Mendia

Iñurrategi Iriarte, Alberto y Félix

Alpinistas guipuzcoanos, naturales de Aretxabaleta. Félix nació el 1 de abril de 1967 y Alberto el 3 de noviembre de 1968.

Estos dos montañeros han sido la máxima representación de una eficaz concepción ochomilista. Así lo prueban sus 12 ochomiles conseguidos juntos en un intento de completar los 14 ochomiles, hasta el trágico fallecimiento de Felix el 28 de julio de 2000 en Pakistán, al caer por un precipicio de 400 metros cuando bajaba del Gasherbrum II. Además tenían proyectado filmar para televisión ocho documentales y dos programas especiales que llevarán al espectador desde la Patagonia al desierto de Malí, pasando por los escasamente conocidos Alpes Neozelandeses.

Se iniciaron hacia el año 1984 en las montañas vascas (Atxarte, Etxauri, San Bartolo), abriendo algunas vías en Araotz. Desde 1987, año en que visitan el Verdon y hacen el Mont-Blanc por la normal, realizaron su actividad en montaña conjuntamente. En 1988 escalan el Pilar Bonatti del Dru y la Travesía de los cuatromiles. En 1989 escalan El Capitán, en Yosemite. A partir de ahí centran sus proyectos en el Himalaya y comienzan un entrenamiento vigilado que les permite horarios muy rápidos.

Tras subir al Pumori por la normal en 1990, hacen el Makalu por la Variante Kukuczka con Felipe Uriarte, sufriendo congelaciones. Al año siguiente, Alberto es el más joven en ese momento en subir el Everest sin oxígeno. En 1993 se retiran a 8.100 metros en la arista norte del K2, montaña en la que logran el año siguiente la primera absoluta hasta cima por la Cesen con Kike de Pablo, Juan Oiarzabal y Juan Tomás, actividad por la que son mencionados dentro del Piolet de Oro. El Cho Oyu lo suben en estilo alpino y en el mismo año logran la primera nacional al Lhotse, ambos por la normal. En 1996, en el Kangchenjunga repiten la Británica de la cara norte con Oiarzabal. Meses después, en el Shisha Pangma, Alberto se ve envuelto en las mismas avalanchas que atrapan a Oiarzabal y Juan Vallejo y bajo las que fallece Zuloaga, pese a lo que hacen cumbre en estilo alpino por la Británica con Josu Bereziartua.

En la temporada siguiente (1997) suben el Broad Peak en 5 horas por la normal, tras retirarse en la apertura de una nueva ruta en la arista sur a 7.200 m, así como el Mount Cook (Nueva Zelanda) con el programa de Televisión Española (T.V.E.) Al Filo de lo imposible. Entran en el nuevo año con un intento invernal al Manaslu acompañados por Bereciartua (hasta 7.400 m). Pisan luego la cima del Dhaulagiri por la normal y han de retirarse del Gyala Bari (7.200 m, Tíbet) por la Japonesa a 5.400 m. En el Nanga Parbat hacen cumbre con José Carlos Tamayo por la Kinshofer, tras haber escalado con él y Jon Lazkano la Eslovena a la Torre sin Nombre (28-6-1999). Posteriormente, en el 2000, hicieron cumbre en el Manaslu (8.163 m) el 25 de abril, pero sobrevino la tragedia cuando, el 28 de julio, Félix fallece despeñado en las laderas heladas del Gasherbrum II, de 8.035 metros. En la carrera por los catorce que hay en la tierra, Félix Iñurrategi, de 33 años, muere cuando desciende junto a su hermano Alberto de su duodécimo ochomil. El fallo en el anclaje de una cuerda hizo que se precipitara al vacío hasta el lugar que ya para siempre será su tumba. Su cuerpo descansa en el Himalaya.



Alberto Iñurrategi un año más tarde, en abril de 2001, junto con Jon Lazkano y Jon Beloki, escaló en las rocas areniscas del "Jewel Rum", el punto más alto de Jordania, de 1.754 metros del altura, situado en el desierto Wadi Rum. La vía elegida fue la del "Pilar de la esperanza", una pared de unos 400 metros, en la que la mayor dificultad era el estado de la roca, ya que los montañeros vascos no están acostumbrados a escalar en este tipo de arenisca suelta. Las espectaculares imágenes de esta escalada fueron captadas por las cámaras de Euskal Telebista (E.T.B.).

En agosto de este mismo año, tras reponerse del duro golpe que supuso la muerte de su hermano y compañero inseparable en la montaña, Alberto Iñurrategi, junto con Jon Beloki coronó el Gasherbrum I o Hidden Peak (8.068 metros), montaña que se encuentra en el Karakorum (Pakistán), también dentro de la expedición de E.T.B. Jon Lazkano era el tercer miembro de la expedición. Alberto Iñurrategi ya lo había intentado el año anterior en compañía de su hermano. Para Alberto era su decimotercer ochomil. Realizó el ataque final con el piolet de su Félix, que había encontrado en el glaciar. Para Beloki, escalador de grandes paredes pero con sólo una cumbre en el Himalaya en su haber (Dunagiri, de 7.066 metros), el Hidden Peak era su primer ochomil. Los dos alpinistas guipuzcoanos permanecieron en la cima el tiempo imprescindible para rodar las imágenes de la serie de documentales "Oinak izarretan" de E.T.B.

Al montañero de Aretxabaleta sólo le faltaba coronar el Annapurna (8.091 m) para redondear un reto que, curiosamente, se haría realidad en la misma montaña donde lo culminó Juanito Oiarzabal, es decir, cerrar la colección de las 14 montañas más altas de la Tierra. En efecto, el Annapurna es el ochomil con menos ascensos y, según las estadísticas, muy peligroso. Alberto ya intentó ascender junto a su hermano Félix, después de coronar el Manaslu, pero tuvieron que abandonar el ataque a causa de las malas condiciones atmosféricas.

Una vez sin Félix, Alberto coronó el Gasherbrum I o Hidden Peak (junto a Jon Beloki convertido en su compañero habitual), y también el Annapurna acompañado por Lafaille.

A sus 33 años, Alberto Iñurrategi se convirtió en el alpinista más joven de la historia en hollar los 14 ochomiles, carrera que le ha llevado 11 años de su vida (a Juanito Oiarzabal le costó 14).

En las ascensiones la dificultad la pusieron ellos mismos movidos por su máxima de permanecer el menor tiempo posible en altura y salir de allí bien parados, dejando un buen desnivel para el día de cumbre. Pero casi siempre, subir por la vía más fácil supuso horarios rápidos en estilo alpino o casi alpino, que también han practicado lejos de los gigantes del Himalaya.

En 1999 los hermanos Iñurrategui, junto a José Carlos Tamayo, en el transcurso de su ascensión al Nanga Parbat (8.125 metros), décimo ochomil de los hermanos, realizaron un rescate, salvando la vida a un alpinista colombiano. Por tal comportamiento humanitario recibieron un premio de la Diputación Foral de Gipuzkoa.