Kontzeptua

Batalla de Beotibar

Tuvo lugar el día 19 de septiembre de 1321 y no tan abultada como la dan a conocer el cronista Zaldibia, Alonso Onceno, Ochoa Álvarez de Isasaga y otros que llegan a estimar hasta en 70.000 los combatientes navarros y en 800 los guipuzcoanos.

La lucha de Beotibar, como todas las que se venían sucediendo en la frontera navarro-guipuzcoana eran una consecuencia inevitable de la desmembración del Reino vasco acaecida en 1200 por la conquista castellana de Alfonso VIII.

Los navarros se amparaban en los castillos de Lekunberri y Gorriti que utilizaban como punto de partida para incursionar en la comarca de Tolosa. Los guipuzcoanos se apoyaban sobre todo en Berastegi. La versión de Moret parece la más ajustada a la verdadera historia. Dice que:

"consta de cierto que este año (1321), por la parte de Guipúzcoa se arrimaron tropas y hubo movimiento de armas en aquella frontera, entrando en los fines de Navarra con hostilidad rompida de robos".

Parece ser que los guipuzcoanos se apoderaron del castillo de Gorriti que los navarros reputaban seguro. Como represalia se encaminó hacia la frontera el Gobernador del Reino, Ponce de Morentayna, con un buen número de navarros y gascones dispuestos a incursionar sobre la región tolosana. Moret reseña esta entrada por San Miguel especificando que fue tomada la villa de Berastegi. Campión estima que los navarros siguieron avanzando hasta las cercanías de Tolosa y que al llegar al vallecito de Beotibar, Gil López de Oñaz, señor de la casa de Larrea, puesto al frente de los oñacinos, atacó a los navarros infligiéndoles una grave derrota. Según Garibay habría sido hecho prisionero Martín de Aybar, Alférez del Pendón Real.

Un cantar en euskara y algunos poemas castellanos tienen este suceso por tema. El cantar en euskara, conservado por Garibay, dice:

Mila urte ygarota
ura vere videan.
guipuzkoarroc sartu dira
Gaztelu-co echean,
nafarroquin batu dira
Beotibarre pelean...
Pasados mil años
el agua sigue su curso,
los guipuzcoanos han entrado
en la casa del castillo;
se han unido con los navarros
en la batalla de Beotibar...

Para Michelena este canto habría sido compuesto en fecha mucho más reciente que la batalla. Una de las razones sería el vocablo gipuzkoar, inaceptable por razones de principio y en cambio muy usual en tiempos de Zaldibia, Garibay e Isasti.

En el poema de Alfonso XI, de Rodrigo Yáñez, se describe la batalla con todo lujo de fantasías y exageraciones. Una de sus estrofas habla de la entrada de los navarros:

"En aquesto acordaron
Navarros e su companna,
con muy gran poder entraron
por tierras de la montanna".

Y el desenlace con la victoria:

"Aquesta los dexemo
que lepuscanos vençieron,
e los fechos declaremos
que después contesçieron".

El poeta Yáñez vivió en la primera mitad del siglo XIV y algunos le identifican con Rodrigo Yáyez de Logroño.

  • CAMPIÓN, A. El Genio de Nabarra. Col. Zabalkundea, pp. 136-141.
  • AROCENA, F. "La batalla de Beotibar", en Guipúzcoa en la historia. Madrid, 1964, pp. 81-86.
  • ZALDIBIA, J. M. Suma de las cosas cantábricas y guipuzcoanas. San Sebastián, 1945, pp. 37
  • YÁÑEZ, R. Poema de Alfonso Onceno. Madrid, 1868.
  • UBIETO, A. Crónica de los Estados Peninsulares. Madrid, 1951, pp. 113.
  • URKIA, F. "Beotibarko gudaketa". Euskal-Esnalea, 1928.