Politikariak eta Kargu publikoak

Garat Hiriart, Dominique

Eminente hombre político labortano, hijo de un médico de Uztaritze (Laburdi), nacido en esta localidad en 1735.

Tras comenzar estudios en el seminario de Larresoro, próximo a su lugar natal, marcha a Burdeos para efectuar estudios de Derecho. Una vez terminados éstos, se instala en esta ciudad, donde ejerce brillantemente su profesión, destacando ya como orador en el Parlamento bordelés al formular enérgicas protestas contra la trata de esclavos negros, denominada con el eufemismo del "comercio del ébano", autorizado por Luis XV en 1715. En su casa, desde entonces ya importante lugar de reunión de literatos y artistas, conoce a Françoise Gouteyron, hija del célebre cirujano del mariscal de Sajonia, con quien casaría hacia 1761 y de la que tuvo a Pierre-Jean Garat, famoso cantante conocido por "El Orfeo de Francia".

En el año 1789 se convocan Estados Generales en Versalles, hecho que no se producía desde 1614. En las elecciones que se hicieron para nombrar representantes, Laburdi eligió a Luis Xavier de San Esteban, párroco de Ziburu, en representación del clero; a Nicolás de Haraneder, vizconde de Macala, por el estamento noble, y los dos hermanos Garat, Dominique y Dominique-Joseph, elegidos por el Tercer Estado. La primera y principal reivindicación que éstos llevaban era el interés por mantener el régimen particular de Laburdi, materializado por sus Juntas Generales o Biltzar. Los Estados, revolucionados, ven cómo el Tercer Estado se autoconvierte, en el Juego de Pelota, en Asamblea Constituyente, jurándose no cejar hasta dotar a Francia de un nuevo texto constitucional y uniéndoseles fracciones de la nobleza y del clero. Dominique Garat formó parte de la comisión que planteó a Luis XVI las exigencias de la Asamblea.

Poco más tarde, y pese a los temores bien conocidos de los labortanos, en un indudablemente excesivo y ciego afán de supresión de todo tipo de privilegios, en virtud del art. 10 de la Ley de 4 de agosto de 1789, al abolirse todas las diferencias entre regiones y provincias, se daba fin al Biltzar, que protestó inútilmente y con todas sus fuerzas, acabando así su secular trayectoria. La segunda parte de esta disposición, su consecuencia, fue la reorganización territorial que se planteó irracionalmente dividir a Francia de forma más geométrica que natural. Se estudiaba la posibilidad de anexionar Laburdi al Bearne y formar un solo departamento. La provincia, adelantandose una vez más en boca de Garat, señala que, de no poder constituirse solos en provincia, preferirían unirse a Zuberoa y Navarra, reclamaciones que fueron respondidas por el silencio. El proyecto se discute el 12 de enero de 1790, defendiendo los hermanos Garat los intereses de su tierra, decretando, sin embargo, la Asamblea Nacional que Navarra, el Bearne y el País de los Vascos se unan para formar un solo departamento, denominado "del Béarne", y más tarde Bajos Pirineos, quedando Navarra y las provincias vascas, pobres y preteridas, bajo el dominio del Béarne. El último heroico intento de Garat por evitarlo le supuso el abucheo y oprobio de la Asamblea que, habiendo sido Dominique su secretario en la última etapa de sus trabajos, cerró sus debates en setiembre de 1891.

Retirado a Ustaritz, ve Dominique cómo su obra se vuelve contra él y cómo un afán revanchista y demagógico hacen sea encarcelado por sus críticas a los abusos cometidos principalmente con el pueblo vasco, bajo la acusación de intentar "aristocratizar el país", permaneciendo encarcelado hasta la caída de Robespierre, con el golpe de Estado de Thermidor. A principios de 1795, es nombrado comisario delegado del Directorio del distrito para dar posesión de sus cargos a los nuevos ediles de Uztaritze. Así vivió cuatro años, dedicado a tareas municipales, quebrantada gravemente su salud, hasta su muerte, muy próxima a su lugar de nacimiento, el 18 de noviembre de 1799.