Udalak

Ochagavía

Municipio navarro de los Valles Pirenaicos Orientales, en el extremo este de la provincia, valle de Salazar.

Limita al norte con Francia, al sur con Escároz, al este con Uztárroz e Izalzu -cuyo término esta comprendido dentro de Ochagavía- y al oeste con Orbaiceta y Jaurrieta.

Recorre todo el término, partiendo de oeste a este, la sierra de Abodi (1.520 m.). En el límite con Francia está el pico de Ori (2.021 m.). Otra cota es Malgorra (1.354 m.). El río Irati nace al noreste y recorre todo el norte del término en dirección oeste; el Anduña y el Zatoia corren por los bordes este y oeste para formar el río Salazar, en el extremo sur, en la villa de Ochagavía. Las vegas que forman esta confluencia son tierras de labor, la mayor parte del municipio es bosque, destacando el del Irati. La capital del municipio se encuentra a los 2° 35' 46" y 42° 54' 23", al sur del término, bajo los montes de la sierra de Abodi, a 765 m. de altura, en la confluencia dé los ríos. La superficie del término alcanza 11.149 Has., de las que 3.220 pertenecen al pueblo, 6.645 al monte de Irati, y 1.283 Has. al monte La Cuestión.

AAA



Ver mapa más grande

Heráldica: De rojo, un lobo negro cebado en un cordero de plata, comunes al valle de Salazar.

AAA

Fuente: Censo de población 2001
HombresMujeresTotal
349317666

Evolución de la población del municipio en los siglos XIX-XXI
AñoPoblación de HechoPoblación de DerechoPoblación
18001.066
18571.354
18601.225
18771.1231.376
18871.0971.310
18971.0451.243
19001.0971.273
19101.0771.285
19201.0831.269
19301.1441.329
19401.0811.253
19501.1601.165
19609711.190
19708391.028
1975729826
1981577777
1986613721
1991591676
1996701
1998680
1999680
2000681
2001688
2002680
2003667

Población según el lugar de nacimiento en 2001
Fuente: Censo de población 2001
HombresMujeresTotal
En este municipio189166355
En otro municipio de Navarra118112230
En una de las CCAA limítrofes161430
En otra CCAA no limítrofe201636
En el extranjero6915

Movimiento natural de la población. Finales del siglo XX y principios del XXI
Fuente: Instituto de Estadística de Navarra e INE. Movimiento Natural de la Población
NacimientosDefuncionesMatrimoniosCrecimiento natural
19808101-2
1990672-1
2000362-3
Acumulados cada 8 años
1979-1986467418-28
1987-1994315820-27
1995-2002355918-24

Indicadores demográficos. Finales del siglo XX y comienzos del XXI
Fuente: Censos y Padrones de población
197519811986199119962001
Densidad de la población776666
Edad media363840434547
Tasa Bruta de Natalidad8,479,654,855,924,9910,51
Tasa Bruta de Mortalidad13,9212,8711,17,411,4111,26
Tasa Bruta de Nupcialidad7,261,934,162,964,281,5

AAA

El casco urbano de Ochagavía se ubica en la confluencia de los ríos Zatoia y Anduña, punto a partir del cual el curso de agua adopta oficialmente el nombre de Salazar. El núcleo más antiguo surgió en el espacio triangular formado entre ambos ríos, es decir en la ladera en la que se enclava la iglesia, y donde hoy se encuentran tres de los cinco barrios que conforman el pueblo, los llamados Iribarren, Labaria e Irigoien, en la margen derecha del río Anduña. Con posterioridad, no obstante, al otro lado de este curso fluvial y en terreno llano y abierto surgió un ensanche de desarrollo lineal, en el que hoy se encuentran los dos barrios restantes, es decir los llamados Arbea y Urrutia. En el urbanismo actual del lugar tuvo gran importancia el incendio acaecido en el año 1794, en el transcurso de la Guerra contra la Convención francesa, momento en el que fueron destruidas ciento ochenta y dos de sus casas, lo cual provocaría la necesidad de una renovación casi total del caserío de Ochagavía, cosa que se nota en la tipología y en la fecha de construcción de los actuales edificios.

JAS 2011

Distancia a Pamplona: 85 kms. Distancia a la cabeza de partido judicial: 56 kms. Estación de ferrocarril más próxima, en Pamplona. Carretera local al noereste conducente a través del Puerto de Larraun con las localidades Licq y Languirge (Zuberoa). También local al suroeste que atravesando las poblaciones del valle de Salazar enlaza con la carretera comarcal de Aoiz a Tafalla.

AAA

Según el censo agrario de 1972 había en este ayuntamiento 156 explotaciones agrícolas, 23 de ellas sin tierras, 25 de menos de una Ha., 35 de 1 a 5 Has., 22 de 5 a 20 Has., 44 de 20 a 100 Has., 4 de 100 a 300 Has. y 3 de 300 y más Has. Todo ello hacía una superficie censada de 6.171 Has., 316 de las cuales eran de tierra labrada y 5.855 sin trabajar. El régimen de tenencia era el siguiente: Propiedad, 5.917; arrendamiento, 231; aparcería, 22; otros, 1. Cultivos de secano: 90 Has. de trigo y 60 de cebada. La comunidad cuenta con 795 Has. de tierras comunales, lo que constituye un 6,13 % del total y un 0,78 de comunal por habitante. En 1986, con el ingreso en el Mercado Común, fue declarado este municipio "zona de montaña" haciéndose acreedor a un subsidio del 35 % sobre el proyecto de desarrollo integral del mismo.

Las superficies en Has. ocupadas por diversos cultivos agrícolas en 1977-1980 eran las siguientes (Fuente: DFN., S. Estad.):

19771978
SecanoRegad.Disem.SecanoRegad.Disem.
Trigo4060
Cebada440240
Avena490380
Centeno120220
Patata tardía16701800
Alfalfa3040
Praderas30203100
Hotalizas010010
Tierra cultivo101910101910
Herbaceos5811058410
Barbecho, otras4381043510
Manzano0000
Peral0034800340
Ciruelo00560048
Nogal00200020
Prado Pastizal21930402190040
Prado natural500800
Pastizales2140021100
T. forestal9170091700
Monte maderable8176081760
Monte abierto140140
Monte leñoso98009800
Otras610610
No agrícola390390
Ríos y lagos220220
Total12440101244010

19791980
SecanoRegad.Disem.SecanoRegad.Disem.
Trigo120160
Cebada150140
Avena280280
Centeno250210
Patata tardía20001850
Alfalfa
Praderas29003000
Hotalizas010010
Tierra cultivo102910102410
Herbaceos5701056410
Barbecho, otras4591046010
Manzano0000
Peral0033000330
Ciruelo00400040
Nogal00200020
Prado Pastizal21800402185040
Prado natural700750
Pastizales2110021100
T. forestal9170091700
Monte maderable8176081760
Monte abierto140140
Monte leñoso98009800
Otras610610
No agrícola390390
Ríos y lagos220220
Total12440101244010

El censo ganadero de 1977 arrojaba las siguientes cabezas. (A = años, M = meses)
Fuente: DFN., Serv. Cat.
Mular 3A labor21
Vacuno 6M granja47
Vacas país 3A G99
Lanar churro 6M8.960
Cabrío 6M168
Cerda cast. 3M423
Cerda cría 3M77

En 1984 el censo ganadero arrojaba las siguientes cabezas
Fuente: DFN., Serv. Cat.
Bovinos1.053
Caprinos19
Porcinos154

Agricultura y ganadería a finales del siglo XX. Principales resultados del censo agrario 1989 y 1999
Fuente: Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación. Censo Agrario
Censo 1989Censo 1999
Número de Explotaciones16349
Superficie total (ST)1106412875
Superficie agrícola utilizada (SAU)46524019
- Tierras labradas (TL)362117
- Herbáceos y barbechos362117
- Frutales00
- Olivar
- Viñedo
- Otros leñosos
- Pastos permanentes42903902
Agricultura a 31/12/1999 (hectáreas)
Tierras labradas en secano116,81
Tierras labradas en secano0,61
Tierras labradas en secano8.439

En 1978 poseía 7 establecimientos industriales. En 1982 se cita Echeverría, Juandeabaurre, José Luis... Existen en la localidad tres serrerías. Carpintería. Producción de energía eléctrica. En cuanto a su comercio, Ochagavía pertenece al área comercial de Pamplona.

El total de la población considerada activa en 1975 era de 270 personas, 217 varones y 53 mujeres. De éstos, 105 varones trabajaban en el sector primario, 46 varones y 6 mujeres en el sector secundario, 66 varones y 47 mujeres en el sector terciario. El total de inactivos era de 461 personas, 146 varones y 315 mujeres. La distribución de la población activa en las 4 actividades principales era: 50 varones en la explotación agrícola, 16 varones en la explotación ganadera, 19 varones en la construcción, 20 varones y 1 mujer en administración pública. En 1981 la población considerada activa era de 72,63 % entre los varones de más de 16 años y de 20,62 entre las mujeres; 0,4 empleadores, 41,4 trabajadores independientes, 43,9 asalariados y 14,4 otros.

Distribución de la población según la relación con la actividad económica
Fuente: IEN. Censo de Población y viviendas 2001
HombresMujeresTotal
AgriculturaAgricultura, ganadería y selvicultura49150
EnergíaExtracción de productos energéticos y refino000
Producción energética112
IndustriaAlimentación, bebidas y tabaco235
Textil, cuero y calzado224
Madera y corcho, excepto muebles505
Papel y artes gráfica112
Química000
Caucho y plástico000
Otros minerales no metálicos303
Metalurgia y productos metálicos404
Maquinaria y equipo617
Maquinaria, equipos informáticos y material eléctrico303
Material de transporte15116
Muebles, reciclaje y otras industrias manufactureras9110
ConstrucciónConstrucción31435
ServiciosComercio y reparación161632
Hostelería71926
Transporte y comunicaciones8614
Banca, finanzas y seguros628
Servicios a empresas e inmobiliarias112
Administración Pública191231
Educación, sanidad y servicios sociales152540
Actividades recreativas, culturales y otros servicios279

Población ocupada según sectores económicos. Años 1975-1996
Fuente: Censos y padrones homogeneizados. IEN
19751981198619911996
Primario1271111057568
Secundario3337364840
Construcción118103105126144
Terciario1424183822

Tasa de actividad según sexo y grupo de edad en 2001
Fuente:. IEN. Censo de Población y viviendas 2001
TOTAL55
H 16-2468
H 25-4496
H 45-6482
H 65 o más3
M 16-2448
M 25-4474
M 45-6453
M 65 o más1

Evolución del paro registrado en el mes de marzo. Finales del siglo XX y comienzos del XXI
Fuente: INEM
198817
198920
199020
199117
199216
19937
199413
199510
19967
19974
19985
199913
20006
200110
200214

AAA

Municipio, partido judicial de Aoiz, Navarra.

AAA

Castellano y euskera. A este último Luois-Lucien Bonaparte lo clasificó, en 1863, en el dialecto bajo-navarro oriental y, dentro del mismo, en el subdialecto salacenco y variedad de Salazar. Sobre esta clasificación ha habido diversas propuestas de correcciones (Pedro de Yrizar: "Los dialectos y variedades de la lengua vasca", sep. Boletín de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País, 1973, pp. 68-72). En el primer tercio del siglo XIX Añibarro la incluye, a efectos de predicación, en una lista de localidades cerradamente vascoparlantes (Varios: Geografía Histórica de la Lengua Vasca, Auñam., 1960, t. I, pp. 44-60). En 1935, Irigaray la coloca en su grupo V, es decir, los de 50 años y los de 30 sabían el vasco, pero no lo usaban. En 1970 el número de vascófonos asciende a 100 personas (Pedro de Yrizar: op. cit., p. 62).

La pérdida del vasco es muy antigua. Parece que a principios de siglo el vascuence era lengua de uso, iniciándose ya para entonces un rápido retroceso. Hoy día las personas que lo saben son de avanzada edad, casi todos sujetos de 70 años en adelante, y alguno inferior a esta edad, hasta de 60 años. En ellos, aun siendo lengua usual el castellano, todavía, cada vez con menos frecuencia, es verdad, se oye hablar el vasco. Aparte, hay una familia entera que ha conservado el vascuence y lo sigue transmitiendo a sus hijos. [Sánchez Carrión: El Estado Actual del Vascuence en la Provincia de Navarra, Pamplona, 1972, p. 179].

A finales del siglo XX el municipio se encuentra incluido en la Zona Lingüística (según el artículo 5.º de la ley foral 18/86, de 15 de diciembre que divide a la comunidad foral en tres zonas): Mixta.

Población de 2 o más años clasificada según nivel de euskera (competencia lingüística) y año de referencia
Fuente: Censo de población 2001
HombresMujeresTotal
Euskera639
Castellano332304636
Las dos6511
Otra lengua112
Entiende:
- Con dificultad5950109
- Bien424587
Habla:
- Con dificultad6456120
- Bien363975
Lee:
- Con dificultad474289
- Bien394079
Escribe:
- Con dificultad454085
- Bien343872

AAA

Tasas de escolaridad de 1981 (INE)
De 4 a 5 años92,29%
De 6 a 13100,00%
De 14 a 1763,94%
De 18 a 2523,79%

En el curso 1981-1982 tenía un total de 8 unidades escolares, todas ellas públicas. En el curso 1983-1984 contaba con 8 unidades escolares, todas ellas públicas.

El nivel de instrucción de los mayores de 10 años era según el censo de 1981 (INE)
Analfabetos0,40%
Sin estudios0,10%
Primer Grado66,80%
Segundo Grado23,60%
Tercer Grado9,00%

Población de 16 y más años que no estudia, según los estudios realizados, a finales del siglo XX
Fuente: IEN. Censo de Población y viviendas 2001
No sabe leer o escribir000
Sabe leer o escribir (fue menos de 5 años a la escuela)538
Sin completar EGB, ESO o Bachiller elemental212849
Bachiller Elemental, EGB, ESO completa (graduado)182166348
Bachiller superior, BUP, Bachiller, LOGSE, COU, PREU242044
FP1,FP grado medio, Oficialía Industrial o equivalente201131
FP2, FP grado superior, Maestría Industrial o equivalente251742
Diplomatura, Arquitectura, o Ingeniería Técnica, 3 cursos de Licenciatura, Ingeniería o Arquitectura212950
Arquitectura, Ingeniería, Licenciatura o equivalente131730
Doctorado202

AAA

En octubre del año 1248, Teobaldo I de Navarra hace donación a los moradores de Ochagavía de un molino en Burgui, por lo que contraprestaban anualmente 50 cahíces de trigo. Aparece citado como Oxagavia. Entre 1270 y 1280 figura como alcaide del castillo de Ochagavía, Ximeno de Sotés. A mediados del siglo XV, las pechas de la villa pertenecían a Juan Périz de Beraiz.

Habiéndose consumado la conquista del reino de Navarra por los ejércitos de Fernando el Católico, una partida de beaumonteses se congregó en Ochagavía el 18 de octubre de 1512, para cerrar el paso a un cuerpo de ejército franconavarro que al mando de Juan de Albret y La Palice pretendía reconquistar Navarra. Al atardecer del mismo día, los beaumonteses a las órdenes de Ramón de Esparza y Miguel de Donamaría se retiraron y pidieron auxilio a la guarnición castellana de Lumbier y a la del fortín de Burgui. Al día siguiente acampan en Ochagavía las tropas de Juan de Albret y La Palice compuestas por 2.000 lansquenetes, 4.000 gascones, 1.000 mesnaderos y 7.000 navarros. Tras pasar la noche prosiguieron su marcha hacia Pamplona. A partir de esta época Fernando el Católico mandó fortificar varias ciudades navarras para prevenir un nuevo intento de la dinastía de Albret apoyada por Francia. En Ochagavía se construyó una fortaleza.

Ochagavía se vio envuelta en un proceso de brujería en el año 1539. El jurista enviado por los tribunales fue el joven comisario Camús. Entre los acusados figuraba el propio alcalde del valle de Salazar, Lope de Esparza, junto con cuatro brujas de Ochagavía y otras de Esparza, Izalzu, Escároz y Jaurrieta. La réplica de Lope de Esparza a los fantásticos hechos que le atribuían constituye un ejemplo de sentido común a la vez que una sentida profesión de fe. El Consejo Real dictaminó contra estos supuestos brujos una sentencia de varios meses de destierro.

En el mes de marco de 1793 la Convención francesa declaró la guerra a España. Hacia el mes de junio del mismo año comenzaron las escaramuzas en el valle de Salazar, según refiere Idoate en Rincones... [t. I, págs. 135-140]. El alcalde del valle había propuesto el alistamiento de 300 hombres, pero no se puso en práctica este plan por las dificultades de suministro y sustento que presentaba; por lo que se limitaron a guardar los puertos fronterizos. La madrugada del 26 de junio se apreció la presencia de fuerzas francesas en la zona de Ori y rápidamente se aprestaron a la defensa, trasladándose al lugar del peligro 180 hombres, procedentes de Ochagavía, Izalzu y Ezcároz. A las tres de la madrugada comenzó el tiroteo y, según escribió el alcalde del valle, no sólo se rechazó al enemigo, sino que se le persiguió hasta su campo de Erroimendi, en medio de una tempestad de nieve. Al día siguiente se congregó a toda la gente disponible en el valle, reuniéndose hasta 450 hombres. Provocaron a los franceses, pero éstos no respondieron. Además llegaron del Roncal tres compañías de milicianos, por lo que los salacencos se retiraron a sus pueblos, dejando 24 paisanos para reforzar a la tropa. Durante los días siguientes se hicieron barracones para los soldados y fortificaciones en lugares estratégicos. El 15 de agosto de 1794 los franceses se acercaron a Ochagavía, llevándose 400 cabezas de ganado y quemando alguna borda. Rápidamente vino en ayuda el coronel Pereira con 400 hombres, pasando a continuación a Jaurrieta. El 16 de octubre atacaron 300 enemigos por la parte de Uztárroz, siendo rechazados a las tres horas de combate. Del Roncal llegaron hasta Ochagavía contingentes de tropas, que persiguieron a los franceses, haciéndoles tres prisioneros y retirándose a continuación a su valle. El coronel Cagigal organizó la defensa de Ochagavía. El mismo día 16 de nuevo atacaron los franceses y en ese momento el coronel Cagigal abandonó Ochagavía, diciendo que iba a Villanueva de Aezcoa y dejando al valle de Salazar totalmente desamparado. A media tarde los franceses entraron en Ochagavía. Los paisanos se fueron retirando hasta Oronz. El 28 del mismo mes incendiaron Ochagavía, siendo pasto de las llamas 184 casas y 52 bordas. A continuación se retiraron los franceses, quedando los naturales de la villa en la más extrema miseria, hasta el punto que solicitaron autorización para pedir limosna por el reino.

En el año 1800 hubo disturbios en Ochagavía, según refiere Idoate en Rincones... [ t. I, págs. 57-59]. Los vecinos estaban divididos por el nombramiento de capellán del Santuario de Muskilda, para cuyo cargo fue designado don Martín José Villanueva por los vecinos de la localidad. Sin embargo, por imposición superior, fue nombrado don Javier Rodrigo. El día de la fiesta de la traslación al Santuario de la Virgen de Muskilda un grupo de vecinos se negó a admitir a Rodrigo como capellán, comportándose un tanto violentamente. El asunto terminó con penas de prisión para los defensores de Villanueva.

A mediados de septiembre del año 1810, el segundo batallón de la partida de guerrilleros de Espoz y Mina, mandado por Gregorio Cruchaga, vino a Ochagavía, huyendo de fuertes contingentes de tropas francesas, mientras que Espoz y Mina se dirigía a Castilla con el resto de la partida. Cruchaga tenía la orden de entrar en Castilla si su situación se volvía muy peligrosa, por lo que de Ochagavía se dirigió a Cadreita, pasando a continuación a Castilla. En marzo del año 1812, fuertes contingentes de tropas francesas se situaron en Ochagavía y en otras ciudades navarras, esperando el deshielo para operar contra la división de guerrilleros de Francisco Espoz y Mina, que a la sazón se encontraban en el Roncal. El 24 del mismo mes, comenzado ya el deshielo, la columna francesa de Ochagavía, mandada por el general Abbé, avanzó hasta el lugar de Ustárroz. El 11 de mayo del año 1813, el general Abbé, al frente de una fuerte columna, vino a Ochagavía, procedente de Aoiz y en seguimiento de la división de guerrilleros de Espoz y Mina. Este se situó con los batallones primero, segundo, cuarto y sexto en la villa de Roncal. Al ver aproximarse a los franceses, la población de Ochagavía huyó hacia los montes cercanos, llevándose los heridos de la División que había en el pueblo. De Ochagavía los franceses se dirigieron al día siguiente a la villa de Ustarroz, siempre en seguimiento de Espoz y Mina.

Según refiere Idoate en Rincones... [t. II, págs. 423 y 424] el valle de Salazar elevó en enero de 1829 un memorial a las Cortes, solicitando que se le permitiera celebrar una feria anual en Ochagavía. Alegaban que ya antiguamente tenía lugar una en el valle, pero que cesó debido a las guerras y a que se efectuaba en un despoblado. Proponían para hacer la nueva feria los días 12, 13 y 14 de septiembre, solicitando también dos mercados mensuales. Como prueba de la existencia de la feria en tiempos pretéritos, presentaron las licencias concedidas al valle en los años 1738 y 1739. Las Cortes accedieron a la demanda del valle.

En cumplimiento de la Ley de Desamortización del 1 de mayo de 1855 se vendió en esta localidad, en 1863, un molino harinero. [Ref. Rafael Gómez Chaparro: La Desamortización Civil en Navarra].

Villa del valle de Salazar, del 2.° partido de la merindad de Sangüesa. Reino de Navarra. Gobernado por el alcalde del valle, y por el que juntamente con los regidores elige el pueblo entre sus vecinos.

Elección de diputados a Cortes de 1-II-1981.
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 4-II-1891. Filiaciones en La Época, 2-II-1891.
CandidatosPartidosVotos
Marqués de VadilloConservador77
Romualdo Sanz y EscartínCarlista66
Ramón M.ª BadaránFusionista66
Juan Manuel Ortí y LaraIntegrista8
Conde de la RosaRepublicano-
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano-

Elección de diputados a Cortes del 5-III-1893
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 8-III-1893. Filiaciones en El Imparcial, 6-III-1893.
CandidatosPartidosVotos
Wenceslao Martínez AquerretaFusionista71
Ramón M.ª BadaránFusionista67
Marqués de VadilloConservador60
Romualdo Sanz y EscartínCarlista59
Arturo Campión y JaimebónIntegrista22
Canuto Mina GuelbenzuIntegrista7
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano-

Elección de diputados a Cortes del 12-IV-1896
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 15-IV-1896. Filiaciones en La Época, 13-IV-1896.
CandidatosPartidosVotos
Romualdo Sanz y EscartínCarlista156
Maqués de VadilloConservador156
Joaquín M.ª GastónFusionista156
José Sánchez MarcoIntegrista-

Elección de diputados a Cortes de 27-III-1898
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 30-III-1898. Filiaciones en El Imparcial, 28-III-1898.
CandidatosPartidosVotos
Romualdo Sanz y EscartínCarlista105
Marqués de VadilloConservador101
Joaquín M.ª GastónLiberal100
Eduardo Díez de UlzurrunLiberal-Indep.5
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano-

Elección de diputados a Cortes de 19-V-1901
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 22-V-1901. Filiaciones en El Imparcial, 22-V-1901.
CandidatosPartidosVotos
Romauldo Sanz y EscartínCarlista94
Marqués de VadilloConservador92
Eduardo Díez de UlzurrunLiberal90
Ramón Nocedal y RomeaIntegrista9
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano-

Elección de diputados a Cortes de 26-IV-1903
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 29-IV-1903. Filiaciones en El Imparcial, 9-IV-1903.
CandidatosPartidosVotos
Romualdo Sanz y EscartínCarlista122
Marqués de VadilloConservador100
Enrique Gil RoblesCarlista57
Agustín Sardá LlaveríaRepublicano10
Ramón Nocedal y RomeaIntegrista9

Elección de diputados a Cortes del 10-IX-1905
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 13-IX-1905. Filiaciones en Diario de Navarra, 8-IX-1905.
CandidatosPartidosVotos
Juan Vázquez de MellaCarlista112
Marqués de VadilloConservador106
Ramón Nocedal y RomeaIntegrista-
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano-
Basilio Lacort y LarraldeRepublicano-

Elección de diputados a Cortes del 21-IV-1907
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 24-IV-1907. Filiaciones en Diario de Navarra, 16 y 27-IV-1907.
CandidatosPartidosVotos
Marqués de VadilloConservador101
Juan Vázquez de Mella FanjulCarlista89
José Sánchez MarcoIntegrista85
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano-

Elección de diputados a Cortes de 8-III-1914
(1) Se aliaron electoralmente
(2) Se retiró 3 días antes de la elección
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 11-III-1914. Filiaciones en Diario de Navarra, 26-II-1914. El Pensamiento Navarrow, 1-III-1914
CandidatosPartidosVotos
Juan Vázquez de MellaCarlista (1)85
Marqués de VadilloConservador80
José Sánchez MarcoIntegrista (1)77
Valentín GayarreCanalejista (2)-

Elección de diputados a Cortes del 9-IV-1916
(1) Perdió el segundo voto jaimista, que favoreció a (2)
(3) Patrocinado por El Pensamiento Navarro y diversas personalidades, desde conservadores a radical-socialistas
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 12-IV-1916. Filiaciones en Diario de Navarra, 13-IV-1916
CandidatosPartidosVotos
Celedonio Leyún y Villanueva Maurista (2)121
Juan Vázquez de Mella FanjulJaimista99
J.I. Mencós, C. del VadoConservador (3)93
José M.ª GastónLiberal (2)83
José Sánchez MarcoIntegrista (1)18

Elección de diputados a Cortes del 1-VI-1919.
Ref. Boletín Oficial de Navarra, 4-VI-1919. Filiaciones en La Voz de Guipúzcoa, 2-VI-1919.
CandidatosPartidosVotos
Celedonio Leyún y Villanueva.Maurista197
Juan Víctor Pradera y LarumbeMellista197
Manuel Aranzadi e IrujoPNV41
Joaquín Baleztena y AscarateJaimista41

Elecciones municipales del 12-IV-1931

Las 9 concejalías vacantes fueron cubiertas todas ellas por Antirrevolucionarios por el art. 29.

Elecciones a Cortes de 28-VI-1931
Ref. Boletín Oficial de Navarra del 1-VII-1931.
CandidatosPartidosVotos
Joaquín Beunza RedínCatólico-Fuerista236
Tomás Domínguez ArévaloCatólico-Fuerista236
Miguel Gortari ErreaCatólico-Fuerista236
Rafael Aizpún SantaféCatólico-Fuerista236
José Antonio Aguirre LecubeCatólico-Fuerista236
Mariano Ansó ZunzarrenRepublicano-Socialista5
Emilio Azarola GresillónRepublicano-Socialista5
Aquiles Cuadra de MiguelRepublicano-Socialista5
Mariano Sáez MorillaRepublicano-Socialista5
tiburcio Osácar EchalecuRepublicano-Socialista5

Primeras elecciones municipales (1933)

Dado que en 1931 el ayuntamiento había sido proclamado por el art. 29, el 23 de abril de 1933 se celebraron elecciones que dieron este resultado: 7 del bloque de derechas, 2 Republicanos de la izquierda.

No al Estatuto Vasco Navarro

En la primavera de 1931, a los días de instaurarse la República, Ochagavía se adhirió al Estatuto y también se adhirió a lo que acordase la diputación. Asimismo en la Asamblea del 10 de agosto de 1931 votó a favor del EVN pero el día 19 de junio de 1932 votó en contra del Estatuto Vasco-Navarro, por medio de su representante don Pedro José Goyena Cruchaga. A finales de 1932 el ayuntamiento estaba compuesto por 9 republicanos independientes. Alcalde: Pedro José Goyena Cruchaga.

Elecciones del 16-II-1936 (1.ª y única vuelta)
(1) Son 17 en el D. de N. del 18-II-1936
Ref. Boletín Oficial de Navarra del 17-II-1936, Diario de Navarra
CandidatosPartidosVotos
ArellanoDerechas526
ElizaldeDerechas525
GortariDerechas524
AizpúnDerechas523
R. GarcíaDerechas522
IrujoPNV(1) 19
SalinasFrente Popular9
BengarayFrente Popular9
MonzónFrente Popular9
BasterraFrente Popular9
CuadraFrente Popular9
Mtez. de MorentínDerechas7

Elecciones del 15-VI-1977
UCD169FNI39
FDI66UNAI30
AFN58UAN29
PSOE25PCE1
APN23PS P1
AM5FUT0
AET2Nulos8

Referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978 (Censo electoral: 661)
Votos:402Abs.t: 259 (39,18 %)Sí:283 (42,81 %)
No:85 (12,85 %)Blanco: 33Abst. y No:52,03 %

Elecciones generales del 1-III-1979 (Censo electoral: 662)
Ref. Diario de Navarra del 3-III-1979
UCD146EKA20
UPN108UNAI16
HB 58LC2
NV25EMK1
PSOE22Abstenciones: 38,7 %

Elecciones municipales del 3-IV-1979

Para cubrir las 7 concejalías de este ayuntamiento se presentaron dos candidaturas: Agrupación Electoral Zatoya de Ochagavía y Agrupación Electoral Agrupación Independiente Irati. Los votos y concejales elegidos, sobre un censo de 662, fueron: A. E. Irati con 293 votos: Niceto Iribarren Sanz, José Javier Ochoa Barace, Román Osta Esarte y Felipe Elizalde Elizalde; Agrupación Electoral Zatoya con 218: Jorge Cortés Izal, Enrique Ochoa Martínez y Juan Manuel Gayarre Imizcoz. Alcalde: Niceto Iribarren Sanz de Agrupación Electoral Irati.

Elecciones Generales del 28-X-1982.
UPN202CDS15
HB108EE9
PSOE58Blanco3
UCD51Nulos16
PNV27TOTALES48 9

Elecciones municipales del 8-V-1983

Concejales: Muskilda. José Javier Ochoa Barace. Javier Eseverri Mancho. Ambrosio Hualde de Bezunmartea. Pedro Esarte Sancet. Errekaidorra. Francisco Javier Viscarret Inchusta. Francisco Javier Villanueva Toni. Jorge Cortes Izal. Resultó elegido alcalde el primero.

Elecciones generales del 22-VI-1986
CP/UPN210EE10
HB116PMCN2
PSOE54PRD2
CDS29Otros7
PNV16

Elecciones al Parlamento de Navarra del 10-VI-1987
UPN198UDF13
HB117FAP11 PSOE85BIN7
EA30PNV4
CDS15PTE 2
EE14

Elecciones municipales del 10-V1-1987

Resultaron elegidos los siguientes concejales: Muskilda: José Javier Ochoa Barace. Francisco Javier Eseverri Mancho. Francisco Azcoiti Azcoiti. Mariano Adot Mancho. Errekaidorra. Angel Gembero Zoco, Dionisio Izal Camellón, José Luis Gayarre Imízcoz.

Elecciones generales del 29 de octubre de 1989
UPN/PP216 CDS16
HB103EE13
PSOE48Otros13
EA 28

AAA

Al llegar a Ochagavía, la carretera procedente de Pamplona gira bruscamente a la derecha para cruzar un puente moderno, punto en el que se encuentra un crucero de estilo plateresco y obra del siglo XVI. Consta de un estereóbato compuesto por tres escalones, fuste estriado y cruz griega que apoya en un capitel ricamente decorado. El capitel presenta las Arma Cristi y las efigies de los Cuatro Evangelistas en los ángulos. En la cruz figuran Cristo y la Virgen María, y los brazos terminan en remates avolutados.

Después de cruzar el puente y a mano izquierda nos encontramos con el núcleo conocido como Iribarren. Ocupa el primer tramo de las casas orientadas hacia el río, así como varias callecitas, estrechas pero bien estructuradas, que se abren perpendicularmente y en ligero ascenso. La primera casa, con una disposición en "L", muestra tres alturas y aspecto muy remozado, aunque mantiene el tratamiento mural habitual, con un enlucido que salva las esquinas y los enmarques de los vanos, y un acceso rematado por arco rebajado que luce en la clave la fecha de 1788. Otro de los caserones que mira al río es un bloque de planta cuadrada y tres alturas, coronado por un vistoso tejado de teja plana, a cuatro vertientes y con "rellanos" que suavizan el ángulo de inclinación en la parte baja, próxima al alero. El primer nivel muestra sillería trabajada a hueso, pero el resto va enlucido y con cadenas de sillar en enmarques y esquinas. Los vanos, tres por nivel, son rectos, a excepción de la puerta, que es un arco rebajado. Lleva balcones en el piso noble y en el eje central de la fachada. Otra casa, llamada Fortiño, muestra similar diseño, pero con un concepto más palaciano, puesto que la totalidad de la fachada va en buena sillería, aplicada sin argamasa y con formato tendente al cuadrado. Tiene igualmente tres alturas y tejado puntiagudo dotado de rellanos. El acceso es un arco de medio punto de buen tamaño, con dovelas de policromía alterna, y con la rosca exterior y la línea del salmer resaltadas mediante molduras. En la clave luce la fecha de 1768. Esta puerta va flanqueada por sendas pilastras cajeadas, que llevan basa sobre plinto y rematan con pirámides y bolas del tipo escurialense. En alto luce un escudo rococó, con las armas del valle, es decir el lobo pasante con un cordero en las fauces. Se alinean con estas casas otras de menor formato pero no carentes de elegancia. Una de ellas presenta tres alturas y balcón corrido en el piso noble. La puerta juega con la policromía de las dovelas, y la fachada va presidida por un escudo rococó que muestra las armas del valle de Salazar.

Las casas que conforman las belenas transversales son en general de menor formato, con dos o tres alturas y diseños diferenciados, aunque casi siempre se repite el tratamiento mural más habitual, ya reseñado, y los vanos son rectos, cubriéndose casi siempre con tejado a dos aguas. En cuanto a las puertas, se repite varias veces el modelo conformado por arco rebajado, en uno de las cuales leemos la fecha de 1872. Una casa de mayores pretensiones va con puerta de medio punto, abierta en un paño de sillería de forma piramidal, que enlaza con la ventana superior, dotada de antepecho. Las dovelas arrancan de sendas molduras clasicistas, y encima de la clave hay una placa con la fecha de 1886. Se trata de un modelo de portada coincidente en diseño y datación con las casas ejecutadas en Jaurrieta tras el incendio de 1880. Una placita, conformada por edificios similares, muestra una casa con arco de medio punto que confirma una datación aproximada: 1874.

El barrio Labaria, colindante con el anteriormente descrito, ocupa un amplio frente junto al río, y abarca también las calles que circundan la iglesia. Consecuentemente, tiene un carácter algo más desordenado y arracimado, lo cual denota falta de planificación y, probablemente, una mayor antigüedad. En la parte baja encontramos una casita de carácter urbano, similar a otras ya descritas, con un frente estrecho y alto, distribuido en tres alturas y con balcones. El tratamiento mural es el habitual, dejando todo el primer piso en sillería de buena factura, y con un arco de medio punto que repite el esquema antes descrito para la casa de 1768, con molduras en el salmer y con pilastras flanqueantes. En este caso la clave luce la fecha de 1782, denotando probablemente el trabajo de un mismo taller local de cantería. A continuación sigue un edificio palaciano de mayores pretensiones, conformado por un bloque cúbico de gran desarrollo, con tres alturas y tejado proyectado con doble alero. Los muros van enlucidos y con cadenas de sillar, salvo la planta baja, que presenta sillería dispuesta a hueso. Los huecos son amplios y de similares proporciones, con ventanas en la planta baja y balcones en el resto. Los sillares de enmarque van resaltados y rematan con arcos rebajados. Una placa metálica sujeta a la fachada luce la inscripción: "ALA/ MEMORIA/ DE MI HERMANO/ FRANCISCO/ LEON LIRIA/ 25 DE JULIO/ DE 1896".

Enfrente de este palacio y dando la espalda al pretil del río hay una monumental fuente de piedra, realizada en buena sillería y estilo neoclásico, con larguísima aska para abrevar, rematada con contrafuertes en los extremos, y pilar central dotado de frontón moldurado, que remata con bolas y jarrones de bronce. Una inscripción similar a la del edificio frontero reza: "LEON LIRIA/ A SUS PASIANOS/ 25 de julio de 1891".

Desde este frente inferior, el barrio Labaria se distribuye en una ladera que asciende hacia la iglesia, situada en un punto elevado. Se distinguen bien tres belenas transversales, bastante bien estructuradas, comunicadas a su vez por vías y callejones ortogonales mucho menos definidos. En la calle que asciende hacia el Ayuntamiento y hacia la iglesia encontramos varias casas que introducen un nuevo tipo de vivienda urbana, probablemente un tipo más antiguo que los hasta ahora descritos. Se trata de edificios de desarrollo horizontal y dos alturas, cuyos extremos se diferencias mediante contrafuertes salientes, que invaden la calle y que tienen por objeto hacer las veces de cortafuegos. Puede que surgieran de la experiencia vivida en los pueblos de esta zona de la frontera. El primero de ellos aprovecha los cortafuegos para apear los empujes de una balconada que cruza la fachada, mientras que un segundo edificio de similares características, llamado casa Asa, luce una hermosa fachada de sillería dispuesta a hueso. Los vanos son rectos, y el acceso es un medio punto. Enfrente, en cambio, casa Bartolo repite el modelo dieciochesco de arco rebajado que hemos reseñado en el barrio Labaria y en las casas que miran hacia el río, en este caso con fecha de 1796. Otro edificio neoclásico, casa Koleto, introduce variantes respecto a lo hasta ahora visto. Presenta fachada vertical, con tres alturas y tejado en pabellón. La planta baja va en buena sillería, y el resto enlucido y con cadenas de sillar en los lugares habituales. Todos los vanos son rectos, salvo el arco rebajado del acceso, en cuya clave vemos la fecha de 1786. Va flanqueado por dos pilastras clasicistas, que tienen basas, fustes cajeados, capiteles toscanos y entablamento moldurado que se prolonga por la fachada al nivel del forjado. Por encima, dos molduras avolutadas se disponen a modo de frontón partido. Va presidido por un escudo rococó en el que figura las armas del valle. Frente a este edificio, otra casa versiona el estilo neoclásico de forma diferente. Presenta la totalidad de la fachada en sillería a hueso, y la puerta, de medio punto, va flanqueada por pilastras de similar diseño, coronadas con un frontón triangular rematado por pirámides y bolas, que en su interior lleva la fecha de 1715. La fachada incorpora un escudo muy desgastado, que representa las armas de Salazar.

La calle se interrumpe con el bloque de la Casa Consistorial, cuyo aspecto obedece a una intensa reforma operada en el siglo XX, y cuyos soportales transitables permiten pasar al siguiente tramo, que nos acerca a la iglesia. Nos encontramos aquí un edificio, llamado casa Artxola, de planta cuadrada y tres alturas, con tejado en pabellón sobre prominente alero. La fachada va enteramente en sillería, sin argamasa, y los pisos se separan por impostas molduradas. Los vanos son rectos, salvo el medio punto del acceso, con molduras clasicistas a la altura del salmer y pilastras a ambos lados. En alto preside un escudo rococó con las armas del valle.

En los callejones transversales a esta belena encontramos variados tipos de viviendas, casi siempre de formato menor a las de los edificios hasta ahora señalados y distribuidas en dos alturas. Abundan las puertas de medio punto o incluso apuntado, algunas con anagrama de Cristo IHS en la clave, como casa Markilame. Otras van adinteladas y con fechas como 1856, y no faltan las que repiten el modelo de arco rebajado tan abundante en la localidad, con fechas como 1840 y 1871. En una de estas calles, que se prolonga largamente siguiendo una curva de nivel, vemos modelos que preceden en antigüedad al tipo de vivienda neoclásico tan bien representado en el casco urbano, y que prolongan la tradición medieval. Una de ellas, casa Osaba, presenta fachada alargada y dos alturas, con sillería dispuesta a hueso. En planta baja se abre un portalón apuntado con dovelas de inusitada longitud, que recuerdan a los talleres que en el tránsito del siglo XV al XVI trabajaron en la villa de Urroz. En la clave se ha labrado el anagrama IHS. Por encima, un segundo nivel se abre con sendas ventanas geminadas, de tradición gótica, compuestas por arquillos que en el primer caso son conopiales y en el segundo rebajados. Debe datar de los primeros años del siglo XVI. Otra casa, llamada casa Ponpoxo, repite formato, distribución y diseño de los vanos, incluida la puerta de larguísimas dovelas, con IHS en la clave. Se le ha incorporado un escudo barroco, con fecha 1632, que muestra las armas del valle. Va bordeado por una inscripción donde se lee: "ALABADO SEA EL SANTISIMO SACRAMENTO", así como una placa superior donde pone: "CARLOS LAVA/ RI Y MARGARITA/ BELZA IZIERON". Un tercer edificio, llamado casa Otxoa, repite el tipo de portada en sillería y acceso apuntado gótico, aunque las dos ventanas superiores, geminadas en origen, han sido desfiguradas para aumentar su luz. Hacia el final de la calle vemos un caserón que recupera el estilo neoclásico. La fachada, con vanos perfectamente ordenados y dotados de antepechos moldurados, se distribuye en tres pisos. La puerta consta de arco de medio punto con las dovelas decoradas con cajeamientos y rosca exterior moldurada. La línea del salmer se destaca igualmente con sendas molduras a modo de capiteles. Va flanqueada por pilastras clasicistas iguales a las ya descritas, que rematan en alto con bolas y pirámides. La imposta situada a la altura del forjado hace las veces de entablamento, sobre el que hay un frontón partido para dejar lugar a un balcón. Lleva la fecha de 1765.

Detrás de la iglesia el barrio se prolonga mediante algunas alineaciones en general modernas, aunque podemos encontrar uno de los edificios más antiguos del lugar, la llamada casa Burret. Se trata de un bloque de dos alturas y desarrollo horizontal, con la fachada situada en uno de los lados cortos. Se abre con arco apuntado de dovelas medianas, que llevan la rosca moldurada con una media caña. Data sin duda de fines del siglo XV, y sobrevivió por tanto al incendio de 1794. En la clave lleva el anagrama de Cristo IHS y una inscripción en caracteres góticos hoy ilegible. Por encima hay una ventana trífora, conformada por tres arquillos de medio punto de canon muy estrecho y alargado, y una ventana geminada conopial a la que falta el mainel central. Un contrafuerte lateral parece destinado a proteger el acceso de las inclemencias del tiempo meteorológico. Más adelante, una casa exenta con fachada en sillería se abre con arco de medio punto va presidida por un escudo rococó que repite las armas del valle.

El barrio llamado Irigoien cierra el casco urbano por el lado oriental. Además del frente que mira al río, está constituido por una calle paralela a aquella, que sigue una curva de nivel y que prolonga la larga calle antes citada para el barrio Labaria, aunque tal vez en este tramo final la calle se encuentre mejor estructurada y definida. Hay además varias belenas transversales cortas, en suave ascenso, que comunican ambos ámbitos. En la calle alta encontramos casas que repiten los formatos de los primeros tramos, ya reseñados, aunque faltan el tipo tardomedieval. La llamada casa Idiart mantiene el modelo de portalón rebajado con resabios clasicistas, y luce fecha de 1911 en la clave. Las belenas, más estrechas, presentan casas con menores formatos y un carácter más decididamente urbano. En el frente inferior que mira al río el caserío se va disgregando un tanto en esta zona, y las casas mantienen formatos más o menos repetidos, aunque faltan las correspondientes a los estilos más antiguos. Llamaremos la atención sobre una, llamada casa "Bornás", que presenta portal rebajado del tipo reseñado, con fecha de 1887, y que reaprovecha, para una puerta secundaria, un portalón apuntado propio del siglo XV, con nueve dovelas cortas, recorridas por una media caña, y anagrama de Cristo IHS en la clave, donde parece además representarse unas tijeras y una estrellita de ocho puntas.

Hemos dicho antes que al otro lado del río Anduña se desarrollan dos barrios más, comunicados con el resto del casco urbano por cuatro puentes, de los cuales solo uno tiene cierta antigüedad. Presenta dos ojos abiertos mediante arcos de medio punto de amplia luz, y un único tajamar situado en el pilar central y orientado a contracorriente. El pequeño núcleo de Arbea es una alineación de casas que forma una ancha calle, situada en el extremo occidental del pueblo, es decir a la entrada de la carretera procedente de Pamplona y Lumbier. Repite formatos edilicios ya reseñados. Enlaza con el barrio Urrutia mediante una amplia plaza, dedicada al obispo Pablo Gúrpide, en la que preside el edificio de las Escuelas, con una amplia arquería en su planta inferior. En uno de los extremos de este espacio abierto se encuentra un edificio con visos de antigüedad y de carácter fortificado, que fue cuartelillo y hoy en día, convenientemente remozado, está ocupado por el Consultorio Médico. Presenta planta rectangular bien desarrollada, con cuatro torrecillas ultrasemicirculares en las esquinas, que son macizas en realidad y funcionan más bien como contrafuertes, aunque una de ellas conserva en alto una garita de vigilancia. Tiene tres alturas, y tejado a dos aguas con grandes limas. Los muros van enlucidos, salvando un zócalo bajo, y los contrafuertes que van en sillarejo, al igual que un amplio paño en el frente que mira a la plaza, que va en sillería para servir como frontón. Los vanos han sido muy remozados, pero se conserva en uno de los lados cortos una entrada de tradición gótica, conformada por un arco de ligero apuntamiento y nueve dovelas de tamaño mediano, que llevan la rosca recorrida por una media caña. La clave va decorada por un escudo que reproduce en su campo un motivo tres veces repetido, que consta de escudete con estrella de siete puntas surmontado por un creciente reversado. Este escudo con estrella y creciente aparece reproducido en el Libro de Armería del Reino de Navarra como perteneciente al linaje bajonavarro de Urrutia. No obstante, a la vista de las pruebas, bien pudiera tratarse en realidad de la representación de este palacio de Ochagavía, en cuyo caso pudo ser el palacio el que dio al barrio el nombre de Urrutia. Esto, además, no molestaría en nada a la etimología del nombre, que viene a aludir a la posición separada o alejada del lugar.

A continuación se sucede una alineación de casas que se adosan entre sí dejando algunos pasos a modo de callejas o belenas. Son casas de formato medio, con muros enlucidos que salvan esquinas y enmarques, y presentan tres alturas casi siempre. Los vanos son rectos en lo que a las ventanas se refiere, habiendo gran diversidad de formatos en las puertas. Las más antiguas corresponden a los tipos apuntados de tradición gótica, siguiendo con las de medio punto y con una última fase donde parecen alternar las puertas adinteladas con aquellas que lucen arcos rebajados como en los que hemos visto al otro lado del río, y que nos remiten ya a los siglos XVIII y XIX, siempre dentro del período de reconstrucciones abierto tras el incendio de 1794. La casa marcada con el nº 26 repite modelos ya reseñados, sobre todo por el portalón rebajado de su acceso, así como un escudito dieciochesco con las armas de Salazar. La casa que sigue procede de la reforma, muy profunda, de un edificio gótico, del que conserva su arco de acceso apuntado, con IHS en la clave e inscripción de difícil interpretación. Algo más adelante hay un caserón de desarrollo horizontal y dos alturas, bajo tejado de teja plana con dos vertientes y grandes limas. La fachada va enteramente en sillería dispuesta a hueso. Los vanos son rectos, a excepción del medio punto de la puerta, que lleva dovelas cortas y rosca moldurada con un baquetón. En la clave luce una inscripción incisa en la que se lee: "JUAN RECARI/ ME FECIT/ AÑO 1612". Hay así mismo un escudo barroco con cueros retorcidos y armas del valle de Salazar. Se trata de una casa que nos remite a otro de los patrones constructivos existentes en Ochagavía antes del incendio del siglo XVIII y nos da pistas sobre su aspecto original, pues no en vano muestra elementos comunes con otras casas antiguas ya descritas como Asa, Osaba, Ponpoxo y Otxoa.

  • Parroquia de San Juan Evangelista

Varias fábricas han ocupado el lugar de la actual iglesia. Así, parece ser que hubo un primitivo templo protogótico, del tránsito del siglo XII al XIII, del que puede quedar algún resto fragmentario, y que fue reedificada en estilo gótico tardío, propio del XVI, momento al que pertenece la portada. En el año 1543 se destruyó en un incendio, y a la reconstrucción consiguiente obedece la fábrica actual, al margen de alguna intervención posterior de menor importancia.

La planta consta de una única nave, dividida en tres tramos de longitud diferente, de los cuales el de los pies es más corto, mientras que el correspondiente al crucero se resalta con mayor tamaño. Dos capillas laterales hacen las veces de brazos del transepto. El acceso se abre por el lado de la Epístola, a la altura del segundo tramo, y va protegido por un pórtico, desde el que se accede a otra estancia que alberga la escalera de acceso al coro y a la torre. En el muro opuesto y adosado al segundo tramo hay una capilla bautismal, con acceso exterior independiente. La primitiva sacristía, añadida en época barroca, se adosa a la cabecera, y es una estancia pentagonal irregular, adaptada a uno de los lados del ábside, y que daba acceso a una segunda estancia menor, de planta también irregular, que pudo ser a su vez la sacristía de la fábrica tardogótica, pues data del XVI. En el siglo XVIII se construyó una nueva sacristía, adosada a estas estancias por el lado oriental. Tiene planta rectangular, y se construyó exactamente encima de una estancia anterior, que parece proceder de la fábrica medieval construida hacia el 1200. Sobre su funcionalidad se ha especulado mucho, y se pensó que pudiera tratarse de una antigua sacristía, no en vano en el pueblo es conocida como "Sakristazaharra", aunque lo más posible es que se trate de una antigua cripta.

Los muros son de sillarejo de buen tamaño y bien escuadrados, pudiéndose distinguir diferencias en función de las etapas constructivas. Al interior van enlucidos. Para dotarle de iluminación se perforaron con cuatro ventanas en el muro de los pies, dos de ellas modernas y de medio punto, más un óculo y un tragaluz. En el muro de la Epístola se abren otras dos, una de ellas del XVI, rematada con arco de medio punto, y otra moderna, rectangular y abocinada, situada en el brazo sur del transepto. A los pies de la nave se alza un coro alto, con arco de embocadura escarzano.

Todo este conjunto de dependencias se cubre con un variado sistema de bóvedas. La nave recibe tres tramos de bóveda de crucería de tradición gótica y con diseños estrellados, más complejo sobre el crucero, y la cabecera se cubre con una bóveda estrellada adaptada a la planta pentagonal. Los brazos del transepto lucen sendos tramos de bóvedas de terceletes. Los nervios apean sobre ménsulas encastradas en el muro, unidas a su vez por una imposta que recorre todo el perímetro interno de la iglesia. El bajo coro se cubre también mediante bóveda de terceletes, y sus nervios apean sobre pilastras de sección trapezoidal y columnas adosadas. La sacristía barroca recibe una cubierta de crucería adaptada a la planta irregular, mientras que la capilla bautismal luce un cielo raso moderno. En cuanto a la sacristía dieciochesca, tiene tres tramos de bóveda de lunetos de tradición barroca, separados por arcos fajones de medio punto, que apean sobre una imposta que recorre toda la estancia. Por último, la estancia llamada "Sakristazaharra" recibe dos tramos de bóveda de crucería simple, con nervios gruesos que remiten a principios del siglo XIII. Va articulada por un arco fajón que apea sobre pilastras trapezoidales.

Al exterior, la torre va adosada al primer tramo de la nave, por el lado de la Epístola, y tiene fuste de planta cuadrada, con las esquinas achaflanadas, y va perforado por algún vano menor, así como por los medios puntos para las campanas. Remata con un tejadillo piramidal cubierto por tablilla de madera, último resto de lo que antiguamente fue el sistema de cubrición generalizado en esta zona de Navarra. El pórtico es de planta irregular, y se abre por grandes arcos de medio punto que apean sobre machones de piedra. Al interior se cubre por un tramo de bóveda de cañón, flanqueado por sendas bóvedas de arista. Cobija una portada tardogótica, abierta mediante arco apuntado y abocinado, cuyo derrame se salva mediante una serie de baquetoncillos muy estilizados, que lucen capitelillos con poca decoración. La luz del arco ha sido reducida a posteriori con un tímpano decorado con motivos vegetales y dos palomas en vuelo, que cruzan sus cuellos.

El interior va presidido por el monumental retablo mayor que ocupa el presbiterio, una de las obras cumbre de la retablística navarra. Es obra romanista, ejecutada por el escultor y ensamblador Miguel de Espinal. Su ejecución, tasada por el gran Juan de Anchieta, conllevó una serie de pleitos que impidieron que se pagara en vida de su autor, por lo que sus sucesores continuaron con el proceso.

La traza tiene planta ochavada para adecuarse a la cabecera, y va ordenada conforme a los cánones clasicistas. Consta de banco, cuatro pisos distribuidos en tres calles y cuatro entrecalles, y ático rematado con tres frontones triangulares, con dos aletones que flanquean en Calvario. Se articula mediante columnas de orden jónico y corintio, y conserva el sagrario original. En cuanto al programa iconográfico, consta de relieves en el banco y en las calles laterales, y esculturas de bulto, cobijadas en hornacinas de medio punto, en la calle central y en las entrecalles. En el banco se representan doncellas portadoras de los Símbolos de la Pasión, alternando con figuras de hermes. En el primer piso vemos a los Cuatro Padres de la Iglesia Latina, es decir San Gregorio, San Jerónimo, San Agustín y San Ambrosio, así como las escenas redivarias de la Oración en el Huerto y el Prendimiento. En el segundo cuerpo Santo Tomás, San Pedro, San Juan Evangelista, San Lucas y San Marcos, más las escenas del Martirio Ante Portam Latinam y la Predicación de San Juan, titular del retablo. En el tercer piso identificamos las tallas de bulto de San Bartolomé, San Bernabé, Santiago y otro apóstol, más un escudo central liso y los relieves de Cristo ante Anás y Cristo a la Columna. En el piso superior anotamos un santo obispo, San Mateo, La Virgen con el Niño y San Simón, además de otro apóstol y los relieves del Ecce Homo y Jesús camino del Calvario. En el ático figuran San Roque, San Jerónimo Penitente, San Francisco de Asís, San Sebastián y el Calvario central. Por encima y asomando de una torreta bendice el Padre Eterno.

En el lado de la Epístola y en la capilla correspondiente al brazo sur del transepto vemos el retablo de Santiago, también de Miguel de Espinal. Luce banco con tabla central de San Jorge matando al dragón, entre las tallas de bulto de San Esteban y San Lorenzo. En el cuerpo preside la imagen de Santiago, ataviado como peregrino, flanqueado por Santiago Matamoros y la Degollación del santo. Por encima anotamos las Cuatro Virtudes Cardinales en relieve, y las tallas de San Antonio Abad, Santo Domingo, Santa Ana, otro santo y San Blas. Dentro de esta capilla cuelgan sendos lienzos barrocos, obra del siglo XVII, representando a San Juan Bautista con el Agnus Dei y Santo Tomás. Ya en el presbiterio, anotamos el retablo de San Francisco Javier, barroco del XVII, con una imagen moderna del santo.

En el lado del Evangelio y dentro de la capilla bautismal, vemos una pila sacramental ejecutada en jaspe, obra dieciochesca, así como sendos púlpitos de madera del siglo XVI. Dentro del brazo septentrional del transepto se encuentra el retablo del Sagrado Corazón, que es una máquina barroca del XVIII, compuesta por banco, un único cuerpo articulado mediante columnas salomónicas y ático con estípites entre aletones. La talla titular es de filiación moderna, pero en el ático lleva una escultura de San Ramón Nonato, del tiempo de la traza.

Todavía en el transepto sur vemos el retablo de Santa Catalina de Alejandría, obra de Miguel de Espinal y contratado al mismo tiempo que el retablo mayor y el colateral de Santiago. La traza muestra banco, un cuerpo y ático. En cuanto a la iconografía, en el banco figuran María Magdalena, otra santa mártir, el relieve central de Santa Catalina, Santa Margarita y Santa Lucía. En el cuerpo preside la imagen titular, de bulto, flanqueada de sendos relieves con la Santa ante los jueces y su Decapitación. Por encima figuran las Cuatro Virtudes Cardinales, Fe, Caridad, Fortaleza y Prudencia, y coronan las imágenes de bulto de San Fermín, San Nicolás y San Eloy, más los relieves extremos de Santa Águeda y Santa Apolonia.

En el coro podemos encontrar un lienzo del siglo XVII, barroco, que representa a la Inmaculada Concepción, así como una sillería de coro de la mano de Miguel de Espinal, con trece asientos en cuyos respaldos se representan arquitecturas, salvo el central en el que hay una talla de San Gregorio como pontífice. El órgano data de 1920 y es obra del taller Eleizagaray.

En la sacristía, por último, se custodia una sillería de coro barroca, con diecinueve sitiales, así como un sagrario rococó del XVIII, y un retablito barroco con una talla de la Virgen del Rosario, contemporánea de la traza. Hay asimismo diversas piezas de platería.

  • Ermitas

Pérez Ollo cita las ermitas de San Martín, San Esteban y Santa Cruz, las tres desaparecidas a causa del ataque francés de 1794, así como las de Nuestra Señora de las Nieves y Muskilda, esta última también afectada por la citada guerra, pero posteriormente restaurada.

La ermita de Nuestra Señora de las Nieves se encuentra en Larrainzaharra, en la Selva de Irati y a 23 kilómetros del pueblo, en la confluencia de los ríos Urtxuria y Urbeltz, punto en el que nace el río Irati. Se trata de un edificio de gran sencillez, edificado en 1954 según planos de Tomás Arrarás, con planta de una única nave, terminada en ábside semicircular, muros de mampostería enlucida, perforados por ventanas de medio punto, techumbre a dos aguas sobre estructura de madera y espadaña sobre el muro de los pies. Luce, al exterior y al interior, una serie de pinturas murales, con temas pastoriles y religiosos, realizadas por Pedro Lozano de Sotés y Francis Bartolozzi en 1956.

La ermita de Nuestra Señora de Muskilda se encuentra en una elevación, a unos dos kilómetros de la localidad de Ochagavía. El edificio data del siglo XII, aunque ha sido intensamente transformado en épocas posteriores, y se completa con la casa del ermitaño, que es un caserón del siglo XVIII.

Al interior presenta planta de tres naves divididas en tres tramos, con cabecera rematada en testero recto y a la cual se adosa la sacristía y alguna otra dependencia. Los muros son de mampostería enlucida y con cadenas de sillar, y el acceso, situado en el muro de la Epístola, consta de un arco de medio punto con dos arquivoltas. La nave central se cubre mediante bóveda de cañón, y las laterales con cuartos de cañón. Los arcos fajones apean sobre columnas y ménsulas encastradas en el muro.

Al exterior, la torre se levanta sobre el primer tramo de la nave central, y consta de fuste corto, realizado en entramado de madera cuajado de mampostería y enlucido. Remata con un tejado cónico de tablilla de madera.

El interior va presidido por un retablo protegido por una reja gótica. Se trata de una obra barroca, obra del artista de Sangüesa Pedro de los Ríos, en cuya hornacina puede verse la imagen de la Virgen de Muskilda, gótica del siglo XIV o principios de la siguiente centuria.

  • CARO BAROJA, J. La casa en Navarra, Pamplona, vol. III, C.A.N. 1982, pp. 293-296.
  • FERNÁNDEZ-LADREDA, Clara. Imaginería medieval mariana. Pamplona: Gobierno de Navarra, 1988, pp. 259.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C. La escultura romanista en Navarra. Pamplona: Gobierno de Navarra, 1986, pp. 25, 27, 31, 33, 40, 41, 46, 49, 54, 63, 74, 75, 77, 78, 79, 81, 83, 85, 86, 87, 88, 90, 93, 94, 118, 224, 233.
  • GARCÍA GAÍNZA, M.C. (et. alt.). Catálogo Monumental de Navarra, vol. IV**, Merindad de Sangüesa, Jaurrieta-Yesa. Pamplona: Gobierno de Navarra, Arzobispado de Pamplona, Universidad de Navarra, 1992, pp. 493.
  • PÉREZ OLLO, Fernando. Ermitas de Navarra. Pamplona: C.A.N., 1983, pp. 181-183.
  • LACARRA DUCAY, Mª Carmen (et. alt.). Navarra, guía y mapa. Estella: C.A.N. 1983, pp. 182.
  • MENÉNDEZ PIDAL, Faustino; MARTINENA, Juan José. Libro de Armería del Reino de Navarra. Pamplona: Gobierno de Navarra, 2001, pp. 89.

JAS 2011

Todos los años, en la festividad de la Virgen de septiembre, tiene lugar un viejo ritual coreográfico en honor de la Virgen de Muskilda. Bajo esta advocación mariana se esconde todo un viejo culto al roble, árbol sobre el que, según la tradición, se apareció la Virgen. La leyenda posee una estructura semejante a otras que existen en el País Vasco relacionadas con la construcción de ermitas. Los danzantes de Muskilda forman un grupo de ocho bailarines con un personaje central que se conoce con el nombre de "Bobo". El día principal de la fiesta (8 de septiembre) se visten con trajes de color blanco, adornando el cuello con un collar de cintas de colores. La cabeza se tocan con un sombrero pequeño y redondo realizado sobre seda bordada de las que se emplean para confeccionar casullas. Sobre las espinillas se colocan cascabeles. El "Bobo" lleva un traje de paño en rojo y verde en colores contrapuestos que le confiere un matiz arlequinado. Se encarga de repartir los utensilios para la danza, castañuelas y palos que se construyen con madera de boj, todos los materiales son guardados en una alforja. El momento de la danza donde el "Bobo" adquiere una acusada personalidad es el momento de bailar la danza de pañuelos (pañolo-dantza) cubriéndose la cara con una máscara bifronte teniendo todo el aspecto de un "Jano" y dirigiendo la danza con un largo bastón, su cabeza emerge entre los dos primeros bailarines y las sinuosidades coreográficas nos muestran los movimientos de una serpiente o dragón, viejo símbolo de las fuerzas otónicas. Los bailarines realizan cuatro danzas de palos de parecidos cambios coreográficos con movimientos de contenido solar, en sentido favorable a las agujas del reloj, que constituyen una notable excepción en las danzas de este tipo en el país.

El ciclo de danzas responde a las siguientes titulaciones: Paseo, Enperadorea, Katxutxa, Dantza, Modorro, Pañolo-Dantza, Jota. Julio Caro Baroja, los describe así:

"La figura primera es la llamada "El Emperador"; consiste en un entrecruzamiento de dos grupos de cuatro, que con sus palos se golpean. La figura segunda, con otro ritmo, propiamente una "makil dantza", consiste en un entrecruzamiento parecido al de la primera. La tercera figura es el "Tru-la-lá", más rápido y alegre aún que los anteriores. En cambio, la quinta, a la que se llama el "Modorro", como su nombre lo indica, es muy lenta. Los danzantes golpean el suelo con sus palos, como si estuvieran escardando, y quedan en ocasiones como hipnotizados o dormidos. Luego hay unos juegos de pañuelos y una escena curiosísima. El "Bobo" pasa bajo sus compañeros, que sostienen los pañuelos formando triángulos sobre su cabeza, simulando él también la escarda. Una jota final, individual, en que cada uno baila en honor del que le sigue, parece cerrar la danza. El último en bailar dicha jota es el "Bobo", y consta ésta de tres partes: pies entrelazados, giros y andorga. Al día siguiente hay un banquete para los danzantes."

Referencias: Caro Baroja, Julio: Ritos y mitos equívocos, Madrid, 1974; Amarás, F.: Danzas e indumentaria de Navarra, Pamplona, 1983; Jimeno Jurío, José María: "Ochagavia" en Navarra. Temas de Cultura Popular n.° 148; Barber Arregui, F.: "Musquilda y sus danzas" en Navarra. Temas de Cultura Popular, n.° 384; Festival de Danzas, Música y Coros, 2.° Semana Cultural; San Sebastián, 1982.

Está enclavada en el corazón de la selva de Irati. La romería, muy vistosa, reúne gran número de devotos de los valles de Salazar y Roncal, que acuden con sus atuendos típicos. Hay varias misas y una de ellas solemne, en la campa a la que se traslada procesionalmente a la Virgen. Terminada la misa se reintegra la imagen a la ermita hasta el año siguiente. Luego se celebra junta, en la que se designa nuevo mayordomo. Esta tiene lugar el domingo anterior al 15 de agosto.

Los tres domingos y jueves que preceden al domingo de Quincuagésima prologaban los carnavales. De los domingos aludidos no se recuerda nombre particular alguno que les distinguiese, y a los jueves de referencia se denominaba de Compadre, de Comadre y de Lardero, siendo este último el anterior al domingo de Carnaval. Los disfrazados postulaban por la tarde. Las cuestaciones correspondientes las llevaban a cabo en grupo, por parejas y en solitario. Las cuadrillas contaban con la cesta y el asador, empleados para acarrear los huevos y el tocino. Repartidos en varias casas, los "mutikoak" merendaban con las viandas recogidas en la petición. Más tarde, enfrascados en diversos juegos infantiles, el toque de oración cerraba las horas de asueto y entretenimiento. La celebración del domingo de Carnaval era también vespertina. A continuación de las vísperas, a las dos y media, los disfrazados aparecían en la calle, ocultando su identidad tras una máscara. Muchos "torikoak" se ataviaban de mujer y a otros gustaba moverse torpemente, embutidos en amplio saco de arpillera con hierba o helecho -"zakua belar edo iratzakin"-. En el baile en la plaza se reunía todo el pueblo. Al son de la guitarra y bandurria bailaban los jóvenes, las casadas, los casados y los "torikoak", que se divertían desenmascarados. Después del toque de oración, las calles quedaban para los jóvenes y los hombres casados. Solteros y casados que, más tarde, pedían integrados en varias cuadrillas, llevando consigo bandurrias y guitarras. Cenaban en las casas designadas con antelación, y a continuación partían en ronda por la calle. De esta manera, moviéndose dentro de la más contagiosa alegría, transcurría la noche del domingo de Carnaval. El lunes de Carnaval no se trabaja. Las calles se veían concurridas y los jóvenes comían, bailaban y cenaban en la casa de su respectiva cuadrilla o "kuadrillan etxean". A la cena seguía la ronda de costumbre. El martes de Carnaval solía ser asimismo festivo, aunque los disfrazados no salían hasta después de las vísperas. En el Carnaval del martes participaban mas "torikoak" que el domingo, y entre ellos figuraban varios casados. Los vaqueros abandonaban sus bordas e intervenían también en el baile o en la plaza. Estos "unhaiak" calzaban abarcas. Llevaban vistosos peales de lana, ajustados por medio de cintas o tiras de las abarcas y un cordón de lana hasta casi la rodilla. Vestían también saya y chaqueta de lana hilada en casa y tejida en el pueblo. En el cuello no les faltaba el pañuelo, asimismo de lana. Se peinaban con dos trenzas que llegaban hasta más abajo de la cintura y estas coletas iban rematadas con la correspondiente cinta negra. Después de 1936, el Carnaval de esta localidad desapareció.

Referencia. Juan Garmendia Larrañaga: Carnaval en Navarra].

Canciones populares vascas: Kristo sortzen duzu: Xinkoak dizula egun on. (Ref. Resurección María de Azkue: Cancionero Popular Vasco, 964, 852). Cantares de Navidad. (Ref. Anuario de la Sociedad de Eusko Folklore 1933, p. 17).

AAA

Celebra fiestas de la Natividad de la Virgen el 8 de septiembre, en la ermita de Muskilda. Romería en la primera quincena de agosto a la ermita de Ntra. Sra. de las Nieves. Y se acude a la ermita de San Pedro el 12 de marzo y el 29 de junio. Celebra también fiestas el 27 de diciembre.

AAA

Parroquia dedicada a San Juan evangelista, arciprestazgo de Roncal-Salazar, obispado de Pamplona. Ermita de Ntra. Sra. de Muskilda, Ntra. Sra. de las Nieves erigida en 1954, y de San Pedro. Desaparecidas ya las de Santa Cruz, San Martín, San Esteban y San Blazkoa. El patronato de la iglesia parroquial pertenecía en el siglo XV al rey, que lo cedió al monasterio de Roncesvalles.

AAA