Politikariak eta Kargu publikoak

Velasco Fernández de la Cuesta, Ladislao de

Personalidad política e intelectual alavesa del siglo XIX, nacido en Vitoria el 26 de junio de 1817 y muerto en la misma capital el 22 de enero de 1891.

Realizó sus estudios primarios, de Letras, Leyes y Ciencias en Vitoria, Pasaia (donde aprendió el euskera) y Toulouse, regresando a su ciudad natal en 1849. A finales de la década de 1840 comienza su labor periodística colaborando en "El Lirio" periódico vitoriano que dirigía Ramón Ortiz de Zárate; en la década siguiente, escribe en "Irurac Bat" de Bilbao sobre cuestiones de historia y actualidad vascas y en "La España" acerca de cuestiones como el Ferrocarril del Norte, la situación italiana y diversos relatos de viajes; en "El Lirio" escribió sobre temas histórico-artísticos alaveses, así como sobre cuestiones de economía. En la época de la Restauración publicó trabajos en "El Anunciador Vitoriano" sobre diversos temas alaveses. Publicó asimismo los libros El ferrocarril de Bilbao considerado con relación a los intereses de Vizcaya y Alava (1857), Biografía de Juan Sebastián del Cano (1860), Los euskaros en Alava, Guipúzcoa y Vizcaya (1879), obra de recopilación de arqueología, etnografía y antigüedades, Francia y los estados monárquicos de Europa en 1886 (1886) y Memorias del Vitoria de antaño (1889). Participó en destacadas sociedades culturales.

En 1847 era vocal del Liceo vitoriano; en 1855 figura como presidente del "Círculo Vitoriano", nacido de la fusión del "Gabinete de Lectura" y de la "Sociedad Vitoriana". Miembro de la Academia alavesa de Ciencias de Observación. Por su labor en la Comisión de Monumentos de Alava, fue nombrado correspondiente de las Reales Academias de Historia y de Bellas Artes. Vocal de la Comisión Artística y Científica alavesa en 1843; miembro de la Junta de Instrucción Pública (1846-1878); vocal de la Junta del Hospital Civil de Santiago (1848). En 1850 forma parte del Ayuntamiento vitoriano, como Procurador Síndico; representó a Vitoria, el mismo año, en las Juntas Generales de Alegria, siendo elegido miembro de la Comisión de Fueros. Repitió el puesto de Procurador-Síndico en 1851, así como la representación en Juntas, ocupando asimismo interinamente el cargo de Diputado General.

Participó también en la Comisión para el estudio del ferrocarril Madrid-Francia por Bilbao o Vitoria y el de la comisión del enlace Bilbao-Tudela. Fue asimismo director de la Sociedad de Seguros Mutuos y de la Caja de Ahorros, siendo también vicepresidente de la Junta de Estadística de Alava, tomando parte en 1864 en la fundación del Banco de Vitoria. En enero de 1865 ocupa la alcaldía vitoriana, dejándola en verano de 1866. Ese año participa, junto con otros patricios, en la fundación del Ateneo de Vitoria. En 1868, tras la revolución llamada "Gloriosa", y de acuerdo con sus antecedentes liberales, formó parte de la Junta de Gobierno de la capital alavesa. Elegido senador en 1872, fue al año siguiente miembro de la Asamblea Nacional de la I República y Padre de la Provincia de Alava. En calidad de tal asistió a las Conferencias celebradas por las tres Diputaciones en 1875 y 1876.

Tras el golpe de Pavía en 1874 fue nombrado miembro del Ayuntamiento por el gobernador civil, pero dimite en setiembre por desacuerdos con la autoridad central. Perdida Alava por los carlistas, amenazada Navarra, Velasco, que vislumbra el final catastrófico de la guerra, trata de llegar a un acuerdo entre ambos bandos bajo el lema de "Paz y Fueros". Fracasa y vuelve a ser elegido alcalde; en 1878 dimite al ser acusado por el Gobernador Civil de "insubordinación". Al año siguiente participó en la Comisión enviada por la provincia a Madrid a tratar de los Fueros. Presidente de la comisión gestora del ferrocarril Bilbao-Vitoria-Estella (1880), participando asimismo en la Sociedad para la traída de aguas del Gorbea (1882). Cofundador y presidente honorario de la Unión Fuerista Liberal (1889), en el mismo año toma parte en la fundación de la Sociedad para el Fomento de la Sociedad para el Fomento de la Agricultura en Alava. Sobre su producción escrita, en especial Los Euskaros, consúltese el trabajo de Ricardo Ciérbide: Semblanza y obra de Ladislao de Velasco (1817-1891), "RIEV", 1985, T. XXX (2), 189-212.