Industriak

Estarta y Ecenarro

Empresa de Elgoibar (Gipuzkoa) dedicada a la fabricación de máquina herramienta y máquinas de coser.

El 21 de abril de 1914 se constituyó la sociedad regular colectiva "Ciaran y Estarta", de la que eran socios fundadores los armeros José León Ciarán Arrillaga (1876-1948) y Eulogio Estarta Landa (1891-1955), siendo aportadas íntegramente las 5.000 pesetas que conformaban su capital social por el primero de ellos.

El objetivo por el que se creaba la sociedad era la fabricación de piezas para armas de fuego así como labores de ajuste, composición y construcción de maquinaria para la industria armera y similares en la que José León Ciaran tenía gran experiencia. Fue esta segunda actividad la que centró los primeros trabajos del taller, efectuándose reparaciones de máquinas además de abordar la construcción de pequeños taladros y tornos.

La escasa aportación inicial al capital de la sociedad pronto hizo necesaria la incorporación de un nuevo socio, el comerciante de Elgoibar Teodoro Ecenarro Garate, pasando la sociedad a denominarse "Ciaran, Estarta y Cía." a partir del 21 de septiembre de 1915. El nuevo capital ascendía ya a 20.950 pesetas que fueron aportadas en su mayor parte por Ciaran y Ecenarro, mientras que Estarta hizo aportaciones en maquinaria. A partir de ese momento se estableció también un claro reparto de las funciones, Estarta se encargaría de la dirección técnica mientras que Ecenarro se haría cargo de la gestión comercial de la sociedad. El incremento de la capacidad financiera de la empresa posibilitó la ampliación de la gama de productos fabricados: taladros de sobremesa, de columna y de herrero. En septiembre de 1920 José Luis Ciaran abandonó la sociedad, lo que implicó un nuevo cambio de denominación pasando definitivamente a ser "Estarta y Ecenarro".

Durante la guerra civil española fue militarizada tras la ocupación de Elgoibar por las tropas franquistas dedicándose en exclusiva a la fabricación de material de guerra. Una vez finalizado el conflicto se puso en marcha una ampliación de las instalaciones de la fábrica para poder dar el paso a la fabricación de un nuevo producto, la máquina de coser, cuya producción se iniciaría en 1946 bajo la marca SIGMA. La consecución de este proyecto hizo necesaria su conversión en sociedad anónima en 1943 con un capital social de 20.000.0000 Ptas. La fabricación de máquinas de coser no implicó el abandono de la construcción de máquina herramienta, ampliándose su fabricación a prensas excéntricas, tornos copiadores hidráulicos y rectificadoras.

Durante la década de 1950 la empresa entró en un importante período de expansión al ser una de las empresas que mayor rendimiento obtuvo de las operaciones especiales de exportación G, M-1 y M-2 puestas en marcha por la Cámara de Comercio de Gipuzkoa. La producción anual en aquellos años se estimaba en 52.000 máquinas de coser y 250 máquinas herramientas, y su plantilla alcanzaba los 540 obreros.

La coyuntura continuó favoreciendo al sector de la máquina herramienta durante la década de los sesenta surgiendo, al igual que en la década anterior, nuevas empresas por iniciativa, muchas de ellas, de antiguos empleados de "Estarta y Ecenarro".

Al igual que el resto del sector sufrió los efectos de la crisis de los setenta y ochenta. Finalmente, al igual que otras empresas del sector, acabó por integrarse en Mondragón Corporación Cooperativa.

En 2007 "Estarta Rectificadora, S. Coop." es una de las empresas del grupo Danobat y sigue fabricando máquina herramienta con la marca Estarta. La fabricación de máquinas de coser Sigma se abandonó en la década de 1990 aunque máquinas con esta marca son comercializadas por la empresa catalana "Impormaco S.A.L."

  • ALDABALDETRECU, P., Máquinas y hombres. Guía histórica., Elgoibar, Fundación Museo de Máquina Herramienta, 2000.
  • Economía Vascongada, nº 79, año 7, Sept. 1951, Donostia, Cámara de Comercio de Guipúzcoa.
  • Danobat [Web].