Políticos y Cargos Públicos

Monzón Ortiz de Urruela, Telesforo

Otea.

Escritor, político y líder nacionalista vasco nacido en Bergara (casa Olaso) el 1 de diciembre de 1904. Falleció en Baiona el 9 de marzo de 1981.

Estudió derecho en Madrid (sin acabarlo) y se afilió al PNV al reunificarse en 1930 siendo elegido concejal de su villa natal en las históricas elecciones municipales de 1931 que propiciaron la proclamación de la II República.

Durante el primer proceso estatutario vasco obtuvo de su ayuntamiento que éste propusiera, al igual que lo hicieron otros, las enmiendas religiosa y de los diez años al Estatuto de la Sociedad de Estudios Vascos, enmiendas que luego determinarían la transformación de éste en el Estatuto confesional de Estella. Fue elegido diputado en Cortes durante dos legislaturas (1933-1936). Su trayectoria republicana puede seguirse a lo largo de sus actos públicos, conferencias y mítines. Presidente del GBB y miembro del EBB, se puede decir que abarcó con su oratoria todo Hegoalde. Su palabra cálida, tanto en euskara como en castellano, movía multitudes. Señalamos los actos siguientes:

1931. Conferencia en Eusko Etxea de Donostia, en Juventud Vasca de Hondarribia y en Eusko Etxea de Zarautz; mítines en Andoain, Oiartzun y Legazpi; en la inauguración del Batzoki de Getaria; conferencia en Gasteiz en la inauguración de Juventud Vasca; en Emakume Abertzale Batza de Bilbao; inauguración de Eusko Etxea de Eskoriatza

1932. En el Teatro Gayarre de Pamplona; Casa Social de Ondarreta, Bilbao; Eusko Etxea de Donostia, presentación de Elvira Zipitria; mitin pro-Estatuto en Oñate; escuela de Declamación vasca de Donostia, con Hernandorena y Altzeta; Durango, Teatro Tabira. En este acto estuvieron presentes Don Luis de Arana-Goiri y el BBB en pleno; mitin pro Estatuto en Villabona, con Altzeta, M. Irujo y Julene de Urzelai; inauguración del Batzoki y Emakume Abertzale Batza de Amurrio; Durango, inauguración del Batzoki y estreno de Iru Gudari. Intervienen Monzón, Basaldúa y la navarra Julia Fernández Zabaleta. Se celebra en Bergara el I Congreso de Estudiantes Vascos. Intervienen Lojendio, Arilla, Urkaregi, Etxegarai, Apraiz, Onaindía, J. A. de Aguirre y Monzón; inauguración de Emakume A. B. y Eusko Gaztetxu de Oiartzun; inauguración de Emakume A. B. de Begoña; inauguraciones de los Batzokis de Basauri y Elantxobe; Tafalla, inauguración de Eusko Etxea; Tolosa, Asamblea del PNV donde se proclama la actual ikurriña como bandera nacional, interviniendo también D. Luis de Arana-Goiri

1933: Bilbao, en el Frontón Euskalduna se realiza un acto de protesta por el acuerdo de derribar el monumento al Sagrado Corazón. Discursos de María Teresa de Zabala, Manuel Irujo, Monzón, Landáburu y Egileor; Ordizia, mitin con Julene de Urzelai, Arteche y Monzón; Barcelona, salón de actos de Palestra, conferencia sobre el "Nacionalismo vasco"; Aberri Eguna de Donostia con el lema "Euzkadi-Europa", asistiendo el estoniano Dr. Ammende, secretario del "Congreso de Minorías Nacionales". Monzón en Navarra: Pamplona, Lekunberri, Elizondo y Tafalla

1934. Domingo 2 de septiembre, 11 de la mañana. Tumultuosa reunión de parlamentarios y autoridades municipales de elección popular. Había llegado una representación de parlamentarios catalanes de Esquerra Republicana de Cataluña que fue invitada personalmente por Monzón. Zumárraga aparecía prácticamente tomada por los guardias de asalto y otras fuerzas. La presión del gentío, a cuyo frente iban los parlamentarios J. Antonio de Aguirre, Indalecio Prieto, Telesforo de Monzón, etc., arrasó a las fuerzas de represión, llegando hasta el Salón de Sesiones. Presidió y habló el diputado por Bizkaia Indalecio Prieto, ex-ministro de la República. A continuación habló Monzón, en euskara, con la oposición del gobernador civil Sr. Muga interrumpiéndole.

El acercamiento del PNV a la izquierda no impidió, sin embargo, que tuviera también contactos con la derecha contrarrevolucionaria en abril de 1936, contactos en los que Monzón llevó la representación de su partido.

Ante la confusión reinante en Donostia por las noticias que difundía la Radio, las autoridades del Partido Nacionalista creyeron oportuno, como medida de seguridad, pasar de la sede del Gipuzko Buru Batzar a otro lugar de absoluta confianza, a la Academia Estornés Ikastetxea, de Legazpi 5-1.° izquierda, cuyo cartel bilingüe del balcón medía 7 metros.

"Quedamos asombrados viendo allí a los diputados D. Telesforo de Monzón, D. Manuel de Irujo y D. José María Lasarte acompañados del solidario Justo Antoñanzas, que vivía en el 4.° piso, y creo que Arcelus, (Luzear). No recuerdo quién traía un saco con los fondos y documentos del PNV que habría de pasar más de una semana debajo de una cama. Una noche de llamadas telefónicas pasada en vela. Estábamos Dña. Martina Lasa, y Dña. Eleuteria Lasa con sus hijos Bernardo, Mariano, Alfonso y María del Pilar". (Memorias inéditas de Mariano Estornés).

A las 8 de la mañana del 19 de julio se fueron a misa de los PP. Capuchinos, todos menos Antoñanzas que había subido a dormir a su piso. De allí, donde el gobernador civil, D. Jesús Artola, notificándole la posición del PNV junto a la legalidad republicana, Telesforo Monzón pasó a formar parte de la Junta de Defensa dimitiendo pronto por disconformidad con algunos fusilamientos.

El comisario de guerra Larrañaga cedió el local del Círculo Tradicionalista de San Sebastián al Gipuzko Mendigoizale Batza, entidad que hizo un llamamiento a la juventud vasca para enrolarse en el incipiente Euzko Gudarostea. Esta iniciativa se afianzó definitivamente en Loyola-Azpeitia, tomando las riendas de la organización José María Lasarte, Monzón, Careaga, Irujo, Saseta, dirigentes de ELA-STV, etc. Los nuevos gudaris llegaban sin armas.

Aguirre se revela como cronista respecto a la vida de Monzón durante la guerra:

"Había terminado el acto (constitución del primer Gobierno Vasco el año 1936 bajo el árbol de Guernica) de mi jura, cuando llegaba apresuradamente del extranjero uno de los amigos que enviamos a comprar armas a Francia. El viaje de vuelta lo había realizado en una gasolinera, burlando la vigilancia de los barcos de guerra franquistas. Era Telesforo de Monzón, un joven de mi misma edad, a quien yo había nombrado ministro de la Gobernación del nuevo Gabinete Vasco, sin él saberlo. -Todo está arreglado- me dijo nerviosamente Monzón. -¿Arreglado, qué?- le interrumpí. -Lo de la compra de armas- me contestó. Dentro de pocos días llegarán de Hamburgo cinco mil fusiles y cinco millones y medio de cartuchos".

Un pesquero vasco llevó las armas a Bilbao. A cargo de Monzón corrió la constitución de la policía autónoma "Ertzaina", y su sección motorizada, que prestaron tan grandes servicios, no ya sólo al orden general, sino incluso a las necesidades de la guerra. Se constituyó una sección denominada "De Orden Público" compuesta por elementos garantizados por todos los partidos políticos.

"La compenetración de las fuerzas con el consejero de Gobernación fue extraordinaria y el pueblo se vio asegurado desde entonces por la ejemplaridad y la justeza de las decisiones que fueron adoptadas y por el orden perfecto que reinó en todo tiempo en el País".

Anteriormente, el Gobierno Vasco había disuelto la Guardia Civil y los Guardias de Asalto. (Ref. El informe del Presidente Aguirre al Gobierno de la República. Bilbao, 1978).

Pese a su diligencia no pudo, sin embargo, evitar Monzón el asalto a las cárceles de Bilbao acaecida el 4 de enero de 1937 tras el bombardeo de la ciudad por 22 aviones del Ejército faccioso, 9 trimotores de bombardeo y 13 cazas. La polémica que se instaló en el seno del Gobierno vasco a raíz de estos sucesos se liquidó con la confirmación de Monzón en el cargo pero originó la primera discrepancia entre Aguirre y Ajuriaguerra, hombre este último del aparato del PNV.

Telegrama:

"De Monzón, consejero Gobernación del Gobierno Vasco a presidente Consejo Ministros, ministro Marina-Aire, Irujo, Leizaola-. Valencia -de Bilbao, abril 1937-. Guernica fue. Hoy no es más que brasa y cenizas. En este momento arde todavía pueblo tres horas bombardeo intensísimo bombas incendiarias lo han destrozado totalmente. Diez mil mujeres, niños huyen carreteras temiendo ser ametrallados por aviación mañana al amanecer como lo fueron esta tarde. Ante esta catástrofe con amenaza hecha hoy mismo destrozar incendiar Bilbao esta semana sólo suplicamos háganse cargo situación angustiosa". (Informe, op. cit.).

George Steer: The Times, 29 abril de 1937:

"...unidades de las fuerzas de bomberos y la policía vasca motorizada, bajo la dirección del ministro de Interior, señor Monzón (Telesforo Monzón, del Gobierno vasco), y su mujer continuaban el trabajo de rescate hasta el alba".

"Aquella noche la pasé en vela con los dos ministros vascos que se habían quedado conmigo (T Monzón y H. de la Torre), el resto del Gobierno había salido por orden mía para Francia a organizar la ayuda de los 150.000 vascos emigrados ya". Más adelante precisa el momento de su salida el lendakari: "Venían conmigo mis compañeros de Gobierno, Torre y Monzón. Llegamos al aeródromo en medio de un nutrido bombardeo de aviación, pero como una espera en el refugio podía significar la pérdida del aparato, empujamos entre todos el viejo Negus y de una sola arrancada ascendimos internándonos en el mar, volando cerca del crucero Canarias, que preparaba su entrada en el puerto de Santander". (Ref. José Antonio de Aguirre, De Guernica a Nueva York pasando por Berlín. Ekin. B. Aires, 1944).

Establecido en Francia con el resto del Gobierno trabaja por conseguir el canje de prisioneros (Ginebra, 1937) y la salida de los refugiados vascos de los campos de concentración (Saint-Cyprien sur Mer, 1939).

Tras la ocupación alemana se dirigió a México, embarcando en Marsella en el "Alsina", tardando once meses en hacer la travesía, con numerosos incidentes y detenciones de sus pasajeros en Casablanca y Dakar.

En 1946, con los demás componentes del Gobierno Vasco se instaló en París, permaneciendo en el Gobierno, tras la forzada dimisión del comunista Carro, hasta su propia dimisión por discrepancias relativas a la política de alianzas del PNV, con el resto de sus componentes en 1952. "Mi salida del Gobierno Vasco, anterior al Congreso (de 1956), obedeció a la misma convicción: no podíamos jugarnos la libertad vasca a la sola solución republicana española" explicará en 1977 respondiendo a la acusación de monarquismo (juanismo) lanzada por un ex correligionario suyo (Deia, 4 set.), vehiculizada de forma bastante frívola por algunos cronistas. Ello no obstó para que Monzón siguiera perteneciendo al PNV y el cadáver de José Antonio Aguirre fuera velado en su casa "Mende Berri" de San Juan de Luz en agosto de 1960.

Sus relaciones con los círculos monárquicos de la oposición se habrían anudado "con pleno conocimiento de ambos lendakaris (Gobierno y Partido) y por mandato expreso de este último, Dr. Ziaurriz".

Habiéndose distanciado de sus compañeros políticos y generacionales, Monzón comenzó a verse cada vez más atraído por la nueva generación nacionalista nacida a finales de los 50, especialmente por las gentes de ETA que van acogiéndose al exilio de Iparralde durante los años 60. En 1969 se crea en San Juan de Luz "Anai Artea" con el objetivo de dar acogida humanitaria a esta segunda generación de refugiados vascos. Monzón es nombrado presidente de la misma y el P. Larzábal secretario. El nombre de la nueva institución salta en diciembre de 1970 a todas las páginas de la actualidad al convertirse en mediadora en el secuestro del cónsul alemán Eugenio Behil, acción que sirve de relanzamiento político a Monzón y pasea el nombre de ETA por el mundo. Según sus propias palabras:

"el nacimiento de ETA por los años sesenta, fue el nuevo chispazo que tomó el relevo de esos viejos gudaris; y renovó la esperanza, dando a la Resistencia Vasca una nueva envergadura; y extendiendo por el mundo el nombre de Euskadi. Cambiando, como lo hizo, la propia historia de España".

A partir de estas fechas Monzón apoyará el movimiento político que comenzará a aglutinarse en torno a ETA haciéndola el pivote fundamental de su política en pro de un Frente Nacional Vasco o Frente Abertzale. En octubre de 1976 formó parte de la Comisión que llevó la presencia vasca a la Bienal de Venecia de ese año siendo recibido por el Dr. Rico, alcalde de la ciudad.

Al finalizar la dictadura de Franco, Monzón fue autorizado el 14 de julio de 1977 por las autoridades españolas para regresar a Hegoalde. La víspera había asistido a una reunión de su partido en la que fue conminado a someterse a la disciplina del mismo, a lo que respondió que creía poder hacer más "totalmente libre que sometido a la disciplina de una Organización" poniendo en los días siguientes su dimisión en manos de la Junta municipal de Bergara. El 21 de ese mes aparecía sorpresivamente en el frontón de Durango ante el público en compañía de los militantes de ETA extrañados por el Gobierno español al N. de Europa con la finalidad de que no interfirieran en el proceso electoral en curso. Su popularidad es inmensa y sus canciones de lucha -Ixiaren semea, Batasuna, Lepoan hartu eta segi aurrera, Bai euskarari, etc.- interpretadas por "Peio eta Pantxoa" sirven de música de fondo de la transición política en tierra vasca. Su actitud intransigente pero afable, su decidida defensa de la lucha armada ("la guerra no ha terminado"), su figura elegante y algo teatral, lo convierten en la figura mítica del nacionalismo radical que inicia su ascensión con la multitudinaria Marcha de la Libertad celebrada en verano de 1977, tras unas elecciones ganadas por las fuerzas reformistas y el nacionalismo moderado. Durante estos años el Ministerio del Interior español presentará contra él siete querellas por apología del terrorismo. Mientras, ha acuñado ya su slogan más célebre: "Los gudaris de hoy son los continuadores de los gudaris de ayer". Las condiciones esenciales para que "la guerra" (el terrorismo de ETA) cese, las estipula de esta forma:

"1.ª La liberación de todos los prisioneros de guerra, digo bien, prisioneros de guerra, porque estos señores que para algunos son bandidos o terroristas, digo bien alto, que son los héroes nacionales de Euskalherria hoy, y por tal los tiene Euskalherria hoy. 2.ª El fuero, no digo los fueros. Es decir, la soberanía. Esto no tiene nada de nuevo. Es tan nuevo y futurista como tradicional. El fuero no es un libro, ni una ley, es la potencia de poder hacer la ley. Lo tercero es que hay que pasar por una época transitoria y para ello exigimos que desde el momento que se establezca en Madrid un gobierno verdaderamente democrático, exista en Euskadi un gobierno autónomo con un parlamento, unas leyes, con un poder judicial, de enseñanza, etc., que podía basarse -en esto no hago hincapié- en el Estatuto de Estella, porque fue aprobado tres veces por el conjunto de Euskadi Sur. (Sic)".

Al aproximarse las elecciones generales de 1979 y constituirse la coalición integrada por ANV, ESB, HASI y LAIA forma parte de la misma como personalidad independiente (sintiéndose, según confiesa, más jelkide que nunca). Durante la campaña electoral -tras la cual será elegido diputado por Gipuzkoa-, hallándose en un encierro pro amnistía fue detenido y llevado a la cárcel de Nanclares donde enfermó teniendo que ser hospitalizado. No concurrió, tras aplicársele la inmunidad parlamentaria y ser excarcelado en marzo, a las Cortes por acuerdo adoptado por la Mesa Nacional de HB. En diciembre de ese año fue procesado, junto con el diputado Francisco Letamendía "Ortzi", acusado de apología del terrorismo. Dimisionó de su escaño al año siguiente al resultar elegido miembro del Parlamento de Vitoria al que tampoco asistió. Falleció en Baiona el 9 de marzo de 1981 siendo enterrado en Bergara el 21. Su mujer y compañera inseparable fue María Josefa Ganuza y Lardizabal.

Monzón se había caracterizado durante el período republicano por sus alocuciones públicas en euskara. Fue también miembro activo de Euskaltzaleak. A partir de la guerra, un mayor reposo en sus actividades le va a permitir escribir. Su primera obra, ciertamente defectuosa, es Urrundik, publicada en el exilio mejicano en 1945. A su vuelta publicará en San Juan de Luz la que va a ser su más resonante obra, Gudarien eginak (1947). Orixe la analizará en la revista "Eusko Yakintza" de la siguiente forma:

"el tono adoptado es el del romance clásico, rápido, sobrio, que dibuja resumidamente las impresiones. Las cualidades de frescura, juventud y optimismo que echamos de ver en Urrundik, reaparecen en este tono, hermano innegable del primero. Con la ventaja apreciable en cuanto a su redacción, de la casi total ausencia de incorrecciones gramaticales en que aquél abunda. No olvidemos que se trata de un "euskaldún berri". Hay que señalar como el acierto más importante del libro la selección de melodías de danza que nos hace salir de las tonadas demasiado rígidas de la canción popular. Algunos pueden ver en esto, y quizás el mismo autor, un nuevo intento de extender el campo métrico del verso, dándole más aire y garbo. Pero el intento no es enteramente nuevo, porque nuestras danzas han sido cantadas, y el volver a ese procedimiento indica por lo menos una cualidad atávica que se confunde con el restaurar de la tradición. El restaurar la tradición por vía instintiva no es menos meritorio que el restaurarla por vía histórica refleja. Estos versos cantados llegarán al pueblo como es deseo de su autor y de todos los que nos damos cuenta de su transcendencia".

Su pseudónimo "Olaso" aparece repetidamente durante estos años en la revista GH y en "Euzko-Gogoa". Pero su principal dedicación en los 50-60 va a ser el teatro: Odol Bidea, Lau kantari eta xori bat, Gure behia hila da y Menditarrak (1958), Hazparneko anderea, Harpeko bozkarioa, Ur garbi, Behorraren ostikoa, Eneko bizkai, Maria Lorka (1966). Sus comedias de enredo desarrolladas en el mundo campesino tuvieron un gran éxito lo que motivó que la asociación "Eusko Kulturaren Alde" presentara ante la Embajada sueca su candidatura al Premio Nobel. En 1966 ingresó en Euskaltzaindia-Academia de la Lengua Vasca.

Hemos espigado los datos más relevantes de su biografía de la revista "Punto y Hora", hemeroteca, la recopilación Hitzak eta idazkiak (Itxaropena, 1986), "Euskera" 1981 (2), "Memorias" inéditas de Mariano Estornés y archivo propio.

En la colección Bidegileak editada por el Gobierno Vasco hay más información disponible sobre Telesforo Monzon.