Literatoak

Kortazar Uriarte, Jon

Crítico literario y catedrático de literatura de la Universidad del País Vasco, nacido en Mundaka (Bizkaia) el 29 de octubre de 1955.

Tras estudiar Filología Románica realizó su tesis doctoral sobre la obra poética de Estepan Urkiaga "Lauaxeta". La presentó en 1985 en la Universidad de Deusto. Es profesor de literatura vasca en la UPV desde 1985, y catedrático desde 1992.

Ha publicado sus críticas literarias en numerosos medios de comunicación, desde la revista "Egan" hasta los diarios "Deia" y "El País".

En 1980 publicó un estudio sobre los escritores euskéricos de Bizkaia: Bizkaiko euskal idazleak (Edit. Labayru). Ese mismo año ganó el Premio Mikel Zarate de ensayo, y la obra, titulada Mikel Zarateren prosa, fue publicada por Euskaltzaindia y la entidad financiera Bizkaiko Aurrezki Kutxa al año siguiente. El año 1982 publicó su única obra de ficción, la novela breve Bidean izan zen, Rosapen (Edit. Hordago). Al año siguiente fue designado miembro correspondiente de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia.

Sus libros han sido sobre todo de análisis de las obras de distintos autores, principalmente poetas: Poesia basca contemporania (monográfico de la revista "Reduccions", 1984); Altxorrak eta bidaiak. Haur kontabidean azterketak (Edit. Desclée de Brouwer, 1985, tareas de dirección); Teoría y práctica de Esteban Urquiaga (Edit. Desclée de Brouwer, 1986); Laberintoaren oroimena (Edit. La Primitiva Casa Baroja, 1989. Edit. Erein, 1993); Literatura vasca. Siglo XX (Edit. Etor, 1990); "Euzkerea" eta "Yakintza" aldizkarietako olerkigintza (Edit. Labayru- Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano, 1995); Luma eta lurra. Euskal poesia 80ko hamarkadan (Edit. Labayru-BBK, 1997); Euskal literaturaren historia txikia (Edit. Erein, 1997); Pastorala (Revista "Egan", 1998); La pluma y la tierra. Poesía vasca contemporánea, 1978-1995 (Edit. Prames, 1999); Euskal literatura XX. mendean, Edit. Prames, 2000); Oroimenaren eszenatokiak (Edit. Labayru, 2001); Diglosia eta euskal literatura (Edit. Utriusque Vasconiae, 2002); Euskal baladak eta kantu herrikoiak-Baladas y canciones tradicionales vascas (Edit. Centro de Lingüística Aplicada Atenea, 2002, realizado junto a su esposa Miren Billelabeitia).

También ha preparado ediciones de autores clásicos de la literatura en euskera, como Azalpenak (Edit. Labayru-BBK, 1982), obra del poeta Esteban Urkiaga "Lauaxeta"; y Poesía Bascongada. Dialecto Bizcaíno (Edit. Diputación Foral de Bizkaia, 1987), con los poemas de José Antonio Uriarte. En los comienzos de la década de los 80 colaboró para la realización del Euskalerriko Atlas Etnolinguistikoa, realizando encuestas en las localidades vizcaínas de Sukarrieta, Bermeo y Mundaka.

Pentsa dezagun, une batez, Euskal Herrian gazteleraz idazten duten idazleez. Gaur egun idazten dutenez, eta batez ere, literatura normalizatuaren eremuetan bigarren mailan geratzen direnez, haiek ere neurri batean hizkuntza diglosikoari eragozten zaizkien zenbait ezaugarri agertzen dute.

Batzuetan estetika zaharkituak jarraitzen dituzte, eta beste batzuetan idazketa zaharkituak, lehen mailan ez direnak. Inoiz, eta nobela historikoa idazten dutenek, jarraitzen dute hizkeraren arkaismoaren bidea, filologizazioa, noiz edo noiz gaztelera klasikoaren imitazioa nabaria izaten zaie. Unamunoz ere, lehen puntako idazlea izan arren, esan izan da modernismoaren hizkera maila, modernismoaren idazkera modua, ez zuela ezagutu, eta horregatik, bere idazkerak itxura gogor eta sikua hartzen duela, arkaismorako tendentzia duela. Eta zenbat dira gaur egun gazteleraz aritzen direnen artean Unamunoren estiloaren usaina antzematen zaienak? Edo Blas de Oterorena?


"Pensemos, por un momento, en los escritores que escriben en castellano en el País Vasco. Sobre todo en los que en la actualidad están en un segundo nivel dentro de la literatura normalizada, y que presentan algunas de las características que se atribuyen a las lenguas diglósicas.

A veces usan estéticas anticuadas, y en otras ocasiones estilos anacrónicos, que no están en boga. Algunos, por ejemplo los que escriben novela histórica, siguen empleando prosas arcaicas y filologizadas, y se les nota que imitan al castellano clásico. También de Unamuno, pese a que era un escritor de primera línea, se dijo que no conoció la escritura de corte modernista y que por ello su estilo era rígido y seco, y que tenía tendencia al arcaísmo. ¿Y cuantos son en la actualidad en el País Vasco los escritores en castellano que nos hacen recordar el estilo de Unamuno? ¿O el de Blas de Otero?"

(Diglosia eta euskal literatura, Edit. Utriusque Vasconiae, 2002)