Udalak

GALLIPIENZO

Villa y Municipio navarro situado cerca del extremo Este de la provincia. Riega su término, de NE. a SO., el río Aragón que recibe en su trayecto, por el Norte, a los cursos que bajan de los montes de Aibar. La villa de su nombre se halla en una ladera alta a los 2° 16' 40" y 42° 31' 24" (Mer. M.), al N. del término, en una zona accidentada a 544 m. de altitud y orilla derecha del principal curso de agua. Limita al N. con Sada de Sangüesa, Ezprogui y Eslava, al E. con Cáseda, al O. con Ujué y al S. con Carcastillo. Montes de San Pedro y Beragu, Kaparreta y Palomar.

Población 1960-70-81: véase tabla en imágenes.

Población por edad y sexo. Según el padrón municipal de 1975 hay una población de hecho de 170 h., 74 mujeres y 96 varones. La máxima de varones se sitúa en los 48,60 (4 v.) y 51 años (5 v.) y las mujeres en los 17 (6 m.) y 60 años (5 m.).

Población por entidades en 2003
Denominación Categoría Población
GALLIPIENZO
Gallipienzo
Gallipienzo Nuevo

Villa
Poblado
163
76
87

Fuente: Nomenclátor de Navarra al 1-1-2003.

En el Padrón municipal a 1 de enero de 2000 posee 160 habitantes.

Población total según sexo en 2001

Hombre Mujeres Total
83 70 153

Fuente:Censo de población 2001.

Evolución de la población del municipio en los siglos XIV-XXI

Año Población
de Hecho
Población
de Derecho
Población
1366
1800
1857
1860
1877
1887
1897
1900
1910
1920
1930
1940
1950
1960
1970
1975
1981
1986
1991
1996
1998
1999
2000
2001
2002
2003
60 vecinos
500
694
746
748
789
745
748
747
745
659
619
568
468
212
170
125
154
122




738
757
730
750
759
747
700
690
663
547
219
177
138
199
181
161
161
159
160
153
161
163

Distribución de la población según estado civil y año. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

  Hombres Mujeres Total
En este municipio
En otro municipio de Navarra
En una de las CCAA limítrofes
En otra CCAA no limítrofe
En el extranjero
43
36
1
3
0
34
26
9
1
0
77
62
10
4
0

Fuente:Censo de población 2001.

Movimiento natural de la población. Finales del siglo XX y principios del XXI

  Nacimientos Defunciones Matrimonios Crecimiento natural
1980
1990
2000
0
0
0
3
0
2
0
0
1
-3
0
-2
Acumulados cada 8 años
1979-1986
1987-1994
1995-2002
0
1
4
17
16
14
0
1
3
-17
-15
-10

Fuente:Instituto de Estadística de Navarra e INE. Movimiento Natural de la Población.

Indicadores demoráficos. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

  1975 1981 1986 1991 1996 2001
Densidad de la población
Edad media
Tasa Bruta de Natalidad
Tasa Bruta de Mortalidad
Tasa Bruta de Nupcialidad
3
45
0,00
14,12
0,00
2
45
0,00
14,49
0,00
4
47
0,00
7,54
0,00
3
50
0,00
0,00
2,76
3
51
0,00
9,32
0,00
3
50
6,54
9,80
0,00

Fuente:Censos y Padrones de población.

1800: 90; 1860: 327; 1900: 331; 1930: 329; 1940: 316; 1970: 87.

Censo de edificios. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

Edificios destinados a
vivienda familiar
Edificios y complejos de edificios no
destinados a vivienda familiar
Exclusivamente Principalmente Destinados a
vivienda colectiva
No destinados
a vivienda
1 vivienda 2
o más
1 vivienda
uso agrario
Total Total
80 0 0 0 3

Fuente:I.E.N. Censo de edificios 1990.

Censo de Viviendas durante los siglos XX y comienzos del XXI

Población Total Viviendas Colectivas Viviendas familiares
Número Población Vacías Habitadas Población Tamaño medio (1)
161     66 71 161 2,26760563380282

(1) Población en viviendas familiares/nº de viviendas familiares habitadas.

Fuente:I.E.N. Censos y Padrones de población y viviendas.

Distancia a Pamplona: 55 km. Distancia a la cabeza de partido judicial: 45. Estación de ferrocarril más próxima en Tafalla, a 34 km. Carretera ramal local que conduce a la comarcal del valle de Aibar, que partiendo de Tafalla, enlaza con la nacional de Pamplona a Huesca por el puerto de Loiti.
Castellano. En un documento que recogió Olóriz, consta cómo, en el siglo XVIII, se hablaba aún el vasco. (Varios: "G. H. L. V.", Auñam., 1960, t. I, p. 100), aunque a finales de dicho siglo (1778) parece ser que el euskera había desaparecido.

Su población, de más de 150 casas en 1571, era mayoritariamente euskaldún o vascohablante. Parte de estos vecinos euskaldunes hablaban también romance, pero con tal dificultad que no comprendían bien a los romanzados ni se expresaban con facilidad en una lengua, el castellano, que no hablan aprendido de niños. Otro sector únicamente hablaba vascuence por no entender el romance. Se sostuvo pleito por precisar un vicario que hablara euskara para poder atender a los fieles. (Jimeno Jurio, José Mª: &El euskara en Gallipienza y la val de Aibar& (1571)."F.L.V.", 1992, n. 60, p. 274. "Don José de Mateo, natural de la villa de Gallipienzo que profesó en la Real Colegiata de Roncesvalles el 14 de septiembre de 1730, dice en el folio 200 del inventario por él ampliado: "Del molino de Errota zarra solo hay vestigios; el apeo que se descubrió de heredades de Gallipienzo aún no lo hallo y quisiera encontrarlo, y aunque en la arrendación se dice galipenzu que ser la en lengua vascongada, que ,o he conocido a todos los viejos hablar vascuence y al maestro que fue causa se perdiese la lengua primitiva, que obró mal". (Irigaray, Angel: "Documentos para la geografía lingüística de Navarra" en VV.AA.: "Geografía histórica de la lengua Vasca (s. XVI al XIX), "T. I. "Colección Auñamendi", San Sebastián 1966, p.100.

A finales del siglo XX

El municipio se encuentra incluido en la Zona Lingüística (según el artículo 5.º de la ley foral 18/86, de 15 de diciembre que divide a la comunidad foral en tres zonas): No Vascófona.

Población de 2 o más años clasificada según nivel de euskera (competencia lingüística) y año de referencia

  Hombres Mujeres Total
Euskera
Castellano
Las dos
Otra lengua
Entiende:
- Con dificultad
- Bien
Habla:
- Con dificultad
- Bien
Lee:
- Con dificultad
- Bien
Escribe:
- Con dificultad
- Bien
0
81
2
0

6
1

2
1

2
1

2
1
0
67
1
0

2
3

1
3

0
3

0
3
0
148
3
0

8
4

3
4

2
4

2
4

Fuente:Censo de población 2001.

Municipio predominantemente agrícola. Al comenzar el siglo XIX se recogen 11.000 robos de trigo y 6.000 de ordio y avena, 900 cargas de vino y 500 robos de aceitunas. Hay yacimientos de mineral de cobre, poco explotados. Ciento veinte años más tarde los recursos económicos son los mismos, pese a que el poblado se ha ido desplazando a la llanura. Según el censo agrario de 1972 hay en este Ayuntamiento 121 explotaciones agrícolas, una de ellas mínima, 2 de menos de una Ha, 48 de 1 a 5 Has, 57 de 5 a 20 Has, 12 de 20 a 100 Has y 1 de 300 a más Has. Todo ello hace una superficie censada de 4.617 Has, 590 de las cuales son de tierra labrada y 4.027 sin trabajar. El régimen de tenencia es el siguiente: Propiedad, 4.307; Arrendamiento, 156; Aparcería, 154. Cultivos de secano: 450 Has de trigo, 350 de cebada y 223 de vid. Cultivos de regadío: 4 Has de trigo, 6 de cebada y 30 de maíz. Hay 6 tractores de gasoil. Hay 3 cosechadoras de gasoil. La comunidad cuenta con 2.947 Has de tierras comunales lo que constituye un 52,70 % del total y un 14,24 de comunal por habitante. El censo ganadero de 1977 arroja las siguientes cabezas (A = años, M = meses):

Caballar 3 A labor
Mular 3 A labor
Asnal 6 M labor
Vaca leche 3 A E.
Lanar Churro 6 M
Cabrío 6 M
Cerda cast. 3 M
Cerda cría 3 M
1
13
6
3
280
22
50
28

(Fuente: D. F. N., Serv. Cat.).

Elaboración de vino tinto y clarete. Trujal. Comercialmente, Gallipienzo pertenece al área comercial de Pamplona, subáreas de Sangüesa y Tafalla. Cuenta con 10 licencias comerciales propias (1963).

Agricultura y ganadería a finales del siglo XX


Principales resultados del censo agrario 1989 y 1999
  Censo 1989 Censo 1999
Número de Explotaciones
Superficie total (ST)
Superficie agrícola utilizada (SAU)
- Tierras labradas (TL)
- Herbáceos y barbechos
- Frutales
- Olivar
- Viñedo
- Otros leñosos
- Pastos permanentes
116
3982
2054
695
514
28
29
124

1359
82
4134
2155
1026
869
28
47
82

1129
Agricultura a 31/12/1999 (hectáreas)
Tierras labradas en secano
Tierras labradas en regadío
Superficie forestal
964,11
62,00
1.855

Industria

En 1978 posee 2 establecimientos industriales.

El total de la población considerada activa en 1975 es de 62 personas, 56 varones y 6 mujeres. De éstos, 38 varones y 1 mujer se dedican al sector primario, 7 varones trabajan en el sector secundario y 11 varones y 5 mujeres en el sector terciario. El total de inactivos es de 108, 40 varones y 68 mujeres. La distribución de la población activa en las 4 actividades principales es: 32 varones y 1 mujer en la explotación agrícola, 4 varones en la explotación ganadera, 2 varones en la construcción, 5 varones y 1 mujer en los transportes terrestres.

Distribución de la población según la relación con la actividad económica

    Hombres Mujeres Total
Agricultura
Energía


Industria













Construcción
Servicios
Agricultura, ganadería y selvicultura
Extracción de productos energéticos y refino
Producción energética
Alimentación, bebidas y tabaco
Textil, cuero y calzado
Madera y corcho, excepto muebles
Papel y artes gráfica
Química
Caucho y plástico
Otros minerales no metálicos
Metalurgia y productos metálicos
Maquinaria y equipo
Maquinaria, equipos informáticos y material eléctrico
Material de transporte
Muebles, reciclaje y otras industrias
manufactureras
Construcción
Comercio y reparación
Hostelería
Transporte y comunicaciones
Banca, finanzas y seguros
Servicios a empresas e inmobiliarias
Administración Pública
Educación, sanidad y servicios sociales
Actividades recreativas, culturales y otros servicios
6
0

0
0
0
0
3
3
0
0
1
1
1

9
1

10
1
1
4
0
0
2
3

0
0
0

0
0
0
0
0
1
0
0
0
0
1

1
0

0
4
0
1
2
0
3
2

3
6
0

0
0
0
0
3
4
0
0
1
1
2

10
1

10
5
1
5
2
0
5
5

3

Fuente:I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001.

Población ocupada según sectores económicos. Años 1975-1996

  1975 1981 1986 1991 1996
Primario
Secundario
Construcción
Terciario
40
5
17
1
26
9
8
3
19
15
22
9
11
18
34
3
5
25
22
5

Fuente: Censos y padrones homogeneizados. I.E.N.

Tasa de actividad según sexo y grupo de edad en 2001

TOTAL
H 16-24
H 25-44
H 45-64
H 65 o más
M 16-24
M 25-44
M 45-64
M 65 o más
48
67
97
77
0
50
68
29
0

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001.

Evolución del paro registrado en el mes de marzo. Finales del siglo XX y comienzos del XXI

1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
13
15
14
15
5
4
8
8
5
4
3
1
4
0
1

Fuente: I.N.E.M.

Gallipienzo se extiende por la pendiente de un cerro de 435 metros. Su silueta destaca la torre de la iglesia de San Salvador sobre la que antiguamente se situó un castillo construido a mediados del siglo XIII, del que únicamente quedan los cimientos. Hoy en día la villa es un conjunto de casas apiñadas que ha ido en aumento desde la Edad Media hasta el siglo XIX cuyas fábricas están muy remozadas. La planta de la villa es bastante regular y se pueden distinguir cuatro partes bastante diferenciadas. La primera lo compone el núcleo central de casas en forma de elipse con su calle circundante en lo más alto. La segunda es otro núcleo que debió de constituir otra elipse hoy perdida por el Sudoeste con un flanco recto. La tercera masa de edificios que envuelve al núcleo anterior es más irregular y la cuarta y última son edificios añadidos posteriormente por el Sudeste.

El barrio más antiguo es el alto que se sitúa en torno a la iglesia de San Salvador. Más abajo, el casco urbano se distribuye en seis calles, varias callejuelas, cantones y dos plazas, de estructura compacta en cuesta, con casas sencillas mayormente en piedra, en sillarejo con tejados a dos aguas de teja combinado con algunas losas, no faltando en alguna de ellas arcos sencillos o amainelados góticos, blasones e inscripciones. Abundan también puertas adinteladas con vigas de madera sostenida por dos ménsulas pétreas y balcones sobre soportes en forma de veneras. Se encuentran también restos de matacanes, testigos de torreones medievales. Las inscripciones de muchos de los edificios los sitúan entre el siglo XVII y XIX.

Existen dos puentes sobre el río Aragón, uno es el llamado Puente Viejo, de piedra, que ha sufrido constantes daños en diversas guerras y el otro es el llamado Puente Melenas.

Seis ermitas se conocen en el término de Gallipienzo que son Santa Elena, San Pelayo, San Sebastián, San Juan Bautista y San Bernardino, San Zoilo y la de la Virgen de la Peña o de la Concepción, situada esta última, en la parte alta del pueblo sobre un peñasco muy escarpado. Salvo de la de la Peña, de estas ermitas no quedan restos. De la ermita de la Peña quedan parte de los muros perimetrales. Presenta planta rectangular con tres tramos y cabecera plana. En el interior se aprecia el arranque de los fajones sobre ménsulas trilobuladas que al exterior se corresponden con tres contrafuertes prismáticos. Los muros son de sillar regular abiertos por estrechas saeteras. Tiene dos puertas, una de arco rebajado situada a los pies y la segunda en el segundo tramo del lado de la Epístola de arco apuntado en el interior y rebajado al exterior. Por estos restos puede datarse la ermita en el siglo XIII. La imagen de su titular es del siglo XIV y se encuentra en la parroquia de San Pedro.

A la iglesia de San Salvador, su emplazamiento en alto y en pendiente, la gran altura del ábside y lo macizo de sus muros le otorgan un aspecto de fortaleza. Se trata de una construcción de grandes dimensiones originariamente protogótica hacia 1200 con cripta que descansa directamente sobre la roca y con ábside gótico abierto con dos columnas con sendos sencillos capiteles, ampliado en la primera mitad del siglo XIV. Este templo ojival del siglo XIV forma parte del escaso grupo de criptas románicas navarras junto con Leire, San Martín de Unx e Irisoain, y que fueron construidas así por imperativo del desnivel del terreno en cuesta. Como otras iglesias navarras del periodo gótico, como Santa María de Olite, San Saturnino de Artajona o Santa María del Popolo de San Martín de Unx, entre otras, San Salvador presenta una amplia nave y cabecera poligonal más estrecha.

La capilla mayor se asienta por el lado de la Epístola sobre la cripta cuyo eje está algo ladeado respecto a la nave gótica. Esta cripta, a la que se accede por una puerta de medio punto lisa y protegida por un pórtico abovedado con canes que soporta la sacristía situada encima, se compone de un ábside pequeño de forma semicircular precedido de un tramo rectangular y se ilumina por una única ventana abocinada situada en el centro del ábside. Un arco fajón apuntado que apoya en dobles columnas con capiteles de volutas simples, separa el ábside del tramo recto que se cubre con crucería simple. La bóveda se cubre con bóveda de paños. Son visibles algunas marcas de cantero. Las bóvedas y la parte alta de los muros se revisten con pinturas fechadas en 1572 que simulan casetones y sillar almohadillados.

En el interior de la iglesia los muros lisos de sillar de gran tamaño se combinan con restos de pinturas murales góticas de la segunda mitad del siglo XV que no fueron trasladadas al Museo de Navarra junto con el resto que allá se exponen. Las que quedan en in situ representan la Última Cena, la Oración en el Huerto y el Prendimiento. Las cubiertas del templo son del siglo XVI y muestran un gran número de claves decoradas, como el anagrama de Cristo entre hojarasca, el Cordero místico.

Al exterior, llama la atención la gran altura del ábside en desnivel salvado por la cripta, el bloque horizontal de la nave y la torre prismática a los pies. Los muros son de sillar regular de buen tamaño, recrecidos en la nave. Tres contrafuertes fijan los muros laterales. Entre dos de ellos, en el muro de la Epístola se encuentra la puerta de entrada gótica formada por nueve arquivoltas apuntadas más un guarda lluvias sobre pequeñas columnas con capiteles lisos y basas poligonales. A esta portada le sigue el volumen saliente de la sacristía y la cabecera poligonal con contrafuertes.

El ajuar de la iglesia se conserva, desde 1975 en la parroquia de San Pedro. Así, las tablas del siglo XVI que formaron parte del retablo mayor.

Mención aparte merecen las pinturas murales que cubrieron el ábside de San Salvador, correspondientes a dos etapas del gótico y que estaban superpuestas la una a la otra. Salvo las tres pinturas arriba mencionadas que permanecen in situ, ambas series se arrancan en 1955 y se trasladan, en lienzos, al Museo de Navarra donde actualmente se exponen en las salas dedicadas al gótico navarro. Estas pinturas murales demuestran cómo un mismo ciclo puede repintarse sobre el antiguo cuando el cambio de gusto estilístico o las posibilidades económicas así lo aconsejan. Un panel lleva por tema el Nacimiento y otro la Anunciación, otro la Presentación en el Templo y otro, peor conservado, un Pantocrátor del que se conservan sólo la parte superior y algunos fragmentos de ángeles. Dos paños más representan respectivamente un ángel y una mujer sosteniendo un tarro, quizás de perfumes. Además de paneles que presentan la Crucifixión, la Flagelación, la Huida a Egipto y la Adoración de los Reyes Magos todas ellas en las dos versiones, la de primera mitad del siglo XIV y la segunda la del siglo XV. Tan solo el panel de la Virgen con Jesús tiene únicamente la versión del siglo XV no habiéndose encontrado otro panel debajo.

El estilo del primer maestro, el más antiguo, está dentro de un estilo francogótico o gótico lineal que recuerda al maestro del Refectorio de la catedral de Pamplona, Juan de Oliver, aunque bastante más tosco. Son pinturas al fresco con un sólido dibujo de ritmo sinuoso y un rico color contrastando las figuras con los fondos. En las pinturas más modernas se aprecia la misma mano que pintó los murales de Olleta, de estilo más popular. Este artista cubrió las pinturas anteriores con yeso y volvió a pintar los mismos temas en estilo hispanoflamenco sin respetar las composiciones anteriores. En este caso, la decoración mural es más interesante por sus dimensiones y programa iconográfico que por su calidad.

Las pinturas murales se conservaron gracias a que permanecieron tapadas por un monumental retablo mayor datado antes de 1543 con la escultura de bulto redondo del titular y sagrario original. Este retablo se compone de tres cuerpos y un ático donde se coloca un Calvario. Algunos autores lo atribuyen al pintor Pedro Sarasa y al escultor Juan Pérez Vizcaíno que trabajan en estas fechas en Sangüesa. Han desaparecido dos retablos laterales posiblemente de los mismos autores.

La parroquia de San Pedro es una iglesia de origen medieval datada en el siglo XIV y ampliada en el siglo XVII con las capillas y que sufre una gran reforma en el siglo XVIII cuando una sentencia la declara única parroquia por estar en lugar más accesible. La reforma del siglo XVIII afecta a cubiertas, coro y posiblemente también a las ventanas. Presenta planta de una sola nave con cuatro tramos más cabecera pentagonal más estrecha y más baja que la nave. Los ángulos del tramo de los pies quedan achaflanados. La capilla bautismal se adosa al muro del Evangelio en el tramo inmediato al crucero y es una estancia moderna cubierta por un cielo raso a la que se ingresa por un arco rebajado. La sacristía, también moderna, se adosa a la cabecera por el lado de la Epístola y se accede a ella por una capilla contigua. Un coro de obra se sitúa a los pies y se ensancha a ambos lados con unas tribunas laterales modernas.

Al exterior, sobresale la cabecera poligonal con contrafuertes en sillar y con marcas de cantero, cruces, triángulos, trapecios y eses, fechados en el siglo XIV y sobre esta parte, un recrecimiento en sillarejo del siglo XVIII al que no alcanzan los contrafuertes. Este cambio se aprecia igualmente en el muro de la Epístola. La torre de planta cuadrada con pórtico se adosa a la nave. La torre pudo ser construida en el siglo XVIII. El pórtico cobija la portada de arco muy apuntado con seis arquivoltas a base de tres baquetones, el más grueso en el centro, que apoyan en columnillas de análoga disposición y por el interior en pilastras estiradas. Los capiteles son corridos y presentan figuras de cabezas, vegetales y animales. El tímpano es liso. Otro pórtico llega hasta la capilla bautismal en el ángulo ochavado.

En el interior de San Pedro, además de varios retablos interesantes cuenta con varias piezas también de interés como una sillería, una pila aguabenditera y una buena colección de orfebrería.

En primer lugar, en el sotocoro se sitúa la pila aguabenditera del siglo XVII ,de piedra con plinto cuadrado, base jónica, fuste abalaustrado y taza semiesférica con gallones y moldura anular en el borde.

La pila bautismal, procedente de la iglesia de San Salvador, está colocada en la capilla bautismal del lado del Evangelio y consta de fuste cilíndrico y taza semiesférica lisa. En esta misma capilla cuelga un Crucificado, procedente también del Salvador, de estilo tardo renacentista de comienzos del siglo XVII, en estado agonizante con la cabeza hacia arriba y cuerpo con canon esbelto, con brazos y piernas delgados que conserva su policromía original.

En el lado del Evangelio se encuentran el retablo del Sagrado Corazón, el de la Inmaculada y dos pequeños retablos de la primera mitad del siglo XVII en la misma capilla donde se sitúa la talla de la Virgen de la Concepción.

El primero de ellos, el del Sagrado Corazón, es barroco de la primera mitad del siglo XVII con estructura de banco y cuerpo formado por columnas estriadas compuestas y aletones de follaje y un entablamento que da paso a un frontón de volutas. La talla del titular es moderna. Conserva la policromía original.

El retablo de la Inmaculada, se conserva en la capilla, junto con una hornacina del retablo que procede de la sacristía de la iglesia del Salvador del segundo tercio del siglo XVI. Este retablo de estilo rococó de la segunda mitad del siglo XVIII, tiene una traza movida y cuenta con estructura de banco, cuerpo y ático. Su iconografía la componen dos tallas de santas benedictinas, Santa Escolástica y Santa Gertrudis, y en el ático una talla de una santa cisterciense, todas ellas barrocas de la misma época del retablo. A ambos lados del ático se asientan dos niños romanistas.

Los dos pequeños retablos arriba mencionados corresponden a piezas laterales realizadas por Juan de Huici y Juan de Berroeta. En esta misma capilla se conserva una talla de San Babil, romanista de fines del siglo XVI con policromía original, procedente de la iglesia de San Salvador.

En el presbiterio, además del retablo mayor, se conservan el del Rosario y el de San Bartolomé, formando estos tres retablos barrocos un conjunto de gran vistosidad.

El retablo del Rosario que procede del monasterio de la Oliva. De traza movida, su estructura consta de banco, un cuerpo y ático, con un gran despliegue de elementos ornamentales y tallas interesantes entre las que destaca la titular, de comienzos del siglo XVII. Esta talla de rostro redondo y fino, procede de la ermita de la Concepción y se identifica con una imagen de Nuestra Señora realizada por el escultor sangüesino Juan de Berroeta. En el ático se localiza un interesante lienzo que representa los Desposorios místicos de San Roberto de mediados del siglo XVII.

El retablo mayor es del siglo XVIII realizado por el tafallés José de Ansotegui. Se integran en él relieves y tallas de bulto redondo de un retablo contratado en 1629 por Juan de Berroeta en colaboración con el ensamblador Juan de Huici. Juan de Berroeta es también el artífice de una talla de bulto de San Andrés para el retablo de San Bartolomé y de una imagen de la Nuestra Señora que es ahora la Virgen del Rosario de la parroquia, además de una talla de San Bartolomé. El armazón actual del retablo es neoclásico al igual que su mesa de altar y presenta traza ochavada. Consta de banco, cuerpo de columnas con tres calles, ático con columnas y frontón mixtilíneo.

El tercero de los retablos es el de San Bartolomé, de igual estructura que el de la Virgen del Rosario, su simétrico, y procede igualmente del Monasterio de la Oliva. Sus tallas son obra de Juan de Berroeta y en el ático se encuentra un lienzo con la Imposición de la casulla a San Alberico de mediados del siglo XVII de posible procedencia vallisoletana.

En el lado de la Epístola se localizan los dos últimos retablos de la iglesia que quedan por describir, el de San Francisco Javier y el del Santo Cristo.

El retablo de San Francisco Javier, barroco de primera mitad del siglo XVIII, tiene una estructura de banco, cuerpo con estípites con decoración vegetal rematados con medias figuras femeninas, una hornacina central avenerada y ático con remate curvo. Está presidido por una escultura de San Francisco Javier, de estilo barroco y del siglo XVIII que muestra un gran dinamismo en el tratamiento de los paños y un San Antonio con el Niño de la misma época, ambos de tosca ejecución. Sobre este retablo se coloca, en una cornisa, un altorrelieve que representa una Epifanía renacentista con influencia flamenca fechada a comienzos del siglo XVI.

El retablo del Santo Cristo rococó de la segunda mitad del siglo XVIII presenta una estructura de banco tipo urna entre pedestales, cuerpo con columnas y remate muy movido con los signos de la Pasión en la parte central. Dos grupos modernos de un Cristo yaciente en una urna y un Cristo entre la Dolorosa y la Verónica se sitúan en el banco. Flanquean el retablo dos urnas que contienen dos imágenes de vestir modernas que son un Cristo con la cruz a cuestas y un Ecce Homo.

Sobre las capillas, a gran altura, cuelgan varias tablas pintadas que formaban parte del retablo de la iglesia de San Salvador, seis en el lado de la Epístola y otras tantas en el lado del Evangelio. Se trata de pinturas de estilo italianizante de sencilla composición fechadas entre 1528-1545 obra de un artista anónimo que se le conoce con el nombre del "Maestro de Gallipienzo" que pudo realizar obras también en Mendinueta o Uztárroz. Algunos autores le identifican con el artista Pedro de Sarasa, pintor vecino de Sangüesa. Aunque con un dibujo poco perfecto, el colorido es muy vivo, con predominio de verdes y azules que hacen su obra muy atractiva.

En el mimo lado de la Epístola, cuelga un Crucificado barroco del siglo XVII con policromía original. A ambos lados de la nave se encuentran dos púlpitos de madera del siglo XVII con pedestal avenerado y tornavoz con pequeños arbotantes.

En el coro se encuentra una sillería barroca de nueve sitiales con respaldos lisos flanqueados por pilastras, excepto la presidencial que tiene decoración vegetal en las enjutas de medio punto. El guardapolvo se forma con una cabecita de ángel y rebordes de crestería. Esta sillería hace conjunto con un facistol de cuatro patas avolutadas unidas con tableros, floreros y volutas como remate.

En el coro además de esta sillería y el facistol se encuentra un órgano del siglo XVIII del que se desconoce el autor de su caja. En estancia aneja al coro se conserva una Inmaculada de vestir del siglo XIX, parte de un armazón de retablo del siglo XVI y un calvario renacentista con la figura del Crucificado, María y San Juan.

En dependencias de la sacristía se conserva una colección de orfebrería entre las que destacan un cáliz de plata renacentista fechado en el segundo tercio del siglo XVI que sigue un esquema que reproduce modelos de regiones vecinas como Zaragoza y Álava. Otra pieza importante es otro cáliz de plata de la segunda mitad del siglo XVII de estructura purista con algunos detalles decorativos que anuncian ya el barroco y que lleva punzón con la doble P coronada, burilada e I/YOLDY. Un copón de plata del siglo XIX también porta la doble P coronada de Pamplona y la marca PEREZ. Unas crismeras de plata de época tardo renacentista con forma de arqueta rectangular una y cuadrada otra con decoración cincelada presentan unos remates modernos. Llevan en el reverso la marca de M/VIDAX correspondiente a Martín Vidax o Bidax, platero de Sangüesa. Completan la colección una cruz de plata del siglo XVI, dos relicarios uno el de San Pedro de plata de 1818 tipo ostensorio liso con la marca PEREZ (Tadeo Pérez) con la doble P coronada y otro el de San Zoilo de plata del siglo XIX, liso también tipo ostensorio con el sol oval y la marca en la pestaña de la doble P coronada, S/GARCIA y 80 (1880). Además de la colección de orfebrería en dependencias de la sacristía se conserva también un lienzo que representa a San Zoilo y a San Ramón Nonato fechado en el siglo XVII en un estilo barroco popular.

Para terminar con las piezas conservadas en la parroquia de San Pedro de Gallipienzo queda describir dos obras de gran importancia tanto por su belleza estilística como por su singularidad.

La primera de ellas es la Virgen de la Concepción conservada en una capilla del lado del Evangelio y que fue titular de la ermita del mismo nombre. Se trata de una Virgen sin niño o Virgen de la Anunciación y supone el único ejemplar medieval de este tipo en Navarra. Es una figura en pie, con el libro de la Profecía que está leyendo en el momento de la visita del ángel en una mano y la otra en el pecho con la que coge el fiador del manto. Está vestida con túnica, ceñidor, fiador y una sencilla corona sobre la cabeza. Tanto el verticalismo de la figura como el tipo de plegado la enmarcan como una pieza de la escultura gótica hispana y su semejanza con las tallas de Mojados en Valladolid y la de Villalcázar de Sirga en Palencia la fechan en el primer tercio del siglo XIV.

La segunda de estas tallas es la figura del Salvador, conservada en la sacristía. Esta soberbia escultura en pie sostiene una esfera en una mano y bendice con la otra. Su rostro barbado es majestuoso y queda enmarcado con una larga melena que cae sobre los hombros. Lleva una túnica de fondo azul con delicadas flores y cenefas en oro y manto dorado con orla roja. Se le aprecia cierto influjo flamenco que fecha esta talla a mediados del siglo XVI y es titular del retablo de la iglesia del Salvador cuya hornacina está en la nave de la parroquia de San Pedro.

Queda destacar, por último, varias piezas arqueológicas encontradas durante las excavaciones realizadas en la zona en las que aparecieron una planta de un edificio rectangular junto con fragmentos de inscripciones y sillares de buen tamaño decorados con motivos arquitectónicos como pilastras adosadas y ornamentadas con hojas de vid, etc. que pudieron formar parte de un mausoleo, silos y un fragmento de miliario. Todo ello se conserva en la actualidad en las dependencias del Museo de Navarra.

Carmina RIUS SALETA


Población de 16 y más años que no estudia, según los estudios realizados, a finales del siglo XX

 HombreMujerTotal
No sabe leer o escribir
Sabe leer o escribir (fue menos de 5 años a la escuela)
Sin completar EGB, ESO o Bachiller elemental
Bachiller Elemental, EGB, ESO completa (graduado)
Bachiller superior, BUP, Bachiller, LOGSE, COU, PREU
FP 1, FP grado medio, Oficialía Industrial o equivalente
FP 2, FP grado superior, Maestría Industrial o equivalente
Diplomatura, Arquitectura, o Ingeniería Técnica, 3 cursos
de Licenciatura, Ingeniería o Arquitectura
Arquitectura, Ingeniería, Licenciatura o equivalente
Doctorado
0
5
32
21
5
8
4

3
1
0
0
5
26
18
2
3
4

4
3
0
0
10
58
39
7
11
8

7
4
0

Fuente: I.E.N. Censo de Población y viviendas 2001.
Municipio, partido judicial de Aoiz, Navarra.

Presupuestos Municipales del municipio en 2002

Ingresos (en euros)
Gastos (en euros)
176.327
176.327

Fuente:Departamento de Administración Local de Navarra.

Villa del valle de Aybar, 1er. part. de la merindad de Sangüesa, Navarra. Tiene jurisdicción civil y criminal, la cual es ejercida por medio de un alcalde que elige el virrey de los tres sujetos que le propone la villa. El gobierno político reside en los cuatro regidores que se nombran anualmente. Estuvo aforada al Fuero de Sobrarbe.
En el curso 1970-1971 tenia una unidad escolar, pública. Asistieron a la misma 8 niñas y 6 niños.
El 22 de diciembre de 1907 se crea la Cooperativa agricola-Caja rural; aprobada por el Min. de Trabajo el 28 de mayo de 1945, estaba compuesta en 1960 por 136 socios. El 6 de marzo de 1920 se inaugura la Electra de la Caja Rural. En 1951, el día 15 de marzo, quedó aprobado y constituido el Trujal Cooperativo, que contaba en el año arriba mencionado con 121 socios. Finalmente, el 18 de noviembre se inaugura y se aprueba la Cooperativa Trilladora, compuesta en 1960 por 135 socios.

Infraestructura Turística a 1/1/2002

  Unidades %
Ruidos
Contaminación
Poca limpieza en las calles
Malas comunicaciones
Pocas zonas verdes
Delincuencia en la zona
Falta de servicios
4
2
15
40
23
0
1
6
3
21
55
32
0
1

Fuente: I.E.N. Censo de viviendas 2001.

Castillo de oro sostenido, sobre plata, por águila de sable coronada. Por timbre un yelmo empenachado.
Nombre. Aparece como Galipençu en el año 1171 (Lacarra: "Familias de Fueros", An. de Hist. Der. Esp., 1933, XII, p. 69) y Galipenzo en doc. de 1086 (Becerro de Leire). Gallipienzo figura también en la documentación del siglo XI.
Romería a Ujué en el mes de mayo. Celebra fiestas el 20 de setiembre.
HISTORIA.
Romanización. A juzgar por los restos arqueológicos encontrados nos encontramos en una en gran medida zona romanizada. Los hallazgos más importantes han sido el de un miliario, en el término de San Juan, hoy en el Museo de Pamplona; monedas ibéricas e hispano-romanas en "la cerrada de Francisquete"; teselas y algunos mosaicos en la viña del Molón; fragmento de 0,48 por 0,20 en las paredes de una era en los Casquilletes de San Juan, que está ahora en el Museo, en el que se lee: LA. EI. CE.P. F.Altadill en su "Vías..." (p. 523-524) describe una enorme piedra labrada, cilíndrica y maciza llamada por los del lugar "el Molón", un anillo de bronce y un edificio en una finca junto al camino de Cáseda. También fueron hallados en 1944 varios silos, la planta de un pequeño edificio, fragmento de inscripción, sillares con decoración vegetal y algunos tiestos de época imperial descritos por Taracena y Vázquez de Parga en "Prospecciones en el Castellar de Javier y..." en "P. de V.", año VII, n.° XXII, p. I a 19. [Ref. "P. de V.", 1946, n.°XXIV, p. 428-428 y 450).
Del lote de Don Ramiro de Aragón. Hacia 1035 es citado en un diploma del rey Sancho el Mayor de Navarra como uno de los lugares que pasaban a ser del lote de "honor" de Ramiro I de Aragón, su hijo, en territorio de Vadoluengo. [En el original, Gallipenzo). La crónica de Val de Ilzarbe la cita con anterioridad como villa fortificada a la par que Aibar, Cáseda, San Martín de Unx y Ujué.
Castillo fronterizo. Recogemos de la recopilación de J. Altadill los nombres de los siguientes gobernadores de este castillo situado sobre el poblado: "Año 1265, D. Pero Gil de Ablitas (con sueldo de LV libras por año) (1.ª vez); de 1305 a 1311, D. Pedro Martínez de Irurozki (XL libras); en 1314, D. Pere Arnalt de Urtubia (XVI libras 1.ª vez); en 1331, el mismo con Pere Gil de Ablitas (2.ª vez los dos); en 1332, D. Petro Egidi de Ablitas (3.ª vez) y Juan Lópiz de Urroz; de 1334 a 1338, D. Pedro Arnaldez de Urtubia (3.ª vez); de 1339 a 1341, D. Amayet Lechat; de 1366 a 1390, D. Fernando de Ayanz, señor de la comarca, y D. Juan de Ezpeleta, esforzado Capitán que defendió el castillo de Peña y abuelo de otro Ezpeleta que falleció en la adversa jornada de Noaln (Arch. de Comptos, c. 157, n.° 57); 1430 a 1446, D. Pedro Arnaldo de Mauleón (Nobil.° p.a 137, tomo 3.°); 1294, al ser relevado de su cargo D. Pero Gil de Ablitas fue sustituido por el capitán francés Henry de Evehet, designado por los Reyes D. Felipe y D.ª Juana; en 1321, hallamos al frente de la Alcaidia un Pero Gil de Ablitas, que suponemos sería otro distinto del primer Alcalde relacionado en 1265; en 1196, mandó este castillo un Alcaide que dos años antes había regido el de Cáseda; en 1201 ejercía ese cargo D. Ximeno Martínez. Usa por armas un castillo sostenido por un águila, en memoria del fronterizo que tuvo situado en una estribación de la Sierra de San Pedro. Hallará, quien desee más antecedentes, oportunos pormenores, los que Campión expresa en su Euskariana (5.ª Serie, pág. 313), Madrazo en el tomo 3.°, pág. 307; y Argamasilla en su Nobiliario (tomo 3.°, págs. 137, 153 y 155). También le menciona el Dicc.° de Yanguas (tomo l.°, págs. 75 y 141)."
Fuero de Sobrarbe. Fue concedida esta carta jurídica, en setiembre del año 1117 (1124?), por Alfonso el Batallador, a Tudela, Cervera y Gallipienzo.
Villa fronteriza. Al separarse Navarra y Aragón, viene a ser uno de los topónimos que se mentan en la fijación de términos del reino de Aragón que, según relata la Crónica de San Juan de la Peña, hizo el rey aragonés Ramiro el Monje (1134-1137) antes de legárselo a su yerno Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Una de las líneas fronterizas, según precisa la referida Crónica, venía a ser el curso del río Aragón desde el punto en que se le juntaba el Irati hasta el lugar llamado Vadoluengo y hasta el lugar llamado Gallipienzo (cfr. Crónica de San Juan de la Peña. Versión latina e índices preparados por Antonio Ubieto Arteta, Valencia 1961, p. 97). V. IRATI, Río. Una heredad de Gallipienzo aparece como objeto de donación, junto con las villas de Roncesvalles, Urroz y Obanos, en 1157, por el conde de Barcelona a favor de García Moravid. El 22 de mayo de 1277, Gonzalo Pérez, hijo de Pedro Martínez, prestó homenaje a la reina Juana, en la persona de Eustaquio de Beaumarche, gobernador del reino, por el castillo de Gallipienzo.
De Jurisdicción realenga. Para poder llegar a denominarse puramente realenga, Gallipienzo tuvo que luchar durante varios siglos para evitar la caída en manos de señores particulares. Yanguas recoge la mayor parte de estos altibajos, que son como siguen: "Las ruedas o molinos de Gallipienzo llamados de Santa María de Usué o Ujué fueron dados por el rey D. Sancho el Fuerte a D. Martín Eximéniz o Jiménez de Aibar y a su mujer, en cambio del castillo y villa de Grisén. En 1237 el rey D. Teobaldo II arregló sus pechas de manera que sólo pagase 200 cahices, mitad en trigo y mitad cebada, y 200 sueldos por la cena; que sus habitantes no fuesen a labor ni a facendera ninguna, salvo los derechos reales de hueste, cabalgada y las calonias. El mismo rey dio en canon perpetuo a los vecinos de Gallipienzo la heredad, y todos los derechos que tenía en ese pueblo, por 60 cahices de trigo y otros 60 de avena en cada año: cart. 1, pág. 162. El rey D. Felipe de Francia y de Navarra confirmó dicho privilegio por los años 1300. En 1366 existían en Gallipienzo 60 vecinos, entre ellos 4 hidalgos. En 1375 el rey D. Carlos II donó el castillo, pueblo, bailío y jurisdicción baja y mediana, a Fernando de Ayanz perpetuamente para él y sus herederos, pero este señorío había vuelto ya al mismo rey en 1380 en que consta que donó nuevamente el pueblo de Gallipienzo, con todas susppechas, Remiro de Arellano, su cambarlen, reservándose la alta justicia, el resort, la pecha de los judíos y las ayudas extraordinarias. En 1450 el rey D. Juan II donó la pecha del dicho pueblo reducida a censo perpetuo a Tristán de Ezpeleta, merino de Sangüesa, hijo de Mosen Juan de Ezpeleta; era entonces esta pecha 80 cahices de trigo, otros 80 de cebada y 12 libras. Posteriormente se redujo toda ella a 127 libras y 10 sueldos con título de censo perpetuo que cobraba Cristián de Ezpeleta, sucesor de Juan. En 1453 pagaban de pecha al rey los vecinos de Gallipienzo 80 cahices de trigo, otros 80 de cebada y 10 sueldos, y los dio a Juan de Ezpeleta y sus descendientes. Consta sin embargo que en 1456 pagaban 100 cahices de trigo y otros 100 de cebada, y que el rey redujo esta pecha a 100 cahices de pan mitadenco." El castillo de la villa fue ordenado derribar en 1470 por los lugartenientes de Juan II, en uno de los episodios de la guerra que enfrentó a éste con su hijo el Príncipe Carlos de Viana. En 1497 los habitantes de Gallipienzo fueron declarados hijosdalgos, francos y libres, convirtiendo sus pechas en censo perpetuo por Catalina I de Navarra. Los privilegios de Gallipienzo fueron confirmados por el rey en 1573.
Escenario bélico. Durante la guerra de Sucesión española, motivada por la lucha entre Borbones y el archiduque de Austria, Navarra se mantuvo fiel a Felipe V. Sin embargo las tropas del pretendiente archiduque Carlos ocuparon en el año 1710 parte del reino, Gallipienzo entre otras poblaciones, según refiere Idoate en Rincones... [t. I, pág. 125]. El 19 de diciembre del año citado entraron las tropas del pretendiente en la ciudad de Sangüesa, causando grandes estragos. Sumaban más de mil hombres. Después pasaron a Aibar, Cáseda y Gallipienzo. A finales del mismo año el conde de Melún expulsa con sus tropas a las del pretendiente, quedando definitivamente Navarra a favor del rey Felipe V.
Percepción de peaje en el río Aragón. Según refiere Idoate en Rincones... [t. II, pág. 385], los almadieros roncaleses pagaban a su paso por Gallipienzo dos reales de plata, como se desprende de un memorial que elevó el valle del Roncal a las Cortes en el año 1780.
Otra vez la guerra: un puente vital. A principios de febrero del año 1810, el guerrillero Javier de Mina recibió del general Areizaga la orden de trasladarse a Lérida, para recibir instrucciones. Para ello tenía que pasar el río Aragón por el puente de Gallipienzo o por el de Cáseda, defendidos por los franceses. Mina decidió atacar el puente de Cáseda, y como los franceses descuidaran la vigilancia del de Gallipienzo para acudir en auxilio del de Cáseda, Mina logró pasar por el de Gallipienzo. En febrero del año 1811, la partida de guerrilleros de D. Francisco Espoz y Mina se acercó a Gallipienzo, con la intención de pasar a Aragón por el puente. Pero como lo encontró interceptado, así como el de Sangüesa, se retiró a Irurozqui. A principios de abril del año 1811, la partida de guerrilleros de D. Francisco Espoz y Mina llegó a Gallipienzo, procedente de Aragón y perseguida por una columna francesa. Tras pernoctar en Gallipienzo los guerrilleros, viendo que el enemigo retrocedía hacia Aragón, se dirigieron hacia Puente la Reina.
Desamortización. En cumplimiento de la ley de desamortización del I de mayo de 1855 se vendieron en esta localidad, en 1862, una herrería en la calle de la Fruta y un molino harinero. [Ref. R. G. Ch. "La D. C. en N.".]
Elecciones: predominancia carlista.
Resultado de las elecciones de diputados a Cortes del 5-III-1893:CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSBartoloméFeliú PérezCarlista67Mariano Bayona ArtetaIntegrista23Javier Los ArcosConservador22Alejandro San MartínFusionista-[Ref. B.O.N., 8-III-1893. Filiaciones en La Epoca, 6-III-1893].

Resultado de las elecciones de diputado a Cortes del 12-IV-1896.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSValentín Gayarre ArreguiFusionista73Bartolomé Feliú y PérezCarlista68[Ref. B.O.N., 15-IV-1896. Filiaciones en El Imparcial, 17-IV-1896].

Resultado de las elecciones de diputado a Cortes de 24-I-1904.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSJuan Vázquez de MellaCarlista59Pedro García GaramendiConservador53Arturo Campión JaimebónIntegrista36[Ref. B.O.N., 27-I-1904. Filiaciones en El Imparcial, 25-I-1904].

Resultado de las elecciones de diputado a Cortes de 10-IX-1905.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSTomás Domínguez, C. de RodeznoCarlista79Valentín Gayarre y ArreguiCanalejista70[Ref. B.O.N., 13-IX-1905. Filiaciones en D. de N., 8-IX-1905].

Resultado de las elecciones de diputado a Cortes del 8-V-1910.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSTomás Domínguez, C. de RodeznoCarlista91Manuel Borrero y CarrascoCanalejista57[Ref. B.O.N., 11-V-1910. Filiaciones en D. de N., 10-V-1910].

Resultado de las elecciones de diputado a Cortes del 9-IV-1916.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSLorenzo Oroz y UrnizaIndependiente81Tomás Domínguez ArévaloJaimista46[Ref. B.O.N., 12-IV-1916. Filiaciones en El Imparcial, 3-IV-1916].

Resultado de las elecciones para diputado a Cortes del 24-II-1918.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSSantiago Cunchillos y ManterolaP.N.V.68Tomás Domínguez ArévaloJaimista (1)67[Ref. B.O.N., 27-II-1918. (1) Con apoyo maurista. Filiaciones en D. de N., 4 y 11-II-1918].

Resultado de las elecciones para diputado a Cortes del 1-VI-1919.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSTomás Domínguez ArévaloJaimista61Cándido Barricart ErdozainMaurista57[Ref. B.O.N., 4-VI-1919. Filiaciones en La V. de G., 2-VI-1919].

Resultado de las elecciones para diputado a Cortes del 19-XII-1920.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSLuis Hernando de LarramendiJaimista75Cándido Barricart ErdozainMaurista60[Ref. B.O.N., 22-XII-1920. Filiaciones en La V. de G., 24-XII-1920].
Católico-fuerista en 1931.
Resultado de las elecciones a Cortes de 28-VI-1931.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSJoséAntonio Aguirre Lecube (1)Católico-fuerista122Tomás Domínguez ArévaloCatólico-fuerista121Miguel Gortari ErreaCatólico-fuerista121Rafael Aizpún SataféCatólico-fuerista121Joaquín Beunza RedínCatólico-fuerista101Mariano Ansó ZunzarrenRepubl.-socialista29Emilio Azarola GresillónRepubl.-socialista29Aquiles Cuadra de MiguelRepubl.-socialista29Mariano Sáez MorillaRepubl.-socialista29Tiburcio Osácar EchalecuRepubl.-socialista29[Ref. B.O.N., del 1-VII-1931. (1) nacionalista].
Contra el Estatuto de Autonomía. El día 19 de junio de 1932 este Ayuntamiento votó en contra del Estatuto Vasco Navarro, por medio de su representante D. Javier Imirizaldu Garayoa.
Primeras elecciones municipales (1933). Dado que en 1931 el Ayuntamiento había sido proclamado por el art. 29, el 23 de abril de 1933 se celebraron elecciones que dieron este resultado: 7 tradicionalistas.
Mayoría derechista: 1933-1936.
Elecciones del 19-XI-1933.CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSGarcíaDerechas222AizpúnDerechas221ArellanoDerechas219DomínguezArévaloDerechas219GafoDerechas219J.AlvarezP.S.O.E.36AnguloP.S.O.E.36GoñiP.S.O.E.36OsacarP.S.O.E.36IrujoP.N.V.36EsparzaP.N.V.6J. A.AguirreP.N.V.3EchaideP.N.V.3IzcoP.N.V.3Mtnez. de MorentínDerechas3[Ref. B.O.N., del 22-XI-33].

Elecciones del 16 de febrero de 1936
(1.ª y única vuelta).CANDIDATOSPARTIDOSVOTOSAizpúnDerechas176ElizaldeDerechas176ArellanoDerechas176GortariDerechas176GarcíaDerechas176SalinasFrentepopular52BengarayFrentepopular52CuadraFrentepopular52MonzónFrentepopular52BasterraFrente popular52[Ref. B.O.N., del 17 de febrero de 1936, filiaciones en El P.N.].
Las primeras elecciones del postfranquismo.
Las generales del 15-VI-1977. 1.º UCD388.º AET3 2.º PSOE129.º FDI2 3.º PCE710.º UAN1 4.º AFN711.º PSP1 5.º APN512.º FUT0 6.º UNAI413.º FNI0 7.º AM3Nulos6 El referéndum constitucional del 6 de dic. de 1978 dio el siguiente resultado sobre un censo de 153 electores: Votos: 85Abst.: 68 (44,44 %)Sí: 67 (43,79 %) No: 6 (3,92 %)Blanco: 5Abst. y No: 48,36 %

Resultado de las elecciones generales del 1-III-1979.
(Censo electoral: 153). 1.º UCD285.º PCE4 2.º PSOE226.º UPN3 3.º EKA127.º NV1 4.º HB8
Abstenciones: 50 %

[Ref. D. de Nav., del 3-III-1979].

Elecciones municipales del 3 de abril de 1979.
Para ocupar las 5 concejalías de este Ayuntamiento se presentó una única candidatura:A. E. "Nuevo Poblado", mediante una lista abierta, por ser un municipio menor de 250 habitantes. De un censo de 153 fueron emitidos 98, obteniendo los siguientes resultados: J. Mateo Ibero con 50 votos, A. Reta Sola con 41, C. Larumbe Ferrer con 38, J. J. Arive Reta con 34 y E. Moisés Cumbe con 34. Alcalde: J. Mateo Ibero.
Parroquia dedicada a San Pedro, arciprestazgo de Aibar, obispado de Pamplona. La primitiva iglesia fue la de San Salvador ubicada en lo alto. A partir de 1640 ésta tuvo que compartir la parroquianía con la de San Pedro, hasta 1785 en que la última monopolizó esta prerrogativa.

Ainhoa AROZAMENA AYALA