Alderdi politikoak

Euskal Sozialista Biltzarrea - Partido Socialista Vasco

En el año 1964 la casi totalidad de la organización interna de STV-ELA se separó de su cabeza jerárquica exterior. La causa de esta escisión hay que verla en las interferencias del PNV dentro del Sindicato. Estas interferencias alcanzaron su clímax cuando el tándem PSOE-UGT presionó a las fuerzas nacionalistas vascas integradas en el Gobierno de Euzkadi para que se hiciera dejación de la exigencia autonómica inmediata, en caso de caída del régimen franquista.

El nuevo grupo, popularmente conocido como ELA-BERRI, se convirtió rápidamente en una organización mixta político-sindical de ideología crecientemente socialista que denunció, desde el periódico Lan Deya, las que creían interferencias del PNV en el sindicato y, en plano más general la creciente influencia del PSOE-UGT en el PNV y en el Gobierno de Euzkadi en el exilio. Sin embargo, la hipertrofia de esta función político-ideológica y otras diferencias provocaron la división del grupo en 1968 en dos:

ELA-MSE (Movimiento Socialista de Euskadi), asentado en Bizkaia, Gipuzkoa occidental, Araba y Navarra, y que seguía manteniendo abiertamente su carácter mixto político-sindical, mostrando en parte tendencias ideológicas marxistas.

ELA Berri, asentado principalmente en Gipuzkoa y que volvía su atención preferente al campo sindical, aunque sin renunciar totalmente a una cierta expresión política.

Este grupo de ELA BErri se fue acercando de nuevo a la cabeza jerárquica exterior de STV (ELA oficial) con la que sostuvo relaciones por varios años.

A comienzos de 1975 en ELA oficial se produjo otra escisión por motivos semejantes a los de 1974, interferencias del PNV en cuanto a Lan Deya y presiones del PSOE-UGT sobre el tema de la Alianza Sindical de Euskadi (ASE), resultando expulsadas las regionales de Guipúzcoa y Navarra que popularmente eran identificadas como el grupo ELA-Autogestionaria, debido a sus tendencias favorables al modelo social autogestionario. En este mismo año de 1975 el grupo de ELA BERRI se fusionó con ELA oficial reforzándola, pues la anterior escisión le había dejado prácticamente reducida a la regional de Bizkaia.

Tras esta fusión, los elementos de ELA BERRI que le daban su expresión política, se orientaron abiertamente hacia la constitución de un grupo político y conjuntamente con otros de diversa procedencia crearon la corriente socialista Ezker Berri.

Por su parte, desde la división de 1968, el grupo ELA-MSE entró en una fase involutiva, sobre todo a partir de 1969 en que consideraron que el régimen franquista había alcanzado un alto grado de estabilidad el cual duraría mucho tiempo.

Ante esta perspectiva de "largo túnel" que preveían para Euskadi debido a la solidez del franquismo, el grupo se orientó hacia el crecimiento interno y cualitativo, formación de cuadros, etc., aislándose progresivamente del medio político.

Estas actitudes indujeron dentro del grupo una corriente tecnocrática popularmente conocida con el nombre de Eladios, de forma que cuando cinco años después, en 1974, el "largo túnel'" empieza a derrumbarse, tras los acontecimientos de la crisis mundial de octubre de 1973 y la muerte de Carrero en. diciembre del mismo año, parece imponerse una vuelta a la arena política, se producirá la escisión de la corriente tecnocrática, Eladios, que tras intentar inicialmente continuar en la línea anterior, acabarán inclinándose políticamente hacia el PNV y en el campo sindical hacia un sindicato complementario con aquél (Congreso de Leioa).

Tras la escisión de los Eladios, el grupo ELA-MSE acordó en Asamblea Extraordinaria (1976) terminar finalmente con su carácter mixto político-sindical. Los elementos que optaron por el sindicalismo como actividad prioritaria se unieron a elementos de ELA-Autogestionaria en la misma línea. Los elementos que optaron por una actividad prioritariamente política participaron con los grupos Aintzina, Ezker Berri, EHAS, Equipos Socialistas De Navarra, Eibarko Sozialista Elkartea y elementos independientes de distintas procedencias (ELA Autogestionaria, ETA, LAK, etc.) en una COnferencia Socialista Vasca, la cual, tras varios meses de discusiones y negociaciones, y tras la retirada de algunos partícipes, dio lugar al nacimiento en junio de 1976 de Euskal Sozialista Biltzarrea (ESB) (Convergencia Socialista Vasca) como grupo político formalizado pero abierto hacia la constitución del Partido Socialista Vasco.

Por su parte, tras la celebración de la V Asamblea de ETA en 1966, donde la fracción ETA-Berri fue condenada y expulsada de la organización, siendo conocida popularmente a partir de entonces con el nombre de "felipes", y ETA se reafirmó en los principios abertzales iniciales de ETA, así como en la estrategia de la "Guerra Revolucionaria" dentro de unas coordenadas ideológicas muy cercanas al marxismo-leninismo. Este último aspecto no fue aceptado por la tendencia representada en quienes defendían las líneas fundacionales de ETA y editaban la revista Branka por lo que la misma abandonó ETA en 1967 para acabar formando el grupo autodenominado Aintzina, dirigido fundamentalmente por José Luis Alvárez Emparantza (Txillardegi).

Ingresan asimismo en ESB individualidades y colectivos independientes tales como Gurutz Ansola, "Equipos Socialistas de Navarra", grupos cooperativistas hasta entonces no comprometidos explícitamente. Tras celebrar el 6 de junio de 1976 su Primer Congreso en Arantzatzu, hace su presentación pública el 11 de junio, siendo el primer partido vasco en hacerlo, iniciando a continuación una serie de mítines por todo el país.

Después de un período de fuerte actividad es legalizado como Euskal Socialista Biltzarrea-Partido Socialista Vasco, tres presentar su inscripción el 26 de febrero de 1977 en el Registro de Asociaciones Políticas.

Celebró su II Congreso los días 18, 19 y 20 de marzo de 1977 en la Facultad de Sarriko en Bilbao, y en el que estableció la organización interna del partido y sus líneas ideológicas y programáticas. Su Comité Nacional quedó constituido, entre otros, por Andoni Kaiero, Carlos Caballero, Kepa Anabitarte, José Luis Alvarez Emparanza, Endrike Knörr, Gregorio Etxabe e Iñaki Aldekoa, siendo este último elegido Secretario General del partido.

Más tarde en el mes de mayo celebró un Congreso extraordinario en Bergara para decidir sobre la participación o no en las elecciones generales convocadas para el mes de junio, adoptando la decisión de concurrir a ellas, "dada la nueva situación creada en Euskadi después de la excarcelación y extrañamiento de los presos políticos vascos acordada por el Gobierno español, medida ésta arrancada por el pueblo".

En su II Congreso ESB se definía como:

[...]"una organización política de la clase trabajadora vasca y sectores progresistas afines que se propone recuperar para Euskadi su condición de pueblo libre y soberano, y establecer una sociedad socialista y autogestionaria, donde desaparezca todo signo de dominación, opresión y explotación".

"ESB presenta un programa socialista para la autonomía de Euskadi. Para los trabajadores vascos la cuestión nacional es la primera de las cuestiones sociales. Es previo conquistar un grado de autogobierno suficiente en Euskadi, para después comenzar a construir con él una sociedad vasca más justa y democrática, camino del socialismo. Porque una Euskadi socialista no se conseguirá de golpe, sino paso a paso, aumentando los controles de los trabajadores sobre la economía y sobre la sociedad entera".

ESB propugnó el Frente abertzale con exclusión de las fuerzas políticas de obediencia central operantes en Euskadi, en contraposición al Frente autonómico preconizado por otras organizaciones vascas. Por ello, se presentó a las elecciones a las Cortes españolas del 15 de junio de 1977 en solitario excepto en Navarra donde, coaligado con el PNV y ANV, participó en la Unión Autonomista Navarra. La no consecución de actas significó un golpe a la organización que, a partir de entonces, buscó el acercamiento y alianzas con las fuerzas de la izquierda abertzale que habían decidido no presentarse a estas elecciones.

De esta forma se fue consolidando un frente extraparlamentario donde están los que no han querido participar en estas primeras elecciones, HASI y LAIA, a los que se unen ESB y ANV, junto con una parte de EIA, que durante el verano inician la "Marcha de la Libertad" por todos lo Territorios de Euskal Herria, con la reivindicación de "Amnistía total" y un Estatuto "que suponga el reconocimiento pleno de nuestra identidad nacional".

Consecuencia de ello es que el 24 de octubre de 1977 los partidos de la izquierda abertzale (ESB, ANV, HASI, LAIA y EIA) firman en Altsatsua un acuerdo de cara a las próximas elecciones municipales, constituyendo un bloque que se conocerá como la Mesa de Altsatsua, la cual será vista en la práctica como el embrión de la unidad de la izquierda abertzale. Así se mantiene que el municipio será el "núcleo institucional fundamental"; los municipios constituirán en cada Territorio la Asamblea Regional, que se coordinarán para formar una Asamblea Nacional Provisional.

Desde la primavera de 1978, la incidencia de la Mesa de Altsatsua no hace sino crecer, favorecida por la desilusión que crea en amplios sectores de la sociedad vasca la elaboración de la Constitución española. De esta manera cuatro partidos (ESB, ANV, HASI y LAIA) presentarán en público el 27 de abril la coalición Herri Batasuna. Paralelamente, durante la primavera de 1978 avanza el proyecto de ampliación de Partido Socialista Vasco, mediante la fusión de ESB y ANV, que es presentada en Barakaldo el 15 de abril de 1978 por Iñaki Aldekoa, Secretario General de ESB, y Valentín Solagaistua, Secretario General de ANV.

Sin embargo, este proceso y la declaración del partido como marxista e independentista provocarán la expulsión del mismo de Txillardegi, Mikel Garmendia y otros por no aceptar la disciplina del partido.

A pesar de ello, el 24 de julio en un Congreso celebrado en Eibar ANV y ESB se unifican con el nombre de Euskal Socialista Ekintza (Acción Vasca Socialista). Juan Domínguez, de ANV, es nombrado Presidente del nuevo partido e Iñaki Aldekoa, de ESB, Secretario General. Sin embargo, un sector de ANV, ligado a Gonzalo Nardiz, Consejero del Gobierno Vasco en el exilio, no acepta la fusión.

Todo ello coincide con la campaña de rechazo a la Constitución española por parte de todos los partidos de obediencia exclusivamente vasca.

Tras la aprobación en España de la Constitución, se celebran elecciones generales en marzo de 1979 en las que Herri Batasuna consigue tres escaños. Herri Batasuna, ante estas elecciones, había adoptado una solución de compromiso, decidiendo concurrir, pero obligando a los candidatos a asumir el compromiso de no ocupar los escaños que pudieran corresponderles. ESB, ANV y LAIA eran partidarios de concurrir.

El 3 de abril de 1979 se celebran las primeras elecciones municipales tras el fin del régimen franquista, quedando HB como segunda fuerza en Bizkaia y Guipúzcoa, tercera en Araba, y cuarta en Nafarroa.

El 3 de mayo de 1979, en el acto de constitución de la Diputación Foral de Bizkaia, dos de los siete diputados de HB, Valentín Solagaistua de ANV e Iñaki Gorroño de ESB, hacen acto de presencia en el mismo contra la opinión mayoritaria de la coalición. A pesar del tono de denuncia de sus intervenciones, ello no impide que esta presencia sea criticada por los miembros de KAS.

Este conflicto, todavía soterrado, habrá de estallar antes de un año, cuando ESB abandone la coalición tras la celebración de su último Congreso en Beasain. A partir de ese momento un grupo de militantes con Iñaki Aldekoa a la cabeza, pero ya a título individual permanecieron en Herri Batasuna.