Literatos

Zubizarreta Dorronsoro, Patxi

Escritor en euskera. Ordizia (Gipuzkoa), el 25 de enero de 1964. Residente en Vitoria (Álava) desde hace muchos años.

Licenciado en Filología Vasca. Ha realizado numerosas traducciones, como por ejemplo la trilogía Ali Baba, Aladino y Sinbad, para la editorial Pamiela. En el 2001 tradujo al euskera la obra El Principito de Antoine Saint-Exupéry. El trabajo, titulado Printze txikia, fue publicado conjuntamente por las casas Elkarlanean y Salamandra. En 2006 aparece su traducción titulada Ibrahim fauna eta Koranaren loreak (Erein) del autor francés Eric-Emmanuel Schmitt.

Sobre todo ha escrito literatura infantil y juvenil, y en este doble ámbito ha conseguido galardones muy importantes, como el Lizardi (en 1991, por Matias Ploff-en erabakiak), el Baporea (en 1994, por 1948ko uda), el Antonio Maria Labaien (en 1995, por Eztia eta ozpina) y el Euskadi en dos ocasiones: en 1997, por Gizon izandako mutila y en 2006 por Pantaleon badoa. Está además incluido en el catálogo White Ravens y en la Lista de Honor del IBBY.

Por lo que respecta a la literatura infantil y juvenil, Zubizarreta es autor de, entre otras, estas obras: Ametsetako mutila (Elkar, 1991), Gutun harrigarri bat (Elkar, 1992), Matias Ploff-en erabakiak (Erein, 1992), Emakume sugearen misterioa (Alberdania, 1993), Jentzi (Erein, 1993), 1948ko uda (S.M., 1994), Eztia eta ozpina (Alberdania, 1995), Gizon izandako mutila (Pamiela, 1997), Sekretuen liburua (Alberdania, 1997), Atlas sentimentala (Editorial Alberdania, 1998, obra ganadora de la Beca Joseba Jaka de creación literaria), Barrikadak (Alberdania, 2003), Usoa: karpeta morea (Erein, 2003), Atxiki sekretua (Elkar, 2004) y Pospolo kaxa bat bezala (Alberdania, 2005). En 2005 sale el librodisco Urrezko giltza (Erein) en colaboración con Joserra Senperena y Pantaleon badoa (Pamiela), Arroza eta tinta (Erein, 2006), Pantaleon lagunekin doa (Pamiela, 2007), Furia (Erein, 2007), Pikolo (Alberdania, 2008), Xia Tenzinen bidaia miresgarria (Ibaizabal, 2009. Premio Ala Delta) e Hiru egun balearen sabelean (Pamiela, 2011).

Según Xabier Etxaniz Erle y Marijose Olaziregi (Euskarazko Haur eta Gazte Literatura Idazleak, Eusko Jaurlaritza, 1998), Zubizarreta es un:

"escritor que ha intentado aunar la literatura moderna y la tradicional, pero que no ha olvidado la realidad, estilo y problemática social actual. En determinados casos, creador de una narrativa poética de tremenda fuerza".

En cuanto a los trabajos para adultos, en 1989 publicó la novela Jesus, Marie ta Joxe (Edit. Erein), y en 1991 la también novela Gabrielle (Edit. Erein). Durante casi diez años no volvió a trabajar en este campo, y en el 2000 publicó la novela Jeans-ak hozkailuan (Edit. Alberdania), que tiene como protagonista a una mujer que está a punto de separase de su marido y emprende un viaje por Estados Unidos en una furgoneta, con otras doce personas. El principal hilo narrativo es el diario que va escribiendo la mujer, y en ese diario aparecen elementos tipográficos especiales, como tachaduras, por lo que adquiere mayor sensación de realismo. El marido de la mujer, Rakel, ha enviado a un amigo para que espíe a su esposa, y los mensajes telefónicos de este hombre constituyen otro plano importante de la novela. Vuelve a la novela en 2003 con Barrikadak. Vigo-Hendaia espresa y Txantxa. Quick (Alberdania) y publica en la editorial Txalaparta Mundua lo dagoen bitartean (2008) y Joan (2009).

En el 2001 Zubizarreta llevó a bastantes poblaciones su espectáculo literario Zikoinaren hegaldia, con textos de varios escritores nacidos en el norte de África, pero que viven en Europa. El hilo argumental es el vuelo de una cigüeña desde el norte de Europa hasta Marrakech, en Marruecos. Zubizarreta recitaba los textos acompañado por el violonchelista Iñigo Ramírez.

"Hala ere, hori ez da okerrena. Komunik en izateaz gain, leen begiratu batean herrixka hauek bonbardatuak izan direla irudi du. Hassan-ek, gure gidariak, ez zuen hain deskribapen dramatikoa egiten: "Asto batek, pasaeran, txiki-txiki egindako intxaur oskolak dirudite". Eta neurri batean halaxe da: etxeak teilatu gabeak dira, terraza bat daukate teilatuaren ordez; lurraren kafesne kolore bertsukoak dira, soil-soilik leihoak margoturik dituztela; bata bestearen ondoan daude; haien artean bidexka hertsi eta lokaztuak ageri dira; tira, hertsi, lokaztu eta ilunak, zeren, egon, argindarrik ere ez baitago. Baina gauzak nola begiratzen diren. Gure amak esaten zuen paisaje honek postre bat ekartzen ziola gogora: gaztanbera, ezti eta intxaurrarekin. Gaztanbera, Atlas Handiko gailurretako elurrarena; eztia, lur malkartsu honen kolorearena; eta intxaurra, herrixka hauetan nabarmentzen diren intxaurrondo ugariengatik".

"Pese a todo, no es eso lo peor. Además de no tener váteres, estas aldeas parecen que han sufrido un bombardeo. Hassan, nuestro guía, hizo una descripción menos dramática: "Son como cáscaras de nuez machacadas por un burro al pasar". Y en cierta medida es así: las casas carecen de tejado, y en su lugar tienen una terraza; son de un color parecido al del café con leche que tiene la tierra, sólo que con las ventanas pintadas; están próximas unas de otras; entre ellas se ven senderos estrechos y embarrados, mejor dicho, estrechos, embarrados y oscuros, y es que tampoco hay electricidad. Pero depende de cómo se miren las cosas. Mi madre decía que este paisaje le traía a la memoria un postre: el requesón con miel y nueces. El requesón, por las cumbres nevadas del Gran Atlas; la miel, por el color de esta tierra en pendiente; y las nueces, por los abundantes nogales que se distinguen en estas aldeas."

Atlas sentimentala, Edit. Alberdania, 1998.