Monarchy and Nobility

García Sánchez III El De Nájera

Rey de Pamplona (1035-1054).

Era el primer hijo legítimo de Sancho Garcés III "el Mayor" o "el Grande", y de Dª Munia de Castilla. Le precedía Ramiro, hijo de Sancha de Aibar, y le seguían sus hermanos Gonzalo y Fernando. García llevó el sobrenombre de "el de Nájera" por ser el fundador de la construcción del monasterio de Santa María la Real de esta ciudad.

Al morir su padre le sucedió en sus dominios excepto en el reino de Aragón, reino creado sobre el antiguo condado en el que le sucedió Ramiro, y el condado de Castilla, condado sobre el que Sancho había ejercido su protección y que venía siendo regido desde 1029 por Fernando. Las tierras de Ribagorza y Sobrarbe correspondieron a Gonzalo y posteriormente pasarán a manos de Ramiro. Por tanto, García Sánchez recibió lo que era el núcleo patrimonial del reino de Pamplona.

Contrajo matrimonio en el año 1038 con Dª Estefanía. Para algunos autores Dª Estefanía era hija de Bernargo Roger, conde de Foix y Couserans, y de Garsinda de Bigorra, mientras que para otros era hija de Berenguel y Dª Sancha, condes de Barcelona. En la escritura de arras de García a su esposa (1040) se citan ciertos lugares y mandatios (tenencias) que perfilan los límites de Navarra hacia el Oeste. Entre otros lugares concedió a su esposa Tudela (Retes) y Lanteno, situados en el valle de Ayala, y lugares ubicados en las actuales provincias de Burgos y Cantabria como Bribiesca, Oca, Tedeja, Peralada, Arreba, Turiego, Arruesga, Soba, Mena, Castro, Sámano y Colindres.

A los pocos años de llegar al trono García Sánchez se vio involucrado en conflictos militares. Su hermano Fernando de Castilla luchó desde los comienzos de su reinado contra su cuñado Vermudo III de León. Fernando había contraído matrimonio con su hermana Sancha (1032) con la dote de las tierras comprendidas entre el Pisuerga y el Cea, tierras que el rey de León trató de recuperar unos años más tarde. Amenazado por el monarca leonés, Fernando solicitó la ayuda de su hermano García y el ejército castellano-navarro se enfrentó al de Vermudo III en las cercanías de Carrión; el 4 de septiembre del año 1037 el rey de León fue derrotado en Tamarón (Burgos), muriendo en el mismo campo de batalla. Le sucedió en el trono su hermana Sancha y el 22 de junio del año 1038 Fernando era reconocido y coronado como Fernado I de León. Tras llevar a cabo un proceso de reorganización interna del reino de León, quiso recuperar las tierras que su padre había incorporado al reino de Pamplona, lo que le llevó a enfrentarse a su hermano el rey de Pamplona.

En el año 1043 según Moret, el rey García se vio atacado por su hermano Ramiro de Aragón. Ramiro se alió con los reyes musulmanes que gobernaban las ciudades de Zaragoza y Lérida para entrar en Navarra y atacaron la ciudad de Tafalla. El rey de Aragón fue derrotado en la contienda. Tras este episodio, el rey otorgó el señorío de Ororbia a Sancho Fortúñez, del cual recibió el caballo que montaba el rey Ramiro durante la batalla de Tafalla.

Por otro lado, García Sánchez III llevó a cabo una política de fundación y de donaciones de bienes a monasterios. En el año 1042 según algunos autores y según otros en el 1047, ordenó entregar ciertas tierras al monasterio de Santa María de Puerto, cerca de Laredo. Alrededor del año 1045 mandó construir un templo en honor a la Virgen en Nájera e instituyó la Orden de Caballería de la Terraza. Ese mismo año el rey García sitió Calahorra, que estaba en manos de los musulmanes. La ciudad fue tomada a finales de abril, consiguiendo con esta victoria asegurar su domino sobre el valle medio del Ebro. Tras ello el rey realizó importantes donaciones al templo de Santa María de la ciudad, y en la escritura de donación figura como confirmador su hijo Sancho. El mismo año de 1045 el rey efectuó una permuta con el abad de Irache por la que le entregaba el monasterio de Yarte a cambio del castillo de Deyo (Monjardín), y en la escritura de esta permuta figura como confirmador su hermano el rey Ramiro.

Los años siguientes continuó realizando donaciones, entre ellas, a la iglesia de Calahorra (1046). A San Millán le donó, entre otros bienes, un monasterio bajo la advocación de San Cipriano, situado en la cuenca del río Arlanzón (1048), el monasterio de San Félix de Oca, el monasterio de San Miguel de Pedroso, cerca de Belorado, y un pueblo llamado Paduleta ubicado en la misma comarca (1049). El 29 de mayo del año 1050 el monarca estuvo presente en el traslado del cuerpo de San Millán desde el monasterio de Suso al de Yuso, acompañado de toda la Corte del reino y de los obispos de Pamplona, de Calahorra -que también regía a Oca-, y de Álava.

Además de donar términos y otros bienes a los monasterios, García Sánchez III también realizó otro tipo de concesiones, por ejemplo, en el año 1051 el rey García y el conde Iñigo López de Vizcaya otorgaron a los monasterios de las tierras de Vizcaya y Durango la exención de cualquier servidumbre que pudiera pretenderse sobre ellos.

En 1052 fue inaugurado el templo que ordenó erigir en honor a Santa María en Nájera, y en esta ocasión se reunieron con el rey sus hermanos y su cuñado el conde Ramón de Barcelona. El rey regaló al nuevo templo, entre otros objetos, un frontal del altar de Santa María y la cruz de oro y pedrería que fue propiedad de su abuelo Sancho Abarca. Mandó trasladar a este lugar muchas reliquias de santos, entre ellos de San Prudencio, de San Vicente y de Santa Columba. Asimismo dotó a este templo de numerosas donaciones. Entre los bienes donados figuran Santa María de Puerto, Santa María de Barrica en Vizcaya y la villa de Ages en Montes de Oca. Firmaron la escritura Fernando de Castilla, Ramiro de Aragón, el conde Ramón de Barcelona, los obispos de Pamplona, Álava y Nájera, y otros tantos abades y señores. El mismo año donó a Santa María de Nájera la iglesia de San Martín del Castillo y otros bienes, donación que fue suscrita por sus hijos Ramiro, Ramón, Ermesenda y Sancho, su sucesor en el trono.

Alrededor del año 1053 se reanudaron las hostilidades entre García Sánchez y su hermano Fernando, el rey de Castilla. Sus ejércitos se enfrentaron en Atapuerca, cerca de Burgos. La batalla final tuvo lugar el 1 de septiembre del año 1054, batalla en la que fallece el rey García. Su hijo Sancho fue proclamado rey en este mismo escenario como Sancho Garcés IV, monarca que posteriormente será conocido con el sobrenombre de "el de Peñalen". El rey García fue enterrado en Santa María la Real de Nájera.

  • ÁLVAREZ PALENZUELA, Vicente Ángel (coord.). Historia de España de la Edad Media. Barcelona: Ariel, 2008. 3ª ed.
  • CANELLAS LÓPEZ, Ángel. "García Sánchez de Nájera. Rey de Pamplona (1035-1054)". Cuadernos de investigación: Geografía e Historia, Universidad de La Rioja, Tomo 5, nº 2 (1979), pp. 135-156.
  • LACARRA DE MIGUEL, José María. Historia política del reino de Navarra: desde sus orígenes hasta su incorporación a Castilla. Pamplona, 1972.
  • MARTÍNEZ DÍEZ, Gonzalo. Sancho III el Mayor Rey de Pamplona, Rex Ibericus. Madrid: Marcial Pons, 2007.
  • SÁNCHEZ CANDEIRA, Alfonso; MONTERO TEJADA, Rosa María.Castilla y León en el siglo XI. Estudio del reinado de Fernando I. Madrid: Real Academia de la Historia, 1999.