Udalak

BERANTEVILLA

Villa y municipio de Álava-Araba y de la cuadrilla de Añana, situado en una llanura regada por el río Ayuda y varios arroyos entre ellos el de la Roja. Se halla en la latitud norte. Altitud: 479 m· Principales montañas: Peña Latxurdina, La Ilarra y Las Pozas. Llanuras: La Corzanilla, Llana de Molino y Llano del Zadorra. Limita al norte y noreste con Ribera Baja, Armiñón y el Condado de Treviño, al este con el Condado de Treviño, al sur con Zambrana y al oeste con el río Zadorra que le separa de Ribera Baja y Lacorzana.


Ver mapa más grande

1960-1970: véase tabla en imágenes; 2000: 430.

Evolución de la población de hecho del municipio en los siglos XIX-XXI Hasta mediados del siglo XX

Año Población
1877
1900
1910
1920
1930
1940
1.078
755
814
857
905
892

A partir de la primera mitad del siglo XX

Año Población
1950
1960
1966
1970
1975
1977
1981
1986
1991
1996
2001
2004
843
725
631
518
502
497
425
432
374
403
459
458

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Reseña estadística de la Provincia de Vizcaya; EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas.

Población según entidad (2004)

BERANTEVILLA
Entidad Total Varones Mujeres
Berantevilla
Escanzana
Lacervilla
Lacorzanilla
Mijancas
Santa Cruz del Fierro
Santurde
Tobera
300
5
17
13
38
46
28
11
149
3
8
9
22
24
14
5
151
2
9
4
16
22
14
6

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (I.N.E.). Nomenclátor 2004

Población por sexo y densidad de población (2001)

Total Densidad
  Varones Mujeres 12,9
459 234 225

Fuente: EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas.

Población según sexo, edad y densidad de población (1996)

  Total 0-19 20-64 +65 Densidad de población
Total 403 66 262 75 11,3
Varones
Mujeres
208
195
36
30
139
123
33
42

Fuente: EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas.

Nacidos vivos según el sexo, el orden de nacimiento y el estado civil de la madre. Comienzos siglo XXI

Año   2000 2003
Sexo Total
Varones
Mujeres
1
-
1
1
1
-
Orden de nacimiento Primero
Segundo
Tercero y más
1
-
-
-
1
-
Estado Civil
Casada
No casada
1
-
1
-

Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Nacimientos.

Defunciones según el sexo, la causa de muerte y crecimiento vegetativo. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1999 Año 2003
Total
Varones
Mujeres
7
5
2
8
4
4
Causa de defunción
Tumores
Apto. Circulatorio
Apto. Respiratorio
Apto. Digestivo
Accidentes
Resto enfermedades
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Crecimiento Vegetativo
  -1 -7

Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Defunciones.

Nupcialidad según el estado civil (2002)

Esposos
Total Soltero Viudo Divorciado
- - - -
Esposas
Total Soltera Viuda Divorciada
1 1 - -

Fuente: EUSTAT. Estadística de Matrimonios.

Familias según el tipo (2001)

Familias
Unipersonal
Compuesta
Nuclear sin hijos
Nuclear con hijos
Monoparental
Ampliada
Polinuclear
Tamaño medio
143
25
7
25
39
13
23
11
3,21

Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.

Migraciones. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1999 Año 2003
Inmigración
Emigración
Saldo Mig. Externo
Mig. Internas Destino
Mig. Internas Origen
Saldo Mig. Interno
Mig. Intramunicipales
13
5
8
13
7
6
5
12
7
5
21
14
7
12

Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Movimientos Migratorios.

Edificaciones. 1900, 231; 1950, 176.

Viviendas según su clase (2001)

Total 261
Viviendas familiares
- Principales
- Secundarias
- Desocupadas
- Otro tipo
Colectivos
Alojamientos

143
93
25
-
-
-

Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.

Número de viviendas nuevas según año de concesión de la licencia.

1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2
10
3
1
1
21
2

Fuente: Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco . Dirección de planificación y gestión de datos.

Lengua. El vascuence se perdió en época no precisa.

Nivel de euskera de la población de dos y más años. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1996 Año 2001
Total 399 447
Euskaldunes
Total
Alfabetizados
Parcialmente alfabetizados
No alfabetizados
11
11
-
-
20
16
3
1
Cuasi-Euskaldunes
Total
Alfabetizados
No alfabetizados
Pasivos
67
66
1
-
65
45
7
13
Erdaldunes
  321 362

Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas.

Población clasificada según la lengua parental y la doméstica. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1996 Año 2001
Total 403 459
Lengua parental
Euskera
Castellano
Las dos
Otra
2
400
1
-
4
448
3
4
Lengua doméstica
Euskera
Castellano
Las dos
Otra
-
403
-
-
-
455
1
3

Fuente: EUSTAT. Estadísticas de Población y Viviendas.

Tipología de movilidad lingüística (>= 5 años). Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1996 Año 2001
Total 396 440
Vascófonos
Bilingües de origen
Neo-vascófonos
Neo-vascófonos parciales
Parcialmente castellanizados
Totalmente castellanizados
Castellanófonos
1
0
10
65
1
1
318
2
2
14
52
1
2
367

Fuente: Departamento de Cultura (Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco); EUSTAT. II Mapa sociolingüístico; Censos de Población y Viviendas.

Distancia a Vitoria: 30 kilómetros. Carreteras al interior del condado de Treviño y a la general de Vitoria a Haro y a Miranda, Burgos. Estación de ferrocarril más cercana en Miranda de Ebro, a 5 kms. Distancia a la cabeza de partido judicial, 28,5 kms.

Población de 15 y más años compradora de equipos informáticos a través de KonektaZaitez (compra subvencionada por el Gobierno Vasco y Cajas de Ahorro, año 2000)

Total   5
Sexo Varones
Mujeres
3
2
Edad 15-24
25-34
35-44
45-54
55-64
+ 64
2
1
-
2
-
-
Tasa de compra Diciembre 11,9

Fuente: EUSTAT. Estadística de KonektaZaitez. -EKZ-; EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas.

Su principal riqueza es agrícola y ganadera; cultiva preferentemente cereales. Hay regadío. La superficie forestal es privada y está constituida por 792 Ha. La ganadería es en su mayor parte lanar y se halla representada por las siguientes cabezas: lanar, 3.138; mular, 156; vacuno, 91; caballar, 56 y asnal, 22. Hay cinco molinos maquileros y una Central eléctrica. A comienzos del s. XIX se recogía algo de vino de mediana calidad, trigo, cebada, maíz, algunas semillas y nueces. Había ganado lanar, mular y vacuno, abundancia de caza, perdices, liebres y conejos.

Segunda mitad del siglo XX y comienzos del XXI

Distribución de la superficie (1999)

  Ha.
Todas las tierras
Tierras labradas
Pastos permanentes
Otras tierras
S.A.U. (1)
84
72
10
63
79
4.166
3.055
349
761
3.404

(1) S.A.U.=Superficie Agrícola Utilizada
Fuente: Departamento de Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco. Censo agrario 1999.

Distribución de los usos del suelo (hectáreas, 1996)

Improductivos
Prados
Pastizales
Matorral
Forestal arbolado denso
Forestal arbolado ralo
Labores intensivas
Total
67
-
163
62
477
185
2.790
3.744

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996.

Aprovechamiento de las tierras labradas (1999)

Total Herbáceos Leñosos
    Frutales Olivar Viñedo Otros
Ha. Ha. Ha. Ha. Ha. Ha.
72 3.055 72 3.054 25 1 - - - - - -

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Superficie arbolada según especies (hectáreas, 1996)

Bosque atlántico
Encina
Eucalipto
Haya
Pino radiata
Pino silvestre
Quejigo
Otras coníferas
Otras frondosas
Todas las coníferas
Todas las frondosas
Todas las especies
-
56
-
-
-
49
473
13
71
62
600
662

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996.

Ganadería: distribución general (1999)

  A B
Bovinos
Ovinos
Caprinos
Porcinos
Equinos
Aves
Conejas madres
Colmenas
3
3
1
5
1
29
7
-
52
1.126
4
266
2
4
290
-

(A): Número de explotaciones
(B): Número de cabezas. En el caso de aves, miles de unidades y en el de colmenas, número de unidades. Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Régimen de tenencia de la tierra (1999)

  Ha.
Total 84 4.166
Propiedad
Arrendamiento
Aparcería
Otros
78
53
1
15
1.931
1.984
3
247

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Población trabajadora en la explotación (1999)

Trabajadores no asalariados
Nº explotaciones Nº personas Jornadas completas Jornadas parciales
56 88 9.266 1.582
Asalariados
Fijos Eventuales
Nº explotaciones Nº personas Nº explotaciones Jornadas completas
32 63 - -

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Industria

En 1981 posee 2 empresas, las cuales ocupan de 20 a 99 personas. En ellas trabajan 134 personas (Referencia E.S.I.C.A.E., 1983, Eusko Jaurlaritza).

Las empresas de más de diez trabajadores enclavadas en su término son: Avícola del Norte, S.A. (AVINORSA), con 83, Ormazábal y Cia, S.A. (electricidad), con 51. (Referencia 'C.I.P.V.', 1982).

Establecimientos según rama de actividad. Comienzos siglo XXI

  Año 2001 Año 2003
  Nº. Empleo Nº. Empleo
Total
Industria y energía
Construcción
Comercio, hostelería y transportes
Banca, seguros y serv. a empresas
Otras actividades de servicios
36
15
3
13
1
4
468 43
19
4
14
2
4
732

Fuente: Banco de España; EUSTAT. Directorio de Actividades Económicas.

Parque de vehículos. Comienzos siglo XXI

  Año 2000 Año 2003
Turismos
Motos
Camiones
Autobuses
Tractores industriales
Otros
Total
359
17
123
-
5
13
517
351
21
122
-
12
35
541

Fuente: Ministerio del Interior. Dirección General de Tráfico.


EI total de población considerada activa en 1982 es de 106 varones y 24 mujeres. De éstos, 99 varones y 15 mujeres se hallan ocupados, 3 varones y 6 mujeres buscan empleo por primera vez y 4 varones y 3 mujeres han trabajado anteriormente. El total de inactivos estadísticos es de 211 y el de inactivas estadísticas 218 (Referencia 'A.E.V.', 1982).

Población según la actividad. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Total Activos O.I.T. (1) Inactivos O.I.T. Contados aparte

Año
  Total Ocupados
O.I.T.
Parados O.I.T.    
        Total Primer empleo Han trabajado    
1996 403 175 142 33 17 16 228 -
2001 459 236 225 11 2 9 223 -

(1): Organización Internacional del Trabajo
Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.

Población de 16 y más años ocupada según ramas de actividad. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1996 Año 2001
Total 142 225
Agricultura
Industria
Construcción
Servicios
67
36
1
38
65
57
14
89

Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.

Lugar de trabajo de la población ocupada (2001)

Total 225
En su propio domicilio
En el municipio de residencia
En varios municipios
En otro municipio
- C.A. de Euskadi
- Otras provincias
Extranjero
12
73
32

71
35
2

Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.
Paro registrado en el I.N.E.M. (datos a 31 de marzo) (2000-2001)

2000 2001 D%
8 8 -

Fuente: Instituto Nacional de Empleo (I.N.E.M.).

Paro registrado en el I.N.E.M. por sexo, edad y sector de actividad económica (datos a enero de 2005)

    Hombres Mujeres Sectores
Total
<25
25-44
>=45
Agricultura
Industria
Construcción
Servicios
Sin empleo anterior
3 -
1
-
-
2
-
-
-
1
2
-

Fuente: Instituto Nacional de Empleo (I.N.E.M.)

Presupuesto municipal: Total de ingresos 1.085.586 ptas. Total de gastos. 829.000 ptas.

Villa de origen medieval que se asienta en la cuenca del río Ayuda y que organiza su urbanismo adecuándose perfectamente a la vía de comunicaciones que se establecía entre la cuenca de Miranda de Ebro y Treviño, conectando de este a oeste esta zona y permitiendo el paso hasta las tierras de Bernedo y Campezo.

La villa creció a lo largo de los últimos siglos medievales y así en el siglo XVI cuenta con abundante población, una iglesia, la de Santa María, un convento, el de San Juan, varias ermitas y un hospital cercano a la ermita de la Magdalena (M. Portilla Vitoria, 1991: 305/308).

Arquitectura civil

Vestigios de su pasado medieval como hemos dicho, permanecen bien marcados en su trazado urbano. Restos de tipología doméstica gótica encontramos en la Casa de los Zamudio, sita en la calle Mayor nº 26, con la parte inferior de mampostería y vano de entrada lateral adintelado y moldurado, del que sólo se conserva la parte superior. El piso principal construido con ladrillo y entramado de madera, los materiales típicos de fines de la Edad Media, sale en voladizo sobre ménsulas de piedra y conserva en su parte central las armas de la familia antes mencionada labradas sobre cuatro piedras ligeramente separadas; sobre el escudo propiamente dicho, su coronamiento con yelmo y ave y encima los dos perros enfrentados.

Del esplendor de la villa en Época Moderna nos dan buena muestra las numerosas casas blasonadas que flanquean los lados de la calle Mayor, si bien los escudos más antiguos de este periodo se encuentran en la casa nº 5 de la calle Horno, uno de los cuales muestra elementos relativos al clero. Algunas de las casas más destacadas de la calle principal de la villa adornan su fachada de sillería con amplios vanos de acceso bajo arco de medio punto, también de piedra labrada y con poderosa cornisa pétrea y se completan con interesantes ventanas molduradas del siglo XVI, como en la número 4, 17 y 25, o más decoradas aún como la correspondiente a la nº 28, con elegante alfeizar moldurado y decorado con dos bandas de dentículos. De entre todas estas construcciones señalamos la casa número 4, la primera a la derecha según entramos en la villa por el lado este, que quizás se corresponda en origen con la torre que todavía se menciona a principios del siglo XIX, como cercana a la muralla (V. Palacios Mendoza, 1994: 99 y ss.). Del periodo Barroco, en concreto del siglo XVIII, destaca en esta misma calle la casa número 19, cuya ventana del piso principal se abre sobre una puerta adintelada, y está decorada con una placa recortada bajo el alfeizar moldurado. Igualmente destacada es la casa número 23, de amplia fachada de piedra de sillería organizada con perfecta simetría como corresponde a su cronología, de fines del XVIII o primeros años del XIX.

Arquitectura religiosa

Pero sin duda, es la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción el conjunto más sobresaliente de la villa, desde el punto de vista histórico-artístico. Destaca al acercarnos a la población su magnífica torre neoclásica dispuesta a los pies del templo y ya dentro del caserío vuelve a imponerse la altura del mismo, a escasos metros del resto de edificaciones. Se encuentra en el centro de la villa alineada con la carretera, vía central de la misma, en dirección este-oeste. Desde el exterior se aprecian las dimensiones de la nave, cubierta a dos alturas distintas, más alta en la zona de la cabecera del templo, donde podemos apreciar cuatro muros, dos a cada lado de la nave, interrumpidos en la línea de sillares y que corresponden a la ampliación barroca del ábside y capillas laterales. La nave, más estrecha y de menor altura se fusiona con esta zona y sirve de nexo entre aquella y la torre. El acceso a la iglesia, una vez cegado en los años sesenta del siglo XX el vano que al lado sur del templo se abría en la nave, y que tras la última restauración de los años noventa del siglo pasado ha sido recreado con cemento en su primitivo lugar, se hace por la parte baja de la torre, que conforma un pórtico, en la zona oeste del conjunto. Parece que anteriormente a estos ingresos existió otro en el lado norte, en lo que actualmente es la capilla bautismal. Así al verlo desde el interior de esta capilla, el muro de la nave tiene aquí un bonito arco carpanel con numerosas molduras, con decoraciones góticas en la parte inferior, que según comentó Micaela Portilla en algunas de sus visitas a nuestro pueblo, bien pudo pertenecer a la entrada principal del templo medieval, pese a la rareza de estar situado en el lado norte de la construcción, algo extremadamente infrecuente en nuestro territorio. Junto con éste ya mencionado, los otros restos medievales, hoy los más antiguos de esta iglesia, se encuentran en la nave de la iglesia. En ella podemos apreciar dos vanos de medio punto, moldurados y con decoraciones góticas a media altura, que corresponden a sendas capillas gemelas. La del lado sur, constituyó la portada de la iglesia durante un largo periodo de tiempo y hasta mediados del siglo pasado, como ya hemos dicho anteriormente. Otro resto medieval importante que sitúa en el siglo XV la construcción de esta parte de la iglesia, a saber, la nave, se encuentra en el coro y es el arco de ingreso desde la escalera de caracol que da acceso al mismo desde los pies de la iglesia. Se trata de un arco conopial, realizado en sillería y que junto a los arcos de las capillas antes mencionados y al arco de la capilla bautismal, son los elementos arquitectónicos más antiguos del conjunto. Toda la nave se cubre por dos bóvedas de terceletes con claves pétreas con rosetas incisas.

Al acercarnos a la cabecera, dos capillas laterales y la anchura mayor de la nave en este último tramo, también más alto, simulan un falso crucero. Se trata de una importante ampliación barroca, seguramente del siglo XVII avanzado y que se cubre con bóveda de lunetos y vino a sustituir a la cabecera primitiva, con sus capillas, construida por canteros cántabros y guipuzcoanos a lo largo de los años centrales del siglo XVI. Esta ampliación, como ya hemos indicado se interrumpió por motivos que aún hoy se desconocen, como así se aprecia desde el exterior, en los sillares interrumpidos de los muros de la nueva nave, sustancialmente más ancha que la primitiva.

El último elemento arquitectónico que configuró la iglesia como hoy la vemos, fue la torre campanario que se levantó siguiendo trazas de Justo Antonio de Olaguibel a partir de 1800, año en que se fecha el contrato, realizando las obras los maestro de cantería y albañilería Miguel de Marculeta y Baltasar de Ariznavarreta, naturales de Oñate y Orduña respectivamente (F. Martínez de Salinas Ocio, 1989: pp. 66/69). Esta esbelta construcción en piedra de sillería se levanta como consecuencia del deterioro sufrido por el muro oeste del edificio donde estaba instalada una antigua espadaña con arcos para las campanas. Sobre planta cuadrada con tres arcos de medio punto muy altos que rasgan la parte baja de la torre y conforman el pórtico, se alza el fuste, liso hasta la cornisa que lo separa del cuerpo de campanas, sin más interrupción que una ventana recercada en el lado sur y un reloj y otra ventana también enmarcada, en el lado occidental. El cuerpo de campanas se sitúa entre dos potentes cornisas de piedra. Se organiza con pilastras angulares y lienzos de muro resaltados, en los que destacan cuatro arcos de medio punto con su antepecho de óvalos también de piedra. El remate se asienta sobre tambor poligonal y sobre él la cúpula con gajos resaltados y linterna con otros cuatro arcos también de medio punto y finalmente coronado por bola de metal. La austeridad de líneas de esta torre solamente se encuentra interrumpida por los cuatro jarrones que decoran los ángulos superiores del cuerpo de campanas, elemento decorativo propiamente neoclásico, como lo es también esta magnífica construcción.

Arte mueble

Del ajuar que orna la iglesia en la actualidad, destaca el retablo mayor, de grandes dimensiones, para cubrir toda la altura de la cabecera. Responde a la tipología de retablo fachada y fue realizado a principios del siglo XVIII, constituyendo un buen ejemplo barroco en su fase churrigueresca (J. J. Vélez Chaurri, 1990: 391/397). Pese a que los preparativos para su construcción se habían iniciado con anterioridad por voluntad de los vecinos, es a raíz de la visita de 1714 cuando se precipita su ejecución. Así a fines de 1715 quedaba encargado al arquitecto cántabro Jerónimo de la Revilla. El sagrario estaba hecho para 1717 y asentado el retablo en su totalidad en 1718. Consta de banco y dos cuerpos de tres calles y ático en el remate. El primer cuerpo se organiza con columnas salomónicas, tan propias del arte deudor de los Churriguera. En el segundo los soportes son columnas corintias y en el ático se sustituyen éstas por pilastras. La singularidad principal es que estos soportes se hacen dobles entorno a la calle central.

El sagrario es un templete rematado con cúpula en el que también tienen gran protagonismo las columnas salomónicas. La decoración de esta fábrica barroca en madera de nogal se efectúa, como es habitual, con motivos vegetales de cierto volumen como son las ménsulas sobre las que asientan las columnas o los pinjantes con frutos del banco, las hojas de vid y racimos de uvas de las columnas del primer piso y las exuberantes cartelas que rematan las hornacinas de la calle central y las más discretas de las calles laterales, sin faltar las cabecitas de querubes o los angelitos. Buen ejemplo de esta decoración lo constituyen los aletones vegetales que rematan en el ático las calles laterales, con ángeles trompeteros en su extremo.

El mismo año en que se finaliza la construcción de la arquitectura del retablo se comienzan a pagar las tallas al escultor cántabro Francisco Palacio. La iconografía de este conjunto responde a la titularidad de la iglesia. En la hornacina principal se sitúa la bella imagen de la Asunción de Maria arropada por ángeles y a sus pies, querubes. A ambos lados de la titular se sitúan las tallas de santa Úrsula y Santa Catalina. En el segundo cuerpo, San José con el Niño ocupa la calle central, arropado en las laterales por san Juan Bautista y san Juan Evangelista, tallas de menor calidad que las primeras. Y todo el conjunto se remata con la imagen del Crucificado, obra renacentista de la primera mitad del siglo XVI.

La policromía del retablo se hace en función de la escultura en diferentes etapas. Primero se doró el sagrario en 1717, a comienzos de la década siguiente se policromaron algunas imágenes y será en los años cuarenta del mismo siglo cuando se dore el conjunto de la Asunción y algunos marcos por José Antonio Rizi Rey. El resto del retablo se policromaba con colores lisos en tonos verdes y claros imitando marmoleados y jaspeados, a fines del XVIII (J. J. Vélez Chaurri, 1990: 411/416).

Retablos laterales. Otros dos retablos también barrocos, pero de menores dimensiones adornan las capillas laterales de la Virgen de los Dolores y de la Virgen del Rosario, cercanas a la cabecera. En el lado de la epístola, en la capilla de la Dolorosa, donde en tiempos estaba colocado el cuadro de la Inmaculada de Alonso Cano donado a esta parroquia por Fray Pedro de Urbina y Montoya y que hoy se halla en depósito en el Museo Diocesano de Arte Sacro en Vitoria-Gasteiz, encontramos un retablo también barroco de planta ligeramente movida, consecuencia del adelantamiento de las columnas y demás soportes que lo organizan. Se trata de un conjunto que consta de banco, un solo cuerpo de tres calles entre columnas corintias y ático de una sola calle entre estípites y aletones, rematado a su vez con aletones vegetales en las calles laterales y con copete vegetal que enmarca una pequeña pintura de gran calidad sobre la principal. Llama la atención en este retablo, en cuanto a lo arquitectónico la ruptura de la cornisa, que se adelanta hacia nosotros en las zonas de los soportes y la abundante decoración vegetal muy minuciosa y de menor resalte que en el retablo mayor. Ayuda también a datar esta obra las decoraciones de placas recortadas que adornan el banco y como no, el curioso soporte del ático, los estípites, todo lo cual nos hace pensar en el segundo tercio del siglo XVIII como fecha posible de su ejecución. En el cuerpo del retablo y bajo hornacinas aveneradas y con soportes bulbosos sobre mensulas vegetales en las calles laterales y columnas de fuste liso en la central, nos encontramos la talla de San Roque, en la calle del evangelio, en su iconografía típica como peregrino, vestido con túnica, capa, esclavina y sombrero de ala ancha y portando morral y bastón y acompañado de su perro. Como santo patrón y protector de los enfermos de peste, a los que dedicó su vida, era frecuente en todas las iglesias la presencia de imágenes suyas a partir del siglo XIV, en las que aparece en actitud de recogerse la túnica y mostrar sus llagas (J. Hall, 1996: 324). En la calle de la epístola hay una bella imagen del Niño Jesús, que presenta al Niño desnudo, como era típico en las escuelas andaluzas barrocas y que nos remite al siglo XVII. Eran imágenes pensadas para ser vestidas y fueron muy habituales en conventos femeninos. En la calle principal encontramos la talla de la titular del retablo, la Dolorosa. Se trata de una imagen de candelero o de vestir, de la que solo están tallados el rostro y las manos, pero tratados con notoria expresividad tanto en la talla como en la policromía posterior, reflejando con nitidez el dramático acontecimiento que rememora. En el ático encontramos el lienzo barroco de un Santo Cristo de Burgos, peculiar iconografía que nos muestra al Crucificado vestido con faldillas, debido a lo cual se les denominan también "Cristo de las enagüillas", y teniendo a sus pies tres huevos. Esta iconografía, así como su denominación, proviene de la talla flamenca del siglo XIV que hoy se encuentra en la Catedral de Burgos, que representa a Cristo Crucificado, con faldilla y con cinco huevos de avestruz bajo los pies, que originariamente proviene del convento de San Agustín de la mencionada capital castellana.

Como remate del retablo, entre el follaje que hace de copete, encontramos un pequeño cuadro, casi tenebrista, que representa con gran calidad a la Virgen y al Niño en su regazo. Un aspecto curioso de este retablo son la cantidad de marcos rodeados de follaje vegetal que hoy se encuentran vacíos pero que en su origen pudieron contener cobres pintados con escenas o santos de devoción. Hasta nuestros días ha llegado una pequeña pintura sobre metal, que se encontraba en uno de estos espacios en el banco del retablo, y que representa a la Virgen del Carmen.

Pero sin duda, el elemento más importante de ajuar con que estuvo dotada esta capilla fue el lienzo de la Inmaculada Concepción ejecutado por Alonso Cano y donado a esta iglesia por Fray Pedro de Urbina y Montoya, franciscano nacido en la villa que nos ocupa y bautizado en esta iglesia, que llegó a ser Arzobispo, Virrey y Capitán General en Valencia y nombrado por Felipe IV embajador ante el Papa Alejandro VII en defensa del dogma de la Inmaculada Concepción. Este lienzo firmado por el pintor granadino hacia mediados del siglo XVII es una de las representaciones de más belleza que sobre este mismo tema realizó, y debido en gran medida a la sencillez compositiva y al clasicismo de la misma. Con silueta fusiforme la Virgen, joven, se convierte en el centro de la composición y el contraposto de su figura y el vuelo de sus ropas constituyen elementos indispensables de la misma, así como el color púrpura de la túnica y el azul del manto. Permanecen como únicos atributos la luna, a sus pies, los lirios y azucenas que sujetan los angelitos a ambos lados de la parte inferior y que aluden a su pureza y humildad y la corona de estrellas que rodea su cabeza (J. J. Vélez Chaurri, 1997: 414) (H. E. Wethey.: 1983).

En la capilla de la Virgen del Rosario, situada frente a ésta en el lado del Evangelio, tenemos otro interesante retablo barroco, de cronología similar al anterior, del segundo tercio del siglo XVIII. Destaca en él su dinámica planta, convexa, que afecta tanto al banco como a los dos cuerpos y remate, y su escalonamiento en altura. Como en el caso anterior el soporte que organiza la composición y estructura del conjunto son columnas de fuste estriado y capitel corintio dispuestas sobre ménsulas vegetales, en las que vemos como la policromía posterior, ya neoclásica recubrió los fustes de yeso para imitar en la fase del color materiales pétreos, como venía siendo norma desde la segunda mitad del siglo XVIII, que en este caso convive con cincelados rococós sobre el dorado, como podemos apreciar en el fondo de la hornacina de la Virgen o en la capa de san Joaquín. Vuelve a insistir como en el caso anterior en una decoración vegetal de finísima talla propia de los retablos barrocos de fase rococó que aún no optan por la rocalla como elemento decorativo principal (J. J. Vélez Chaurri, 1990: 459).

En el primer cuerpo nos encontramos con tres hornacinas aveneradas, de mayor tamaño la central, que albergan las tallas de la titular, una Virgen con el Niño Romanista, propia del Manierismo de fines del XVI, mostrando una fortaleza física sobresaliente, un curioso perfil heleno, así como un típica disposición del Niño y de los pesados pliegues del manto y túnica de la Virgen. Al lado de ésta se sitúa una pequeña talla barroca de san Isidro, patrón de las gentes del campo, vestido a la moda del XVIII, con traje corto, camisa abotonada y polainas, y portando en sus manos útiles del trabajo como la aguijada y la reja, acompañado además por los bueyes (L. Monreal y Tejada, 2000: 302). En el cuerpo superior encontramos tres pequeñas tallas barrocas que representan de izquierda a derecha a san Joaquín también a la moda del momento, con túnica y capa corta y tocado en la cabeza. San Antonio de Papua en la calle central, con el Niño entre sus manos, en composición muy movida, y por último la talla de San Antón o san Antonio Abad. Como eremita que fue, esta caracterizado con largas barbas, vestido con hábito oscuro y capa con capucha, portando el libro en su mano derecha y, como es habitual, acompañado del cerdo.

Otra talla de interés en esta iglesia parroquial es la Virgen del Rosario colocada sobre una gran peana dieciochesca decorada con veneras y fina talla vegetal, que lleva cartela con alabanza a la Virgen. Sobre el remate de esta peana, se sitúa otra menor de gallones dorados, propia del siglo XVII, y encima la bella talla de la Virgen sujetando al Niño en sus brazos, de esta misma cronología. Todavía su policromía, muy deteriorada nos muestra por una parte el gusto por los tonos lisos y por otra la pervivencia de cenefas doradas con decoración vegetal cincelada, propiamente rococó.

Es también destacable en esta iglesia el sepulcro, también barroco, de madera tallada y cristal sencillo que sirve para procesionar, el día de Viernes Santo, a la actual talla de Cristo Crucificado articulado, que sustituyó ya en el siglo pasado a otra más antigua, posiblemente barroca, pues permanece en la memoria de las gentes el hecho de tener "pelo natural" y ser muy "impresionante". Este elemento tiene forma piramidal y decoraciones de balaustres en la parte de la cama y formas geométricas en madera que perfilan ventanas de cristal.

El ajuar litúrgico de la iglesia, pese a que lo tuvo y fue importante en cuanto a orfebrería y ornamentos, hoy es escaso. Se conservan unas crismeras de plata de fines del siglo XVI o principios del siguiente, realizadas en talleres vitorianos según los cánones del periodo purista, sin ninguna decoración. Van dos unidas y otra independiente y llevan en su tapa a modo de cúpula, las iniciales que las identifican. Como único elemento de ornato lleva el recipiente de la unción, un escudo, el de los Zúñiga, seguramente los donantes de la pieza (R. Martín Vaquero, 1997: 563). Se conserva también en esta sacristía, aunque procedente de la iglesia de San Vicente de Escanzana, hoy barrio de Berantevilla, una pequeña cruz de cobre dorado con decoraciones de Cristales, datada en la segunda mitad del siglo XV (R. Martín Vaquero, 1997: 432/433). Tiene los brazos flordelisados y con decoración vegetal incisa. Pudiera ser que en los ensanchamientos del brazo vertical, con orificios, fueran colgadas también piedras semipreciosas o cristales. Lleva una imagen del Crucificado en plata que es posterior a la pieza original. En el reverso, en el cuadrón central lleva incisa la figura de Dios Padre bendiciendo.

También en depósito, pues pertenece a la ermita de Nuestra Señora de Lacorzanilla, se conserva en la sacristía un fragmento de alabastro de lo que en su día fue un estatua sedente, quizás una Virgen con el Niño. De buena factura en la calidad de los plegados y la insinuación de las formas anatómicas que se dibujan bajo ellas, como apreciamos en la pierna derecha de la imagen, podemos suponer que se trata de una pieza del segundo tercio del siglo XVI, equiparable a la magnífica Santa Coloma de Angostina, atribuida al extraordinario entallador flamenco Arnao de Bruselas (F. Tabar Anitua, 2001: 45/55).

El arte Neoclásico de esta iglesia no se agota con la torre campanario, con ser el elemento más destacado de este periodo. Así la pila bautismal actual, situada en la capilla del lado norte de la iglesia, cercana a la parte posterior de la misma, es un elemento indudable del siglo XIX elaborado en mármol negro con vetas blanquecinas, con gran pureza de líneas y sin ninguna decoración, salvo un recerco plano en la embocadura. Posiblemente y como ocurre con otros pueblos alaveses de la Llanada, la presencia del importante arquitecto Justo Antonio de Olaguibel para realizar obras de más envergadura, pudo llevar a los vecinos o a la propia parroquia a encargarle el diseño de la pila bautismal nueva.

Parte del ajuar de nuestras iglesias se podía calificar de efímero, puesto que se exhibía en las mismas en épocas muy concretas del año. Así sucede con los monumentos de Semana Santa. Nuestra iglesia conserva uno completo, pintado sobre lienzo en años próximos a 1800 y que actualmente está en proceso de restauración. Se compone de 8 lienzos se gran tamaño en los que se representan escenas de la Pasión de Cristo como la Ultima Cena, la Oración en el Huerto o el Prendimiento y Llanto sobre Cristo muerto, además de dos lienzos con soldados que custodian el conjunto, rematado todo ello por un Padre Eterno.

Los últimos enriquecimientos del ajuar mueble de la Iglesia aluden a la importante pintura de la Inmaculada de Alonso Cano, hoy en el Museo Diocesano de Arte Sacro de Vitoria-Gasteiz y a su mentor, fray Pedro de Urbina y Montoya. Así en los años 90 del siglo XX y por iniciativa popular se decidió dotar a la iglesia de una nueva pintura en la que estuvieran presentes el pueblo, la citada pintura y el hijo ilustre del pueblo que la dono en el siglo XVII. Es lo que recoge el lienzo dispuesto en la capilla lateral del lado de la epístola, obra de Carlos Marcote.

Como último enriquecimiento artístico en el pueblo de Berantevilla, debemos mencional la escultura de Elena Asins, ejecutada en 2003 y que lleva por título Albiko Trikuharri II, formada por ocho cubos de un metro cúbico con un corte en la parte superior de cada uno de ellos, que permite introducir la variante en la seriación. Es una obra alusiva al dolmen de Albi, situado entre Lekunberri y Aralar, próximo a la residencia de la artista (Obra Social Caja Vital Kutxa, 2004: 14/15).

Amaia GALLEGO SÁNCHEZ (2008)

  • ACTOS CONMEMORATIVOS IV CENTENARIO del nacimiento de Fray Pedro de Urbina y Montoya, Arzobispo de Valencia y Sevilla, Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 1989.
  • GONZÁLEZ MÍNGUEZ, César: Berantevilla en la Edad Media. De aldea real a villa señorial. Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 2000.
  • ITINERARIO ESCULTÓRICO POR ÁLAVA: Vitoria-Gasteiz, Obra Social Caja Vital Kutxa, 2004.
  • LÓPEZ DE GUEREÑU GALARRAGA, Gerardo: Álava, solar de arte y de fe. Vitoria, Obra Cultural de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de la Ciudad de Vitoria, 1962.
  • PALACIOS MENDOZA, Victorino: Inventario de arquitectura rural alavesa. Valles Bajos alaveses. Vol. VI. Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 1994.
  • PORTILLA VITORIA, M. J.: Una ruta europea. Por Álava, a Compostela. Del paso de San Adrián al Ebro. Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 1991.
  • TABAR ANITUA, Fernando: "Inmaculada Concepción" en Barroco importado en Álava y Diócesis de Vitoria-Gasteiz. Escultura y pintura. Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 1995.
  • IBID: Arabako mendialdea Artearen Historian. La montaña alavesa en la Historia del Arte. Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 2001.
  • VÉLEZ CHAURRI, José Javier: "Barroco" en VV.AA. Vitoria Gasteiz en el Arte 2. Vitoria-Gasteiz, Gobierno Vasco, Diputación Foral de Álava, Ayuntamiento de Vitoria, 1997.
  • IBID.: El retablo barroco en los límites de las provincias de Álava, Burgos y La Rioja (1600-1780). Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 1990.
  • WETHEY, Harold E.: Alonso Cano: pintor, escultor y arquitecto. Madrid, Alianza, 1983.

Amaia GALLEGO SÁNCHEZ (2008)

Municipio, partido judicial de Laguardia, Álava-Araba.

Ingresos y gastos del Ayuntamiento (2003) en euros

Total Operaciones Corrientes Operaciones de Capital Operaciones Financieras
Ingresos 327.194 309.164 18.030 0
Gastos 327.194 209.844 104.262 13.088

Fuente: EUSTAT. Estadísticas Presupuestarias del Sector Público.

Villa de señorío, hermandad de Berantevilla, Álava-Araba. Se gobernaba por un alcalde ordinario, un teniente, un procurador síndico general, un regidor de la villa, otro de villa y tierra, dos regidores de Mijancas y uno en cada aldea, dos diputados, dos fieles y un alguacil, cuyas elecciones se hacían el día primero de año por votos de los regidores y diputados en su casa de Ayuntamiento, donde se celebraban las Juntas, alternando el oficio de alcalde entre los vecinos de la villa y los de las aldeas.
P. MONTOYA, Fernando; MONTOYA, Juan; URBINA, Juan de; URBINA Y MONTOYA, Pedro.
En 1802 tenía un maestro de primeras letras. A comienzos del s. XX tenía cuatro escuelas públicas mixtas. 1963: tenía una escuela para niños, otra para niñas y tres mixtas. En 1968 el número de alumnos era de 243.

Lugar de estudio de la población estudiante (2001)

Total 37
En su propio domicilio
En el municipio de residencia
En varios municipios
En otro municipio
- C.A. Euskadi
- Otras provincias
Extranjero
1
-
-

21
14
1

Fuente: EUSTAT. Censos de Población y Viviendas.


Población de 10 y más años clasificada según nivel de instrucción. Finales siglo XX y comienzos siglo XXI

  Año 1996 Año 2001
Total 386 435
Analfabetos
Sin estudios
Preescolar y primarios
Profesionales
Secundarios
Medio-superiores
Superiores
-
5
240
55
40
23
23
2
2
217
60
65
34
55

Fuente: EUSTAT: Estadísticas de Población y Viviendas.

Hay un centro de higiene rural y sucursales de la Caja Provincial de Ahorros de Alava y Caja Municipal de Ahorros de Vitoria. Había en esta villa una obra pía fundada por don Pedro de Urbina y Montoya (s. XVII) para dotar a mujeres pobres que quisieran casarse.

Comienzos del siglo XXI

Índice de confort (%) 2001

Agua corriente Calefacción Teléfono Gas por tubería Índice de Confort
 Público Privado  Central Individual   Tiene  
99,3 - 0,7 81,8 85,3   68,8

Fuente: EUSTAT. Estadística de Población y Viviendas.

Número de centros (2002)

Total 1
Asociaciones
Servicios técnicos generales
Centros de orientación
Centros de día
Residencias
C.E.E.-C.O. (1)
Otros
-
1
-
-
-
-
-

(1) Centros Especiales de Empleo-Centros Ocupacionales.
Fuente: EUSTAT. Estadística de Servicios Sociales; Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco . Estadística extrahospitalaria

Edificios según los equipamientos del entorno (2000)

Total 369
Zonas Verdes
Público
Privado o ambas
-
240
Piscinas
Público
Privado o ambas
-
3
Zonas deportivas
Público
Privado o ambas
-
-
Aparcamientos
Público
Privado o ambas
58
208

Fuente: EUSTAT. Censo de edificios y locales 2000.

Número de oficinas bancarias (2002)

Total 1
Banca privada
Cajas de Ahorros
Cooperativas y Cajas Rurales
E.F.C.(1)
-
1
-
-

(1) Establecimientos financieros de crédito
Fuente: Banco de España.

Armas: un castillo con tres almenas y acostado de dos árboles con su copa distribuida en tres zonas.
Celebra fiestas patronales el día 8 de septiembre, Virgen de la Asunción. Hay romerías el 25 de marzo, 25 de abril y 24 de septiembre a la ermita de Lacorzanilla.
Nombres antiguos. Verantivilla (1080), Berandi Villa (1113), Verantevilla (1257), Verantevilla (1257), Vrantevilla (1628), Brantebilla (1706) y Brantevilla. Ref. G. L. G., «B. I. S. S.», 1969, 4· 32.
Fue del señorío del Marqués de Miravel, conde de Berantevilla. Fue población de mucha más importancia que en la actualidad y estuvo cercada de murallas. Por su término pasaba la calzada romana que ponía en comunicación Castilla con las Galias. Nuño Alvarez de Ilarraza ofreció una viña que tenía al monasterio de San Millán en el año 1080. En el documento del Cartulario de San Millán consta la villa como Virantevilla. El poblado llegó a tener más de 700 vecinos pero a partir de los siglos XVIII y XIX se hallaba sumido en una completa decadencia hasta el punto de que en 1802 sus habitantes no pasaban de 70.
Seis parroquias, arciprestazgo de Labastida, diócesis de Vitoria, archidiócesis de Burgos. La parroquia de Berantevilla está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Las otras a las siguientes advocaciones: San Vicente, San Clemente, Virgen del Rosario, Virgen del Pilar y San Andrés. Tiene una ermita dedicada al culto de la Virgen de Lacorzanilla.

Ainhoa AROZAMENA AYALA.