Kontzeptua

Los toros en las fiestas

En el siglo XVIII, el Padre Larramendi, en su Corografía de Guipúzcoa escribía que "no sé cuando se ha pegado a los guipuzcoanos esta manía y bárbaro gusto de toros... las fiestas en las que no hay toros apenas se tienen por fiestas... si en el Cielo hubiera toros, los guipuzcoanos todos serían santos por ir a verlos".

José María Cossio, reconocida autoridad taurina, en su diccionario sobre tauromaquia escribe que el toreo a caballo es de origen andaluz mientras que el de a pie lo es navarro, debido a que los primeros conducen el ganado sobre monturas y los pastores navarros a pie, desarrollando los encierros con jinetes los primeros y los segundos corriendo por la ligereza conseguida en las montañas, de la misma forma que el toreo vasco se realiza a cuerpo limpio y el del Centro y Sur de España con capotes y muletas.

Ortega y Gasset en la revista Índice escribió que el nombre más antiguo de torero que se conoce es el de Zaracondegui y si Álava tuvo a "Ostión" como uno de sus destacados toreros, Vizcaya contó con Cocherito, Chiquito de Begoña, Muñagorri, Torquito I y Torquito II, Fortuna, Joselito, Ocejito... y Gipuzkoa a Martincho, de Oyarzun, Mazantini, de Elgoibar, Pedrucho de Eibar, "el Guipuzcoano" y José María Recondo, de San Sebastián.

La participación del toro en las fiestas populares ha estado y sigue estando muy arraigada a las fiestas populares del Pueblo Vasco, máxime en sus versiones de encierro, suelta de vaquillas y sokamuturra o buey ensogado, siendo cierto que su programación, durante las últimas décadas, ha sufrido un importante descenso.

Los encierros son prácticamente inexistentes (excepción hecha de Navarra) y la suelta de vaquillas resulta difícil de encontrar salvo en el interior de algunas plazas de toros.

La sokamuturra ha sido la versión taurina más extendida durante los periodos festivos siendo, quizá, en San Sebastián donde adquirió caracteres de "fiesta local" similar a la tamborrada de nuestros días, siendo el origen de la citada tamborrada, precisamente, ser diana anunciadora de la sokamuturra.

No se comprendía actividad lúdica sin que "los bueyes ensogados" estuvieran presentes, cada una o dos horas, desde las 7 de la mañana hasta el anochecer, en la donostiarra plaza de la Constitución.

La anécdota que refleja esta vinculación se encuentra el año 1902 cuando fue prohibida su celebración en toda España y cuando, a pesar de que se pensara que en San Sebastián se produciría la excepción debido a este arraigo, el veto se hizo efectivo. Después de graves incidentes motivados por las protesta, los movimientos populares de la época prometieron no celebrar fiestas populares mientras durara la prohibición y, efectivamente, los años 1902, 1903 y 1904, en San Sebastián no hubo más actividad festiva que la oficial. Se recuperó la normalidad, sin bueyes ensogados, el año 1905, con la parafernalia festiva organizada para la inauguración del puente de María Cristina.

San Sebastián dedicó una calle a la Sokamuturra, en la Parte Vieja, con fecha 22 de junio de 1998.

Sujeto el toro por una soga colocada en su cuello, cuya largura oscila entre 60 a 70 metros, es soltado por las calles y plazas mientras al otro lado de la cuerda, varios hombres controlan sus movimientos, evitando el encuentro con las personas que tratan de esquivarla.

Para esta fiesta era habitual recurrir a toros o bueyes criados en ganaderías cercanas cuando no en caseríos próximos. Durante el siglo XX, por su fama de genio vivo, fueron destacados los toros procedentes de varios caseríos de Lastur (Deba-Gipuzkoa).

Han escrito los estudiosos del tema que, la proximidad con Navarra hizo de Gipuzkoa, entre las de su entorno, la provincia con más plazas de toros, destacando (algunas ya derribadas), las de San Sebastián, Tolosa, Azpeitia, Fuenterrabia (hoy Hondarribia), Eibar e Irún, además de otras muchas de carácter portátil instaladas para sus fiestas en un elevado número de pueblos.

Se conoce la celebración de festejos taurinos, en el siglo XVI, en una plaza cercana a la iglesia de San Antón y la primera feria taurina en agosto del año 1733. En 1848 se construyó una plaza de madera a la entrada de la ciudad y otra junto al palacio de Zabálburu que duró desde 1860 hasta 1864. Al año siguiente se levantó una nueva, también de madera, entre las hoy calles Elcano y Fernández del Campo, con capacidad para 9.000 espectadores y reformada en 1870.

La plaza de Vista Alegre, diseñada por Sabino Goikoetxea, fue inaugurada el 13 de agosto de 1882 con Manuel Fuentes Bocanegra, José Lara Chicorro y Fernando Gómez Gallito Chico.

Esta plaza fue contemporánea de otra construida en Indautxu por el ganadero Marqués de Villagodio, inaugurada el 15 de agosto de 1909 por Ostioncito, Recajo y Reverte II. Fue su arquitecto Leonardo Rucabado y se celebró el último espectáculo el 8 de diciembre de 1918, siendo demolida en el 29. En este periodo también existió, el año 1892, la llamada plaza de Recreo.

La de Vista Alegre sufrió un incendio la madrugada del 4 al 5 de septiembre de 1961, siendo reinaugurada el 19 de junio de 1962. Con aforo para 14.781 espectadores, las obras se debieron al arquitecto Luis María de Gana, protagonizando el festejo reinaugural Antonio Ordoñez, César Girón y Rafael Chacarte.

Se celebraban corridas de toros, el año 1789, en la actual plaza de España construyéndose entre 1851 y 1852 la primera plaza estable donde hoy se encuentran las calles Olaguibel y Fueros.

El arquitecto Pantaleón Iradier diseñó la plaza levantada en terrenos de Txagorritxu, que con capacidad para 11.000 espectadores fue inaugurada el 2 de septiembre de 1880 por Rafael Molina Lagartijo y Ángel Pastor. Suprimidos los toros en 1937, fue adaptada como cárcel y restaurada el año 1941 celebrándose la primera corrida el 4 de agosto de dicho año.

La nueva plaza, para 7.200 espectadores, se inauguró el 5 de agosto de 2006 por El Fandi, Sebastián Castella y Salvador Cortés.

Las primeras corridas de toros tuvieron lugar en la plaza del Castillo y se escribe sobre una plaza construida entre 1843/4 que permaneció hasta 1849; en 1852 se inauguró otro coso taurino cerca de la citada plaza, al comienzo de la avenida de Carlos III. Fue destruido por un incendio el 12 de agosto de 1921.

El 7 de julio del año siguiente fue inaugurada la actual plaza de toros "Monumental", construida por la Santa Casa de Misericordia en terrenos del Ayuntamiento, siendo su arquitecto Francisco Urcola. Ha sido reformada los años 1942, 1952, 1967 y 2005, teniendo un aforo de 19.500 espectadores.

En la capital guipuzcoana pueden encontrarse hasta trece plazas de toros de acuerdo con la siguiente relación:

  1. 1.-Hasta el siglo XVIII se utilizaba la plaza Vieja (junto al actual kiosco de la música en la Alameda del Boulevard) para la celebración de espectáculos taurinos.
  2. 2.-Al construirse la plaza Nueva, actual plaza de la Constitución, el año 1722, fue en ella donde comenzaron a celebrarse las corridas de toros, siendo una de sus características los balcones numerados que, al ser utilizados como palcos, el Ayuntamiento ponía a la venta.
  3. 3.-En el siglo XVIII se instaló una plaza de toros en un pequeño espacio existente en la hoy calle de los Esterlines (versión anterior a su destrucción en 1813) en la que, entre otros, torearon Tragabuches, Sentimientos, Rigores y el Morenillo.
  4. 4.-Reconstruida la plaza de la Constitución siguió siendo utilizada como plaza de toros, destacando la corrida celebrada en 1845 en honor de Isabel II. Actuaron en esta plaza Juan León, Cuchares, Francisco Montes Paquizo, Chaclanero, Carreto, Guillén, etc.
  5. 5.-A mediados del siglo XIX se construyó una plaza de madera, cuadrada y pequeña, en el solar ocupado actualmente por la manzana de casas limitada por las calles Garibay, Peñaflorida, Hernani y Boulevard.
  6. 6.-También de madera se levantó otra en la calle Urbieta, coincidiendo con el actual Mercado de San Martín. Fue construida utilizando la madera de los barcos que encallaban en la playa.
  7. 7.-En el mismo lugar, el 1 de julio de 1852 se inauguró la primera plaza de toros con ruedo que tuvo la ciudad, con capacidad para 6.000 espectadores. Entre otros, torearon El Tato, Pepete I, Cayetano Sanz, Cuchares, etc. Fue derribada en 1867.
  8. 8.-En 1870 se construyó una pequeña plaza de toros en Atocha, inaugurada por Lagartijo y Frascuelo.
  9. 9.-También en Atocha, el 16 de julio de 1876 se inauguró la mayor plaza de toros que hasta el momento había tenido la ciudad. Actuaron en la primera jornada Frascuelo y Villaverde con toros de Saltillo, Laffitte y Vicente Martínez. Era su empresario José Arana y entre sus excentricidades estuvo el celebrar, el 31 de agosto de 1886, la primera corrida de toros nocturna. Torearon en esta plaza, entre otros: Currito, Mazantini, Fernando Gallo, Bombita, Machaquita, Reverte, Guerrita...
  10. 10.-El 9 de agosto de 1903, en el barrio de Gros, se inauguró la plaza de toros del Chofre. Fue su arquitecto Luis Aladrén que, tras su fallecimiento, fue seguido por Francisco Urcola, el mismo que diseñaría la plaza de Pamplona. Inauguraron el coso los toreros Mazzantini, Emilio Torres Bombita, Lagartijo Chico y Montes. Con capacidad para 13.000 espectadores, fue derribada en 1974. Ante la imposibilidad de citar siquiera una breve reseña de los toreros que pasaron por su ruedo, puede decirse que lo hicieron la totalidad de los matadores existentes entre 1903 y 1974.
  11. 11.-Con un concierto de la Sinfónica de Berlín dirigida por Ricardo Strauss, la plaza de toros de Martutene fue inaugurada el 13 de mayo de 1908. Fue su principal característica el ser la primera plaza de toros cubierta de la historia de la tauromaquia. El primer espectáculo taurino se programó el 31 de mayo con los diestros Jaqueta y Recajo y la primera corrida el 7 de junio con los diestros Pacomio, Peribañez y Rodarte. Fue clausurada en 1923.
  12. 12.-A título anecdótico se cita la plaza de toros portátil que en 1975 se instaló en el barrio del Antiguo, con el vano intento de sustituir, provisionalmente, a la derribada plaza del Chofre. Torearon Alfredo Ubierna El Gran Babali, Santiago González Morenito del Boulevard, Santiago Mayor El de la Cepa, Alfonso Galán y varios toreros cómicos.
  13. 13.-Con 10.300 localidades de aforo, la plaza de toros de Illunbe, en Anoeta, se inauguró el 11 de agosto de 1998 con toros de Torrestrella para José María Manzanares, Enrique Ponce y Rivera Ordoñez. La plaza es utilizada como coso taurino durante la Semana Grande, en agosto, siendo su principal actividad el resto del año la celebración de partidos de baloncesto.

La actual plaza de toros de Lachepaillet, en Baiona/Bayonne, de primera categoría, fue construida el año 1893, siendo inaugurada el 30 de julio por los diestros Valentín Martín, Fabrilo y Jarana. Tiene un aforo de 10.800 espectadores y el año 1985 fue adquirida por el Ayuntamiento, dándole el nombre de Marcel Dangou.

En la de San Jean de Luz / Donibane Lohitzune, se celebran espectáculos taurinos populares los miércoles y domingo de julio y agosto.

  • ARRIZABALAGA, Sagrario. Historia de los Toros en Irun. Ayuntamiento de Irun, 2000
  • CELAYA, Manuel. Fragmentos de la autobiografía de un nonagenario a una nonagenaria. Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián, 1970
  • COSSÍO, Ignacio de. Cossio y los Toros. Espasa Calpe, 1999
  • Diccionario Enciclopedico Del País Vasco. Aramburu Editor
  • El toro, un símbolo en la historia de Deba y en sus fiestas. Ayuntamiento de Deba, 1997
  • ELÍAS, Imanol. 100 años de historia taurina en Azpeitia. Ayuntamiento de Azpeitia, 2001
  • GARATE, Guillermo. Sokamuturra. Asociación Cultural Ongarri. Elgoibar, 2001
  • GÓMEZ PIÑEIRO, Javier; SÁEZ GARCÍA, Juan Antonio. Geografía e Historia de San Sebastián. INGEBA, 1999
  • LARRAÑAGA, Ramiro. Festival Taurino Eibar siglo XII. 2005
  • LARREA, Koldo. Pamplona y toros. Siglo XIX. 1966
  • Mazantini. Imprenta de Pozo y Comp,1885
  • MILLÁN, Pascual. San Sebastián inaugura plaza de toros. Impresos Carrión, 1903
  • NAPAL, Saturnino. Navarra, tierra de toros. Fecit, 2001
  • PEÑA, Juan María. Del San Sebastián que fue. Banco Guipuzcoano, 1999
  • PÉREZ OLLO, Fernando. 50 Aniversario de la plaza de Pamplona. 1972
  • REY, Laura del. Bilbao y los toros, cinco siglos de historia 1518 - 2000. Plaza de toros Vista Alegre, 2000
  • SADA, Javier; HERNÁNDEZ, Tomás. Historia de los casinos de San Sebastián. Nuevo Gran Casino del Kursaal, 1987
  • UNAMUNO, Miguel. Escritos de toros. 1965
  • VV.AA. Curso breve sobre la vida y milagros de la ciudad. Comité Organizador Fiestas del Centenario. Ayuntamiento San Sebastián, 1965