción y notas de René Andioc.- Madrid: Castalia, 1973.
  • FERNÁNDEZ PARDO, Francisco. La independencia vasca. La disputa sobre los Fueros / prólogo de Julio Caro Baroja.- Madrid: Nerea, 1990.
  • FERNÁNDEZ SEBASTIÁN, Javier. La génesis del fuerismo. Prensa e ideas políticas en la crisis del Antiguo Régimen (País Vasco 1750-1840).- Madrid: Siglo XXI, 1991.
  • FERRER BENIMELI, José A. "El Tribunal de la Inquisición como fuente de información histórica de la Masonería madrileña durante la ocupación francesa (1808-1812)".- En: Escudero, José Antonio (ed.). Perfiles jurídicos de la Inquisición española.- Madrid: Instituto de Historia de la Inquisición, Universidad Complutense, 1989; págs. 841-889.
  • FUENTES, Juan Francisco. "La Monarquía de los intelectuales: elites culturales y poder en la España josefina".- En: Gil Novales (ed.). Ciencia e independencia política.- Madrid: Ediciones el Orto, 1996, págs. 213-222.
  • GASSIER, Pierre. Vie et oeuvre de Francisco de Goya / par Pierre Gassier et Juliet Wilson; textes traduits par François Lachenal; Catalogue et notes par Renée Loche et Marie-Jose Treichler; préface de Enrique Lafuente Ferrari.- Paris: Editions Vilo, 1970.
  • GIL NOVALES, Alberto. Diccionario biográfico de España: (1808-1833) de los orígenes del liberalismo a la reacción absolutista.- Madrid: Fundación Mapfre, 2010, vol. 2.
  • GONZÁLEZ CABO-RELUZ, Juan. Elogio Académico del Ilmo. Sr. D. Vicente González Arnao.-Madrid: [s.n.], 1845. Publicado posteriormente en Boletín de la Real Academia de la Historia.- (mayo 1899) vol. 34, p. 435-448.
  • JURETSCHKE, Hans. Los afrancesados en la Guerra de la Independencia.- Madrid: Rialp S.A., 1962.
  • LABAYEN, Antonio María. Muñagorri eskribaua, pakegille ta fuerozale. El escribano Muñagorri pacificador y fuerista.- San Sebastián: Sociedad Guipuzcoana de Ediciones y Publicaciones, 1976.
  • LA FOREST, Antoine-René-Charles Mathurin, Comte de. Correspondance du [Antoine-René-Charles Mathurin] La Forest. Ambassadeur de France en Espagne 1808-1813 / publiée pour la Société d'Histoire Contemporaine par M. Geofroy de Grandmaison.- Paris: Alfonse Picard et fils, 1908.
  • LARRE, Jean-Pierre. Munagorri (1794-1841). "Paix et Fueros". Aux origines du nationalisme basque / postface de Joseph Zabalo.- Biarritz : J&D editions, 1995.
  • LÓPEZ TABAR, Juan. "Cartas de Sebastián Miñano a Félix José Reinoso (1837-1841)".- En: Trienio.- (mayo 2005) nº 45 págs. 113-188.
  • LÓPEZ TABAR, Juan. Los famosos traidores. Los afrancesados durante la crisis del Antiguo Régimen (1808-1833).- Madrid: Biblioteca Nueva, 2001.
  • LOSA CONTRERAS, Carmen. "La Administración Consultiva en los inicios del Estado Liberal. El funcionamiento del Consejo Real de España e Indias. Sección de lo Interior (1834-1836)".- En: Cuadernos de Historia del Derecho.- (2000) nº 7, págs. 457-470.
  • MADARIAGA ORBEA, Juan. Apologistas y detractores de la lengua vasca.- Donostia-San Sebastián: Fundación para el Estudio del Derecho Histórico y Autonómico de Vasconia / Euskal Herriko Zuzenbide Historiko eta Autonomikoa Aztertzeko Fundazioa, 2008.
  • MARTÍN-VALDEPEÑAS YAGÜE, Elisa. "La Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País durante la dominación francesa (1808-1813)".- En: Espacio, Tiempo y Forma. Seria V, Historia Contemporánea.- (2007) nº 19, págs. 295-329.
  • MERCADER RIBA, José. José Bonaparte rey de España (1808-1813). Estructura del Estado Español bonapartista.- Madrid: CSIC, 1983.
  • Ministerio de las Relaciones con las Cortes y de la Secretaría del Gobierno. Actas del Consejo de Ministros.- Madrid: Ministerio de las Relaciones con las Cortes y de la Secretaría del Gobierno, 1989-1996.
  • MORENO ALONSO, Manuel. "Los hombres del Intruso".- En: Guerra, sociedad y política (1808-1814) / coordinador Francisco Miranda Rubio.- Pamplona:Gobierno de Navarra, Universidad Pública de Navarra, 2008; vol. I., páginas 485-506.
  • Noviciado (El) de la Universidad en Madrid, 1836-1846.- Madrid: Consorcio Urbanístico de la Ciudad Universitaria de Madrid, 2009.
  • PIRALA, Antonio. Historia de la guerra civil y de los partidos liberal y carlista.- Madrid: Turner/Historia 16, 1984, tomo V.
  • Real Academia de la Historia. Catálogo de pinturas de la Real Academia de la Historia / Herbert González Zymla; con la colaboración de Leticia de Frutos Sastre; bajo la dirección de Alfonso E. Pérez Sánchez.- Madrid: Real Academia de la Historia, 2003.
  • RODRÍGUEZ GARRAZA, Rodrigo. Navarra de reino a provincia (1823-1841).- Pamplona, EUNSA, 1968.
  • ROMERO RECIO, Mirella. "La Historia Antigua en la enseñanza: los ejercicios públicos de historia literaria en los Reales Estudios de San Isidro (1790-1791)".- En: Cuaderno del Instituto Antonio de Nebrija.- (2004) nº 7 págs. 235-262.
  • RUBIO POBES, Coro. Revolución y tradición. El País Vasco ante la Revolución liberal y la construcción del Estado español, 1808-1868.- Madrid: Siglo XXI, 1996.
  • SAGARMÍNAGA, Fidel de. El gobierno y régimen foral del señorío de Bizkaia, desde el reinado de Felipe segundo hasta la mayor edad de Isabel segunda.- Bilbao: Tipografía Católica de José de Astuy, 1892; tomo sexto.
  • TEDDE, Pedro. El Banco de San Carlos.- Madrid: Alianza Editorial, Banco de España, 1988.
  • TORRES COROMINAS, Eduardo. "Vicente González Arnao".- En: Diccionario Biográfico Español. XXIII Gil de Úbeda - González Fernández.- Madrid: Real Academia de la Historia, 2011; pp. 728-729.
  • VAUCHELLE-HAQUET, Aline. "Un afrancesado refugiado en Francia: Vicente González Arnao".- En: Trienio (mayo 1987) nº 9, p. 177-185.
  • VILLAVASO, Camilo. La cuestión del Puerto de la Paz y la Zamacolada: exposición histórica acompañada de la memoria justificativa de uno de los actores de aquellos sucesos, de documentos inéditos y del plano de este importante proyecto.- Bilbao: Imprenta de Juan E. Delmas, 1887.
  • VIÑAO, Antonio. "Por un análisis socio-cultural de la élite intelectual y académica: los profesores y bibliotecarios de los Reales Estudios de San Isidro (1770-1808).- En: Bulletin Hispanique.- 97 (1995) nº 1, págs. 299-315.
  • ZAMORA VICENTE, Alonso. La Real Academia Española.- Madrid: Espasa, 1999.