Architects

Moneo Vallés, José Rafael

Arquitecto navarro, nacido en Tudela el 9 de mayo de 1937. Es uno de los principales representantes de la arquitectura contemporánea a nivel estatal e internacional.

Realiza sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, obteniendo la titulación en 1961. De 1958 a 1961 trabaja como estudiante con el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza en Madrid. Nada más obtener su título, comenzó a trabajar con el arquitecto Jorn Utzon, autor de la Opera House de Sidney, en Hellebaeck (Dinamarca) hasta el año 1962. En 1963 recibió una beca de dos años por la Academia de España en Roma. Asumió la tradición nórdica y la grecolatina, que se mantendrán a lo largo de su trayectoria.

A su regreso inició su carrera profesional como arquitecto y docente; sus primeros trabajos a destacar, la Fábrica Diestre en Zaragoza y la Ampliación de la Plaza de Toros de Pamplona, se construyeron entre los años 1965-1967, y se inauguró el edificio Urumea de Donostia en 1970. Al mismo tiempo ejerció como profesor en la Escuela Técnica de Arquitectura de Madrid entre 1966 y 1970. Valiéndose de la oportunidad para exponer sus ideas que le brindaba la docencia, Moneo defiende el diseño de obras que puedan mantenerse actuales durante un largo tiempo; no sigue las corrientes de utilitarismo y expresionismo que frecuentemente guían la arquitectura, sino que refleja en sus obras un lenguaje contemporáneo basado en el estilo escandinavo y de la tradición holandesa. A todo ello, Moneo suma su propia visión de la arquitectura histórica. Sus obras de los años 60 son las que mejor reflejan estas ideas, y se confirman durante toda su andadura.

Desde 1970 fue profesor durante casi diez años en Barcelona, en la Cátedra de Elementos de Composición de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Por otro lado, abrió su propio estudio en Madrid en 1973. Así, Moneo realizaría junto a Ramón Bescós el edificio Bankinter de Madrid entre 1973 y 1976, y el Ayuntamiento de Logroño entre los años 1973 y 1981.

En 1976 fue invitado a Nueva York donde trabajó en el Instituto de Arquitectura y Estudios Urbanos y dio clases en la Cooper Union School of Architecture de la ciudad. Durante los años siguientes también impartió clases en Princeton y Harvard y en el departamento de Arquitectura de la Escuela Politécnica de Lausana. En 1980 volvió a Madrid, donde se hizo cargo de la Cátedra de Composición de la Escuela Superior de Arquitectura hasta el año 1985. Su edificio para el Museo de Arte Romano de Mérida se construyó entre los años 1980 y 1986. Este edificio fue una obra clave de la trayectoria inicial de Moneo, para la consolidación de su reputación internacional.

En 1985 fue nombrado Chairman (decano) de la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard, puesto que mantuvo hasta 1990. En la actualidad conserva su cargo de Catedrático de dicha escuela, como titular de la "Josep Lluís Sert Chair", habiendo obtenido la Sert Professorship a título honorario. Realizó también varias obras durante estos años, a destacar el Aeropuerto de Sevilla (1927-92), el Colegio de Arquitectos de Tarragona (1983-92), la Estación de Atocha de Madrid (1985-92), la transformación del Palacio de Villahermosa en Museo-Sede de la Colección Thyssen-Bornemisza en Madrid (1989-92) y la Fundación Pilar y Joan Miró en Palma de Mallorca (1987-92).

En 1992 recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes del Gobierno Español. En 1993 fue nombrado Honoris Causa por la Universidad de Lovaina (Bélgica). El mismo año recibió el Arnold W. Brunner Memorial Prize de Arquitectura otorgado por la American Academy of Arts and Letters, y fue galardonado con el Premio Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra. Recibió en Estocolmo el Schock Prize de las Artes Visuales, concedido por la Fundación Schock y la Real Academia de Bellas Artes. Por otro lado, terminaron las obras del Museo Davis de Wellesley College en Massachusetts, y el Edificio Manzana Diagonal en Barcelona, este último en colaboración con Manuel de Solá-Morales. En 1994 recibió un Laura ad Honorem de la Escuela de Arquitectura de Venecia. En 1996 fue galardonado con el considerado como premio Nobel de la Arquitectura, el Premio Pritzker. También recibiría la Medalla de Oro de la Academia de Arquitectura de Francia y la Medalla de Oro de la Unión Internacional de Arquitectos.

En 1997 fue nombrado Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. El mismo año recibió también el título de Doctor Honorario de Tecnología del Real Instituto de Tecnología de Estocolmo, cuando aún estaba trabajando en el proyecto del Museo de Bellas Artes y Arquitectura de dicha ciudad. En 1998 recibió el Premio Feltrinelli de la Accademia Nazionale dei Lincei de Roma. Es miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, así como de la Academia de San Lucas de Roma. Durante estos años también realizó obras importantes como, por ejemplo, el nuevo edificio para el Ayuntamiento de Murcia (1995-1999), el Auditorio y Centro Musical de Barcelona (1990-1999) y el Auditorio y Palacio de Congresos Kursaal de Donostia. Son asimismo de destacar el Museo de Bellas Artes de Houston (1992-2000), las Bodegas Chivite en Arinzano (Navarra, 1991-2002), la Nueva Catedral de Los Ángeles (1996-2002), la Postdamer Platzen de Berlín (1993-1998), la Biblioteca de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica, 1997-2002), el Archivo Principal de Navarra (Pamplona, 1995-2003), la ampliación del Museo del Prado de Madrid (1998), la nueva Biblioteca de la Universidad de Deusto de Bilbao (2009), la iglesia Iesu de Donostia (2011) y un largo etcétera.

En 2001 obtuvo el premio Mies van der Rohe, y en 2003 recibió la Medalla de Oro por el Royal Institute of British Architects (RIBA) en Londres. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Estocolmo, Lausanne, Venezia y Lima. Por otro lado, desde 2007 también es miembro de número de Jakiunde, Academia de las Ciencias, de las Artes y de las Letras del País Vasco. En 2012 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Moneo busca mediante su arquitectura el diálogo entre la durabilidad y el desarrollo histórico; es de la opinión de que la labor del arquitecto consiste en encontrar en cada momento los elementos y modelos que la transforman para adaptarla a las necesidades de las épocas en que transcurren. Se compromete profundamente con los rasgos particulares de cada emplazamiento y programa. Cada uno de sus edificios representa una respuesta singular a las condiciones a las que se enfrenta, y suele evitar el lenguaje arquitectónico sistemático.

Aunque cada una de las obras puede apoyarse en su propia estructura de intenciones, podría decirse que la estrategia de diseño de Moneo consiste en encontrar una idea generadora, que establezca una serie de directrices a respetar de ahí en adelante. A menudo, da forma a estas primeras ideas mediante croquis, y desde muy pronto se emplean maquetas de distintos tamaños para investigar las interconexiones espaciales y la composición de volúmenes en relación con el entorno. Se interesa por el paseo arquitectónico, y realiza complejos estudios en torno a los distintos puntos de vista y los ángulos de luz. Por otro lado, como arquitecto y pensador, tiene un profundo interés por el pasado: desarrolla sus edificios como transformaciones de la realidad existente, entendiendo como parte de esa realidad la topografía, las huellas de la historia y las aspiraciones de hoy en día.

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida es un fiel reflejo de este pensamiento. Trata de traer a la memoria el lejano imperio romano, con el principal objetivo de construir un marco adecuado para la conservación y exposición in situ de las ruinas halladas. Reproduce el sistema constructivo romano basado en la utilización de muros de hormigón y ladrillo, con un singular diseño de intervalos, proporciones y vanos.

El Auditorio y Palacio de Congresos Kursaal de Donostia se diseña tomando como fuente de inspiración el propio emplazamiento del solar. El auditorio y la sala de congresos se desarrollan en volúmenes prismáticos autónomos, como dos rocas varadas en la desembocadura del río Urumea, como accidentes geográficos pertenecientes, más que a la ciudad, al propio paisaje. Los dos volúmenes se perciben desde el exterior como una masa compacta y traslúcida que cambia de aspecto a medida que transcurre el día, y se iluminan durante la noche convirtiéndose en distintivo principal de la ciudad.

Persigue un objetivo distinto en el edificio del Archivo del Reino de Navarra: la supervivencia en la ciudad del antiguo Palacio Real y, al mismo tiempo, archivar documentos históricos. El programa se divide en dos partes: por un lado, las estructuras que permanecen en pie se utilizan para usos académicos y administrativos, y el por otro, se colocan los archivos en la nueva planta.

La actividad de Moneo como docente y arquitecto va acompañada por la desarrollada como conferenciante y crítico. Es co-fundador de la revista Arquitecturas Bis, y sus escritos se han publicado en numerosas revistas profesionales. También ha expuesto su obra mediante exposiciones y conferencias, que lo han llevado a instituciones de todo el mundo.


Ver el documental realizado por RTVE sobre este arquitecto:Elogio de la luz - Rafael Moneo, coraje y convicción.


  • Arteespana.com. Obra y biografía de Rafael Moneo. [Fecha de consulta: julio de 2012].
  • A&V Monografías de Arquitectura y Vivienda. Rafael Moneo 1986-1992. nº 36, julio de 1992. Madrid: Arquitectura y Vivienda.
  • ETXEPARE ZUGASTI, Carlos [et al.]. Rafael Moneo: museoak, auditorioak, liburutegiak. Donostia: Kutxa Fundazioa, 2005.
  • El Croquis. "Rafael Moneo". nº 20. Madrid: El Croquis Editorial, abril de 1985.
  • El Croquis. "Rafael Moneo - 1995-2000". nº 98. Madrid: El Croquis Editorial, marzo de 2000.
  • VV.AA. Rafael Moneo: de la Fundació a la Catedral de Los Ángeles, 1990-2002. Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca - Colegi Oficial d'Arquitectes de les illes Balears, 2002.
  • WIKIPEDIA. "Rafael Moneo". [Fecha de consulta: julio de 2012].