Kazetariak

Amestoy Eguiguren, Alfredo

Periodista, escritor, publicista y comunicador vasco, nacido en Bilbao el ocho de abril de 1941.

Reside en Madrid, en donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera periodística, aunque ha mantenido una fuerte relación con el País Vasco. Ha sido uno de los pioneros de la comunicación y programación televisiva, en la que ha ejercido como verdadero showman. En TVE protagonizó, dirigió y presentó series de gran audiencia en los años sesenta y setenta del siglo XX. Cursó Periodismo en Madrid (15ª Promoción) y en la Universidad de Navarra (Primera Promoción), después de un bachillerato iniciado en Bilbao y proseguido en San Sebastián (Colegio de La Salle). Hizo sus primeras colaboraciones en la Prensa de Bilbao en el diario La Gaceta del Norte y en la revista Gran Vía, junto con Luciano Rincón y Manuel Leguineche.

Posteriormente, trabajó en Radio, en la Cadena SER, Radio Madrid, en programas dirigidos por Bobby Deglané y José Luis Pecker ("Cabalgata Fin de Semana", entre otros programas). Será en esta emisora donde se convierte en 1963 en el redactor del primer informativo de la Radio privada en España. Redactor de la Agencia Hispania Press, publica secciones fijas en los periódicos "Pueblo", "Madrid" y "El Noticiero Universal" (Barcelona). Realizará reporterismo de calle en páginas como "Noches de Madrid" y "Noches de Barcelona". Redactor Jefe en la Agencia SUNC -Servicio Universal de Noticias y Colaboraciones- y corresponsal de Interstampa, de Italia, y de "France Dimanche". Ha escrito artículos para el periódico ABC, de Madrid, en cuyo dominical realiza la primera serie en huecograbado color: "España 66", donde se presenta cada semana un reportaje de diez páginas dedicado a una provincia española.

En 1960 se produjeron sus primeras apariciones en Televisión (TVE), con Manuel Martín Ferrand, en programas como "Plaza de España". Siempre en directo, ya que no existía aún el Video-Tape. Realiza reportajes con el celuloide como soporte, experiencia que le permitiría luego la práctica de un periodismo "cinematográfico" en NO-DO. Estos antecedentes en Prensa, Radio y Cine Documental, además del cultivo de casi todos los géneros periodísticos, sin excluir el suceso, en el periódico El Caso; el humor, en La Codorniz; el cine, en Fotogramas, la Prensa del corazón, en revistas como Hola o Garbo, o el gran reportaje en semanarios como Gaceta Ilustrada y en La Actualidad Económica, propiciaron un retorno a la televisión con programas informativos como "Esta es la Cuestión" o "La Vida". Este programa televisivo alcanzó en 1967 audiencias que, gracias al monopolio televisivo, pero también a una aceptación sin precedentes y que no se volvió a repetir, alcanzó en alguna noche de invierno los dieciséis millones de espectadores.

Su versatilidad en el periodismo le llevó a hacer programas musicales, concursos y magazines, desde 1965 a 1975, con experiencias en géneros inéditos en televisión como el docudrama. "El Día de mañana", en el que una madre embarazada -la actriz Elisa Ramírez, ya que se encontraba en estado de buena esperanza- monologa con el hijo que va a traer al mundo. Al cabo del tiempo, entre los años setenta y los ochenta, otro docudrama, "La España de los Botejara", marcaría otro hito en el periodismo documental. Creó a su vez programas especiales para la TV desde los Estados Unidos, como Un planeta mejor, Ciudadano Americano o Citius, Altius, Fortius, siendo durante una etapa Editor de Telediario y de programas ómnibus, como "Sobre la Marcha". Ya en la transición democrática realiza otros programas televisivos como "Vivir para ver", que logra audiencias que superan a las obtenidas por famosas series como "Heidi", "La casa de la pradera", "El Circo", "El Hombre y la Tierra" o "Un, dos tres". Otro programa de gran repercusión fue el realizado junto con José Antonio Plaza, "Treinta y cinco millones de españoles". Por estos trabajos recibió el Premio Nacional de Televisión, así como "El Quijote de Oro" y la distinción "Popular", otorgada por el diario "Pueblo"; también recibió el Premio Ondas y varios premios de la revista "TP".

"Trescientos Millones", primer programa de Televisión europeo vía satélite, "La verdad de.", "Visto y no Visto", fueron sus últimos programas en TVE, antes de colaborar como director de programas y presentador circunstancial en TELE 5. En este canal escribe e interpreta una serie cómica, "A salto de cama". No era la primera vez que se aproximaba al teatro como comediógrafo. Su experiencia teatral, que por ahora alcanza media docena de títulos, había comenzado con éxito en el año 1976, con la obra "El Partido", estrenada en el Teatro Lara y que alcanzó más de doscientas representaciones.

En el cine se han producido varias colaboraciones, como actor o como guionista, por ejemplo "La Casa de los Martínez", "La tercera puerta" o "¡Qué vida ésta!". La participación en Publicidad ha sido como comunicador pero también como guionista. Como creativo trabajó casi un año en la Agencia norteamericana Spanish Advertising, en Nueva York: ciudad donde contrajo matrimonio en 1973. Ha publicado varios libros de periodismo: El reportero (1963); de humor, Últimas voluntades (1990) o de gastronomía: La Cocina de Paradores (1996), con Luis Cepeda, colaborador a su vez de Amestoy en programas como "Entre platos anda el juego" o "Comer es un placer" (Tele 5, 1995). Posteriormente ha reanudado sus colaboraciones de Prensa en El Mundo, ABC (Alfa y Omega), o el periódico municipal Bilbao. En 2004, colaboró como guionista en programas especiales emitidos en TVE. En lo social, prosigue su relación con instituciones como la Academia de Televisión de Nueva York, preside un club que fundó en Madrid en 1985, el club de "Amigos de la Boina", que reúne a cientos de personas del mundo de la comunicación, del espectáculo y a profesionales liberales de toda España, y pertenece a la Asociación Amigos de la Gran Vía, de Madrid, calle donde vive, trabaja y se divierte. Otras actividades que ocupan cada día más su tiempo son la agricultura, concretamente el cultivo del aguacate, que inició en 1973 en Andalucía, y la pesca marítima.