Toponimoak

BEARN

En vascuence se dice Biarno. Su forma antigua Beneharnum ofrece la clásica caída de n intervocálica de todo el dominio aquitano, exceptuada la Gironda, y que también es propia del vasco como Lazkano<Lazkao. Su base benehar recuerda al Benabarre aragonés, probablemente de origen ultrapirenaico.
Toponimia vasca. La toponimia vasca en Béarn es tan densa que hace pensar en una pérdida muy tardía del euskera. Hay dos grupos de topónimos muy característicos que son los terminados en -os, cuya zona de máxima densidad está alrededor de Pau como Anós, igual al navarro Anoz; Arrós como Arros (Arrotze) en Zub., etc. El otro grupo está formado por los en -ain, -ein, como Andrein y Usquain. Por lo demás citamos algunas raíces vascas de la toponimia bearnesa como éstos: lar- (pasto) en Larrieu, Larrangus, Larreule; arri- (piedra), en Arrious, Arrien, Arricau, Arrive, Arrouy; arte- (encina), en Artix; andre- (señora), en Andrein; andi- (grande), en Andoins; legor(seco), en Legorre, Lagor; ibar- (valle), en Ibarre; lur(tierra), en Lurde; ler- (pino), en Lhers; izei- (abeto), con Iseye, Izeste, Isabe, Isaby, Issor; are- (explanada, plano), en Arette, Aramits, Aren; lasa- (arroyo), Lasseube; anai- (hermano), Anayet; ur- (agua), Urost, Hurs; adar- (rama), Adart; arno- (vino, viña), Arnós; zubi- (puente), Soubirou; auzo (vecindad), Auzu; lan (trabajo), Lanusse; orri- (hoja), Orriule; aro (círculo), Araux, Arudy; erri- (pueblo), (Er)ribarruy; landa (campo), Lanne; y otros varios como Sarrance, Anchet, Borce, Aste, Biscau, Ichère, Bideren, Gurs, Baraht, Lorry, Gurzy, Garós, Gayon, Louts, Abère, Ibos, Gaube, Arbus, Escós, Lasque, Saubole, Anoye, Beost, Beust, Barzun, etc.
En la nueva literatura bearnesa destacan Charles de Bordeau, nacido en Izeste (1857-1926); Cami, de Pau (1886-1958); Paul Damarix, de Olorón (n. 1905); Jean Louis Depierris, de Pau (n. 1931); Henry Dupuch, de Pau (n. 1912); Jacques Dyssord, de Olorón (1880-1952); Pierre Emmanuel, de Gan, cerca de Pau (n. 1916); Yvonne Escoula, de Pau, cuya primera obra es de 1947; Albert Eyt, de Aubertin (1903- ); Charles Foix, de Salies-de-Béarn (1882-1927); André Josuat, en Pau (n. 1920); Anna Labarthe, de Géronce, cuya primera obra es de 1952; Jean Sylvain Labarthe, de Geüs d'Oloron (1896-1950); Robert Lafitte-Houssat, de Garlin (nacido en 1927); Louis Lataillade, de Pau (n. 1910); Louis Latourrete, de Pau (1873-1952); Paul Mirat, de Pau (n. 1885); Joseph Peyré, de Aydie (n. 1892); Georges Saint-Clair, de Pontaq (n. 1921); Paul-Jean Toulet, de Pau (1867-1920); Jane Valriant, de Vic-Bilh; Marcelle Vérité, de Pau (1952). Un buen número de literatos originarios del Béarn o residentes en él contribuyen con sus poemas, obras dramáticas, novelas y ensayos a enriquecer la temática bearnesa o su literatura gascona.
HISTORIA.
Tabla cronológica de los vizcondes del Béarn.

Los Céntulos: hacia 840-1134
Céntulo I Lupo
Lupo Céntulo
Céntulo II Lupo
Gastón I Céntulo
Céntulo III Gastón
Gastón II Céntulo

Céntulo IV Gastón "El Viejo"
Gastón III Céntulo
Céntulo V Gastón "El Joven"
Gastón IV Céntulo
Céntulo VI
hacia 840-hacia 866
hacia 866-hacia 905
hacia 905-hacia 940
hacia 940-hacia 980
hacia 980-hacia 996
hacia 996-hacia 1022

1391-1399
1022-1058
1058-1090
1090-1131
1131-1134
Los Gabarret: 1134-1173
Guiscarda
Pedro
Gastón V
María
1134-1147
1147-1153
1153-1170
1170-1173
Los Moncada: 1173-1290
Gastón VI "El Bueno"
Guillermo Raimundo
Guillermo II
Gastón VII
1173-1215
1215-1224
1224-1229
1229-1290
Los Foix: 1290-1472
Margarita
Gastón VIII, I de Foix
Margarita (nuevamente)
Gastón IX, II de Foix
Gastón X Febo, III de Foix
Mathieu
Isabel
Juan I
Gastón XI, IV de Foix
1290-1302
1302-1315
1315- ?
1315-1343
1343-1391
1391-1399
1399-1403
1403-1436
1436-1472
Los Reyes de Navarra: 1472-1610
Francisco Febo y Catalina
Catalina I
Enrique II de Albret
Juana III de Albret
Enrique III de Nav. y IV de Francia
1472-1483
1483-1516
1516-1553
1553-1572
1572-1610
Los Reyes de Navarra y Francia.- 1610-1793
Luis II, XIII de Francia
Luis III, XIV de Francia
Luis IV, XV de Francia
Luis V, XVI de Francia
1610-1660
1660-1715
1715-1774
1774-1793

Vizcondado del Béarn. Nace a mediados del s. IX como feudo dependiente del ducado de Vasconia englobando dentro de la institución política vizcondal los valles y tierras que constituían la diócesis de Beneharnum, valle del río Pau y Lacq principalmente, con capitalidad en Morláas. La progresiva incorporación de tierras, más tarde, permitió a los vizcondes gozar de un poderío y un prestigio con el que tomar parte en las empresas guerreras europeas y enlazarse por vía matrimonial cada vez más ventajosamente hasta llegar a reyes de Navarra en el s. XV. Tierras atraídas a su órbita a través de ocho siglos de existencia son: Bigorra (temporalmente, s. XI); Olorón, Gabardán (s. XII); Brulhois, Zaragoza y Uncastillo (temporalmente, s. XII); Marsan, Foix con sus anexos del Rosellón y Andorra (s. XIII); Albi, Lautrec y Nebouzan (s. XIV); Zuberoa, Baja Navarra y Albret (s. XV).
Vizcondes dependientes del ducado de Vasconia. Céntulo I Lupo, hijo segundo de Lupo III Céntulo, duque de los vascones, fue investido con el vizcondado del Béarn hacia el año 840 por Carlos «El Calvo», rey de Aquitania. Se casó también por esa época y fue padre de Sancho Céntulo, abad de San Salvador de Leire en 880, y de Lupo Céntulo, vizconde del Béarn. Este asistió, junto con Daton I Donat, conde de Bigorra, y Lupo Donat, sus primos carnales, a la donación hecha en 865 por Faquilo, condesa de Bigorra, al monasterio de San Orens de Lavedan; sucedió a su padre hacia 866 y recibió la investidura del Béarn de Sancho III, llamado Mitarra (Menditarra?), duque de Gascuña, pariente suyo. Lupo Céntulo murió hacia 905, habiendo casado hacia 870 y teniendo a Céntulo II Lupo, vizconde de Béarn, que vivía bajo el reino de Sancho I García, rey de Pamplona. Céntulo tomó parte importante en las guerras que Sancho I sostuvo contra los moros en Aragón, y obtuvo en recompensa un señorío, probablemente el del valle de Tena. Casado hacia el año 900, murió hacia 940, dejando por lo menos un hijo, Gastón I Céntulo, vizconde del Béarn, que se negó, hacia 970, a permitir la fundación del monasterio de San Vicente de Lucq, por Guillermo Sancho, conde de Gascuña; pero habiéndole echado en cara el abad García su consanguineidad con el conde y por el hecho de que el bisabuelo de éste había dado la investidura del Béarn al abuelo del vizconde, que era de su raza o linaje, Gastón Céntulo tuvo que entregar su parte de la propiedad a Dios y a san Vicente. Casó hacia 925 y murió hacia 980 Su hijo, Céntulo III Gastón, vizconde del Béarn, suscribió junto con Gastón, su hijo, el acta de adquisición del territorio de San Sever por Guillermo Sancho, conde y duque de Gascuña, el 14 de septiembre de 988 y la restauración de este monasterio por el mismo príncipe en 993. Céntulo III que fundó hacia 995 la abadía de la Reule en Béarn, es también citado en la donación de la iglesia de San Félix de Balirac, hecha al monasterio de San Vicente de Lucq por un clérigo llamado Orbita. Se cree que fue asesinado por Lupo Fuerte, señor de Serres. Su hijo mayor fue Gastón II Céntulo, vizconde del Béarn, nacido hacia 951 I, que le sucedió hacia 996. García Lupo, abad de Santa María de Lescar e hijo del asesino probable de su padre, obtuvo para la abadía el pueblo denominado Asson.
Incorporación del vizcondado de Olorón. Gastón murió antes de 1022, dejando de su matrimonio efectuado en 980 a Céntulo IV Gastón, llamado el Viejo, vizconde del Béarn y de Olorón, que participó en la fundación del monasterio de Saint-Pé de Générès, hacia 1022, y fue instituido por Sancho Guillermo, duque de Gascuña, del que era lugarteniente, en defensor y patrón de este lugar y de las propiedades de San Pedro en Gascuña y Béarn. Olorón, antigua diócesis de Iluro, pasó al vizcondado del Béarn por el matrimonio de Céntulo IV con Angela de Olorón, hija y heredera de Aner II Lupo, vizconde de Olorón. Béarn se vio acrecentado así con los tres valles de Aspe, Ossau y Barétous y la cuenca media del río Olorón hasta Navarrenx. Céntulo firmó en 1033 el acta de toma de posesión del condado de Burdeos por Eudón de Poitiers, duque de Gascuña. Hacia 1050 Céntulo IV estaba en guerra con Arnaud II, vizconde de Dax, al que hizo matar. En 1058 matar él a su vez a manos de los suletinos. Las guerras continuas con los vizcondes de Dax habrían de permitir a la familia vizcondal bearnesa una expansión progresiva hacia el valle de Olorón. Tuvo de Angela de Olorón: Gastón III Céntulo, vizconde del Béarn y de Olorón; Raymond Céntulo; Auriol Céntulo, señor de Clarac, Igon, Baudreix, Boeil y Auga. Gastón III Céntulo, vizconde del Béarn y de Olorón, había sido asociado al gobierno por su padre. Casó hacia 1030 con Adalais de Lomagne, hija del vizconde de Lomagne y de Auvillars, y de Adalais de Poitiers, hermana de Bernardo II llamado Tumapaler, conde de Armagnac y luego de Gascuña. Murió algo después de 1035 y su viuda casó hacia 1038 con Roger, vizconde de Gabarret. Del primer marido tuvo a Céntulo Gastón, Oliva de Béarn y Reina de Béarn. Céntulo V Gastón, llamado el Joven, vizconde del Béarn y de Olorón, luego conde de Bigorra, fue también asociado al gobierno por su abuelo desde 1045. Había casado con Gisla, hacia 1060, que resultó ser pariente en algún grado; cuando tenía varios hijos ya, el Papa Gregorio VII le escribió, el II de marzo de 1074, para exhortarle a escuchar los consejos de Amat, obispo de Olorón, y de Bernardo, abad de San Víctor de Marsella, a expiar este crimen por medio de la penitencia, «a fin de no perder su alma y no arrastrar a la perdición a la noble dama con la que vivía». Céntulo se apresuró a obedecer a las exhortaciones del Papa. Como expiación tuvo que fundar el monasterio de Santa Fe de Morláas que pasó al Cluny y entregar a su mujer al arzobispo de Auch y al obispo de Olorón para ser conducida al monasterio de Cluny, donde tomó el velo. Volvió a casarse en 1077 con Beatriz, condesa de Bigorra. Organizó la repoblación de la villa y la dotó de fueros hacia 1080.
En guerra con bajonavarros y suletinos. Hacia 1082 Céntulo V Gastón invadió el país de Mixe (B. Nav.), a la cabeza de un poderoso ejército, pero fue rechazado y derrotado, muriendo en el campo de batalla uno de sus primos (Arnaud Guillermo, llamado Milán) y varios caballeros, y perdiendo a manos de los bajonavarros un centenar de caballos. Los vizcondes de Zuberoa -la familia Lavedán-, eran feudatarios de los condes de Bigorra; esta es la razón por la cual, al casar Céntulo V con la condesa de Bigorra, Zub., pasó al área de influencia del Béarn, germen éste de futuras discordias como la que enfrentó a Guillermo Fuerte II de Lavedán con Céntulo V. El 16 de septiembre de 1086, Guy Geoffroy, llamado Guillermo VIII, duque de Aquitania y de Gascuña, hizo entrega a Céntulo de todos sus derechos de soberanía sobre el Béarn, Zub., y los pueblos de Salies y Carresse, con algunos derechos de albergada, y conminó a Guillermo Fort II, vizconde de Zub., para que fuera a prestarle homenaje en Navarrenx. Ante la negativa de éste, el vizconde del Béarn invadió su tierra que conquistó y otorgó los fueros y franquezas de Olorón a los habitantes del burgo de Montory. Céntulo fue muerto en el valle de Tena en 1090. El conflicto con Zub. se reanuda en 1196 y 1238. Dejó del primer matrimonio a Gastón, vizconde del Béarn, y a Osquinette de Béarn, casada hacia 1080 con Bernardo, señor de Arboucave, caballero. Del segundo matrimonio a Bernardo III, conde de Bigorra, que murió hacia 1112, y padre de Beatriz II condesa de Bigorra, y a Céntulo de Béarn, cruzado en 1096, conde de Bigorra en 1114 y padre de Beatriz III, condesa de Bigorra.
El Béarn en la órbita del reino de Aragón. El s. XII bearnés amanece bajo el signo de Aragón, tierra a la que se siente atraída le personalidad nerviosa y aventurera de Gastón IV Céntulo, vizconde de Bearn, de Olorón y de Montaner, que llegó a ser señor de Zaragoza y de Uncastillo, además de ricombre de Aragón. Casó hacia 1085 con Talesa, vizcondesa de Montaner, hija y heredera de Sancho Ramiro, bastardo de Aragón, conde de Aibar y de Xavierre-Latre, y de N. de Montaner. Fue a la Cruzada en 1096 junto con su hermano Céntulo de Béarn, conde más tarde de Bigorra, y se distinguió en la toma de Nicea, batalla de Antioquía, toma de Jerusalén y batalla librada cerca de Ascalon el 14 de agosto de 1099. Gastón había conquistado el vizcondado de Dax en 1090 y lo ocupaba todavía en 1102; pero, después de una guerra larga y sangrienta que sostuvo con Pedro I Arnaud, vizconde de Dax, y Guillermo Fort III, vizconde de Zub., éstos volvieron a tomar posesión de sus estados, hacia 1105, excepto las tierras de Mixe y Ostabaret y la villa de Orthez, que persistieron en poder del vizconde de Béarn. En 1114 fue a guerrear con Alfonso «El Batallador», junto con Céntulo, conde de Bigorra, Pedro, vizconde de Gabarret, Auger, vizconde de Miramont, Arnaud, vizconde de Lavedán, y Guy de Lons, obispo de Lescar. Tomó parte en varios sitios y batallas, notablemente en el sitio de Zaragoza, que cayó en poder de Alfonso «El Batallador» el 18 de diciembre de 1118, y firmó el fuero acordado a esta villa por el rey, en el mes de enero siguiente. Gastón recibió ea recompensa de sus servicios el señorío de una parte de Zaragoza; también firmó, junto con su hermano Céntulo, conde de Bigorra, en marzo de 1125, en Uncastillo; dos cartas de Alfonso «El Batallador» en favor de la abadía de Grande-Sauve, y en 1127, el tercer día después de la fiesta de Santa María de agosto, en Zaragoza, una carta de franquezas acordadas por el mismo monarca a la villa de Tudela. Vuelto al Béarn, fundó el 6 de abril de 1128, el monasterio de Sauvelade. Durante el gobierno de estos vizcondes bearno-aragoneses, el camino de Santiago por sus tierras se vio jalonado de obras románicas en las que se deja sentir la influencia arábiga y el peso de los ricos botines conquistados en las guerras. Murió Gastón IV en Aragón guerreando contra los musulmanes en 1131 y fue enterrado en una capilla de la catedral de Santa María de Zaragoza. Talesa o Teresa, su viuda, vivía todavía en 1136, siendo señora de Uncastillo. Le sucedió su hijo Céntulo VI, vizconde de Béarn, señor de Zaragoza y de Uncastillo, que murió en la batalla de Fraga el 17 de julio de 1134, según algunos autores y en un combate cerca de Polinillo, según otros.
Vizcondes de Gabarret y Brulhois. De las dos hermanas que le quedaron, una N. de Béarn, casó hacia 1110 con Bernard Ezi, señor de Albret, y la otra, Guiscarda, le sucede como vizcondesa del Béarn, siendo ya viuda, en 1134, del vizconde de Gabarret. Abandonó el gobierno del Béarn a su hijo Pedro antes de 1147 y murió en abril de 1154 Su hija Gilia casó con N., vizconde de Boville; Pedro, vizconde del Béarn, de Gabarret y de Brulhois luchó también contra los musulmanes en las batallas de Fraga y Lérida, en 1149, y recibió de Raymond-Berenguer, conde de Barcelona y príncipe de Aragón, las villas de Huesca y de Bespen, en compensación de los señoríos de Uncastillo y de Zaragoza, que excepto la iglesia del Pilar, habían sido retirados a la casa del Béarn después de la muerte de Céntulo VI. Murió poco después de 1153, ya que en 1154 Guiscarda había vuelto a tomar el gobierno como tutora de su nieto. Pedro habla casado hacia 1145 con Matella de Baux, hija de Raimundo de Baux y Estefanía de Provenza, prima de Raimundo Berenguer IV, conde de Barcelona y de Provenza, príncipe de Aragón. Hijos de Pedro fueron Gastón y María. Gastón V, conde de Béarn, de Gabarret y de Brulhois fue puesto en abril de 1154 bajo la tutela de Raimundo Berenguer de Barcelona, su tío. Ya mayor, casó hacia 1165 con Sancia de Navarra, hija de García VI Ramiro, rey de Nav., y de Urraca de Castilla. Tuvo el señorío de Fraga en Aragón en lugar de los de Huesca y Bespen. Ingresó monje en la Orden de San Juan y murió, sin posteridad, antes del 30 de abril de 1170 por lo que le sucedió su hermana Marta, vizcondesa de Béarn, Gabarret y Brulhois.
Sublevaciones bearnesas contra la política aragonesa de los vizcondes.
Los Moncada. Las uniones matrimoniales y los intereses políticos habían ido desplazando, como hemos visto, el centro de gravedad del vizcondado hacia tierras de Aragón y Cataluña hasta el punto de que alguno de los vizcondes ni siquiera fue conocido en su tierra. María, de acuerdo con sus barones, rindió homenaje a su primo Alfonso II de Aragón, conde de Barcelona y marqués de Provenza, por toda sus tierras de Béarn y de Gascuña, prometiendo, además, no tomar otro marido que el aconsejado por el rey. Alfonso aceptó esta enfeudación y confirmó los derechos de Maria en Aragón. Al poco casó con uno de los más poderosos ricombres de la corte de Alfonso «El Casto», Guillermo, señor de Moncada, primer barón y senescal de Cataluña, hijo de Guillermo Raimundo IV. Pero el matrimonio de la vizcondesa con un extranjero y su homenaje al rey aragonés provocó una sublevación de los bearneses. Estos, después de haber elegido por señor a un caballero del condado de Bigorra, lo mataron al cabo de un año, porque se negaba a confirmar sus fueros y costumbres, y fueron a buscar a la Auvernia a otro caballero llamado Sentouge, descendiente con toda probabilidad de los antiguos vizcondes. Este los gobernó durante dos años y atentó también contra los fueros del país: condenado a muerte por la Corte del Béarn, lo mató un escudero en el puente de Osserain en el momento en que huía a Zub. Desde marzo de 1172 Guillermo de Moncada había resuelto recobrar el Béarn por las armas con la ayuda de Alfonso «El Casto», pero no pudo intentar la empresa; María abandonó a su marido y se retiró al monasterio de Santa Cruz de Volvestre. A ruegos suyos, Alfonso «El Casto» permitió a la Orden de Fontevrault, a su monasterio de Santa Cruz de Volvestre, a María de Béarn y a todas las demás siervas del Señor que allí habitaban, rescatar todos los feudos y señoríos pertenecientes a los vizcondes del Béarn en Aragón que estaban comprometidos con Semen de Artusella y los de Biscarra. El rey permitió que el monasterio gozara de estos bienes en vida de María a condición de que los hijos pudieran rescatarlos a su muerte, para lo cual los invistió. Mientras tanto los bearneses, que acababan de dar muerte a Sentouge, enviaron a dos hombres-buenos para pedir a María que les diera a uno de sus hijos gemelos por vizconde y encontrándolos durmiendo eligieron al que tenía las manos más abiertas, Gastón. María murió antes del mes de febrero de 1187 y su marido le sobrevivió hasta 1218 como mínimo.
Renuncia bearnesa a Mixe y Ostabarret y Zuberoa. Gastón VI «El Bueno», vizconde del Béarn, de Marsan, de Gabarret y de Brulhois, conde de Bigorra, le sucedió a los tres años de edad por elección de los bearneses (1173). Hizo de regente el ricombre aragonés Pelegrín de Castellezuelo. El 3 de febrero de 1187 Gastón rindió en Huesca homenaje a Alfonso, rey de Aragón, de todas sus tierras, exceptuadas las que tenía de Ricardo, duque de Aquitania y Gascuña y conde de Poitou. En 1196 casó con Petronila de Comminges, condesa de Bigorra y vizcondesa de Marsan, prima suya e hija de Bernardo IV y Estefanía. Por un tratado firmado en 1193 con Arnaud Raimundo de Tartas, vizconde de Dax y de Tartas, Gastón renunció a sus pretensiones sobre Mixe y Ostabarret mediante el traspaso de la villa de Orthez que le fue entregada por Arnaud Raimundo y que incorporó al dominio del Béarn (1194). A la Corte de los Reyes de Nav. vino en el año 1196 a solventar sus conflictos con Raimundo Guillermo, vizconde de Zub. En la guerra de los albigenses, Gastón tomó partido por el conde de Toulouse, por lo que fue excomulgado y sus bienes fueron confiscados por Simón de Montfort; absuelto por el Papa el 10 de enero de 1214, fue restablecido en sus bienes y murió sin posteridad en 1215 Le sucedió su hermano gemelo, Guillermo Raimundo de Moncada, vizconde del Béarn, de Gabarret, de Brulhois, señor de Moncada y de Castelvieil. Permaneció en Cataluña hasta la muerte de su hermano, donde había casado en 1193 con Guillerma de Moncada, su prima. En 1220 instituyó la corte de jurados o barones hereditarios del Béarn y confirmó el fuero de Morláas. Fue excomulgado por matar a un obispo y absuelto más tarde. La absolución papal tuvo que pagarla en bienes para la iglesia: sintiéndose enfermo en Olorón el 17 de febrero de 1224, entregó en indiviso a los Templarios y a los Hospitaleros de San Juan de Jerusalem todos los derechos sobre el lugar de Manciet, excepto los diezmos y poderes eclesiásticos que dejó al arzobispo de Auch y suprimió el derecho de peaje sobre Manciet. También dejó al obispo de Auch las rentas de los señoríos de Eauze y de Demu, y conjuró a su hijo a entregar a la iglesia de Tarragona el lugar de San Marcial. Murió algunos días más tarde. Tuvo, por lo menos, dos hijos: Raimundo de Béarn, fundador del señorío y baronía de Saint-Maurice de Marsan y Guillermo, vizconde del Béarn, de Gabarret y de Brulhois, señor de Moncada y de Castelvieil, heredero, que a la muerte de su padre estaba en Cataluña y vino a recoger la sucesión en 1224. El jueves santo de 1225 (27 de marzo) firmó un acuerdo con el futuro Teobaldo I de Nav., conde de Champagna, para asegurar a éste el trono de Nav. a la muerte de Sancho el Fuerte, su tío. El 22 de febrero de 1228 prometió al senescal de Gascuña prestar homenaje a Enrique III, rey de Inglaterra, por las tierras que tenía en Gascuña, pero murió al año siguiente en la toma de Mallorca a los musulmanes, junto con otros nueve Moncada. Había casado con Garsenda de Aragón en 1220, hija del rey Alfonso II de Aragón, conde de Provenza y de Forcalquier, que tuvo a Constanza del Béarn casada hacia 1240 con Diego López III de Haro, señor de Vizc. y a Gastón VII, vizconde de Béarn, de Gabarret, de Brulhois y de Marsan, señor de Moncada y de Castelvieil. En 1234 Raimundo Guillermo IV de Lavedan afloja los vínculos de Zub. con el Béarn, reconociendo la soberanía del rey de Nav. sobre Mauleón.
La desvinculación definitiva de Aragón: nuevo sometimiento al duque de Aquitania.
Se consuma con Gastón VII este importante giro político que reorienta hacia la Gascuña al vizcondado del Béarn. Gastón liquidará las tierras aragonesas y catalanas de su posesión y trasladará la capitalidad de Morláas a Orthez. Por ser menor de edad, permaneció un tiempo bajo la tutela de su madre. Casó hacia 1240 con Mathe de Mastas de Bigorra, hija de Petronila de Comminges, condesa de Bigorra y vizcondesa de Marsan, y de Boson de Mastas, señor de Cognac, que trajo como dote al vizcondado de Marsan y el señorío de Zaragoza. Después de la muerte de Petronila, Gastón pretendió posesionarse del condado de Bigorra que detentaba Esquivat de Chabanais por testamento de su abuela de 1251. Invadió la Bigorra y obligó a prestársele homenaje. Por medio del arbitraje de Roger IV, conde de Foix (1256), Esquivat tuvo que ceder el vizcondado de Marsan, la villa de Maubourguet y la Rivière-Basse. Mathe murió en 1270 y Gastón VII casó nuevamente en 1273 con Beatriz de Saboya. Durante el gobierno de Gastón VII el Béarn cambió radicalmente de órbita política sustrayéndose a la de Aragón. «El fin de la tutela aragonesa no eliminó las obligaciones de vasallaje de los vizcondes. El Béarn abandonó la órbita aragonesa para entrar en la gascona. Duques de Gascuña desde 1152 los reyes de Inglaterra, hasta el comienzo del s. XIII no habían intentado hacer valer sus derechos sobre el Béarn. Pero la derrota de Muret provocando la retirada progresiva de los aragoneses del Béarn, permitió a la administración anglogascona interesarse en esta región que había formado antes parte de Gascuña. A pesar de su deseo de independencia, Gastón VII fue obligado a ceder: en 1240 se restablecieron los vínculos de vasallaje hasta el punto que el vizconde del Béarn en 1242, siguió al ejército de Enrique III de Inglaterra durante su desdichada campaña de Saintonge. Pero Gastón era por naturaleza un rebelde; había dispuesto durante varios años de una amplia autonomía que lindaba con una soberanía de hecho. Se sublevó en 1252-1254 contra Enrique III con la promesa de ayuda del rey de Castilla, pero tuvo que someterse. El advenimiento de Eduardo I fue la ocasión de nuevas intrigas. Hecho prisionero, libertado luego; Gastón VII se volvió esta vez hacia el rey de Francia; tuvo la audacia de estallar en injurias contra Eduardo I ante el Parlamento de París. Vencido y preso en Winchester, mientras que del Béarn se apoderaba el rey de Inglaterra, Gastón VII obtuvo su perdón en 1279 y se condujo como un fiel vasallo desde entonces, hasta el punto de hacer prometer a sus sucesores el homenaje al rey de Inglaterra. Marcó luego de una manera decisiva el destino del Béarn legándolo a su segunda hija (Margarita) que había casado con el conde de Foix, Roger-Bernard III, y al proclamar indisoluble la unión de Foix y Béarn (1286). Actuando de esta forma dio comienzo al odio inagotable que opuso a las casas de Foix-Béarn y de Armagnac, ya que otra de las hijas (Mathe) había casado con el conde de Armagnac que se estimó lesionado por la partición (Tucoo-Chala: Histoire du Béarn)». Murió Gastón el 26 de abril de 1290. Sus hijos legítimos fueron: Gastón, que murió joven, Constanza, Margarita, Mathe y Guillerma; los naturales: Raymundo, Arnaud-Guillermo, Bernardo, Condor y Gillette.
Los Foix. Entre los duques ingleses de Aquitania y los reyes de Francia. Como ya dijimos, Margarita, vizcondesa del Béarn, de Brulhois y de Gabardan, casó en 1257 con Roger Bernardo III, conde de Foix y vizconde de Castelbón. «De esta suerte -dice Moret- entró el señorío de Béarn y la sangre primogénita de los Moncadas en la Casa de Foix para pasar a la de Nav. y de ella a la de Borbón en Enrique VI El Grande». Esta alianza político-matrimonial, hecha indisoluble, trajo una doble obligación feudal; los vizcondes eran vasallos de Aquitania por el Béarn y de Francia por Foix. De hecho gozaron de una amplia libertad de movimientos durante todo el s. XIV y XV, y la tendencia hacia Francia de los vizcondes se vio frenada por la población bearnesa dotada de una honda conciencia de su gasconía. Sucedió a Margarita Gastón VIII, vizconde de Béarn o Gastón I de Foix, llamado indistintamente según el historiador. Tomó sin duda este nombre, desusado antes en la casa de Foix, en atención a su abuelo materno. Casó con Juana de Artois, hija del famoso Roberto y tuvo seis hijos legítimos: Gastón el heredero, Roger-Bernard, vizconde de Castelvón y Roger, señor de Donesán, obispo de Vaurres, Margarita, Blanca y Juana, que en 1330 casó con el infante Pedro, conde de Ampurias, hijo de Jaime II, rey de Aragón. Fueron sus hijos naturales: Ramón, Arnaud, Lobato y Bearnesa. A su muerte (1315), Margarita, su madre, alejó del poder a Juana de Artois y practicó una política de equilibrio que luego, acercándose a Francia, fue desatendida por su nieto Gastón IX, vizconde del Béarn, II conde de Foix, que casó con Leonor, hija de Bernardo V, conde de Comminges y de Lora de Montfort, su mujer. Bajo su gobierno, la oposición entre los intereses políticos de los vizcondes (profranceses) y los bearneses (anglófilos), así como entre éstos y los de Foix se hizo abierta. Gastón IX luchó con los franceses en el Agenais contra sus propios caballeros aliados con los ingleses. Su hijo legítimo fue el famoso Gastón Febo; los naturales fueron Arnaud, Guillén y Pedro, marido éste, al parecer, de Florentina, señora de Vizcaya. Murió en Sevilla en 1343 (sept.), donde había ido con muy lucidas tropas junto con el rey de Nav. a auxiliar a Alfonso XI de Castilla, víctima de enfermedad.
Gastón Febo: Neutralidad y soberanía del Béarn bajo-medieval.
Su artífice fue Gastón X Febo, vizconde del Béarn, conde de Foix que fue llamado Febo por su «hermosura y gentileza de cuerpo». Casó con la infanta D.ª Inés, hija de Felipe « El Noble» y D.ª Juana, de quien sólo tuvo un hijo que fue el desgraciado príncipe Gastón, casado con Beatriz de Armagnac, que murió antes que su padre. Aprovechando la derrota francesa de Crécy declaró a los Valois que no estaba dispuesto a rendir más homenajes (1347). La guerra le fue favorable gracias al frente inglés al que tenia que atender el rey de Francia. Con la Bigorra y Zub. en su órbita, pudo desafiar también el poderío del duque de Aquitania -Príncipe Negro- distraído en la lucha contra los franceses y castellanos. El afianzamiento interno del Béarn lo logró derrotando a los Armagnac (1362) y ocupando la Bigorra pacificamente, con lo que sus dominios de Foix y el Béarn quedaron soldados. Para consolidar su labor firmó el tratado de Toulouse (1390), por el que dejaba, para aplacarlo, como heredero al rey Carlos VI de Francia en espera de llegar a un acuerdo también con los ingleses, cosa que no pudo hacer por sorprenderle la muerte. Pero debido a la hostilidad del pueblo bearnés no llegó a heredar Carlos el poderoso vizcondado gascón. Murió Gascón Febo en 1391 sin sucesión legítima, habiéndose continuado hasta él de padres a hijos la sucesión de los condes de Foix por 328 años, desde Bernardo I. Heredó Foix y Béarn Mathieu, vizconde de Béarn y de Castelbón, biznieto de Gastón VIII, casado con la infanta D.ª Juana de Aragón. Mathieu tampoco tuvo hijos y al morir, en 1399, recae la herencia en su hermana Isabel de Foix, vizcondesa del Béarn, casada con Archambaud de Grailly, que tuvo a Juan el heredero, Gastón, señor de Buch, Archambaud, barón de Noailles, Pedro, cardenal y Mateo, conde de Comminges. Los padres murieron hacia 1403.
El Tributo de las Tres Vacas. El antiguo tributo de tres vacas que paga el valle de Barétous al de Roncal fue contestado en 1360 por los tributarios. Don Carlos II de Nav. y Gastón Febo, cuñado suyo, tuvieron que firmar una sentencia arbitraria, en la que se confirmaba el uso antiguo, aunque los testigos discreparon en sus explicaciones sobre el origen del tributo; unos lo atribuían a una matanza cometida por los bearneses en la persona de varios roncaleses y otros al pago del derecho sobre los arroyos que, naciendo en el Roncal, bajan luego al valle de Barétous. Fuera cual fuera la causa, la costumbre fue sancionada tal como ha llegado hasta nosotros. v. TRIBUTO DE LAS TRES VACAS.
La Soberanía del Béarn en los umbrales de la Edad Moderna y las alianzas matrimoniales con Navarra.
Aliados los vizcondes al rey de Francia en la larga lucha que llevaba empeñando a ingleses y franceses, los bearneses -el pueblo llano y la nobleza-, siguieron en su tradicional política anglófila. ,Juan I del Béarn y conde de Foix casó con la infanta D.ª Juana de Navarra, hija de Carlos II «El Noble» y D.ª Leonor de Castilla. Luego, en segundas nupcias, no habiendo tenido su cesión de la infanta de Nav., con Juana, hija de Carlos I, señor de Albret y de María de Sully, que le dio a Gastón, el heredero, y a Pedro, vizconde de Lautrec, de quien tuvo origen la conocida familia de capitanes. Por tercera vez casó Juan, con D · Juana de Aragón, hija del conde de Urgel, de la cual no tuvo hijos. Murió en 1436 y le sucedió su primogénito Gastón XI, vizconde del Béarn, conde de Foix y rey de Navarra por su matrimonio con la intrigante D.ª Leonor de Nav., hija de Juan II de Aragón y de D ª Blanca. Participó activamente en la guerra anglo-francesa, efectuando las operaciones finales de ocupación de Mauleón (Zub.), Bayona (Lab.) y Dax. Acabada la guerra quedaban pocas probabilidades ya para el Béarn de bandearse entre ambas potencias; Gastón XI vuelve sus ojos hacia Nav., de la que es rey por su matrimonio con Leonor. Tuvo de ella cuatro hijos y cinco hijas, el mayor de todos, Gastón, «en quien según las señas esclarecidas que dio en su corta vida, se malogró uno de los mayores reyes que jamás hubiera tenido Nav. (Moret)». Los otros fueron: Juan, señor de Narbona, Pedro, cardenal, Jaime, infante. Las cinco hijas fueron célebres «porque de ellas descienden casi todos los reyes y príncipes de Europa». Gastón casó con Magdalena de Francia y tuvo de ella un hijo y una hija que vinieron ambos a reinar en Nav.: Francisco Febo y Catalina. A partir de este momento la historia de los vizcondes del Béarn es la de los reyes de Nav., Enrique II de Albret, Juana de Albret y Enrique III, por lo que remitimos al lector a los artículos correspondientes a cada rey, al artículo NAVARRA, BAJA NAVARRA y al Cuerpo B, Historia General del País Vasco.
Las sepulturas reales de Lescar. Aproximadamente, doce príncipes de la familia real de Navarra fueron inhumados en la catedral de Lescar durante los s. XV y XVI. ¿Dónde están sus sepulturas? Habiendo sido destruidos los monumentos y desaparecidos los archivos, durante mucho tiempo no hubo, como guía, más que el texto, bastante impreciso, del comentario de Fors: Ante altare Beatae Mariae Virginis, in capite chori, «Ante el altar de la Beata Virgen María, a la cabeza del coro». Por fortuna se tuvo una indicación más precisa al descubrirse la petición de los católicos al rey D. Luis XIII en 1620, de autorización para reconstruir las bóvedas del Santuario derrumbadas en 1599 sobre las tumbas reales. Basándose en este documento, el canónigo Dubarat, arcip. de Saint-Martin de Pau, mandó efectuar dos series de excavaciones en el subsuelo del santuario, y el 6 de abril de 1929, descubría las sepulturas ante el altar mayor después de haber hecho abrir una galería cuya abertura se encontraba bajo la arcada que separa al absidiolo izquierdo del ábside mayor. En el interior de la tumba se encontraban mezclados osamentas verduzcas -se reconoció después que habían sido embalsamados- con restos diversos; trozos de mosaicos, mármol blanco, guarniciones de féretros y dos fragmentos de espada. El Dr. Anthony, profesor de anatomía comparada del Museo Nacional, estudió e identificó las osamentas descubiertas. Pertenecían a: FRANCISCO FEBO. FRANCISCO DE NAVARRA. ANA DE NAVARRA. MARGARITA DE ANGULEMA (cráneo). ENRIQUE II DE ALBRET. Las osamentas fueron enterradas, bajo los cuidados del Dr. Anthony, en pequeños féretros de roble con las iniciales de cada personaje. Se colocó en el interior de cada cofre un tubo de vidrio y en su interior una etiqueta escrita con tinta china, cuyo texto estaba grabado sobre una placa de vidrio introducida igualmente en el tubo. Un sexto cofre encerraba osamentas indeterminadas. El 16 de marzo de 1933, los féretros fueron colocados en la sepultura, separándoselos entre sí por medio de un muro de cemento: F. P-F-A-M. A.H. A. El emplazamiento de la sepultura está señalado con una cruz bajo las gradas del altar mayor. Por estar cubierto con una alfombra no es ni siquiera visible.
La unión a Francia: 1620 y 1789. Respecto al Béarn, podemos decir que su suerte como embrión de un posible estado estaba mediatizada por la ventaja que le llevaron en cuanto a gestación el estado francés y el castellano. Gastón XI trasladó la capitalidad a Pau donde se establecieron los Estados. Los reyes de Nav., Juan y Catalina, se negaron, como vizcondes de Béarn a prestar homenaje a los reyes de Francia, duques, desde el final de la guerra de los cien años, de Aquitania, por lo que en un proceso que tuvo lugar desde 1508 a 1510, el Parlamento de Toulouse ordenó la confiscación por los reyes de Francia de los bienes no navarros de Juan y Catalina. Luis XII trató de llevar a efecto la sentencia, pero hubo de llegar a un acuerdo en Blois en 1512. La reunión definitiva a Francia fue realizada en 1620 por Luis XIII. Casi dos siglos antes de la creación del departamento de los Bajos Pirineos, los órganos rectores de la B. Nav. y Zub., fueron fusionados al gobierno del Béarn: el Consejo Soberano del Béarn, la Justicia de Zub. y la Chancillería de Nav. dan lugar, al fusionarse, al Parlamento de Nav. de Pau, sede hoy en día del Archivo de los Pirineos Atlánticos. La pérdida definitiva de la personalidad política del Béarn, tiene lugar, como se sabe, la noche del 4 de agosto de 1789, cuando ante la oposición de los hermanos Garat a la fusión de dos regiones de habla diferente -vasca y bearnesa- respondió el obispo de Olorón que la diferencia no era insalvable, ya que «existe un lenguaje común que es el de la caridad...»

  • MARCA, P. de. Histoire de Béarn, Pau, Garet, 1894-1912.
  • MORET. Anales del Reino de Navarra, t. VII, pp. 76-87, Tolosa, 1891.
  • JAURGAIN. La Vasconie, t. II, pp. 534-565, Pau, 1902.
  • TUCOO-CHALA. Histoire du Béarn, Presses Universitaires de France, 1962.
  • COURTEAULT, P. Histoire de la Gascogne et de Béarn, París, Boivin, 1938.
  • LABORDE, J. B. Précis d'histoire du Béarn, Pau, Lescher-Montoué, 1943.

Idoia ESTORNÉS ZUBIZARRETA

Regimiento del Béarn. El regimiento del Béarn, bue tomó más tarde el nombre de regimiento de las Bandes Béarnaises, estaba de guarnición en Bayona en 1636 y 1744. En 1636 estaba compuesto por 20 compañías, la compañía del coronel, la del maestre de campo, la compañía de Rouaz, de Bordes, del barón d'Orthe, de Imbarau, de Angosse, de Robersat, de Labadie, de Artaignan, de Bahus, de Salian, de Arau, de Urtubie, de Armendaitz, de Lespuis, de Pugreu, de Sancere, de Bombardes y de Arzac. Cada compañía contaba con 100 hombres por lo menos, es decir, 50 mosqueteros, 40 picadores, 2 tambores y pífanos. -D.